El top 25 de Spanish Marching Band

Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, como ya afirmara hace más de un siglo el poeta Antonio Machado. Y en ese caluroso impluvio hispalense aún rememoro a mi madre repitiendo la misma sentencia: “Hay tres días en el año que brillan más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christie y el día de la Ascensión”. La experiencia me ha demostrado que lo que afirman nuestras progenitoras son máximas de un rigor y una validez cuasi científica. Mas, en ocasiones -y con el riesgo de ser considerado un herético- me aventuro a afirmar que pueden no tener razón. Lo siento mamá, pero, ¡sí!, hay un día que brilla más que el sol y ese día no es otro que el del College Kickoff.

Los corazones de miles de aficionados españoles al football universitario se iluminaron el pasado 24 de agosto con la disputa en Orlando del Camping World Kickoff. Encuentro que nos hacía revivir una de las más enconadas rivalidades del College entre las universidades de Miami y Florida. Nuestro peregrinaje por la aridez del desierto ha finalizado y llega el momento de que nuestro top 25 de NCAA Football vea la luz.

¿Un juego de dos?

Cada temporada nos trae una cantidad ingente de sorpresas, desencuentros y equipos inesperados que emergen en la lucha por el título nacional. Sin embargo, pocos dudan que Clemson y Alabama están varios peldaños por encima del resto de contendientes y que -salvo una grotesca concatenación de sucesos inauditos- reeditarán el partido por el campeonato el 13 de enero en el Mercedes-Benz Superdome de la bellísima ciudad de Nueva Orleans. Otros equipos como Georgia, Michigan, Ohio State, Oklahoma, Texas o LSU intentarán aspirar a todo y tratarán de vender cara su derrota.

Hay que dejar claro que este ranking no se basa en aspectos de la preseason, sino que intenta ser una proyección del ranking final de las universidades allá por el mes de enero. Dicho lo cual, desde SMB os presentamos nuestro top 25.

25. NEBRASKA CORNHUSKERS

Scott Frost ha elevado al alza el programa de los de Lincoln. Los Cornhuskers cerraron 2018 con cuatro victorias en seis partidos. Las dos derrotas -Ohio State e Iowa- fueron por un total de 8 puntos combinados. El quarterback Adrian Martinez promedió 295’1 yardas por partido, como freshman, el último año y solamente puede mejorar tras una offseason trabajando con Frost. El gran objetivo de Martinez será JD Spielman, que asumirá los galones dejados por Stanley Morgan. Su calendario hace factible la lucha por el título de la West Division, recibiendo en Lincoln a Ohio State, Northwestern, Indiana, Wisconsin e Iowa.

24. VIRGINIA CAVALIERS

Los Cavaliers han mejorado considerablemente bajo el mando de Bronco Mendenhall. Tras una desastrosa temporada de 2-10 en 2016, mejoraron a 6-7 en 2017, llegando a un balance positivo de 8-5 el pasado ejercicio. Atrincherados bajo una férrea defensa y liderados por Bryce Perkins, 2019 puede suponer su primera participación en un championship de la ACC. El regreso de Perkins con sus 34 touchdowns totales y su media de 277.2 yardas por partido, el magnífico corredor Jordan Ellis y el receptor Olamide Zaccheaus auguran tardes inolvidables en Charlottesville. La temporada finaliza en el condado de Albemarle con el derbi ante los Hokies (equipo al que no ganan desde 2003) y que puede decidir el título de la Coastal Division.

23. MICHIGAN STATE SPARTANS

La defensa lideró la temporada de los Spartans en 2018 y será el faro que iluminará toda la labor de los de Mark Dantonio en 2019. Michigan State consiguió limitar a sus adversarios a unas pírricas 4’5 yardas por jugada, 17’2 puntos por partido y tan solo 77’9 yardas de carrera. Ocho de sus titulares regresan a East Lansing. Entre ellos se incluyen a Kenny Willekes (8’5 sacks), Joe Bachie (102 tackles) y el cornerback Josiah Scott. Este elenco de jugadores  estarán en la lucha por honores All-American esta temporada. De las seis derrotas de los Spartans el año pasado, cuatro llegaron por 10 puntos o menos. Una simple mejora del apartado ofensivo aseguraría a los de Dantonio, al menos, nueve victorias en 2019.

