Las señas de identidad de los Green Bay Packers

La NFL, al igual que la gran mayoría de la sociedad, está asumida en una constante transformación con el objetivo principal de enriquecerse. Son tiempos en los que predominan los intereses económicos en detrimento de otros valores inmateriales y sentimentales. ‘Don Dinero’ puede con todo, vemos como las franquicias (sus dueños) buscan nuevos lugares para mudarse a la mínima que ven pérdidas o que se ven perjudicados, sin importarles los sentimientos o la identificación de una ciudad con su equipo.

La NFL es un negocio donde no valen los sentimentalismos y las identidades, para eso están las universidades y el College Football. Dentro de este negocio siempre hay excepciones, siempre hay corrientes diferentes que se resisten a las modas o que les cuesta más amoldarse a estas nuevas costumbres.

Todos los equipos de la NFL tienen señas de identidad que perduran aunque los dueños quieran cambiar de aires, y eso me alegra. Dentro de este negocio llamado NFL hay un equipo que siempre le cuesta amoldarse a la moda, un equipo diferente a la mayoría. Son los Green Bay Packers.

Green Bay Packers es un equipo histórico, fundado el 11 de agosto de 1919 (junto con Chicago Bears y Arizona Cardinals son los equipos mas antiguos de la NFL), cuenta con una larga trayectoria y, como tal, tiene multitud de anécdotas que valdrían como señas de identidad, pero me voy a detener en las más importantes.

LOS HABITANTES DE GREEN BAY SON SUS DUEÑOS.

Es la seña de identidad por excelencia que diferencia a los Packers sobre el resto de equipos americanos en todos los deportes profesionales, no solo del football.

Sus dueños son los 360.760 accionistas, la gran mayoría seguidores y aficionados. Es el único equipo de propiedad pública, no hay ningún accionista mayoritario, puesto que ninguno puede tener más del 4%. Es una estructura social sin ánimo de lucro que ha mantenido al equipo sano durante casi 100 años de existencia.

AFICION ‘CHEESEHEAD’ MUY ORGULLOSA DE SU EQUIPO Y DE SU

ESTADO, WISCONSIN.

La mayor parte de los ciudadanos de Green Bay son los dueños del equipo, esto hace que se sientan muy orgullosos y muy identificados con sus colores.

La ciudad entera se vuelca con el equipo, de tal manera que los días de partido, cuando juegan de local, la ciudad parece un desierto porque de sus apenas 100.000 habitantes, 81.000 van al estadio. Es el estadio que más llenos consecutivos tiene en la NFL y hasta dentro de 25 años no se pueden conseguir entradas de temporada regular, según la previsión actual del equipo.

Es la ciudad más pequeña con un equipo profesional en la NFL, procedente de un Estado agrícola con mucha población rural (Wisconsin), lo que también les hace sentirse especiales y orgullosos de su tierra. Tanto que hasta se ponen un queso de sombrero parodiando con orgullo las ofensas de sus grandes rivales del estado de Illinois desde hace muchos años (los Chicago White Sox de Baseball y los Chicago Bears de Football). De aquí procede la tradición de llamar a los seguidores de Packers ‘Queseros’ o ‘Cheesehead’.

La fidelidad y pasión de un Cheesehead llega hasta tal punto que puede estar viendo el partido en el estadio soportando bajísimas temperaturas, ¿te imaginas estar 3 horas sentado a 20º bajo cero?

EL LAMBEAU FIELD Y SUS TRADICIONES.

El estadio de los Packers es el mítico Lambeau Field. Fue construido en 1957 con el nombre de City Stadium hasta su primera remodelación en 1965, momento en el que se renombró como Lambeau Field en honor a Curly Lambeau, fundador, jugador y entrenador de los Packers. Es el estadio más antiguo de la NFL, y uno de los pocos estadios que sobrevive a la moda de construir estadios modernos y nuevos. En Green Bay se remodela el que está.

También se le suele llamar ‘The Frozen Tundra’ (la Tundra helada) debido a que en invierno los partidos se celebran a temperaturas extremadamente bajas sin techo que lo cubra, lo que hace que los partidos sean especiales y muy duros, es una de las razones por la que a los rivales les cuesta mucho ganar en Green Bay. El aficionado quesero (cheesehead) lo ha tomado como un símbolo packer y como un orgullo de su tierra, es frecuente ver gente disfrazada con motivo de la ‘Frozen Tundra’. Su origen viene de un partido histórico muy recordado por toda la NFL, la famosa ‘Ice Bowl’. Fue un partido celebrado en 1967 contra Dallas Cowboys. En dicho partido alcanzaron temperaturas de -25ºC y mucho viento, ganándoles en la última jugada.

El ‘Lambeau Leap’ es otra de las tradiciones del estadio, es el momento en el que un jugador de los packers va a celebrar su anotación de touchdown con la afición, se sube a la grada donde le esperan numerosos aficionados que le sujetan, le abrazan y le palmean felicitándole.

