Adrian Peterson, el elefante

Hay una expresión muy famosa en inglés que se usa cuando algo obvio es ignorado o no se quiere discutir. «The elephant in the room», dicen. «El elefante en la habitación». Fingiendo que no está ahí, y que no hay que hacer nada al respecto. Y así es como veo la situación de Adrian Peterson en los Vikings. Como un elefante que puede destrozar la habitación pero cuya solución vamos retrasando por nombre, afección o simple pasividad.

Adrian Peterson, el elefante que preferimos ignorar (Fuente: Shannon Wheeler).

Pero ya no podemos dejarlo pasar más tiempo. Es hora de dejarnos de tonterías y resolver de una vez por todas el tema del running back. Y yo lo tengo muy claro: los Vikings debería pasar página con Adrian Peterson. Y lo tienen que hacer por distintas razones:

 

— Argumentos deportivos:

Adrian Lewis Peterson es, sin duda alguna, uno de los mejores running backs de la Historia, y por tanto formará parte del Hall of Fame. Nadie lo discute. Sin embargo, no podemos justificar la presencia de AP en la plantilla con esa obviedad. No debemos. Hay que echar un vistazo al rendimiento actual, y valorar si aún es útil para los Vikings.

Estado de forma:

Reconozco que pensaba valorar la eficiencia de Peterson con tablas y gráficas. Hablando, por ejemplo, de sus 1.9 yardas por carrera en 2016, o de su historial de fumbles. Pero, siendo realistas, los números nunca dicen toda la verdad. Y menos en este equipo, donde el paupérrimo papel de la línea ofensiva empeoraría las estadísticas de cualquiera. Sin embargo, sí hay datos que no se pueden ignorar. Como que ya tiene 31 años, y el tiempo pasa factura a todos. Muestra de ello es la última temporada, donde nuevos problemas físicos (y otra lesión de rodilla) hicieron que sólo jugase 3 partidos. ¿Puede Adrian mantenerse sano otro año más? Quizás, pero durante toda su carrera su especialidad han sido las jugadas explosivas rompiendo tackles y ganando decenas de yardas. Un Adrian Peterson que no está al 100% pierde ese aspecto de su juego, y pasa a ser un corredor del montón de manos dudosas que no sabe bloquear y es propenso a perder el melón.

El elefante y sus veterinarios (Fuente: USA Today)

Sistema de juego:

no sólo depende de su estado físico, sino de cómo juega el equipo. Atrás quedaron los años en que centrábamos el ataque en Peterson, con una buena OL y sobre todo un gran fullback (los grandes años de Jerome Felton). Hemos evolucionado y nos hemos adaptado a otras necesidades (en parte por las largas ausencias del propio AP). Y el ejemplo más claro es que ahora solemos partir de una formación en «shotgun», claramente favorable para Teddy Bridgewater y, parece ser, para Sam Bradford. Justo la que peor le viene a Peterson, que necesita partir de muy atrás para llegar a la altura de la línea de scrimmage con velocidad y fuerza, en plena carrera. ¿Acaso deberíamos volver a adaptarnos a un dudoso running back en decadencia? No lo creo. Y duele decirlo, pero no puedo seguir considerando a Adrian Peterson entre la élite de los running backs.

 

— Argumentos económicos:

De acuerdo, puede que Peterson ya no sea un corredor especial. Pero sigue siendo un buen running back. Y con renombre. Una estrella. Eso tampoco le viene mal al equipo. Por veteranía, y por mercado. Camisetas, entradas,… Un jugador así da dinero al equipo, y presencia dentro de la NFL y el mundo del deporte en general. Mas, ¿superan estos beneficios al rendimiento del jugador? Que sí, que todo esto está muy bien, pero no olvidemos que esto se trata de fútbol americano, y que es ganando una Super Bowl cuando de verdad la franquicia hace caja.

El problema aquí es el dinero que le queda a Peterson por cobrar: hasta 18 millones de dólares en este su último año. Todo un pastizal para un running back en decadencia de 31 años. La buena noticia es que, de ser cortado, nos los ahorramos en su totalidad. Y justo ahí está la cuestión, la verdadera pregunta a la que los Vikings tienen que hacer frente. ¿Qué tal si lo cortamos? ¿Por qué no cogemos esos 18 millones y los gastamos en algo mucho más necesario, como la línea ofensiva? ¿O para renovar jugadores vitales como Xavier Rhodes o Anthony Barr? Es evidente que buscar un trade sería mucho mejor, pero, pocos querrán dar algo a cambio de un alquiler de 18 millones por un año. Y sí, entiendo que desprenderse de alguien como AP duele. Que es un decisión difícil. Pero, pensando fríamente, probablemente sea la mejor opción.

Si hubiese más motivos que facilitasen la decisión…

 

— Argumentos extra-deportivos:

Ah, esperad. Que puede que los haya. Y ya sé que las razones económicas son también extra-deportivas. Pero aquí me refiero a algo más, ajeno al mundo del fútbol americano en sí.