22. MIAMI HURRICANES

La elección de Manny Díaz como nuevo HC ha conseguido cambiar por completo un programa que vivía, desde el punto deportivo, sus horas más bajas. Bajo el eslogan “The New Miami”, Díaz asumió personalmente las directrices en preseason de los Canes, consiguiendo que Jeff Thomas continuará en Miami su carrera deportiva. Manny también participó activamente en el Transfer Portal, logrando las adquisiciones de jugadores relevantes como KJ Osborn, Bubba Bolden o Trevon Hill. Si a eso le sumamos el mejor trío de linebackers de la liga (Quarterman, Pinckney y McCloud) y el talento descomunal del tight end Brevin Jordan, las opciones de los Canes son enormes esta temporada.

Fuente: State of the U

21. IOWA STATE CYCLONES

Bajo el mando de Matt Campbell, los Cyclones han vuelto a ser eso… unos ciclones. Por primera vez en la historia del programa han conseguido dos temporadas consecutivas un balance positivo dentro de la Big 12. Una de las estrellas más incipientes de la liga será el quarterback Brock Purdy. Como freshman tuvo un récord de 6-2, lanzando para 2250 yardas y 16 touchdowns. Las mayores dudas procederán de buscar un reemplazo para David Montgomery y Hakeem Butler. Las armas defensivas de los Cyclones son excelsas: los líderes serán el defensive end JaQuan Bailey y el nose guard Ray Lima, estando fielmente resguardados por los linebackers Marcel Spears y Mike Rose.

20. UCF KNIGHTS

Otra temporada perfecta podría ser demasiado para los “caballeros” liderados por Josh Heupel, pero los de Orlando son los reyes entre los “mortales” (es decir, fuera de las Power 5). McKenzie Milton seguirá recuperándose de la lesión sufrida en noviembre y será necesario encontrar un nuevo líder que continúe con ese explosivo ataque que promedió 6’9 yardas por jugada y más de 43 puntos por partido. El elegido debiera ser Brandon Wimbush, transferido desde Notre Dame. Greg McCrae continuará aterrando defensas con esas espectaculares 8’9 yardas por carrera. UCF tiene dos partidos contra rivales Power 5 aparentemente asequibles -Stanford y Pittsburgh-, pero visitas que pueden resultar muy complejas a Cincinnati, Tulane y Temple.

19. SYRACUSE ORANGE

Tras dos temporadas con balance 4-8, Dino Babers consiguió que su equipo finalizase con un magistral 10-3 en 2018. Por primera vez, desde 2001, los Orange conseguían dobles dígitos en cuanto a victorias. El perfecto broche a la temporada lo consiguieron con una antológica victoria 34-18 sobre West Virginia en la Camping World Bowl. Un calendario, a priori, bastante asequible pone a Syracuse cerca de rememorar otra campaña con dobles dígitos y da la posibilidad a los del estado de New York de enfrentarse, en casa, a Clemson (14 de septiembre) con un hipotético título de la ACC Atlantic en juego. La ofensiva de los de Siracusa parece en buenas manos con el magnífico QB Sophomore Tommy Devito. Alton Robinson, Andre Cisco y el kicker Andre Szmyt    -todos candidatos a All-American- serán los pilares de los Orange.

18. WISCONSIN BADGERS

Por vez primera desde la llegada de Paul Chryst, los Badgers no consiguieron una temporada de dobles dígitos en cuanto a victorias. Este año el calendario vuelve a jugar una mala pasada a los de Wisconsin recibiendo en el Camp Randall Stadium a Michigan y Michigan State y rindiendo visita a los complicados campos de Ohio State y Nebraska. El equipo de Chryst volverá a tener como referente al posible candidato al Heisman Trophy Jonathan Taylor. Reeditar una temporada con más de 2000 yardas es más que posible para el formidable corredor, más teniendo la ayuda del mejor center de la nación, Tyler Biadasz. Wisconsin consiguió limitar a sus rivales, el pasado ejercicio, a 22’6 puntos por partido y 5’5 yardas por jugada. Pero reemplazar piezas tan importantes como TJ Edwards, Andrew Van Ginkel o Ryan Connelly se antoja la misión más complicada para el Coordinador Defensivo Jim Leonhard.

17. IOWA HAWKEYES

Sobre el papel, los Hawkeyes deberían ser el rival a batir en su división, pero el calendario no es nada propicio para las huestes de Kirk Ferentz. Iowa juega en Ames frente a Iowa State (en partido de no conferencia) y tiene durísimas salidas a Michigan, Northwestern, Wisconsin y Nebraska. El QB Senior Nate Stanley (2852 yardas y 26 TDs en 2018) es el líder indiscutible. Los tight ends (auténticos objetivos de Stanley) TJ Hockenson y Noah Fant deben ser reemplazados, pero hay recambios muy interesantes entre los receptores: Brandon Smith, Ihmir Smith-Marsette, Tyrone Tracy o Nico Ragaini. La OL es. sin duda, la mejor de la Big Ten. Y la defensa de Iowa es temible, con AJ Epenesa y sus 10’5 sacks a la cabeza.

