Cómo hacer frente a una resaca vikinga (1ª parte)

Que nadie me vuelva a decir que el fútbol americano es previsible. Que nadie me venga dentro de unos meses con predicciones para la Super Bowl del año que viene, o con pronósticos de victorias y derrotas. No pienso a volver a caer en el mismo error de siempre. El deporte (y, por supuesto, la NFL) es imprevisible. Y de ahí la diversión… 

… y la frustración, claro. Tomemos como ejemplo la temporada pasada de los Minnesota Vikings. Una escuadra bien formada, equilibrada, con talento y mucho potencial. Un gurú defensivo con carácter, como es Mike Zimmer, de entrenador. Un running back de leyenda. Un quarterback con destellos de grandeza. Una defensa llamada a ser una de las unidades más dominantes de la liga. Todo el mundo los colocaba, por lo menos, en post-season. ¿Qué podía pasar?

Bueno…

Y este tuit lo publiqué poco antes de mitad de la temporada, cuando los Vikings aún tenían un parcial de 5-2 y sólo habían comenzando a sonar las primeras alarmas. Lo que ocurrió después todos lo sabemos: más lesiones, más derrotas, más frustración y más noticias de ésas que no molan leer sobre tu equipo (como la presunta rebelión de algún jugador frente a Zimmer). En resumidas cuentas, una serie de desdichas que convirtieron la temporada en una auténtica montaña rusa de ilusiones y decepciones. En una locura.

Y ahora… ¿qué? Bueno, pues ahora toca sacudirse poco a poco esta resaca, olvidar lo que pasó y empezar a mirar hacia adelante. Hacia una off-season que se presenta vital (como todas, qué tontería…) para la continuación del proyecto que empezó hace ya tres años (y 2 días) con la llegada de la Zimmermanía. Y durante la cual habrá que intentar dar solución a numerosos problemas, algunos de los cuales comentaré en éste y el próximo artículo.


— No sin mi Teddy:

Sin duda la pregunta más acuciante para el futuro del equipo, y a la vez la que menos probabilidades tiene de ser contestada antes de que comience la nueva temporada: ¿qué pasará con Teddy Bridgewater?

El 30 de agosto es de esos días que no se olvidan con facilidad. El día que Teddy destrozó la rodilla en un entrenamiento de verano. Muchos aficionados vikingos lo veíamos como el quarterback franquicia que necesitábamos. A pesar de su corta carrera, y sus evidentes lagunas, creíamos en su desarrollo. Creíamos en su inteligencia para conducir drives ganadores, no cometer errores y ganar partidos. En su habilidad para sobrevivir en el pocket (imprescindible con esta offensive line, de la que hablaré próximamente). Maldita sea, ¡hasta tiene carisma! Pero lo dicho, fue dar un mal paso y hala, rodilla destrozada. Y con ella la ilusión de miles de aficionados que leían incrédulos, una y otra vez, los tuits que no paraban de llegar. Una rodilla que, OJO, aún no se sabe si podrá recuperarse del todo. En otras palabras: el regreso de Bridgewater es una auténtica incógnita.

Cómo echamos de menos la sonrisa de Teddy… (Fuente: vikings.com)

Entra en escena Sam Bradford. Y vale, sí, Quizás el trade fue excesivo, un claro movimiento de desesperación. Pero qué queréis que os diga, agradezco que se llevara a cabo. Por dos razones, fundamentalmente:

  • Jugó mejor de lo que esperaba, a pesar de recibir continuamente golpes a través del coladero que era la OL. ¿De verdad os imagináis a Shaun Hill de titular toda la temporada? No, gracias.
  • Y, como ha recalcado nuestro GM Rick Spielman, lo importante del trade era que Bradford venía con dos años de contrato. Esto da una enorme tranquilidad, ya que pase lo que pase con Teddy esta pretemporada sabemos que, al menos, tendremos un QB decente en el equipo titular cuando empiece la regular season.

De todas maneras, la duda sigue ahí. ¿Volverá Teddy? ¿Seguimos construyendo la plantilla con jugadores que se ajusten a su estilo, o le damos las riendas definitivamente a «El Mangas»? Demasiadas dudas que no le vienen nada bien a una de por sí dubitativa ofensiva…

— Adrian Peterson, un «ya humano» muy caro:

Han sido necesarios varios años y varias lesiones para que Peterson, uno de los mejores RBs de la Historia, muestre por fin señales no de debilidad, pero sí de humanidad. No destacó cuando jugó, y las lesiones lo mantuvieron más fuera que dentro del campo. Y si bien el juego de carrera en general fue pobre (la OL tampoco funcionó en este sentido, y ya hemos cambiado al entrenador de corredores), está claro que los años empiezan a pesarle a AP.

¿La decadencia de una leyenda? (Fuente: vikings.com)

El problema, claro, viene dado por su sueldo. Y no es un obstáculo pequeño. Le quedan por cobrar unos $18M de su contrato, casi nada. Demasiado para un equipo que no cuenta con mucha holgura respecto al salary cap este año. Por tanto, varias posibilidades:

  • Tradearlo, aunque su valor haya caído claramente durante el último año
  • Renegociar contrato, de alguna manera, y que se jubile de púrpura.
  • Cortarlo y a otra cosa, mariposa.

Sinceramente, ninguna me parece mala. Y, aunque duela, no me supondría un drama verle marchar. Llevo tiempo diciendo que el sustituto de Peterson lo tenemos ya en el equipo: MaQuinón (bueno, McKinnon). Quizás no tan especial como AP (pocos lo van a ser…), pero sin duda más versátil. Y difícil será no mejorar a nuestro otro corredor, Asiata. Se quede Peterson o no, la calidad no debe de ser un problema para solventar las deficiencias que hemos mostrado este año. Ahora toca ver qué decisión toman los Vikings (o el propio Peterson), en el que claramente será uno de los culebrones del verano vikingo.


Y vamos a dejarlo de momento aquí, que esta resaca es de las grandes y el dolor de cabeza me está matando. ¿Acaso tendré que pasar por el «protocolo de conmociones» de la NFL…? Mientras recibo noticias de la NFL quedo a vuestra disposición para comentar lo que estiméis oportuno sobre la entrada.

Skol Vikings!

 

Álvaro Fernández Fernández (@CDMinnesota)

6 comentarios sobre “Cómo hacer frente a una resaca vikinga (1ª parte)

  1. Es que parecía que este año iba a ser el año de Minnesota. Un nuevo estadio, un roster de campanillas con una defensa que tenía una pinta extraordinaria…pero todo loq ue pudo ir mal,fue pero. Bridgewater que se rompe, y no creo que puedan contar con el la próxima temporada,aunque creo qye Bradford ha dado la talla. El lío con el despido/retirada/loquesea del OC, la lesión de Peterson, encima forzó su vuelta y fue peor para el equipo.Os miró un tuerto chico!

    1. Tal y como dices, ¡todo lo que podía ir mal acabó yendo peor! Te puedo asegurar que los aficionados no dábamos crédito, aunque hubo un momento en que ya nos acostumbramos en ver a jugadores ir a la IR jaja. En fin… ¡A ver si por lo menos ya hemos agotado toda la mala suerte que teníamos!

      ¡Gracias por el comentario!

  2. Sobre el trade de Bradford yo me hago esta pregunta:
    ¿Vale más el pick 1 de Treadwell o el trade de Bradford?
    A toro pasado, está claro que lo segundo, ¿no? Pues no hay que darle más vueltas.

    1. Jajaja, ¡buen punto de vista!
      Es cierto que aún hay que darle tiempo a Treadwell, pero con el trade fuimos inmediatamente competitivos. Y era de lo que se trataba en ese momento.

