Primeros movimientos en Buffalo luego del Nuevo Año en la NFL

Y ha llegado uno de los hitos más importantes en el calendario anual de la NFL. Luego de un martes donde comenzaron las primeras negociaciones, el jueves tuvimos una avalancha de adquisiciones y despidos en la franquicia de Orchard Park. La agencia libre está oficialmente abierta, pero ha dejado una sensación amarga, por la tardía llegada de un WR. Existía una gran oferta de jugadores de nivel, pero éstos ya han tomado otros destinos. También sorprende la renovación de la secundaria, lo que hace pensar que un receptor puede ser el primer escogido en el Draft. Pero quedan aun muchos días para el evento de Selección Universitaria y todo puede cambiar.

Dan Carpenter y su mejor momento en los Bills – Foto: Captura Game Pass

Dentro de los jugadores que fueron dejados en libertad de acción (released), encontramos al veterano Dan Carpenter. El kicker, luego de un 2014 extraordinario (34 de 38 FGs convertidos, incluyendo un 6/8 sobre las 50 yardas), tuvo una caída importante en su precisión en 2015 y 2016, terminando con 6 fallos en apenas 25 intentos en 2016, y un partido contra Miami, en el que fue factor clave para la dolorosa derrota del local. Libera 2,4 millones en Salary Cap y nos deja un fantástico momento, mostrando su enojo.

Sentimentalmente, sorprendió la salida de Aaron Williams. El safety finalmente jugó apenas 5 partidos como titular, terminando su temporada abruptamente en Miami, luego de un golpe de Jarvis Landry en una jugada de bloqueo. Williams ya había tenido un 2015 muy complicado por las lesiones, esa vez en casa frente a los Patriots. El corazón de la secundaria, libera alrededor de 1,8 millones de espacio salarial.

Nickell Robey-Coleman fue otro de los liberados. El CB tuvo momentos notables en 2016, con 2 touchdowns luego de una de sus dos intercepciones y un fumble recuperado, incluso siendo el jugador defensivo de la AFC en la semana 5. En una movida más financiera que nada, en nuestra opinión, liberó alrededor de unos 1,6 millones de dólares en el Salary Cap.

También fueron dejados en libertad los jugadores Gerald Christian (TE) y el DB Phillip Thomas, el primero con sólo 14 snaps ofensivos en la campaña, 1 recepción para 14 yardas. El último, no jugó snap alguno, y terminó la temporada en el Injury Reserve. El Long Snapper Garrison Sanborn también dejó el equipo. El ex de Florida State acompañará al WR Marcus Easley, quién se la pasó lesionado en 2016. Entre ambos, liberan 2 millones para el Cap.

El viernes recién pasado, siguieron los cambios en la nueva defensa de Sean McDermott. Corey Graham, el Free Safety y nativo de Buffalo, fue dejado en libertad, liberando 3,8 millones de dólares. Graham, quién jugó como titular los 16 partidos de la campaña 2016, es el cuarto jugador con más tackles (281) en toda la NFL desde la temporada 2014. Un dato no menor. Aunque ya cumplió 10 años como profesional. La edad pudo haber sido el detonante de su salida.

En cuanto a los agentes libres, es importante saber que se distribuyen en varias categorías, las cuales tienen distintas fechas de cierre.

En el caso de los Agentes Libres restringidos (RFA), el RB número 2 Mike Gillislee y el C Ryan Groy están con un tender de un valor de 1,8 millones de dólares para 2017. Pueden negociar con cualquier equipo, pero los Bills tienen la alternativa de igualar la oferta. En el caso de no buscar aquello, Gillislee puede dejar una compensación de 5ta ronda del Draft, pero Groy no deja compensación. Los RFA pueden ser contratados entre el 9 de Marzo pasado y el 21 de Abril.

Lorenzo Alexander y su familia – Foto: Captura de Twitter

Gillislee fue el tercer mejor corredor en la campaña 2016, con 577 yardas en 101 carreras, con un excelente promedio de 5,7 yardas por intento – el mejor de la liga – , junto con 8 TDs. Por otro lado, Groy debió ocupar el puesto de C en los últimos 7 partidos de la temporada luego de la lesión del titular, Eric Wood, en el polémico partido en Seattle.

