El primer draft de la era Urban Meyer

Con la llegada de Urban Meyer se dio por comenzada una nueva era para los Jacksonville Jaguars y el draft ha sido la segunda prueba de fuego para el nuevo staff, tras una agencia libre sólida la franquicia llegaba con mucho capital para poder renovar el roster con talento joven y el equipo consiguió 9 jugadores en 6 rondas del Draft además de los correspondientes undrafted free agents. Así que sin más preámbulos vamos a analizar uno a uno los jugadores.

 

Ronda 1, Pick 1. Trevor Lawrence, QB, Clemson.

Seguramente una de las elecciones más claras desde que se empezó el proceso del Draft y uno de los jugadores del que apenas nos quedan cosas por decir, el joven QB cumple todos los requisitos que se pueden pedir en un mariscal de campo, capaz de hacer todo tipo de lanzamientos, ágil en campo abierto y un líder en el vestuario. La franquicia tenía claro desde el primer momento que era el jugador que querían y así lo hicieron saber después de la primera noche.

Puede que el equipo haya conseguido su próximo líder a la ofensiva por muchos años si es capaz de trasladar a la liga lo que mostró en college. Ahora queda la parte más difícil adaptarse a la NFL y que la franquicia, que no ha sido históricamente una referente, sea capaz de rodearle de talento para poder conseguir el anillo.

Pese a ser la primera selección global Lawrence nos dio una de las anécdotas de la noche. El jugador estaba viviendo la velada con su familia en casa (Carolina del Sur) y la franquicia trato de llamarle para darle la noticia de manera oficial, pero necesitaron hasta en tres intentos puesto que como Lawrence comentó al día siguiente, la zona donde está ubicada la casa familiar tiene escasa cobertura y pese a estar pendiente de la llamada no sabía que se estaban poniendo en contacto con él hasta que su teléfono recuperó la señal.

 

Trevor Lawrence y Travis Ettiene / jacksonville.com

 

 

Ronda 1. Pick 25. Travis Etienne, RB/WR, Clemson.

Etienne fue el segundo RB del primer día y para algunos una sorpresa, ya que no contaban con más de un RB en primera ronda, pese a que algunos analistas decían que podían salir hasta 3. Esta selección se llenó de críticas a medida que pasaba el tiempo por varios motivos. El primero de ellos es que la temporada pasada la franquicia consiguió a uno de los RB estrellas de la liga en James Robinson siendo Rookie y consideran que gastar una ronda tan alta en otro jugador en la misma posición y que va a ejercer un rol de suplente es un despropósito.

La polémica con esta selección no terminó ahí ya que entrenador Urban Meyer anunció que la intención con Etienne es que jugase como WR, emulando el estilo de los Saints cuando sitúan a Alvin Kamara como un receptor más. En mi opinión es un buen jugador y coincido con Urban en que puedes mover por todo el campo creando desventajas en la defensa gracias a su capacidad atlética y sus buenas manos, además de que va a dar descanso a Robinson quien el año pasado llevaba el 80% del juego por tierra del equipo, además de que a Meyer le volvía loco poder volver a juntar a la pareja de Clemson, pero coincido en que es probable que el equipo lo hubiese podido elegir en segunda ronda y obtener más valor en esta selección.

 

 

 

Ronda 2, Pick 33. Tyson Campbell, CB, Georgia.

Con esta selección daba comienzo el segundo día del Draft, con un plan que poca gente tenía claro después de la elección de la segunda elección en el primer día. Con esta situación Campbell llega al la franquicia para luchar por el puesto de cornerback 3, todo apunta a que los esquineros principales serán CJ Henderson y Shaquill Griffin quienes jugarán por el exterior, pero tras la mala temporada pasada del rookie CJ Henderson, si este año no empieza bien podría ser relevado.

El perfil de Tyson es de ser un jugador atlético con buena velocidad de recuperación y brazos largos, su mayor debilidad es que a lo largo del partido va perdiendo la técnica, algo que es muy entrenable, lo que no es tan entrenable es la falta de números destacados, pese a eso Meyer se hace con un jugador que le gusta jugar físico y que si es capaz de corregir los errores que mostraba en college, que en muchos casos era fruto de la falta de experiencia en la posición ya que en High School jugaba como safety, pude llegar a ser un jugador importante desde el día uno.

 

Tyson Campbell / news4jax.com

 

 

Ronda 2, Pick 45. Walker Little, OT, Stanford.

