Dallas Cowboys, previa de la temporada

Dallas Cowboys

12-5, primeros en la NFC Este Dallas 

 

 

Resumen del 2021

Todo aficionado a Dallas firma, a priori, una temporada ganadora, con récord ganador, con rachas de 6 victorias consecutivas (hubieran sido 8 de no ser por el tropiezo, contra todo pronóstico, en noviembre y jugando en casa, contra Denver). Realizando un juego muy vistoso, con una media de 31 puntos por partido,  un ataque muy potente y muy bien dirigido desde dentro y fuera del terreno de juego. Con un elenco de jugadores difícilmente repetibles a corto plazo. 

Una defensa como mínimo luchadora que da trabajo a los ataques rivales, con jugadores que llegan para vender muchas camisetas y marcar una época como Micah Parsons. Otros que aún y realizar grandes números y grandes hazañas como Trevon Diggs, dejan entrever que no todo son  grandes números ni grandes hazañas. Y un coordinador, por todo el mundo respetado que convierte a una defensa mediocre, en una defensa average.

Pero también, todo aficionado de Dallas, está cruzando por una travesía del desierto que lleva más de 20 años sucediendo y no compra ya, según qué tipo de humo se le quiera vender. Está muy bien jugar bonito, poner puntos en el marcador, tener una defensa que pone las cosas difíciles a los rivales, tener jugadores muy ilusionantes, como mínimo, durante sus contratos rookies. Pero cuando los aficionados quieren ver que esto no es el enésimo cargamento de hype más, es en playoffs. Y aquí, el equipo sigue estando mal dirigido, sigue cometiendo demasiadas faltas y sigue cometiendo errores individuales imperdonables que por enésima vez, te dejan una vez más, fuera de la lucha por el Lombardi y ya va desde 1996 que eso pasa.

 

 

Altas

Históricamente, Dallas se mueve poco en la agencia libre y juega todas sus bazas en el draft. Esta temporada, no ha sido una excepción en el apartado de altas. 

Se han unido al equipo como principales nombres y muy recientemente, Anthony Barr, linebacker procedente de Minnesota, para completar un cuerpo competitivo.

Otra de las incorporaciones que hizo ilusión debido a la baja de Amari Cooper,fue el receptor de Pittsburgh, James Washington, jugador para completar la tripleta junto a Ceedee Lamb y Michael Gallup, pero que al empezar la pretemporada, ha causado baja por una lesión en el pie y se perderá entre 6 y 10 jornadas.

 

Gallup seguirá anotando / dallasnews.com

 

Respecto al draft, están llegando buenos reportes del pick nº1, el OT Tyler Smith de Tulsa y cabe decir que en este aspecto, los Jones acostumbran a “clavar” las elecciones del draft, así que respecto a las altas del equipo, se espera que 5 de los 9 nombres, puedan causar impacto directo como titulares.

 

 

Bajas

Para poder pagar a nuestro corredor estrella, el equipo ha tenido que hacer encaje de bolillos con el cap. 

Ha habido bajas importantes y dolorosas como el receptor estrella del equipo, Amari Cooper, que ha salido dirección Cleveland.

Otra baja destacada, no porque fuera una súper estrella, sino más bien por su status y su comeback history, viniendo de una sanción por parte de la liga, llegando y siendo protagonista de la mejoría de la defensa, es Randy Gregory, que descartó una oferta del equipo y decidió probar suerte en el frío Denver.

Por último, dos bajas importantes y significativas, son las del Guardia Izquierdo y el Tackle derecho titulares durante los últimos años. Connor Williams y Lael Collins han dejado el equipo y por mal que lo hagan sus sucesores, no se los echará de menos.

 

 

Coaching Staff

Head Coach: Mike McCarthy

Nuestro entrenador en jefe, ganador de un anillo en 2011, afronta su todo o nada. Nunca se puede apostar a lo que van a hacer los Jones, pero se respira en el ambiente un nombre como el de Sean Payton que convierte en definitiva esta temporada para Mike Mccarthy. Muy señalado por todos, criticado hasta la saciedad, con tomas de decisión dudosas, ha de dar un paso adelante y darlo todo para no ser despedido al finalizar el año.

Quizás en la toma de decisiones durante el partido respecto al playcalling, donde ha delegado totalmente a sus coordinadores de ataque y defensa esa elección. Quizás en el trato dentro del vestuario con los jugadores, quizás en la motivación y preparación para los partidos importantes.

