¿Cuál es la verdadera cara de estos Panthers?

En la interminable saga de Misión Imposible, Ethan Hunt (Tom Cruise) logra engañar a todos sus enemigos usando unas máscaras que le hacen pasar casi por cualquier otra persona. Así, nunca sabemos quién es el Ethan Hunt real. De la misma manera, llevamos 9 partidos de la temporada NFL y aún no está muy claro cuál es la verdadera cara de los Carolina Panthers. ¿Entrarán justitos a playoffs y perderán en la ronda wildcard? ¿Tendrán una mala racha y quedarán fuera de playoffs? ¿Son candidatos a todo?

Mission: Impossible (filmsack.com)

La pretemporada estuvo marcada por dos temas: la operación de hombro Cam Newton y el sorprendente despido de Dave Gettleman poco antes de iniciar la temporada. Lo que debía haber sido una pretemporada en la que Cam se coordinaba con sus nuevos juguetes McCaffrey y Samuel, terminó por ser una contrarreloj en la que Newton no pudo casi lanzar el balón. Además, Samuel se pasó lesionado toda la pretemporada e inicio de la temporada. No hubo tiempo para preparar mucho del ataque para la temporada. Con estos antecedentes, el inicio del equipo fue algo dubitativo, con victorias no muy sobradas ante rivales supuestamente menores como 49ers y Bills. Después llegó el descalabro ante Saints, las victorias en New England y Detroit, las derrotas ante Philadelphia y Chicago y, por último, dos victorias divisionales consecutivas ante Tampa Bay y Atlanta. En todos estos partidos el equipo ha tenido luces y sombras.


Análisis de ataque, defensa y equipos especiales

Procedo a analizar las diferentes partes del equipo. Le voy a dedicar más tiempo al ataque, que es donde necesitamos mejorar más.

 

El ataque

Empecemos por el principio. Mike Shula, el coordinador ofensivo, no es una figura querida entre la afición del equipo. Yo suelo ser algo menos duro con él que el aficionado medio. Me parece que a la hora de diseñar jugadas es bastante imaginativo. El uso de engaños, cambios de dirección, y el uso del personal del que dispone es bueno. Su problema es a la hora de elegir qué jugada usar en ciertos momentos, y la falta de agresividad cuando llevamos ventaja. Eso sí que es reprochable. Además, hay momentos de cada partido que nos cuesta Dios y ayuda conseguir un miserable primer down. Por lo demás, el ataque parece que sigue intentando descubrir su identidad. Somos bastante incapaces de tener un partido completo en el que el ataque parezca la apisonadora que fue en 2015.

Mike Shula (panthers.com)

La OL y las lesiones

Hay varias razones que contribuyen a que el ataque no esté bien. Primero, como comenté antes, Cam no tuvo pretemporada, y parece que siga intentando recuperar su mejor forma. A ello no ayuda la pobre labor de la línea ofensiva. Los dos Ts, Matt Kalil y Williams, son bastante flojos. El equipo no puede intentar proteger a Cam con 5 jugadores por esta razón, y se necesita ayuda de los RBs y TEs. Además, los dos Gs, Norwell y Turner, normalmente están atentos tanto a sus jugadores como a los de los Ts, y su juego se resiente. Por otra parte, el C titular, Ryan Kalil, sigue lesionado. Su sustituto, Larsen, no es mal jugador, pero no llega a su nivel. Algo que me tiene bastante perplejo es que a la hora de usar a un suplente, se use más a Silatolu que al rookie Moton, que apunta maneras. Un desastre. La otra lesión que ha hecho bastante daño al equipo es la del TE Greg Olsen, el objetivo favorito de Cam, que llevaba muchos años sin perderse ni un partido. Si todo va bien se espera que regrese después del BYE, lo que inyectaría de vida al ataque.