Esta tradición ha sido copiada infinidad de veces por otros equipos incluso por otras disciplinas deportivas, pero su origen está aquí, en el Lambeau Field, concretamente en un partido contra los Raiders de 1993.

ÉPOCAS GLORIOSAS QUE CALAN EN EL AFICIONADO.

Los Packers a lo largo de su historia han tenido épocas malas, pero sobre todo bastantes épocas gloriosas que son las que crean nueva afición y las que se recuerdan mejor. Son épocas que marcan al aficionado quesero y que se convierten en parte de la identidad del equipo.

– Los inicios del equipo con Curly Lambeau: además de ser el fundador del equipo, fue el jugador estrella por aquel entonces. Fue una época dorada donde se consiguieron tres campeonatos nacionales seguidos (lo que hoy en día es la Superbowl de la NFL), en 1929,30 y 31. En dicha época consiguieron una racha de 30 partidos consecutivos en casa sin conocer la derrota, récord que todavía perdura imbatido en la NFL.

– La época de Don Hutson: La llegada de este jugador al equipo hizo cambiar la filosofía del football por aquel entonces, ya que hizo cambiar el juego ofensivo de toda liga al introducir las jugadas de pase que tanto costaba defender, puesto que los ataques eran solo de carrera. Fue un autentico líder en recepciones durante bastantes temporadas. El equipo ganó los campeonatos nacionales de 1936, 1939 y 1944.

– La época dorada de Vince Lombardi: Es la más recordada por los Packers ya que fue en la que más títulos se consiguieron. Durante los 7 años que estuvo Lombardi entrenando al equipo se ganaron 5 títulos nacionales (1961, 62, 65, 66 y 67) entre ellas las dos primeras Superbowls de la NFL. La mentalidad ganadora de Lombardi, su revolución en el sistema de juego de la época, unida a grandes jugadores como Jim Taylor y Bart Starr hicieron que la década de los 60 fuese inolvidable para todos aficionados packers y forme parte de la historia de la NFL.

– La época de Ron Wolf, Brett Favre y Reggie White: Tras las décadas oscuras de los años 70 y 80, en 1991 el equipo contrata a Ron Wolf como Gerente General y Director deportivo, lo que trajo una transformación radical y un lavado de cara muy importante. Apostó fuerte por traerse a un joven Quarterback de Atlanta Falcons sin oportunidades, y fue un autentico éxito. Ese QB era Brett Favre, uno de los mejores QBs de la historia de la NFL y uno de los más carismáticos. Además consiguió traerse de los Eagles a uno de los ídolos defensivos de todos los tiempos para los Green Bay Packers, era el gran Reggie White. Solo consiguieron ganar la superbowl de 1997, pero marcaron una época feliz y de gran orgullo para la afición quesera.

– La época actual con Aaron Rodgers: En 2005 se drafteó a Rodgers de puro milagro, ya que estaba previsto que fuese elegido mucho antes. Llego para relevar a Favre. Ese relevo llegó en el 2008 y fue sensacional, los tres años formándose a la sombra de Favre le valieron mucho, hasta el punto de convertirse en uno de los mejores Quarterbacks de la época incluso pudiendo llegar a cotas más altas. Es una maravilla verle jugar y un lujo tenerle en Packers. Es un jugador que crea afición, y que con una mejora defensiva el equipo podria llegar a marcar una época memorable, de momento se ha ganado la superbowl de 2010, esperemos que se consiga alguna más antes de su retirada.

LA LEYENDA DE VINCE LOMBARDI.

Vince Lombardi es la persona más venerada por todos los aficionados de los Packers, Tiene su estatua junto al Estadio de Lambeau Field. Su mentalidad ganadora y su forma de motivar a los jugadores ha creado una autentica filosofía de vida, muy seguida por miles de personas.

Ha sido el Entrenador por excelencia en toda la historia de la NFL. Tras su muerte la NFL decidió llamar al trofeo de la Superbowl ‘Trofeo Vince Lombardi’, por lo que es un orgullo para todo aficionado Packer poder recordarle de ese modo.

Espero que este artículo sirva para que el resto de aficionados al football entiendan la forma de ser de un Cheesehead y porqué nos sentimos tan orgullosos de nuestro equipo. Después de comentar las señas de identidad más importantes de los Green Bay Packers, espero que se sigan creando muchas más y que los aficionados de Packers y al footballen general las podamos disfrutar. Más Señas de Identidad y menos decisiones de ‘Don Dinero’ por favor.

Un comentario sobre “Las señas de identidad de los Green Bay Packers

  1. Muy chulo y explicativo el artículo.

    Teniendo en cuenta que en 2019 cumplen 100 años, quizás la franquicia tire la casa por la ventana para cuajar ese año otra Superbowl.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.