 

Mike McCarthy / marca.com

 

Sea como sea, Mccarthy se la juega y lo sabe, veremos su mejor versión? O dará la razón a los heaters que lo entierran poniéndolo como desfasado para esta liga? Lo veremos en enero.

 

 

Ataque

Coordinador Ofensivo: Kellen Moore

MVP del ataque

Dak Prescott

Dak es el alma de este equipo, es quien hace mover al ataque en todos los sentidos. Con una línea tan potente y un corredor como Elliot, todo indica que el juego terrestre debería ser más protagonista, pero Dak ha demostrado tener un brazo élite, una cabeza muy centrada y ha completado unos números increíbles con casi 4500 yardas, 37 pases de Touchdown y tan solo 10 intercepciones

Si el coordinador ofensivo vuelve a confiar y diseñar jugadas para avanzar por aire, Dallas seguirá poniendo muchos puntos en el marcador gracias a las buenas acciones de Rayne Dakota Prescott. Pero eso ya es otro cantar y como se vio en el partido de playoff contra San Francisco, no depende de él que eso pase.

 

 

Estrategia y resto de posiciones

De acuerdo con lo que publicó Pro Football Focus (PFF): “Kellen Moore tiene uno de los esquemas ofensivos, más únicos en la NFL

Así de bien empezábamos y cabalgábamos durante gran parte de la temporada regular pasada con el niño prodigio y el ojito derecho del bueno de Jerry Jones.

Como la batería de un móvil viejo, el crédito de Kellen Moore se fue agotando. Las ideas se le acabaron, los coordinadores defensivos rivales lo estudiaron y lo pillaron. El juego se convirtió en previsible, aburrido, monótono y desesperante y ni el bueno de Kellen, ni el máximo responsable cuando pasan este tipo de cosas, Mccarthy, supieron volver a aquel juego brillante que hacía del ataque de Dallas, un espectáculo digno de ver, con pases en todos los niveles (corto, medio y largo), trick plays, play action, una dupla de corredores muy compensada. Nada! nada de eso se volvió a ver y a la primera de cambio, los Cowboys fueron eliminados de forma desesperante en la primera ronda de los playoff.

 

Dak, dispuesto a todo / AP Photo/Ron Jenkins

 

De cara a esta temporada, así como el Head Coach, el coordinador de ataque se la juega como última oportunidad para demostrar si es o no, una mente ofensiva brillante o un bluff

 

 

Once tipo ataque

QB Dak Prescott
RB Zeke Elliot
FB Ryan Nall
WR Ceedee Lamb
WR Michael Gallup
TE Dalton Schultz
LT Tyron Smith
LG Tyler Smith
C Tyler Biadasz
RG Zach Martin
RT Terence Steele

 

 

 

Defensa

Coordinador defensivo: Dan Quinn

MVP de la defensa

Micah Parsons

El pick número 12 de la primera ronda del draft, es de esos jugadores que, a priori, vienen a cambiar la cara de una defensa entera. Se ha hablado tanto de este jugador, que poco se puede añadir. 

Se plantó en la liga como linebacker y a pesar de alguna cobertura de pase complicada a principio de temporada, se consolidó como nadie había hecho antes. Desde el impacto que causó en su momento Demarcus Ware, no se veía una cosa parecida en ningún jugador.

Parsons ha sido capaz de jugar en cobertura detrás de la línea como linebacker, en presión desde el Edge Rusher, forzando un récord de 13 sacks, además forzando 3 fumbles. Con unos movimientos laterales rapidísimos y con un liderazgo que hasta los propios veteranos como Demarcus Lawrence, han elogiado.

En su año de rookie, ha sido elegido, no tan solo para la Pro Bowl, sino All-Pro y obviamente como Rookie defensivo del año.

 

 

Estrategia y resto de posiciones

Quinn, entrenador fiel a su 4-3, sorprendió a todos al incorporar elementos de una 3-4. Quinn quiere ser más múltiple que en sus anteriores clubes, Seattle y Atlanta, algo que Dallas intentó en el pasado y fracasó miserablemente en implementar la temporada pasada.

Mejorar el trabajo de Mike Nolan, era relativamente fácil. Pero lo que ha hecho Dan Quinn con esta defensa, es de muchos quilates. 

Una defensa de las malas de la liga, no se cambia de la noche a la mañana.