16. OREGON DUCKS

Oregon vuelve a tener las piezas necesarias para intentar acometer su primer título de la Pac-12 desde 2014. Justin Herbert decidió quedarse en Eugene un año más y aspirará a convertirse en la joya de la corona del Draft NFL de 2020. El año pasado lanzó para 3151 yardas y 29 TDs. Estará bien flanqueado por dos grandísimos corredores como son CJ Verdell y Travis Dye. La gran duda de Mario Cristobal será el cuerpo de receptores, aunque el tight end Jacob Breeland debería ser uno de los mejores aliados de Herbert. El nuevo Coordinador Defensivo Andy Avalos hereda una defensa que solo permitió 25’4 puntos por partido el año pasado. En ella, el freshman Kayvon Thibodeaux tendrá un impacto inmediato y Troy Dye será una máquina de hacer tackles. El gran problema de los Ducks es su calendario, teniendo que jugar en Washington y Stanford, y debutando contra Auburn.

Fuente: Oregon Ducks

15. PENN STATE NITTANY LIONS

Penn State ha ganado, como mínimo, nueve encuentros en las últimas tres temporadas y tiene una gran oportunidad, en 2019, de continuar la racha. Sean Clifford asumirá el puesto de QB tras la marcha de McSorley. Los Nittany Lions tienen grandes esperanzas en el WR KJ Hamler (42 recepciones, 754 yardas y 5 TDs) y en el TE Pat Freiermuth. Ricky Slade será el referente terrestre tras la marcha de Miles Sanders a la NFL. Y la defensa de los Nittany Lions no se queda atrás, consiguiendo dejar a sus adversarios el pasado ejercicio en 20’5 puntos por partido y apenas 4’7 yardas cada jugada. El DE Yetur Gross-Matos será el máximo referente con sus 20 tackles for loss y sus ocho sacks en 2018. El LB sophomore Micah Parsons es una de las estrellas más emergentes de la liga en su posición. El calendario es complejo: Michigan visitará Happy Valley, pero Penn State viajará a Ohio State, Michigan State e Iowa.

14. AUBURN TIGERS

Gus Malzahn no quiere repetir una temporada como la de 2018, donde ni siquiera terminaron en el top 25. El talento no es problema en el equipo de Malzahn, pero los Tigers afrontan uno de los calendarios más duros de toda la nación: abrirán fuego en campo neutral frente a Oregon, recibirán a duros rivales como Georgia y Alabama, y visitarán complejos feudos como los de Florida, LSU o Texas A&M. La fortaleza de los War Eagle es la defensa, a la cual retornan siete jugadores titulares. El tackle Derrick Brown -uno de los mejores de toda la competición- es el pilar sobre el que se asienta todo el engranaje defensivo de los de Malzahn. El entusiasmo encandila las gradas del Jordan-Hace Stadium con la titularidad del QB freshman Bo Nix, que estará excelentemente acompañado por el RB sophomore JaTarvious Whitlow o los WR sophomores Seth Williams y Anthony Schwartz.

 13. WASHINGTON HUSKIES

La lucha entre Washington y Oregon por triunfar en la Pac-12 North se antoja muy cerrada, pero la visita de los Ducks a Seattle puede desequilibrar la balanza a favor de los Huskies. El éxito de Washington el año pasado se cimentó en una defensa excelente que dejó a sus rivales en 16’4 puntos por partido y 4’67 yardas por jugada. Este año los resultados defensivos no serán tan satisfactorios, pues solo regresan dos de los titulares de esa férrea zaga. Jacob Eason, transferido desde Georgia, deberá suplir a Jake Browning. Salvon Ahmed está listo para asumir el rol de titular en el puesto de RB. El retorno del TE Hunter Bryant dará grandes recursos al juego aéreo. Los pupilos de Chris Petersen se enfrentarán a sus principales rivales (USC, Oregon, Utah y Washington State) en el Husky Stadium.

