Gracias, Malcolm Glazer

Si bien somos una comunidad hispanohablante, es difícil negar que seguir a un equipo despierta en uno mismo afectos a una comunidad. En este caso, Tampa Bay es la casa de MI equipo. Ese que te da alegrías y tristezas. El que hace parte de tu vida. Es duro ver lo que ha pasado y sigue pasando en la NFL, en donde dueños mueven sus equipos como un negocio, o los manejan como tal, sin importar uno de los pilares del club, sus aficionados.

Tampa Bay era, seguramente, la peor franquicia deportiva de América. Hugh Culverhouse era su dueño, quien solo veía a la franquicia como una fuente de dinero. El equipo tuvo algún que otro destello pero en general era el hazmereir de la liga. Incluso jugadores de draft como Bo Jackson se negaban a pisar Tampa por culpa del dueño. Historia que da para otra entrada, de verdad.

Fue en el año 1994 cuando falleció Culverhouse que empezó el drama. Su hijo asesorado de expertos financieros, se veían en la necesidad de vender un equipo que, dicho sea de paso, estaba ad portas de entrar en bancarrota. Para esa época, George Steinbreinner y Peter Angelos, dueños de los Yankees y Orioles de la MLB estaban interesados en la compra de la franquicia, y que de hacerlo, todo se destinaba a que se trasladaría a la ciudad de Baltimore (irónicamente una víctima de los famosos traslados de franquicias). Pero en el último momento, Malcolm Glazer en representación de sus hijos dieron un paso al frente. No solo compraron el club, sino que lo mantuvieron en sus raíces e, incluso, en colaboración con funcionarios públicos de la ciudad lograron mejorar su hogar: cambiaron «el viejo sombrero» de Tampa Stadium y lograron construir el Raymond James Stadium.

El equipo se quedo en su casa.

¿Qué sería de los bucaneros sin una ciudad digna de tal nombre? ¿Acaso se imaginan a los bucaneros de Baltimore? Lo más probable es que el rebranding hubiera aparecido y esa figura desapareciera. Pero no fue así. 

El equipo empezó a crecer. Con casa nueva, con un cambio en su imagen y con un proyecto fuerte a nivel administrativo y deportivo, los Bucs fueron escalando paso a paso. De la mano de Tony Dungy y Rich McKay en sus inicios, se fueron adquiriendo los pilares del equipo. Lo que era un sueño, poco a poco fue gestándose en una realidad. Y, finalmente, en aquel glorioso 26 de enero del año 2003, se logró lo impensado. Los Tampa Bay Buccaneers se coronaban campeones del Super Bowl, algo que nadie jamás hubiera imaginado.

De igual manera, no solo lo deportivo ha sido una gran gesta. Los Bucs se convirtieron rápidamente en la cara de la ciudad. Incluso en malas campañas, los Bucs eran motivo de orgullo de una ciudad que aun los sigue alentando. Incluso dentro de la crisis financiera que USA tuvo en este nuevo siglo, sus dueños no dieron la espalda a sus aficionados y mantuvieron los precios de las entradas e incluso reduciendolos. Además de involucrarse en muchas mas cosas en pro de la comunidad como centros medicos, escuelas, etc. Los Bucs son la cara de la bahía, y sus bucaneros ganen o pierdan son el mayor orgullo de la ciudad.

Es por esto que a Malcolm Glazer (QEPD) le quiero dar las gracias.

Porque sin él quizás los Bucs no existirían y no hubiera tomado esta pasión. Gracias a Malcolm Glazer aprendí a amar a la comunidad de Tampa Bay, e incluso alentar a los equipos de la ciudad en otros deportes. Gracias a Malcolm Glazer, ese barco pirata dentro del RayJay aun me emociona, y me infla el pecho con orgullo de tener el estadio mas cool del mundo -¿vas a decir que no te gustaria tener un barco pirata en tu estadio?? ¡el mio lo tiene!-. Gracias a Malcolm Glazer, los Bucs son un equipo consolidado, que mantiene y quiere a sus aficionados, y que a diferencia de muchos que dan la espalda a sus fanaticos, este siempre los mantiene ahí. Gracias a Malcolm Glazer, la franquicia tiene cimientos sólidos y probablemente vitalicios para que esta banda pirata no emigre de su bahía, mi bahía…

Gracias de corazón señor Glazer, y sé que pronto este barco pirata levantara al cielo otro Lombardi en su honor y homenaje.

 

Artículo de @aldobucs – Aldo Fernando Ovalle para Cañones y Football: Tampa Bay Buccaneers en español

Un comentario sobre “Gracias, Malcolm Glazer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.