      ¡Gracias por el comentario!

  3. Yo creo que tenemos un gran problema en el backfield. Como bien dices AP ha dado claros sintomas este año que esta llegando a su cuesta abajo (ojo que aun asi seguro que es top 10 de la liga), y nose hasta que punto sus rodillas van a poder aguantar una temporada entera. Las tres opciones que pones son buenas, aunque me quedo con intentar tradearlo, el problema es….que nos darian por el? una tercera ronda?cuarta?Aunque mirandolo en perspectiva seria un pick mas el espacio salarial asique cogeria incluso una 4.
    Pero el problema lo veo en lo que tenemos detras de AP. Asiata es un Norte-Sur puro, pero no sabe leer ninguna puerta, choca y hasta donde llega (aunque admito que me encanta porque es todo corazon),es mas, llevo dos años pensando que deberian probar de Fb y asi tendriamos el fb mas polifacetico de la liga porque no tiene malas manos. Y luego esta la promesa de Mackinnon. Y la verdad es que no soy tan optimista como tu con el. Tiene buenas manos y en rutas Flat y Hide va muy bien, pero como RB no lo veo. Es una especia de Bell (porque paciencia tiene) pero o no encuentra gaps(Problema OL) o no sabe leerlas. Asique yo le veo como un muy buen rb de tercer down, no mas. Pero con lo que mas ganas me he quedado es de haber visto a dos rb que jugaron en los partidos de preseason que me dejaron muy buenas sensaciones. Cj ham (que creo que al final entro en el roster), y otro Rb que nos cogieron los Packers del practique squad y no me acuerdo como se llamaba.

    Aun asi sigo pensando que estamos a una OL de hacer buenas cosas

    SKOL!!!!

    1. ¡Gran comentario! Y coincido en gran medida con lo que expones:

      1) Sobre el precio de AP: Como bien dices, es casi más importante lo que liberas de salario que el pick en sí. Sin duda hubiésemos sacado más por él la temporada pasada, cuando tantos rumores hubo, pero bueno…. Una 3ª ronda lo veo posible y justo, aunque quizás sí es verdad que una 4ª sea lo más realista. Veremos qué pasa, porque si algo me ha quedado claro con AP estos años es que no va a perdonar ni un centavo si queremos renegociar el contrato…

      2) Backfield actual: Estoy 100% de acuerdo con «Tanqueta» Asiata, como me gusta llamarle cariñosamente xD. Coger el balón y empujar sea por donde sea. Y me parece realmente interesante lo que propones, probarle de FB. Estoy convencido que el bajón en rendimiento de AP empezó cuando se fue Jerome Felton. Zach Line, como mucho, cumple. Y si encima tienes una OL deficiente… bueno, a la vista están los resultados.
      Sobre McKinnon creo que muchos de los problemas vienen por esa OL y porque aún se está desarrollando como RB (tras haber sido, fundamentalmente, QB en college). De todas formas, si nos cayese un buen «RB1» en el Draft no me quejaría.

      3) Los «otros»: ¡Qué alegría ver a alguien que se acuerda de ellos! Ambos me sorprendieron mucho, y para bien. Me recordaron que los amistosos de preseason aún sirven para algo jeje. CJ Ham me pareció un Asiata con bastante más potencial, aunque creo que acabó primando los galones y la experiencia de Matt para que al final quedase en la «practice squad». En cuanto a Jhurell Pressley, estoy seguro de que a los Vikings les hubiese encantado dejarlo en practice squad también, pero en un principio no tenían hueco y en GB estuvieron hábiles para cogerlo (y no usarlo…). Si no me equivoco, ahora está en la practice squad de Falcons…

      Pero sí, sólo nos falta porque milagrosamente solucionemos la OL, aunque no veo que sea posible a corto plazo… Ay…

      ¡¡SKOL!! ¡Gracias por tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.