12. UTAH UTES

Utah consiguió uno de los grandes hitos en la historia de su programa alcanzando el título de la Pac-12 South. El siguiente paso está claro: ganar la Pac-12 y jugar una de las New Year´s Six Bowls. Ambos objetivos son factibles en 2019 para el equipo entrenado por Kyle Whittingham. La defensa de Utah está rankeada entre las mejores de la nación. Bradlee Anae, Leki Fotu y john Penisini tienen el talento necesario para obtener honores All-American. El transfer de Francis Bernard desde BYU da aún más mordiente a un grupo de linebackers en el que continúan Chase Hansen y Cody Barton. Las lesiones del QB Tyler Huntley y del RB Zack Moss lastraron el final de temporada de los Utes. Ambos vuelven y regresan en plena forma, lo que asegura tardes de gloria en Salt Lake City. Utah es el claro favorito para ganar la Pac-12 Sur y el duelo del 2 de noviembre contra Washington debería ser una preview del partido por el título de la Pac-12.

11. TEXAS A&M AGGIES

La llegada de Jimbo Fisher ha revitalizado el programa deportivo de los Aggies. Texas A&M finalizó la pasada temporada con un récord de 9-4 y aún queda el sabroso gusto de las victorias sobre LSU y North Carolina State en la Gator Bowl. Jimbo concluyó su primera temporada completa al frente de los Aggies realizando un espectacular recruiting, que dará grandes beneficios en años venideros. No obstante, su calendario es brutal, afrontando duelos encarnizados con Alabama, Clemson y Georgia. Por si fuera poco, recibirán en Kyle Field a Auburn y South Carolina, rindiendo visita a LSU en Baton Rouge. Fisher sabe trabajar espectacularmente con sus QBs y ha conseguido que Kellen Mond se convierta en élite dentro de la SEC. Jashaun Corbin será el líder del ataque terrestre y el TE Freshman Baylor Cupp será el mejor sustituto de Jace Sternberger.

10. NOTRE DAME FIGHTING IRISH

Los Fighting Irish poseen excelentes recambios y el talento necesario para acometer una nueva lucha por alcanzar los Playoffs. El equipo de Bryan Kelly tiene un calendario favorable, en el que los partidos más complicados enfrentarán a los Irish con Georgia y Michigan. El QB Ian Book tuvo una temporada muy eficiente el año pasado, alcanzando un 68’2% de pases completos, lanzando para 2628 yardas y anotando 23 TDs totales. Book tendrá como compañeros más fieles al TE Cole Kmet y al receptor Chase Claypool. Jafar Armstrong y Tony Jones serán las bazas terrestres más relevantes. Clark Lea tuvo un debut brillante como Coordinador Defensivo, pero tendrá mucho trabajo en 2019. Sus principales armas serán Julian Okwara, Khalil Kareem y Alohi Gilman.

9. LSU TIGERS

Soplan aires de renovación en Baton Rouge. Ed Orgeron apuesta por una nueva ofensiva y el perfecto QB para implantar este moderno ataque es Joe Burrow. El año pasado Burrow estuvo brillante, consiguiendo 2894 yardas y 16 TDs. Justin Jefferson vuelve tras atrapar 54 pases y alcanzar las 875 yardas. Estará acompañado por talentosos receptores como Ja’Marr Chase y Terrace Marshall. Dave Aranda es uno de los mejores Coordinadores Defensivos de todo el país y volverá a formar una temible defensa a pesar de las pérdidas de Devin White y Greedy Williams. Las principales armas defensivas de Aranda serán Grant Delpit (un claro top 5 en el próximo NFL Draft), K’Lavon Chaisson (que vuelve tras una grave lesión) y el CB Freshman Derek Stingley Jr., que tendrá un impacto inmediato. El 9 de noviembre es una fecha que todos debemos anotar pues LSU se enfrentará a Alabama en el Bryant-Denny Stadium. Visitarán Death Valley, Florida, Auburn y Texas A&M.

8. FLORIDA GATORS

Florida fue uno de los equipos que más mejoró la pasada campaña. Tras un “annus horribilis” en 2017 con un balance negativo de 4-7, Dan Mullen lideró al equipo de Gainesville a un récord positivo de 10-3, poniendo el broche de oro a una excelente campaña con la victoria 41-15 sobre Michigan en la Peach Bowl. Se espera una mejoría del QB Feleipe Franks, que el año pasado consiguió buenos números: 2457 yardas y 24 TDs de pase y corrió para 350 yardas y 7 TDs. Lamical Perine intentará implementar este año sus 826 yardas de carrera y 7 TDs. Van Jefferson será el claro referente del juego aéreo. Los Gators han conseguido que vuelvan siete de los titulares de una defensa que el año pasado dejó a sus rivales en 20 puntos por partido. Jabari Zuniga, David Reese y CJ Henderson se erigen en los baluartes defensivos del equipo. Florida abre temporada con un inquietante encuentro contra Miami, posteriormente recibirá a Auburn en The Swamp. Tendrá complejas visitas a LSU, Mizzou y Georgia.