Este movimiento busca proteger al nuevo quarterback Trevor Lawrence, LIttle no tuvo un pro day muy bueno lo cual en el proceso del draft le ha hecho caer posiciones. Pese a ello su cinta de juego muestra que es un jugador muy sólido, con unos pies muy rápidos y que siempre están en una buena posición para poder detener a los defensivos, su colocación de manos es bastante buena.

Su virtud más grande es el juego de pase, donde es capaz de mantener un buen bolsillo de protección y tiene la visión para controlar los jugadores que entren al blitz. En el juego por tierra tiene algún problema, en parte debido a lo grande que es, pese a ello es capaz de llegar al segundo nivel y abrir huecos para sus corredores. Dicho todo esto, esta es una selección con un riesgo elevado, en 2019 tuvo una lesión que terminó con su temporada en la rodilla, si el jugador está sano al 100% podría convertirse en el LT titular del equipo a largo plazo.

 

Walker Little / gostanford.com

 

 

Ronda 3, pick 65. Andre Cisco, S, Syracuse.

Cisco llega a Jaguars en pleno proceso de recuperación de un desgarro de ligamento, una lesión que le impidió brillar en su última temporada en su etapa colegial, pero cuando estuvo en el campo marcó unos números con una producción muy alta, en 24 partidos consiguió 136 tackles, 13 interceptaciones y 2 fumbles.

Cisco está en el debate por ser el mejor safety de la clase. Es un jugador muy versátil, su mayor punto débil es que en ocasiones es demasiado agresivo, lo cual le lleva a cometer un error y por consecuencia conceder una jugada grande, algo que debe mejorar, pero que con más experiencia debería mejorar ya que apenas acaba de cumplir 21 años.

 

Andre Cisco / Bigcatcountry.com

 

 

Ronda 4, pick 106. Jay Tufele, DT, USC.

Tufele es exactamente lo que la franquicia necesitaba en la línea defensiva, es un jugador grande y que es capaz de dominar el juego por el interior de la línea defensiva parando la carrera. Tufele tuvo una buena producción en su etapa universitaria, en apenas 24 partidos registró 60 tackles, 10 TFL, y 1 interceptación.

La temporada pasada no jugó debido al COVID-19 pero en USC no ha tenido ninguna lesión importante. con 22 años recién cumplidos es un jugador que si es capaz de seguir aprendiendo y se adapta a la liga, podría ser una de las piezas claves de la defensiva de Jacksonville.

 

Jay Tufele / profootballnetwork.com

 

 

Ronda 4, pick 121. Jordan Smith, DE, UAB.

Smith es un jugador que llega para dar profundidad al fondo de armario, una selección que para mi gusto fue demasiado precipitada, ya que todavía quedaban jugadores de mayor nivel en la posición.

Hablando estrictamente de la selección, Jordan Smith es un jugador con brazos muy largos lo cual dificulta a los tackles pararle, tiene buenos movimientos hacia el interior de la línea, buena técnica para placar y demuestra mucho esfuerzo. Puede ser usado en equipos especiales, pero para tener más repeticiones debe de ganar más fuerza.

 

Jordan Smith / al.com

 

 

Ronda 5, pick 145. Luke Farrell, TE, Ohio State.

Farrell es el mejor jugador en la posición bloqueando, tiene unas manos fuertes y es capaz de mejorar, en la faceta de recepción tiene buenas manos, se mueve bien para lo grande que es y es capaz de crear desventajas a las defensivas rivales. Luke puede ser el TE número uno del equipo desde el día uno ya que el equipo estaba muy necesitado en la posición, el jugador puede ser uno de los robos del draft.

 

Luke Farrell / elevenwarriors.com

 

 

Ronda 6, pick 209. Jalen Camp, WR, Georgia Tech.

Un receptor que luchará por meterse en el roster, que será usado en equipos especiales ya que en cuanto a receptores el equipo tiene un buen grupo en la posición. La franquicia podría haber optado por alguna opción mejor para competir en equipos especiales.

 

Jalen Camp / jaguarswire.usatoday.com

 

 

Como conclusión que se puede sacar es que Urban Meyer y su equipo tienen el beneficio de la duda de su lado. Con esto me refiero a que ha habido unas cuantas selecciones bastante discutibles, ya sea por el nivel que mostraron para ser elegidos tan arriba o por temas de salud, lo cierto es que el staff lleva estudiando a los prospectos mucho tiempo y son conocedores de lo que se les puede sacar, pero el riesgo que corren es elevado. Solo el tiempo nos dirá si el primer Draft de Urban Meyer como el HC de los Jacksonville Jaguars ha sido un éxito o todo lo contrario y resulta no estar listo para la liga.

 

@ManuelRendal

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *