Las señas de identidad de los Pittsburgh Steelers

Nuestro nombre: Pittsburgh Steelers

Fundado en 1933, no fue hasta 1940 cuando el equipo adquirió su nombre actual. Durante sus siete primeros años la franquicia se llamó Pittsburgh Pirates, tomando ese nombre del equipo de baseball de la ciudad.

En 1940, la franquicia adquirió el nombre de Pittsburgh Steelers, en relación a la gran industria acerera de la ciudad, el cual se mantiene hasta la actualidad pero con una curiosidad: durante la Segunda Guerra Mundial, el equipo sufrió una terrible escasez de jugadores por lo que en 1943, se tomó la decisión de “fusionar” la franquicia con los Philadelphia Eagles, llamándose ese año “Phil-Pitt Eagles”. En 1944 se produjo la misma situación pero en este caso con los Chicago Cardinals, llamándose a esta unión “Card-Pitt”, jocosamente apodados como “Carpets”.

Nuestra mascota: Steely McBeam

En un lugar donde reinan las mascotas de corte ‘friendy’ o adorables… son los Steelers los que se presentan con un rudo, aunque risueño, trabajador del acero. No podía ser de otra manera.

Nuestro Steely McBeam lleva animando a la Steeler Nation desde el año 2007, cuando conmemorando el 75 aniversario de la franquicia, el equipo abrió un concurso, en el que  llegaron a concurrir hasta 70000 propuestas para nombrar a la mascota, entre las que salió el nombre de Steely McBeam, propuesta de Diane Roles. La explicación a este nombre dada por la autora es bastante sencilla, pero que representa muy bien a la franquicia y la ciudad: “Steely» hace referencia a la enorme industria de acero de Pittsburgh, “Mc” viene en relación a los orígenes irlandeses de la familia Rooney y “Beam”, en español “viga” también viene dado por el tema del acero en la ciudad y, además, porque la bebida alcohólica favorita del marido de Diane es el Jim Beam. Curioso cuando menos.

Nuestro logo: Identidad al cuadrado

No cabe duda de que los Pittsburgh Steelers cuentan con un logo que deja indiferente a pocos. Desde ‘feo’ hasta ‘extraño’ son algunas de las expresiones que puedes escuchar a cualquier hijo de vecino ciertamente ajeno al universo de la NFL, pero alguien que conozca este negocio entenderá a la perfección la esencia de nuestra marca,  y por qué entraña un sentido e identidad sin igual.

Fuente: The Sports Design

El actual logo de los Steelers, introducido en 1969, se origina a partir del logo del Instituto del Acero y Hierro de América, perteneciente al U.S Steel Corp. Estas empresas son las encargadas de la producción y el trabajo con el acero a lo largo de su importante industria en los Estados Unidos, y concretamente en la ciudad de Pittsburgh, tradicionalmente ligada por completo a este sector.

Nuestro símbolo: The Terrible Towel.

Si hay algo por lo que reconocerás a un verdadero aficionado de los Steelers, es por su inseparable compañera, la Terrible Towel.

Esta prenda, ideada por el periodista Myron Cope en 1975 para animar a la afición en los Playoffs -que acabaron ese año con el 2º Lombardi-, ha pasado del Three Rivers Stadium al Heinz Field en manos de cada fan del equipo, pasando por la cima del Monte Everest o la Estación Espacial Internacional.

Fuente: steelers.com

Es enorgullecedor ver el Heinz Field al completo dar la bienvenida a sus guerreros toalla en mano, sumado eso a la nueva iniciativa tomada por el equipo, de invitar en cada ocasión a un famoso para que presente la prenda a la grada, la cual responde como es debido.

Nuestro estadio: el Heinz Field

Fue en el año 2001 cuando la franquicia se mudó al actual campo de juego tras la demolición del mítico Three Rivers Stadium. Pero vayamos más atrás.

Desde la fundación de la franquicia en 1933, y durante 31 años, el equipo jugó en el mítico Forbes Field, el cual compartían con el equipo de baseball de los Pittsburgh Pirates. En 1964, y hasta 1969, el equipo jugó en el campus de la Universidad de Pittsburgh, hasta que, en 1970, Steelers y Pirates se trasladan al Three Rivers Stadium, campo legendario donde los haya el cual ha presenciado épocas de verdades gloria de la franquicia. Épocas, que el actual Heinz Field (la empresa Heinz compró los derechos del nombre) ha conseguido prácticamente igualar, con dos anillos en sus 16 años de corta historia.

Fuente: Goldstar

En resumen, la franquicia más laureada de la historia del football tiene una historia, y unos símbolos que son parte vital del éxito del equipo. Una franquicia de una extensísima tradición, siempre ligada al apellido Rooney, familia a la cual la ciudad y la franquicia debe la mayor parte de los triunfos y, con una fanbase como pocas. Solo con la suma de todo esto es como se consigue una franquicia así, y así vamos a seguir.

HERE WE GO!

Un comentario sobre “Las señas de identidad de los Pittsburgh Steelers

  1. Soy aficionado de los steelers desde 1961 y ahora estoy feliz por su marcha triunfadora, la playera que más uso es la número 33. Al Super Bol en este año y que sean campeones, es mi deseo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.