¿Ozzie, y ahora qué hacemos?

¿Y ahora qué hacemos Ozzie? Esa es la pregunta que se repiten una y otra vez los seguidores de la franquicia córvida una vez pasado todo el ajetreo de la agencia libre y de cara al futuro draft.


Antes de empezar a plantearnos cualquier cosa sobre el draft, conviene recordar algunos de los movimientos más importantes de la FA para los de Baltimore:

Fuente: Elaboracion propia

Las fichas ya se han movido y como podemos ver en la anterior tabla, el equipo ha sufrido más salidas que fichajes, algo que ha sido propiciado por el bajo salary cap con el que los Ravens han contado esta temporada aunque no se descarta algún que otro fichaje.

Ahora bien, una de las teorías que muchos GMs de la NFL manejan y que muchos otros no comparten es que un equipo se construye desde el Draft. Podremos estar de acuerdo o no pero lo cierto es que no hay mucho margen de error en Charm City tras las últimas campañas algo desastrosas, donde el equipo ni siquiera ha logrado clasificarse para los Playoffs. Ozzie Newsome tendrá que dar con la tecla exacta en su último draft para devolver a los Ravens donde se merecen. Recordemos que Ozzie se mueve como pez en el agua en el draft y obra suya ha sido draftear a jugadores como Terrell Suggs, Haloti Ngata, Ed Reed, Jonathan Ogden o el propio Ray Lewis.

Desde Spanish Bowl vamos a jugar a ser Ozzie por un día y plantear los posibles escenarios a los que se enfrentan los Ravens de cara al draft de la NFL el próximo mes de abril.

Posible trade down, lo mejor para Ozzie

Cuando la NFL publicó los picks condicionales de este Draft, muchos seguidores de los Ravens se llevaron las manos a la cabeza. La pérdida de Ricky Wagner la temporada pasada dejaba entrever que los de Baltimore iban a obtener una 3ª ronda compensatoria este año pero para la NFL no fue así, y finalmente debido a la adquisición de Tony Jefferson mediante la agencia libre, este pick compensatorio jamás iba a llegar a los Ravens. Finalmente la franquicia corvida se tendrá que conformar con un pick compesatorio de sexta ronda (Pick 217).

Esto hace pensar que los Ravens puedan buscar un trade down en primera ronda para intentar ganar más picks en rondas bajas y tratar de cubrir las salidas que ha sufrido la plantilla. La incognita llega cuando nos planteamos quien estaría dispuesto a subir al pick 16 que actualmente poseen los Ravens. A priori no hay ningún jugador tan llamativo por el que merezca la pena subir al 16 pero ya se sabe que con esto del Draft nunca se sabe y puede que algún jugador interesante caiga hasta el 16 y ahí los Ravens si que tengan posibilidades de hacer un trade down y acumular picks en rondas mas bajas. Esto sería lo ideal para los Ravens.

Invertir en la Offensive Line

Sí, se que los jugadores de la línea ofensiva no son muy llamativos para muchos de vosotros pero su importancia en el juego es vital. No como jugador de impacto individual como pueda ser un RB playmaker o un WR pero al fin y al cabo todo el juego en ataque depende de tener o no una buena OL. ¿Acaso no os llevasteis las manos a la cabeza cuando los Ravens draftearon con el pick 6 a Ronnie Stanley? Pero, ¿y lo bien que nos ha venido para tapar un hueco que hacia tiempo que los Ravens tenían bastante cojo?

Fuente: NDT Scouting

Exactamente eso mismo es lo que pasa en el otro lado de la línea, en la posición de RT. El corte de Austin Howard fue necesario para liberar 3 millones de cap, además teniendo en cuenta la edad del veterano OT era mas que razonable su corte. El problema llega a la hora de buscar un sustituto. Muchas voces apuntaban a que Alex Lewis podría ocupar su lugar debido a que en college ya jugo de Tackle pero viene de una lesión y de hacerlo bastante bien durante su campana de rookie como LG, algo que pareció convencer a John Harbaugh quien declaro esta semana que Alex Lewis será el próximo LG.

