Trabajo terminado, contrato terminado. El Draft 2017 de los Bills

Doug Whaley - Getty Images

Cuando llegó el momento de la elección número 10 global en el Draft de la NFL, la sensación de sorpresa se debe haber apoderado de muchos de los fans de los Buffalo Bills. ¿Doug Whaley haciendo un trade down? Bajando 17 puestos en el draft, consiguiendo el pick 27, la primera ronda de 2018 y un pick de tercera ronda, la lectura es que, el que estaba tomando las decisiones no era nuestro – ahora – ex General Manager.

Era conocido el poco gusto de Whaley por Tyrod Taylor, y es verdad que un trade up para tomar algún nuevo QB para la BillsMafia no le hubiera extrañado a nadie. Y tirar la casa por la ventana, tampoco hubiera extrañado a nadie.

Ya lo hizo antes por Sammy Watkins, en su primer draft, ese de 2014. Intercambió su pick de primera ronda (#9 global), y el del año siguiente (junto con una tercera ronda de 2015) para tomar en el número 4 a Sammy Watkins en la generación de OBJ, Mike Evans y Brandin Cooks. En esta liga, todo puede pasar. Watkins pudo ser el mejor de su generación en estos cuatro años. Lo que se critica es el excesivo precio que se pagó por él.

Sean Mc Dermott, Head Coach de los Buffalo Bills. Foto: Kevin Hoffman – USA Today Sports

Por otro lado, Sean McDermott es un Head Coach con un bagaje completamente defensivo. Viene de ser Coordinador Defensivo ocho años, seis con Panthers y dos con Eagles. En Eagles finalmente completó 12 temporadas en diversos cargos en el departamento defensivo. En Panthers trabajó para Ron Rivera, en Eagles para Andy Reid. Con este último, consiguió participar en la postemporada en 9 de esos 12 años.

Al momento de hacer el trade down, era muy posible entonces, que los Bills seleccionaran a un defensivo, en particular, de la secundaria. Y ya que los jugadores top se habían ido del big board, el escogido fue Tre’Davious White, un versátil CB de la universidad de LSU. Senior que jugó 48 partidos, consiguiendo 160 tackles y se destacó por sus 14 pases defendidos en 2016, logrando el primer lugar entre todos los defensivos de la difícil Conferencia SEC. White también ha jugado 3 años devolviendo Punts. En 3 años, devolvió 69 veces, con un promedio de 10 yardas por intento, y un TD por cada una de las tres temporadas durante las que desempeñó el cargo.

El día viernes, Buffalo dispuso de 3 selecciones. La 44, en segunda ronda y la 75 y 91 en tercera ronda. Pero al final, en el Draft con más trades en la historia, cambiaron todas las selecciones. Primero, intercambió la 44 y 91 por la 37 y 149 de Los Angeles Rams, para quedarse con los servicios de Zay Jones, un WR de la Universidad de East Carolina, de la Conferencia The American. El pick fue lógico por la necesidad en la posición, pero fue muy extraña la procedencia, muy fuera del estilo Whaley.

Al terminar la segunda ronda, otro trade-up. Se intercambió la selección 75 (junto con la 149 y 156) por la 63 de los Atlanta Falcons, para escoger en otra posición con mucha necesidad, y en un lado con mucha necesidad (el derecho). Dion Dawkins, un Guard de la Universidad de Temple, también de la Conferencia The American, fue el seleccionado. Un jugador con mucho potencial y la capacidad de integrarse rápidamente en una posición de titular, según aparece en numerosas fuentes.

El siguiente pick de los Bills vendría 100 posiciones después, ya en pleno día sábado. Matt Milano, un LB que también ha sido Safety, egresado de Boston College. Luego, aparecería el QB. Nathan Peterman, otro jugador de la ACC como Milano (Pittsbugh) sería la sorpresa. Es la misma Universidad del GM Doug Whaley. Peterman es un pocket passer puro.