 

Los receptores

El otro problema del ataque es el pobre rendimiento de la posición de WR. Hace una semana, cuando el mercado de traspasos estaba a punto de terminar, los Panthers nos sorprendieron al enviar a Kelvin Benjamin, el WR1 del equipo, a los Buffalo Bills, a cambio de una tercera y una séptima ronda del draft. Las razones esgrimidas por el equipo fueron que tener a Kelvin y Funchess como WR 1 y 2 era repetitivo. Que querían cambiar las cosas e imprimir velocidad al ataque. Como teoría no está mal, y una vez que vuelva Olsen, él será el principal receptor. Pero quizás podían haber intentado lo mismo sin necesidad de deshacerse de Kelvin, dándole menos snaps. A mí no me pareció descabellado. Ahora es el momento de que Samuel, Shepard, Clay y Ricitos de Oro Bersin aprovechen sus oportunidades. Funchess está dando pasos adelante esta temporada. El problema es que estamos a una lesión de Funchess de no tener nada prácticamente.

 

Los corredores

En el puesto de RB, la línea ofensiva no está abriendo muchos huecos. Además Jonathan Stewart ha cometido varios fumbles que le van a quitar protagonismo. Christian McCaffrey, el flamante número 8 del draft, ha tenido éxito sobre todo como receptor dándole a Cam una válvula de escape en momentos claves. Debo decir que ando algo preocupado porque me parece que no demuestra esa increíble visión que tenía en college. Espero estar equivocado. CAP merece sus oportunidades.

 

La defensa

La defensa ha sostenido al equipo durante toda la temporada. El momento de más miedo fue la nueva concussion de Luke Kuechly, que por suerte fue bastante leve. El nuevo coordinador, Steve Wilks, ha demostrado ser muy agresivo, haciendo blitz muy a menudo y con jugadores como los LBs pero también los CBs o S. Es el miembro del staff técnico más capaz. Con diferencia.

 

Presionando al QB

La DL está frenando bien la carrera y presionando al QB en ciertos momentos. Hay que destacar por fuera el increíble nivel de Julius Peppers en su regreso a casa y el buen nivel de Mario Addison. En cambio, Charles Johnson está muy flojo. Por dentro, Star y Short siguen a nivel estelar, y los recambios producen. Hay ciertas dudas con el nivel de Butler, que se quedó fuera de un partido por decisión técnica. Si hay que poner un pero, es que cuesta generar presión con 4 jugadores. De los LBs no hay mucho que decir. Bueno, sí. Quizás es hora de que Thomas Davis descanse en ciertas situaciones, no hay necesidad de que juegue todos los snaps, que Shaq es muy bueno.

Julius Peppers (panthers.com)

La secundaria

Es la línea que más dudas presentaba antes de la temporada, pero sobre todo Mike Adams ha sido una muy grata sorpresa. Munnerlyn juega pocos snaps en el slot, parecía que iba a ser más importante. Coleman en el otro puesto de S y Bradberry como CB1 también dan la talla. Como CB2, Worley parecía titular indiscutible, pero se fichó a Seymour y ahora se reparten snaps: Seymour juega más defendiendo al hombre y Worley en zona. Ya veremos cómo sigue el experimento. Las dudas son con los suplentes en estas posiciones, pero bueno.

 

Los equipos especiales

A priori, esperaba lo peor de esta unidad, que tantos disgustos nos ha dado. Pero he de decir que está siendo una grata sorpresa. Más allá del error de quedarnos con Gano en lugar de con Butker, que triunfa en Kansas City, la unidad está funcionando muy bien: Gano a buen nivel, el punter Palardy espectacular y además no hemos permitido ningún retorno largo. La llegada de Shepard como gunner ha sido clave.


El resto de la temporada

El calendario que queda es así: recibimos a Miami en MNF, después el BYE, luego vamos al estadio de Jets (posible regreso de Olsen), vamos a New Orleans, después 3 seguidos en casa (Vikings, Green Bay y Tampa Bay) y cerramos la temporada en Atlanta.

Si se impusiera la lógica, yo creo que tenemos que conseguir unas 9 o 10 victorias y conseguir una plaza de wildcard. Pero claro, la lógica y nuestro equipo no se llevan del todo bien. Seguiremos enfadándonos y emocionándonos mil veces cada partido.

Keep Pounding.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.