Y sí, ahora si que deberíamos llevarnos las manos a la cabeza porque en teoría será James Hurst quien ocupará la posición de RT. Si echamos la vista atrás y repasamos su última campaña como LG podemos ver una ligera mejora en su juego respecto a la temporada donde jugó de LT. Esa temporada fue un absoluto desastre donde su mayor logro fue caer encima de Flacco provocando a éste último una rotura de ligamentos y de menisco. Confío tan poco en James Hurst como futuro tackle derecho que estaría dispuesto a gastar una primera ronda en un RT. Y creo que el hombre es Mike McGlinchey, OT procedente de Notre Dame, al igual que nuestro querido Ronnie Stanley.  McGlinchey se siente mucho más cómodo jugando en el lado derecho de la línea que en el izquierdo por lo que es un complemento ideal para Ronnie Stanley, más aun si a eso le añadimos el plus de que estará jugando al lado del mejor Guard de la NFL, Marshal Yanda.

Por lo que este pick me dejaría muy contento ya que tendríamos una OL bastante sólida a falta de un buen center. Todo parece indicar que la posible OL quedaría tal que así:

Stanley – Alex Lewis – Skura – Yanda – McGlinchey

Otro posible tackle para el pick 16 de los Ravens seria Connor Williams, aunque preocupa el estado de forma en el que volverá tras una grave lesión de rodilla.

Draftear un WR en primera ronda

Antes de la agencia libre en mi mente no pasaba otra que draftear un WR en primera ronda. Aunque no soy muy fan de ello viendo experiencias pasadas, ejem ejem Perriman, y sobre todo viendo el talento que hay en rondas medias de este draft en esta posición del campo. Pero al final un trade o un movimiento en la agencia libre lo cambia todo y los Chicago Bears se han hecho con los servicios de Allen Robinson y Taylor Gabriel en dicha FA por lo que dudo mucho que vayan a draftear un receptor en primera ronda del draft lo que deja a los Dolphins o Redskins como posibles rivales a la hora de buscar talento en esta posición por delante de nosotros en el draft, algo que parece bastante poco probable viendo las necesidades de estos dos equipos.

¿Entonces qué? Pues que el mejor WR del draft, Calvin Ridley, podría caer perfectamente hasta los Ravens. Ridley es un excelente corredor de rutas que podría venir de perlas a los Ravens. Quizás no como WR1 pero si como un buen WR2. A la gente le preocupa mucho la edad de dicho jugador (23 años) pero lo cierto es que aún le quedan muchos años a un gran nivel. En college no le hemos visto exprimir su potencial de juego al máximo debido al estilo de Alabama pero lo cierto es que sería una grandísima adquisición para este ataque.

La contra a este escenario, como he dicho antes, es que hay bastante profundidad en esta posición y pasar de draftear un WR en primera ronda podría suponer que en segunda ronda te encuentres WRs disponibles como Courtland Sutton o mi queridísimo DJ Moore.

Jugártela con un RB

Si hablábamos de la profundidad de la clase de WRs en este draft también deberíamos hacerlo con la clase de los RB. Una posibilidad, aunque muy poco probable, es que los Ravens drafteen a un RB en primera ronda. Es poco probable porque los de Baltimore parecen haber encontrado en Alex Collins su RB franquicia y porque draftear un RB en primera ronda es algo poco común debido al valor del mercado, aunque últimamente esta tendencia está cambiando y parece ser que funciona como hemos visto con Fournette, Elliott o Todd Gurley.

