El Draft de los Rams. Sorpresas y dudas.

Ya ha llegado la temida época del desierto NFL para todo fan de la competición. Ya se hizo la Agencia Libre, el Draft y no queda otra que conformarse con las pocas informaciones que llegan de los entrenamientos voluntarios, donde todos los jugadores lo están haciendo de fábula. Sí, hasta el sobrino-nieto del dueño del equipo que han cogido para el training camp porque el que pone la pasta así lo ha querido. Que, en realidad, no ha pasado. O sí, porque es la NFL y cualquier cosa es posible, aunque cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

De la Offseason NFLera lo que más suele gustar al aficionado es el Draft. ¿Por qué? Porque llegan más de 300 jugadores absolutamente desconocidos a la liga (los más de 250 que se escogen cada año y las decenas de jugadores que son firmados como UDFA.

Y bueno, ¿qué deja el Draft en LA?

Lo primero, a todos los aficionados con cara de tontos. Porque es así, creo que todos los aficionados nos esperábamos (y permitan la licencia de usar aquí el plural, porque con los aficionados del equipo con los que he hablado es su sentir también) otra cosa para este draft. Como lo esperábamos para el anterior.

Porque el año pasado ya se hicieron cosas que no eran tan esperadas por la afición, pero es que este año se ha ido todo de madre, como suele decirse.

Los Rams llegaban con grandes dudas al draft en diversas posiciones. La constante baja calidad en el puesto de ILB, el pobre nivel de los OLBs más allá de Floyd pero sobre todo la mala gestión del interior de la Línea Ofensiva.

Pero bueno, vamos a hablar de las elecciones del equipo:

 

 

  • 2ª ronda, pick 57. Tutu Atwell, WR, Louisville

 

Justin Berl/Getty Images

 

Pequeño pero endiabladamente rápido. Un speedster que la afición pedía. Su problema, es muy bajo (menos de 1,80m) y sobre todo muy delgado (unas 160-170 libras). Molde de jugador como DeSean Jackson, es un clon algo más pequeño y ligero. Con él McVay podrá recuperar gran parte de la creatividad ofensiva que tenía en sus primeros años con un WR muy veloz como fue Brandin Cooks.

El talento está ahí, la mente de McVay también pero… ¿será suficiente para que brille en la soleada Los Ángeles?

 

 

  • 3ª ronda, pick 103. Ernest Brown IV, LB, South Carolina.

Hacía casi década que los Rams no escogían un ILB en los primeros dos días del draft. El último fue una primera ronda, Alec Ogletree, en 2013.

Sí, es un pick que cubre una necesidad inmediata, da más calidad a una posición que estaba falta de ella aunque no deja de ser un jugador muy parecido a lo que ya hay en el equipo.

Carece de agilidad y velocidad para ser consistente en cobertura de pase aunque tiene buen tamaño. Contra la carrera es muy seguro y raro es verle fallar placajes. Básicamente él ha dicho que “nadie puede tener más placajes que yo en el campo”.

Mismo molde que Kiser y Reeder, tal vez hubiese sido mejor un LB con otras características pero en LA se decidieron por él.

 

 

  • 4ª ronda, pick 117. Bobby Brown III, DL, Texas A&M.

Su llegada viene supeditada por dos motivos: el traspaso de Michael Brockers al comienzo de la offseason y las bajas más que posibles de la próxima temporada en A’Shawn Robinson y Sebastian Joseph Day que serían Agentes Libres.

Mejor parando la carrera que en la presión al QB a pesar de haber liderado en su último año a los Aggies en sacks y TFL.

 

 

  • 4ª ronda, pick 130. Robert Rochell, CB, Central Arkansas.

 

Central Arkansas Athletics

 

Seguramente sea, junto a Tutu, el jugador de los tres primeros días que menos campo verá. Gran tamaño para jugar la posición y unos aún más grandes ball skills por haber sido WR, un año aprendiendo de Jalen Ramsey le vendrá muy bien. Viene perfecto además para jugar en los Equipos Especiales.

 

 

  • 4ª ronda, pick 141. Jacob Harris, TE, Central Florida.

 

WR altísimo salido de Central Florida. 6-5 en tamaño y corriendo en menos de 4.40 las 40 yardas. En LA parece que se le ve más como TE, tal vez supliendo el rol que tenía Gerald Everett.

Puede que en su primer año no se le vea demasiado, aunque es un molde de WR físico para balones divididos que le puede venir bien a Stafford. A su favor está el no haber jugado a football hasta avanzado su paso en la universidad.

 

 

  • 5ª ronda, pick 174. Earnest Brown IV, Northwestern.

 

El sustituto de Morgan Fox, el encargado de dar a Aaron Donald descanso. Contra la carrera no es bueno, destaca sobre todo en el rush al QB.

El resto de jugadores (Jake Funk, Ben Skowronek y Chris Garrett en séptima) deberán luchar por un puesto con los UDFA.

 

 

 

@RamsSpain

 

Sorpresas sorpresas sorpresas Sorpresas sorpresas sorpresas Sorpresas sorpresas sorpresas 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *