Amor fugaz en Ohio

Una breve historia de amor

La breve estancia de John Dorsey junto a Hue Jackson en los Cleveland Browns, bien podría compararse con una historia de amor adolescente. Tan ilusionante como fugaz, con un inicio tan excitante. Y un final tan predecible, que bien podría decirse, que se les acabó el amor de tanto usarlo.

El comienzo

Tras una relación turbulenta con Sashi, el anterior compañero de Hue, un joven que intentaba irrumpir en el mundo del football con sus ideas “modernas”, basadas en el scouting a través de estadísticas avanzadas y de construir a través del draft. Al que le unió una pronta ilusión por hacer algo importante. Que se acabó de romper porque Hue era demasiado clásico para esas “locuras”. Culpables a su modo de ver, de los malos (pésimos) resultados del equipo. Llegó a su vida John. Un hombre con mucha más experiencia, que compartía el discurso del bueno de Hue, ese de: “somos hombres de football”.

John, venía avalado por el mismo que apostó por Hue contra viento y marea. A pesar de la opinión pública, que reclamaba su cabeza, y a pesar de 31 partidos perdidos de 32 disputados. Y parecía que Jimmy, que así se llama, veía esta pareja como la perfecta para devolver a este equipo la gloria de antaño (muy antaño).


El idilio

Nada más llegar, John puso a Sashi a caer de un burro, poniendo en entredicho todo su trabajo, y a Hue se le ponían ojitos de cordero cuando le miraba, pensando: “este si es de los míos” y muriendo de amor en lo más profundo de su ser.

Hue, continuaba con su cuento de que no tenía suficiente calidad en su plantilla. Menospreciando a esos profesionales que salían a exponer su físico cada domingo. Y como John adaptó una postura similar, pues ya no importaban las derrotas, ya solo importaba el futuro. Un futuro brillante, en el que juntos, y agarrados de la mano, conseguirían sacar a este equipo de la mediocridad en que lleva instalado más años de los que nos da la memoria.


Nuevos compañeros de piso

Cuando acabó la temporada, a John no le bastó con la compañía de Hue. Convenció a dos antiguos amigos a unirse al proyecto. Es más, son dos tíos muy reputados en el mundillo, creando un gran trío de gestión.

Hue se siente solo, y reclama un viejo amigo para ayudarle con sus QBs. Ken, un hombre que durante su corta carrera como OC, no consiguió que su equipo anotara un TD antes de ser despedido. Pero como lo que se trata aquí es de reforzar bandos, a Hue le sirve.

Pero esto nos es todo. Un nuevo hombre llega a la ciudad. Todd, viene a hacerse con el bien más preciado de Hue, el playcall de ataque. Aunque la amiga de Hue, Mari “la cotilla” proclama a los cuatro vientos que es el mismo Hue el que pidió a Todd, a todos nos parece que más bien otra persona le contrata para quitar a Hue de en medio poco a poco. (John??)

http://www.clevelandbrowns.com

La combine fatídica

El último episodio de desamor entre la pareja, ha sucedido en la rueda de prensa previa a la combine que se disputa estos días en Indianápolis.

En sus declaraciones, Hue, indicó que en el pick nº1 de este draft, sin duda escogerían un QB, y esta elección sería en acuerdo con John, dando por hecho, que la estrategia era común. Además, que reforzarían más aún la posición con un veterano en la agencia libre.

Pero al día siguiente, salió John a declarar. Y desdijo al entrenador, diciendo que escucharían las ofertas que llegasen por el pick 1, por el 4 o incluso por los dos.

Además, John dijo que DeShone, un bisoño pipiolo que sufrió la cara más amarga de Hue este año, había mejorado mucho en el final de temporada. Dando a entender, que no estaba tan clara su salida del equipo como hacía indicar Hue en sus declaraciones.


Reflexión final

Parece que John se ganó la confianza de Hue hasta que no le necesitó. Ahora, Hue, cada vez está más acorralado, incluso, se le ha visto bastante desmejorado en la combine.

Él afrontaba esta relación con la ilusión de un quinceañero, y parece que se ha volatilizado como un amor de verano.

Pero bueno, siempre le quedará Jimmy, ¿o no?

GO BROWNS!!!!

Dawgs By Nature

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.