Ahora bien, Saquon Barkley parece el mejor RB del draft y es muy difícil que caiga del TOP10 pero problablemente uno de los nombres que podría estar disponible para los Ravens cuando estos estén en el reloj es el del RB de LSU Derrius Guice, otro de los RB a los que la gente le ha puesto la etiqueta de primera ronda. Se ha hecho público que Guice ha visitado a los Ravens durante esta semana y aunque es poco probable que un jugador de su talento esté disponible en segunda ronda, si los Ravens se han reunido con él es por algo.

Fuente: The Advocate

¿Y si lo de Alex Collins hubiera sido solo un espejismo de una buena temporada? Desde Ray Rice se echa mucho de menos a alguien competente en el backfield de los de John Harbaugh.

Suena locura pero los Ravens podrían volver al estilo que tanto éxito le ha dado durante estos últimos años y hemos visto que se adapta al pésimo juego de Joe Flacco. Potenciar el juego de carrera con 2RBs de primer nivel es algo que también se está empezando a ver más en la NFL y parece ser que funciona. Ahí tenemos los ejemplos de los Saints con Kamara e Ingram o de los Falcons e incluso de los Titans.

Así que, ¿por qué no draftear un RB en primera ronda y quitar peso en el juego a Joe Flacco?

Invertir otra primera ronda en la defensa

Una de las cosas más llamativas del draft del año pasado fue que los Ravens emplearon sus primeras 4 rondas en mejorar la defensa. Aunque prácticamente de esas 4 elecciones solo Marlon Humphrey ha tenido algo de influencia en el juego.

Los Ravens tienen un nuevo coordinador defensivo del que se espera que saque el máximo partido a un grupo de jugadores que mezclan veteranía y juventud y que tienen el potencial necesario para ser una de las mejores defensas de estos últimos años, de los cuales se esperan que ganen partidos como hicieron la temporada pasada en mas de una vez (Recordemos que dejaron al rival en 0 puntos hasta tres veces) pero el problema es que al igual que han ganado partidos también te los ha perdido, como ese ultimo partido ante los Bengals con ese famoso 4&12 que nos dejo fuera de los Playoffs.

Este rendimiento irregular de la defensa dejo patente que los Ravens tienen un agujero en esa unidad. Y ese agujero esta exactamente en la posición de Linebacker. Actualmente nuestro Mike es el bueno de CJ Mosley, al que se espera renovar a lo largo de la temporada que viene. Pero CJ Mosley no juega solo y necesita rodearse de un LB competente. Un LB competente era Zach Orr, que se tuvo que retirar prematuramente por problemas de salud y dio lugar a este agujero en la posición. Actualmente Patrick Onwuasor es el titular y sinceramente no tengo muchas quejas de él porque es un jugador que lo da todo, pero el problema es que para tener una defensa élite necesitas algo más que Onwuasor al lado de CJ Mosley. Por no hablar del desastre que supuso el pick de Kamalei Correa.

Así que otro escenario interesante para los de Ozzie Newsome es el de draftear un LB en primera ronda. El deseado es Roquan Smith. El LB de los Georgia Bulldogs esta más que preparado para jugar al máximo nivel en la NFL y aunque parece que el tamaño le pueda jugar una mala pasada yo confío mucho en él. Pero siendo realistas veo difícil que equipos como Raiders, Dolphins o los 49ers pasen de un jugador de su talla.

Otro de los posibles objetivos es Rashan Evans. Evans es de la escuela Saban, de la Alabama que tanto nos gusta a Ozzie y a mí. Evans ha declarado públicamente que le encantaría jugar al lado de CJ Mosley al que tiene como espejo. Y a mí me encantaría verle vestido de purpura. Creo que Evans es un jugador talentoso con un techo enorme y mucho por desarrollar aun pero vendría de maravillas para paliar esos males que ha sufrido la defensa a la hora de defender a los TEs rivales.


Una vez repasados los cinco escenarios que posiblemente se le planteen a los Ravens en el dia del draft, ¿cuál es tu favorito? ¿Y cuál crees que pasara realmente?

@Nayonssen

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.