Los Agentes Libres Sin Restricciones (UFA), son una tonelada. 22. Veremos el estado de cada uno de ellos:

Renovaron

El líder en sacks del equipo y Pro Bowler, Lorenzo Alexander firmó un contrato de 2 años 9 millones de dólares. Gran recontratación para afirmar la defensa. Estuvo liderando la NFL en sacks en la primera mitad de la temporada, termianando tercero en esa categoría, con 12,5 capturas de mariscal. Es un jugador veterano que, probablemente, alcanzó el último buen contrato de su carrera.

En la línea ofensiva, Jordan Mills, firmó un contrato de 2 años, a cambio de 4 millones de dólares. El Tackle Derecho, jugó los 16 partidos de la temporada. Venía de un contrato de 1 temporada, luego que se le ofreciera un tender. El lado derecho, es el peor de la OL de los Bills. El Head Coach Mc Dermott, indicó que hay una competencia abierta por los puestos de la línea ofensiva.

Tyrod Taylor anunciado – Foto: Captura deTwitter

La gran historia de la off-season, Tyrod Taylor, si bien no era agente libre, era tema central de una serie de especulaciones sobre su posible salida, firmó un nuevo contrato por 2 años con los Bills. Y su firma fue promovida con bombos y platillos en todos los medios oficiales asociados a la franquicia.

Finalmente, firmó una reestructuración de su contrato, cambiando la estructura salarial comprometida en 2016, a un contrato de  2 años, 30,5 millones de dólares, siendo 15,5 garantizados. Es importante considerar que la estructura completa del contrato no ha sido revelada, según indica Spotrac.

Sin Novedad

Por la secundaria tenemos a los Defensive Backs Robert Blanton y Sergio Brown. No hemos encontrado referencias del estado de sus contratos. El Safety Blanton ha tenido una participación en baja en los últimos años. Por otro lado, Brown sólo participó de los Special Teams.

Jonathan Meeks, el safety, otro reserva de la secundaria (8% de los snaps defensivos), sigue sin club. Corey White, el veterano de 5 campañas, quién por momentos fue el reemplazo de un irregular Ronald Darby, se destacó con 2 buenas intercepciones en 2016, pero hasta ahora no se ha leído su contratación por algún club. Sería interesante su retorno para hacer número en la nueva secundaria de Mc Dermott.

Otro Safety, James Ihedigbo sigue libre. Y viendo las contrataciones de la Gerencia, se ve difícil su retorno

En el Front Seven, no hay novedades de nuevo contrato al DT Corbin Bryant y al DE Leger Douzable. El primero ha visto disminuída de forma notable su participación en la defensiva bajo Rex Ryan. Douzable tuvo una buena campaña como reserva de Kyle Williams y, si bien es un veterano de 9 campañas, podría seguir en Orchard Park. Por otro lado, Brandon Spikes también sigue sin club, pero no sé si volverá a Buffalo.

Además, Zach Brown, quién lideró la AFC con 149 tackles, aún no es contratado, a pesar que hizo una gran temporada con su «hermano» Preston. No extrañaría verlo en algún rival divisional. Y extraña que no se le haya ofrecido contrato aún.

En el equipo ofensivo, Reggie Bush está muy lejos de Buffalo. Sus -3 yardas por tierra en la temporada debe afectar cualquier posibilidad de nuevo contrato.

Jerome Felton, uno de los grandes fullbacks de la temporada pasada, y factor clave en la extraordinaria temporada de LeSean McCoy, está muy lejos de volver. Se han contratado dos reemplazos, Mike Tolbert y Patrick Di Marco, desde Carolina y Atlanta, respectivamente. El WR Justin Hunter ha estado en conversaciones con los Patriots, pero aún no hay novedades sobre su partida. De Chris Gragg y el especialista en retornos, Brandon Tate, no he sabido nada, siguen como agentes libres. Y E.J. Manuel, un completo bust de primera ronda de draft, no se sabe si seguirá en la NFL.

Partieron

Stephon Gilmore tuvo una temporada de altibajos. De manera personal, creo que nunca dio su 100%, a pesar de las 5 intercepciones logradas en la temporada que terminó. Consiguió entrar en el Pro Bowl, aunque como parámetro, la verdad es que no sirve mucho. Deja Orchard Park después de haber sido un pick de primera ronda en 2012 y 14 intercepciones en 5 temporadas. Firmó contrato con los New England Patriots (65 millones x 5 años, 40 garantizados).

El receptor Marquise Goodwin, el «Olímpico», recaló en los San Francisco 49ers. Ha repartido su carrera entre el salto de longitud y el football. 431 yardas y 3 TDs fueron la cosecha de 2016. Su largo touchdown de 84 yardas frente a los Jets pareció que mostraría el camino a una gran temporada. Aparte de otro TD de 67 yardas, no logró superar las 50 yardas por aire en los otros 11 partidos que jugó.

Otro receptor se fue a las cálidas tierras de California. Robert Woods volvió a casa (estudió en USC y nació en Carson), luego de firmar un contrato de 39 millones de dólares por 5 años. Nada mal para un WR2 que se mostró muy irregular en su participación, estando 3 partidos inactivo. Atrapó 51 pases para 613 yardas, liderando al cuerpo de receptores de los Bills. Un puesto que será difícil de reemplazar vía Agencia Libre, porque los grandes precios del mercado ya han aterrizado en alguna ciudad.

Lerentee McCray, un buen LB, pero con una participación cercana al 15% de los snaps defensivos, dejó las tierras de Western New York, para irse a la Florida, donde se reencontrará con su antiguo Head Coach: Doug Marrone, en Jacksonville. Firmó por 1 millón en 2017.

Por otro lado, 2 jugadores con menos de 4 temporadas acumuladas no recibieron una oferta calificada o un tender, y pueden firmar un contrato con cualquier club sin ningún tipo de penalidad o restricción. El primero, fue el amigo de Geno Smith, el Linebacker IK Enemkpali, IK. Por el contrario, el buen punter Colton Schmidt, finalmente recibió una oferta, y se quedó en el equipo.

Y no podemos olvidar a los nuevos jugadores de la #BillsMafia:

Steven Hauschka llega de Seattle, para reemplazar a Dan Carpenter. Algo criticado por su temporada 2016, pero sin duda es una mejora importante en el puesto.

Mike Tolbert y Patrick DiMarco, llegan a reforzar el ya poderoso backfield. El primero, llegó desde Carolina, firmando un contrato por un año. DiMarco llegó desde los Subcampeones Falcons, firmando por 4 años y un poco más de 8 millones de dólares.

Patrick DiMarco estampando la firma en su contrato – Foto: Captura de Twitter

En la línea ofensiva, desde Baltimore llegó Vladimir Ducasse para mejorar la línea ofensiva. Fue segundo en el RG detrás de Marshal Yanda y seguramente viene a ponerle presión a John Miller, un irregular jugador.

Recién éste fin de semana, llegó un receptor. Corey «Philly» Brown. Cuarto en yardas por aire la campaña pasada en los Panthers, y tercer WR del Depth Chart, llega a ocupar una posición similar. Deberá competir por un puesto con Sammy Watkins y un potencial draftee en primera o segunda ronda.

La secundaria, como han visto, ha sufrido grandes cambios. Micah Hyde llegó desde Green Bay, firmando por 5 años y un poco más de 30 millones de dólares. Jordan Poyer, llegó desde Cleveland. Dos equipos con defensas discutibles, llegan para mejorar la baja performance de 2016 y compensar las salidas ya comentadas.

Un roster que estuvo por algunos días entre 45 y 47 jugadores, ahora ya tiene 54. Y la situación del Salary Cap es aún incierta, porque las fuentes conocidas de información aún no ingresan los contratos de jugadores como Alexander, Tolbert, Hauschka y otros. Esperaré más movimientos para publicar una actualización.

Un saludo a todos los fans de la manada!

Claudio Jorquera

@chonet

@BuffaloBillsCL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.