 

Dan Quinn / vamoscowboys.com

 

Quinn ha traído a la franquicia, aires frescos, trabajo duro, confianza en los jugadores. Ha dado galones a jugadores como Parsons, ha confiado en los veteranos y con un ejército de jornaleros sin grandes nombres, ha lavado la cara y ha puesto a esta defensa donde los seguidores querían, lejos de la élite pero también lejos de la mediocridad a las que nos tenía acostumbrados el anterior coordinador.

Fue nombrado entrenador asistente del año en la NFL por la prensa asociada y ha renovado con un contrato millonario y merecido después de tener ofertas para volver a ser Head Coach.

Cabe destacar el trabajo realizado por Trevon Diggs, con 11 intercepciones liderando la liga, aunque, que conste que desde la afición vaquera, no compramos la moto que nos quieren vender y vemos que el bueno de Diggs, tiene que centrarse más en no buscar el big play y ser más sólido a la hora de conceder yardas.

 

Once tipo defensa

DE Dorance Armstrong
DT Carlos Watkins
DT Neville Gallimore
DE Demarcus Lawrence
LB Micah Parsons
LB Anthony Barr
SS Jayron Kearse
CB Trevon Diggs
CB Anthony Brown
SCB Jordan Lewis
FS Malik Hooker

 

 

Equipos especiales

Recordar el nombre del Kicker que tenía el equipo la temporada pasada, me revuelve el estómago. Literalmente Greg Zuerlein, hizo perder muchos puntos al equipo, fallando tanto Field Goals de poca distancia, como Extra Points que presumiblemente, si eres un jugador profesional de la liga más competitiva del mundo, no deberías fallar.

Por lo que respecta al Punter, Bryan Anger hizo un trabajo excepcional y llego a la Pro Bowl merecidamente.

El loco John Fassell, a parte de tener un porcentaje de grasa en su cuerpo preocupante, es un coordinador que vive y realiza su trabajo de forma pasional, es talentoso, pero impredecible. En ese aspecto, el aficionado de Dallas está tranquilo y confía en él.

 

 

Las tres claves para esta temporada

La principal clave va a ser el staff, principalmente en la figura de Mike Mccarthy y Kellen Moore. El coordinador de ataque con el consentimiento del Head Coach, tiene que volver a ser el que todo el mundo espera que sea. Venimos de ver un juego muy vistoso durante gran parte de la temporada regular y la debacle progresiva y anunciada en el juego, no puede repetirse. 

Con un playbook alegre, el ataque tiene las piezas para poner puntos en el marcador y dominar la conferencia este de la nacional pese a que los rivales han hecho un upgrade en sus plantillas.

La segunda clave va a ser el rendimiento de toda la clase del draft de este año, jugadores que han venido a sustituir a piezas clave y tener impacto directo en el equipo titular. Posiciones tan importantes como la línea ofensiva, no pueden generar ni una duda y veremos el rendimiento de estos jóvenes jugadores ya que son 9 las incorporaciones de este año.

La tercera clave bajo mi punto de vista, es la continuidad del buen nivel de la defensa, lo que siempre se ha dicho de que:  “lo difícil no es llegar,sino mantenerse”, es para esta temporada un hecho. Con mezcla de jugadores veteranos y jugadores jóvenes, es hora de consolidar el buen trabajo realizado la temporada pasada y ser un complemento ideal y dar descanso al ataque.

 

 

Tres partidos a seguir

1.- Week 1&2: Tampa y Cincinnati en el AT&T Stadium, rivales de gran entidad que demostrarán el verdadero nivel que se puede esperar de este equipo.

2.- Week 6: Philadelphia a domicilio, a priori el rival de división que mejor se ha reforzado y que va a pelear con dallas la división (aunque todos los divisionales vayan a ser espectaculares).

3.- Week 9: Green Bay a domicilio, llega Noviembre, el mes fatídico para los Cowboys y nada más que en el helado y hostil Lambeau Field, después del Bye y con la cuesta final por delante.

 

 

Pronóstico récord 2022:

Siendo optimista pondría un 12-5 pero si tuviera que apostar el poco dinero que tengo, y contando que no soy demasiado optimista de naturaleza y menos cuando hablamos de Dallas en particular, pondré que el récord será de 10-7.

 

Playoffs 2022:

Creo firmemente que el equipo va a conseguir jugar la post-temporada, el tuerto en el país de los ciegos va a ser Dallas. Con sus rivales aún en renovación pero con clara amenaza en un corto plazo de tiempo, la primera plaza de la Este, debería ser por plantilla, para los Dallas Cowboys.

 

 

@SpainCowboys

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.