NUEVAS CARAS VIEJAS COSTUMBRES Y SENSACIONES ENCONTRADAS

Con la primera semana de temporada ya liquidada, y una vez reposadas las aguas del overreacting Monday, veamos que nos ofrecieron los Bears.

La preseason había dejado unas líneas claras. La secundaria no había evolucionado lo suficiente para ofrecer garantías y el front seven continuaba siendo el pilar de este equipo en el lado defensivo del Football, viejas costumbres. La DL con la recuperación de dos selecciones del 2016, Jonathan Bullard (3a ronda) y del undrafted Roy Robertson-Harris, ambos pasaron su temporada rookie en IR, se ha visto todavía más reforzada. El domingo no hizo más que confirmar este punto. Un equipo como los Atlanta Falcons con dos amenazas terrestres como Davonta Freeman y Tevin Coleman se quedaron en 64 yardas de carrera. Otra cosa fue el juego de pase, ahí el equipo de Georgia tuvo como aliados a los safeties y cornerbacks de Chicago.

El partido estaba en su tercer cuarto y continuaba igualado, la diferencia estaba solo en 3 puntos (13-10) a favor de Atlanta y empezaban su ataque en su red zone. En una jugada donde Matt Ryan resbaló y en la que estuvo a punto de ser placado, Quintin Demps el safety incorporado en FA proveniente de Houston, cometió un error clamoroso que permitió al quarterback completar un pase al TE Austin Hooper que estaba completamente solo en el Down Field. La juagada acabó en touchdown con el infructuoso intento de Demps de placar a Hooper que se lo quitó de encima con un stiff arm.  Era todavía el tercer cuarto y por tanto quedaba reloj para intentar la remontada.

Chicago aguantó y ya en el cuarto un pase de Glennon para el deslumbrante rookie RB Tarik Cohen hizo que el marcador volviera a ajustarse. Nuevamente 3 puntos de diferencia con algo más de 7 minutos por jugar, pero volvió la secundaria de Bears para dar aire a los Falcons que otra vez estando en su yarda 20 y con otro pase a Hooper conseguían esta vez 40 yardas, después de dos tackles fallados por Kyle Fuller y Eddie Jackson. La defensa fue capaz de minimizar daños y Atlanta solo consiguió anotar un field goal. Con esa la diferencia y con 3 minutos todavía por jugar la posesión de Chicago le daba la posibilidad de ganar el partido.

El play call cambió y el ataque empezó buscar juagadas de pase más allá del checkdown que hasta entonces había sido desesperante, haciendo que la conversión de terceros downs fuera patética. Tampoco hubo ningún pase de larga distancia, pero por lo menos se buscaban otras alternativas más agresivas. Poco a poco se acercaba la end zone y el final del reloj.

Cuatro intentos desde la yarda 6 para conseguir el touchdown y con el consiguiente extra point ganar el partido. Primero un pase demasiado largo a Josh Bellamy, posteriormente un pase a Jordan Howard que este dropó estando encima de la goal line, en tercera oportunidad pase al TE Zack Miller que tampoco fue completado y por ultimo un fallo del right tackle Massie permitía a la defensa de Atlanta placar a Glennon y llevarse la primera W.

Sorprendió que en un equipo donde el grupo de Tight Ends es tan numeroso y donde están hombres del tamaño de Adam Shaheen o Dion Sims no se jugaran estos últimos snaps con paquetes más rellenos de estos perfiles. Todavía más si cabe cuando tu cuerpo de receptores esta tan limitado por número y por calidad.

CHICAGO, IL – SEPTEMBER 10: Brooks Reed #50 of the Atlanta Falcons celebrates with teammates after sacking Mike Glennon #8 of the Chicago Bears on the next to last play during the season opening game at Soldier Field on September 10, 2017 in Chicago, Illinois. The Falcons defeated the Bears 23-17. (Photo by Jonathan Daniel/Getty Images)

En conclusión

Este equipo reafirma que está en el buen camino para su reconstrucción. Ryan Pace parece tener un plan y la limpieza que ha llevado a cabo, solo 6 jugadores de los que estaban en el roster el día que entró están todavía en el equipo, está dando paso a un grupo de jóvenes con futuro. Todo y así parece claro que no será este año cuando de un salto definitivo. Sensaciones encontradas.

Si el game plan de ataque para todos los partidos va a ser como el del domingo, Glennon no sufrirá, pero los running backs, que a media temporada llevarán más golpes que una piñata, y los aficionados sí. Acabe como acabe este año, se impone un cambio de HC y OC. Ni Fox ni Loggains pueden llevar un ataque donde se deberá sacar provecho de Trubisky y esperemos que de un par de wide receivers de garantías.

La defensa, nubes y claros. Excelente presión en la DL y los LB y agujero negro en la secundaria. Seguramente no tiene las piezas adecuadas, pero esperaba más de Vic Fangio esta temporada, más cuando en el ejercicio anterior ya se vio que esa unidad no funcionaba. Veremos si el coordinador defensivo sigue el próximo año, algunos rumores ya hubo a final de la pasada campaña en el sentido de que alguna franquicia había pensado en él.

Estadisticas

http://www.footballdb.com/games/boxscore.html?gid=2017091002

Mención

Going Down

Kevin White, flamante primera ronda (7 overall) del draft 2015, vuelve a perderse la temporada. En tres años el receptor de West Virginia habrá jugado la friolera de 4 partidos. Es evidente que la mala suerte se está cebando con el pero también cabe preguntarse si no un hombre de cristal. Sea como sea, las oportunidades le pasan por delante y, o cambia mucho la cosa o estamos delante de un sonoro fracaso.

Going Up

Tarik Cohen (AKA Joystick Man o Chicken Salad). Por algunos ya bautizado como el nuevo Darren Sproles, el running back de North Carolina A&T está siendo la sensación en Chicago. Velocidad, elusividad y no malas manos. Junto a Jordan Howard parece destinado a liderar el yardaje en ataque.

Próxima parada en este duro inicio de temporada, el Raymond James Stadium en Tampa FL. Los Buccanners que no han podido jugar su primer partido debido al huracán recibirán a los hombres de Fox. Recemos porque Jameis y sus receptores no tengan el día.

 

BEAR DOWN!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.