Es verdad, los fans románticos esperábamos al polémico y muy lesionado Chad Kelly, quién finalmente fue seleccionado último, cortesía de los Denver Broncos. Una daga en pleno corazón para los que esperábamos ver un nuevo Kelly en los controles de la ofensiva de la Manada.

Finalmente, en la posición 195, Tanner Vallejo, un Outside LB de la Universidad de Boise State, sería la última elección del equipo de Orchard Park. Nuevamente una institución de una Conferencia de nivel medio-bajo, la Mountain West Conference.

Después de terminado el Draft, las primeras impresiones son:

  • No se cubrió la falta de RB, luego de la salida de Mike Gillislee. Jonathan Williams, el hombre de segundo año no parece ser la solución como 2do RB y colaborar en llevar el peso del juego de carrera, que recae mayoritariamente en LeSean McCoy.
  • El equipo de LBs parece estar sólido en la titularidad, pero faltaba profundidad en el roster. Antes del draft no parecía ser lo más relevante para poder cubrir, pero se entiende que McDermott pretente generar competencia entre todos los jugadores para quedarse con los mejores tres.
  • Lo mismo se puede interpretar en la secundaria. El depth chart ya tiene 4 jugadores por puesto.

Por otro lado, nos pusimos a revisar números, y en la cuenta de twitter de Buffalo Bills Chile, nos atrevimos a publicar lo siguiente al terminar el Draft:

Cuenta twitter de @buffalobillsCL

Ayer sábado comenzaron muchos rumores sobre la posible salida del GM y todo el equipo de Scouts, luego de un draft controlado aparentemente por el Head Coach Mc Dermott. Y muchos datos hacían pensar esto último: Whaley se caracterizó por seleccionar jugadores de Universidades de programas grandes, importantes. Por eso nos parecieron tan extrañas las selecciones, con dos jugadores de la ACC y la Conferencia The American.

Buscando algunos datos, podemos ver que, de las 15 universidades más solicitadas en este draft, acumularon 104 picks de los 253 (41 %). Solo uno de esos 104 jugadores de universidades «populares» fue tomado por los Bills, en este caso, nuestra primera selección. Tra’Davious White.

En 2016, nuevamente tomamos la información del top 15 de universidades, que acumularon 96 de los 253 picks (38% del total). En esa oportunidad, 6 de los 7 picks de los seleccionados de los Bills, fueron jugadores de alguna de esas instituciones top 15 (con 5 o más jugadores drafteados). Solo la selección del último escogido, Kevon Seymour, de USC, se escapó de esta lista. USC sólo tuvo 1 seleccionado menos que la universidad número 15.

Definitivamente, no se veía a Douglas Whaley tomando la decisión final de los picks del Draft 2017.

Otro dato, el que aparece en la publicación de arriba. Si calculamos el registro de ganados y perdidos de las universidades seleccionadas, el cambio es total. En 2017, no solo se evitaron las universidades grandes, sino que también las ganadoras. El récord acumulado en 2016 para las universidades de los seleccionados fue de 46-31, rozando apenas el 60% de rendimiento.Es más, Zay Jones, quien tuvo más de 1700 yardas aéreas en 2016, sufrió un récord de 3-9 en su Universidad de East Carolina, con un terrible 1-7 en la conferencia, ubicándose entre los 20 peores registros a nivel nacional.

Pero entre 2014-2016, «la era Whaley», el registro fue de 213-54, un 80%.

Al final, los datos son datos, y las tendencias pueden decir mucho. Esta mañana de hoy domingo, a las 8 AM de Buffalo, se anunció el despido de Doug Whaley. Y de todo el equipo de Scouts. Momento ideal a mi gusto, ya que un despido coincidente con la salida del polémico Rex Ryan hubiera permitido que la información sobre el Draft pasara a otras manos.

Ya se rumorea la llegada del asistente del GM de los Panthers, Brandon Beane.

Una nueva cultura emerge desde Orchard Park, con un nuevo patrón: Sean Mc Dermott.

Por Claudio Jorquera

@buffalobillsCL

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.