Abuso infantil:

Como por ejemplo la sanción que recibió hace dos años por pegar a uno de sus hijos. Vergonzoso. No sólo por el acto en sí, sino por su justificación en que lo hacía porque así le habían educado a él. Que así se hacían las cosas en Texas. Sin comentarios. Ya sólo por haber golpeado a un niño debería estar fuera de la NFL. Suerte tuvo que le dejasen volver a jugar, y que los Vikings le aceptasen de vuelta, incluso después de sus lloriqueos y pataletas, plantándose sin ir a entrenar porque consideraba que el equipo no le había apoyado lo suficiente. Menuda diva.

Peterson y su ombligo:

Porque, ya que estamos, ¿por qué no hablar de su ego? De que cada año asegura que va a pulverizar el récord de Eric Dickerson. Que es tan bueno que aún puede jugar otros 5 años. De sus quejas por considerar que necesita más dinero. De su negativa a no jugar en pretemporada. O de cómo cada offseason concede entrevistas dejando su futuro en el aire, y nombrando las franquicias en las que le gustaría jugar. En el pasado era Dallas, o Arizona. Ahora (dado que una ya tiene un RB franquicia y la otra ha bajado en rendimiento) son Houston, Tampa Bay o Nueva York. O, dicho de otra manera: casa, calor o fama. Pero oye, de mencionar Minnesota olvídate. Salvo que sea para recordar lo poco que te valoran y que por supuesto te mereces esos 18 millones que faltan por cobrar.

Un elefante sobre un dromedario, en el 30º cumpleaños del primero (Fuente: janedeux)

¿Y sabes qué, querido Adrian? Cansas. Mucho. Porque últimamente sólo das de qué hablar durante la offseason, y no durante los partidos. Porque podrías ser el baluarte de un equipo como nunca hemos tenido, con un entrenador de carácter y una defensa que nos puede aupar al anillo. Dando ejemplo y liderando, con tu veteranía y tu trabajo, la mejora de nuestra ofensiva. Pero siempre tienes que dar la nota; no te puedes callar. Así que si te quieres ir, lárgate. Con tus millones, tus quejas y tus fumbles.

Y no te preocupes, que nosotros pasaremos página. Que, para vivir en el pasado, ya tenemos a YouTube:


Hala, ya está. Y oye, qué a gusto me he quedado…

A todos, como siempre, ¡muchas gracias por leer! Nos vemos por aquí, por los comentarios y por Twitter.

Skol Vikings!

Álvaro Fernández Fernández (@CDMinnesota)

4 comentarios sobre “Adrian Peterson, el elefante

  1. El corte ya se ha producido. Ahora falta saber si alguien picará en la FA, o negociará a la baja un nuevo contrato con Vikings. Equipos como GB o Carolina necesitan de un RB pero dudo mucho que a AP le quede suficiente gasolina en el tanque. Además es muy dudosa la capacidad de mantenerse sano que pueda tener. Vikings han hecho lo correcto, esos 18 millones eran un sinsentido

    1. Así es. Estoy seguro de que hasta el propio Peterson lo esperaba. Veremos ahora si de verdad tiene mercado, como él cree. Aunque yo opino igual que tú; ya no es lo que era, y los demás equipos (supongo) lo saben.

      Si no es así, le veo volviendo a Vikings con el rabo entre las piernas aunque proclamando su amor por el equipo. Se rumorea que le podríamos ofrecer alrededor de 6 millones. Un 33% de lo que hubiese ganado inicialmente, ganando el equipo 12 millones para reforzar la OL. Sigo sin quererle en el equipo, es mejor pasar página, pero bueno…

      ¡Gracias por el comentario!

  2. Hola
    De nada. Un placer comentar y seguir el estupendo trabajo que hacéis todos conjuntamente. Me encanta la página y vuestras intervenciones en Twitter.
    Respecto a tu equipo si no vuelve AP os tocará tal vez buscar un nuevo RB. Creo que McKinnon está bien, pero no como para llevar el peso principal del Backfield (A Asiatta lo veo cortado). La duda es si buscaréis ese RB en FA o en el draft. Teniendo en cuenta las necesidades que tenéis en OL y viendo que este año la clase de OL del draft no tiene muy buena fama, ves a tu franquicia seleccionando a un RB en el draft?
    Saludos

    1. ¡El placer es nuestro!

      La clave en este sentido es que la clase de RBs es realmente buena este año. Puedes encontrar buenos jugadores incluso en 3ª o 4ª ronda. Eso hace que podamos gastar tranquilamente nuestro pick de 2ª, o incluso una de 3ª, en la OL si nos sentimos cómodos con los RBs que van quedando después.

      Por eso este año, entre FA y draft, prefiero la última vía para reforzar el backfield (aunque, tras los rumores, he hecho un rápido scouting de Latavius Murray (OAK), ¡y me parece que encajaría a la perfección!). Así, con la nueva incorporación, con un RB versátil como McKinnon y con un «tanque» como Asiata o Ham (de practice squad) nos quedaría un grupo de RBs bastante majo.

      ¡Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.