Hasta aquí llegamos. Volveremos

Me estreno en este gran proyecto con una pequeña reflexión del partido de divisionales que enfrentó en la madrugada del domingo al lunes en Kansas City a Steelers vs Chiefs. Esta no va a ser una crónica al uso del partido, es más que nada una pequeña y humilde meditación de algunas cosas relacionadas con nuestro equipo.

No hay nada mejor que empezar una historia por el final y además lo ilustramos con una imagen pues mucho mejor.

Parking de Arrowhead después del partido. Fuente: twitter @davidphotokc

Se trata de una imagen del parking del estadio de Arrowhead después del final de partido en cuestión y que seguro que se repite en cualquier estadio después de las famosas fiestas de tailgate.

La imagen capta perfectamente la desolación, del frío de la noche (que obligó a cambiar el horario del partido) y la realidad de que todo ha terminado.

Volvamos ahora al principio de la jornada del domingo e incluso a unos días antes.

La mayoría de comentaristas en castellano de la NFL, tanto en medios escritos como en la variada oferta de podcasts (TDonada, FootballSpeech, AS, Café Lombardi….) fueron unánimes a la hora de analizar la previa del partido y creo que casi todos acertaron tanto en el tipo de partido que veríamos en la madrugada del pasado lunes como en el resultado final: Partido bronco, resultado ajustado, cualquier podía ganar…

Y es cierto que para los Chiefs esta ha sido la dinámica durante toda la regular season: Partidos ajustados, pequeños detalles que decantaban el partido a nuestro favor, etc pero siempre todo en una sensación de inestabilidad y que en cualquier momento todo podía romperse (tanto en ataque como en defensa).

Vayamos ahora al día del partido.

Las cosas para Kansas City no podían empezar mejor.

Superman estaba de nuestro lado:

Fuente: Twitter

O Clark Kent. ¡Victoria segura!

Aunque no lo creáis, las cosas mejoraron cuando empezó el partido. Después de un primer drive increíble, TD de Kansas City.

¡Qué contentos estábamos!

El problema es que desde ese momento, todo empezó a recordar al equipo de toda la temporada. Y al final, como en otros muchos partidos durante la temporada, la balanza de la victoria no se decidió hasta el final, en este caso decantándose para el equipo de Pittsburgh.

El equipo que nos ha llevado hasta los divisionales de la conferencia americana. Ese mismo equipo es el que no nos ha permitido pasar de ronda.

Hasta aquí, la crónica del partido.

Vamos ahora a otras cosas: En el día de ayer aparecía en twitter una imagen en la que casi en los últimos 15 años Brady, Manning y Big Ben copaban por abultada mayoría su presencia en las finales de la conferencia americana. Volvemos a leer los nombre: Brady, Manning y Big Ben. Quizás son QBs irrepetibles en muchos años en la NFL y que además no estaban solos, es decir, sus equipos han sido fundamentales para que ellos aparezcan en esta estadística.

El problema es que sólo hay un Brady, Manning (de este dos o tres) y un Big Ben. El resto de equipos buscamos la excelencia (que es lo que permite llegar a la final de conferencia y a la SuperBowl) por otras vías. Ya que, principalmente, no tenemos otra opción.

En este punto es donde entra el entrenador y el general manager. Este binomio que es tan importante en una NFL como la actual en la que aunque encuentres perlas en el draft en rondas altas, medias y/o bajas, como sean buenos jugadores es probable que se vayan buscando un mejor contrato y tengas que empezar a encontrar esas perlas que mantengan el nivel de tu franquicia. A esto le sumamos el salary cap.

Es como decía Marilyn en “Con faldas y a lo loco”: ella siempre se enamoraba perdidamente de saxofonistas que siempre la abandonaban (a quien se le ocurre…) y ella tenía que rápidamente buscar otro saxofonista para volver a enamorarse perdidamente de él.

Escena donde Marilyn nos explica su pasión por los saxofonistas. Fuente: allposters.com

Pues esto es la NFL.

Retomo la reflexión anterior: “El equipo que nos ha llevado hasta los divisionales de la conferencia americana no nos ha permitido pasar de ronda.”

El objetivo es seguir reforzando el equipo, sumando jugadores que aporten, sustituyendo con calidad a jugadores que busquen mejores contratos o se lesionen para dar ese paso y esto es responsabilidad del general manager y el entrenador.

Como conclusión de este primer, y caótico artículo, creo que el mejor fichaje de cara a la próxima temporada y de cara a futuras temporadas sea mantener tanto al general manager como al entrenador.

Ya hablaremos de posiciones en el roster, de jugadores, fichajes, draft, agencia libre….

Aprovecho también para que, con la creación de SpanishBowl, podamos tener un punto de encuentro los aficionados Chiefs españoles e iberoamericanos así como ofrecer esta tribuna a cualquier seguidor que quiera publicar sus reflexiones y abrir distintos debates siempre relacionadas con el universo de los Chiefs.

Muchos ánimos!!

@chiefspain

2 comentarios sobre “Hasta aquí llegamos. Volveremos

  1. Grandisimo articulo, aqui un Chiefs, bastante enfadado tras un final de temporada donde teniendo opciones para llegar a la final de Conferencia no estuvimos a la altura. Nos fallo esa inconsistencia de la que se habla en el articulo, sobre todo en ataque, con drops determinantes y con una alarmante falta de ideas en ocasiones. La temporada ha sido buena, pero, queremos mas y no se si Smith es la mejor opcion para ganar, el futuro nos dira… Go Chiefs!!

  2. Resumen perfecto de la temporada Chief… pequeños detalles nos llevaron lejos y esos pequeños detalles nos privaron de llegar más allá.
    Hay mimbres para conseguir más cosas. Y de momento, y sin hacer locuras, Smith es un gran valor del equipo, con sus (pocas) virtudes y con sus (pocos) fallos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.