7. OHIO STATE BUCKEYES

Urban Meyer terminó su carrera al frente de los Buckeyes con un balance positivo de 83-9 y una marca personal de 7-0 frente a Michigan, un campeonato nacional en 2014 y nunca finalizó por debajo del top 12. Esto supondrá una presión extra para el nuevo HC Ryan Day. La principal preocupación de Day es buscar sustituto para Dwayne Haskins y el elegido ha sido Justin Fields. JK Dobbins asumirá el mando de las operaciones terrestres. Una de las grandes tareas de Day será mejorar la faceta defensiva. El año pasado, los Buckeyes fueron séptimos en puntos permitidos (25’5 puntos por partido) y permitieron más de 150 yardas de carrera cada encuentro. La baza defensiva de los Buckeyes será Chase Young, un auténtico candidato a All-American, ayudado por el senior Malik Harrison, uno de los mejores LBs de la Big Ten. Los Buckeyes reciben en casa a Penn State, Wisconsin y Michigan State, pero la clave será el duelo que los enfrente el 30 de noviembre a Michigan en Ann Arbor.

6. TEXAS LONGHORNS

Texas hizo una progresión espectacular en el segundo año de Tom Herman en Austin. ¿La próxima parada? Ganar la Big 12 y clasificarse para Playoffs. Ambos objetivos pueden ser alcanzables esta temporada, pero los Longhorns tienen mucho trabajo por delante. La joya del ataque tejano es Sam Ehlinger, que consiguió 41 TDs totales el año pasado. Deberá ser el catalizador de todo el entramado ofensivo de Texas, que promedió 31’1 puntos por partido. Mantener sano a Ehlinger será cuestión de vida o muerte, así que cobrarán muchísima importancia la labor de los RBs Keaontay Ingram y Jordan Whittingham. Collin Johnson y Devin Duvernay ejercerán de los más fieles compañeros de Sam. Todd Orlando es uno de los Coordinadores Defensivos mejor pagados del país y tendrá una gran labor por delante, ya que solo vuelven dos de los titulares del año pasado. Texas recibe a LSU en la Week 2 y juega contra Oklahoma State y Oklahoma al principio de la temporada, así que antes del final de octubre conoceremos el destino de los Longhorns.

5. MICHIGAN WOLVERINES

Adivinar el campeón de la Big Ten East este año resulta una de las predicciones más complicadas de realizar. A favor de Michigan hay varios factores: Urban Meyer se ha retirado, tienen un QB muy sólido en la figura de Shea Patterson y, lo que es más importante, el duelo contra Ohio State se celebra en Ann Arbor. Los aires soplan a favor de Jim Harbough y los Wolverines para ganar la división y alcanzar -por fin- los Playoffs en 2019. Todo girará en torno al talento de Shea Patterson. Armas ofensivas aéreas no le faltarán con Tarik Black, Donovan Peoples-Jones o Nico Collins. El running back Chris Evans (que no jugó en 2018) será el referente terrestre, con Christian Turner y el freshman Zach Charbonnet como fieles escuderos. En el apartado defensivo, hay muchísimo talento para reemplazar a las estrellas que se han ido: Kwity Paye, Aidan Hutchinson o Mike Danna cubrirán bien estas bajas. Michigan tendrá complicados viajes a Wisconsin y Penn State, pero recibirá en casa a Michigan State, Notre Dame y Ohio State.

Fuente: Michigan Wolverines

4. OKLAHOMA SOONERS

Los Sooners intentarán por tercer año consecutivo sacar billete para los Playoffs, lo que supondría también su quinto título seguido de la Big 12. Lincoln Riley espera seguir armando un ataque demoledor, a pesar de las recientes pérdidas de sus dos ganadores del Heisman (Baker Mayfield y Kyler Murray). El encargado de que el engranaje funcione será Jalen Hurts, que llega traspasado desde Alabama. El tejano acumuló 7602 yardas totales en su carrera con los Crimson Tide y se espera que la “magia” de Riley mejore sus habilidades en el pase. Trey Sermon y Kennedy Brooks consiguieron 2003 yardas terrestres y serán claros referentes de la ofensiva Sooner. CeeDee Lamb, Grant Calcaterra y tres espectaculares freshmen de la clase de 2019 -Jadon Haselwood, Theo Wease y Trejan Bridges- proveerán de recursos a Hurts. La defensa volverá a ser el principal problema de Oklahoma para conseguir repetir en Playoffs. Los números fueron horribles en 2018: 160 yardas de carrera permitidas por partido, puesto 111 en eficiencia de pases defendidos y 6’1 yardas permitidas por snap. Todo un lastre…

3. GEORGIA BULLDOGS

El equipo georgiano se quedó a las puertas de repetir viaje a los Playoffs la pasada campaña, pero Kirby Smart cuenta con las piezas idóneas para luchar, sin ningún miedo, por el título nacional en 2019. Jake Fromm regresa tras lanzar para 2749 yardas y 30 TDs. El natural de Warner Robins está apoyado por la mejor OL del país y por algunos de los corredores más talentosos de la competición: D’Andre Swift, James Cook, Brian Herrien y Zamir White (ojo con Zamir). Las mayores dudas las genera el cuerpo de receptores, donde Jeremiah Holloman debería ser el objetivo número uno de Fromm. En el aspecto defensivo, la línea debe mejorar contra la carrera, aunque el sophomore Jordan Davis y Demetris Robertson tendrán que mejorar para luchar por honores All-SEC. El talento es la nota fundamental de la zaga georgiana con reclutas espectaculares como Nolan Smith o Nakobe Dean. Los encuentros contra Notre Dame, Florida, Texas A&M y Auburn serán duros, pero los de Smart son claros favoritos en sus 12 partidos de la temporada.

2. CLEMSON TIGERS

Los actuales campeones aspiran a repetir el título en 2019. La irrupción de un talento descomunal como el de Trevor Lawrence se compara con la aparición de genios de la categoría de Peyton Manning o Andrew Luck. Lawrence solo puede mejorar como sophomore y, además, cuenta con una maquinaria totalmente engrasada con los receptores The Higgins y Justin Ross, más el dinámico running back Travis Etienne en el backfield. La OL vuelve con cuatro titulares y es considerada una de las mejores de la nación. A pesar de la pérdida de estrellas defensivas como Christian Wilkins, Clelin Ferrell, Dexter Lawrence o Austin Bryant, el talento del Coordinador Brent Venables nutrirá de sabia nueva a la línea. Xavier Thomas, Jordan Williams, Niles Pinckney o Isaiah Simmons serán los pilares de la rocosa zaga de Clemson. El calendario de los de Dabo Swinney resulta muy inquietante: su enfrentamiento contra Texas A&M y, sobre todo, el viaje a Syracuse pueden ser harto complejos. Sin embargo, con la categoría de Lawrence y el talento que gira a su alrededor los de South Carolina son firmes candidatos a reeditar título nacional.

 1. ALABAMA CRIMSON TIDE

La última imagen de Alabama que nos viene a la memoria fue la humillante derrota y la desesperación de Nick Saban ante la exhibición que Trevor Lawrence dio en Santa Clara. Mas la venganza es un plato que se sirve frío y las mesnadas de Saban, tras hacer cambios en el staff técnico, vuelven con ganas de demostrar quién es el verdadero rey de la competición. El ataque volverá a ser liderado por Tua Tagovailoa tras lanzar el pasado año para 3966 yardas y 43 TDs. Mantener sano a Tua será fundamental, tras el transfer de Jalen Hurts. El cuerpo de receptores de Alabama es el mejor del país (con Jerry Jeudy a la cabeza) y Najee Harris está preparado para ser el abanderado del ataque terrestre. El nuevo play-caller será el Coordinador Steve Sarkisian, tras su paso por Atlanta Falcons. La defensa de Alabama anualmente es considerada como una de las mejores del país en la mayoría de apartados y esto no cambiará en 2019. Raekwon Davis, un recuperado Terrell Lewis y Anfernee Jennings serán los comandantes en jefe que apabullarán a los QBs rivales. Alabama tiene duros enfrentamientos a domicilio (Texas A&M, Auburn, South Carolina y Mississippi State) y recibe a LSU en Tuscaloosa, pero ¿alguien duda de otra temporada perfecta de los de Saban?

Edu Vallejo Granero (@eduvall82)

25 25 25 25 25  25 25 25 25 25 25 25 25 2 25 25 25 25 25 25 25 25 25 25 25 25 25 25 25 25 25 25 25 5

Un comentario sobre “El top 25 de Spanish Marching Band

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *