El vuelo de los Ravens hacia el Draft: Parte II

EN DEFENSA

Defensive Line

 

Fuente: Ravens

En el lado defensivo está claro que hay que empezar por la DL, una línea defensiva titular que el año pasado la formaban Timmy Jernigan como DT por la derecha, Brandon Williams como NT y Lawrence Guy como DE por la izquierda, por el lado fuerte y que este año ha perdido a dos miembros; Jernigan que se ha ido a los Eagles y que fue de más a menos pero que aportaba pass rush a la posición y Lawrence Guy ahora en Patriots y todo un seguro contra la carrera además de ser muy infravalorado.

Brandon Williams tras un esfuerzo económico notorio permanece en el equipo y es una muy buena noticia por lo que aporta a la línea defensiva. Es cierto que no contribuye mucho en pass rush pero fija a dos jugadores de la línea ofensiva contraria y es todo un seguro contra la carrera. Su refresco no debería ser otro que Michel Pierce o Carl Davis.

Pierce fue la sorpresa el año pasado, pasó de ser undrafted a una parte importante de la línea sustituyendo a Williams en el NT en algunos momentos y en otros a Jernigan, lo cual hace indicar que podría pasar a ocupar la posición que deja libre Jernigan y ser el DT del lado derecho de la línea de tres. Por su fuerza y calidad, Pierce va a ser un dolor de muelas para la línea ofensiva.

Por otro lado, Davis, que estuvo lesionado toda la temporada es hora de que ponga las cartas sobre la mesa y sea un refresco de garantías para Williams. Siempre ha demostrado calidad en su juego y se le han visto maneras en la posición pero como muchos otros, las lesiones constantes le han apartado de la titularidad o de ser más importante en la rotación. Este es su año de todo o nada al igual que lo va a ser el de Brent Urban, un DE que también ha lidiado con lesiones pero que la temporada pasada ya demostró más fiabilidad y fue jugador de rotación y determinante en equipos especiales. Urban puede presumir de un físico portentoso para ocupar el puesto de DE a la izquierda de Brandon Williams y sustituir con garantías la pérdida de Guy.

Para refrescar la posición y siendo recambios importantes, tenemos a Willie Henry y Bronson Kaufusi. El primero, ex de Michigan, como Kaufusi, se pasó toda la temporada pasada lesionado pero por la derecha complementándose con Pierce debería aportar velocidad y pass rush por el interior gracias a su gran capacidad para escurrirse por el interior de la línea. El segundo, que se ha recuperado de una rotura de tobillo y que en College demostró capacidad para el Edge Rush debería darnos más armas para incomodar al QB rival. Esta DL joven y con futuro es un cuerpo de jugadores con muchas posibilidades y uno de los mayores motivos por los que se dejó marchar a Jernigan y Guy, habrá que ir viendo si las expectativas se cumplen ya que como en otros puestos hay futuro pero no exento de interrogantes. En el draft sin duda, vamos a seleccionar un jugador de línea defensiva pero por un motivo claro, Ozzie Newsome adora seleccionar jugadores de DL y si no es en una de las rondas del draft llegará undrafted que vistos los resultados con el fenomenal Michael Pierce no es algo que tampoco escandalice mucho.

Outside Linebacker

Fuente: Ravens

Encaremos una de las posiciones que más dudas despertaron la temporada pasada, y que será similar al menos hasta el draft y a la espera de que algunos jugadores suban el nivel y logren los resultados que se esperan de ellos. Nos referimos a los OLB y su consiguiente pass rush. Con la pareja Sizzle y Doom, al menos de momento en trámites de separación, tenemos a Terrell Suggs como el mayor exponente de nuestra OLB y aún con lo que parece ser la gasolina suficiente para al menos una temporada más continuar atizando QBs ya que Suggs fue el año pasado nuestra mejor arma en ese aspecto. Con lesión en bíceps o sin ella, Suggs es una de las almas de esta defensa y lo demuestra en cada partido, pero necesita ayuda.

Con Dumervil fuera hay dos jugadores que se disputan el otro puesto de la defensa 3-5 híbrida y son Matt Judon y Za’Darius Smith, de ambos creo que parte con ventaja Judon porque con menos protagonismo supo lograr mayores méritos que Smith la temporada 2016/2017. Judon ha sido una de las sorpresas del año, una elección de séptima ronda de escuela pequeña que cada vez que ha jugado a demostrado unos instintos bastantes reseñables en el juego. Con Judon podemos esperar mucha presión al QB y por el lado fuerte puede ser un seguro contra la carrera. Este año debería ser su consagración si presumiblemente su papel en el equipo titular se acrecienta. El otro en liza es Za’Darius Smith, el OLB tuvo una actuación muy destacada el año de las fatídicas lesiones pero sus números se volvieron paupérrimos esta última época y le han dejado en una posición incómoda. Con un físico grande como el de Judon debería demostrar que lo de hace dos años no fue un espejismo y tomar la batuta de la defensa esta temporada volviendo al menos a crear los mismo números que en sus mejores momentos en los que se esperaba que fuera hacia arriba y no hacia abajo como es lo que ha ocurrido. Con menos opciones parte Brennen Beyer, jugador que no ha desentonado y ha sabido mantener un juego correcto que no es poco, Beyer tiene físico para la posición y llava tres años agarrándose al equipo como a un clavo ardiendo. También la temporada pasada vimos al veterano Albert McClellan en algún momento por el exterior y, aunque sea duro reconocerlo, su velocidad es un hándicap importante y no puede presumir de sobresalir en nada, es un backup para mantener a un equipo fresco y muy importante en equipos especiales pero no debería ser de la partida y en todo caso si actúa hacerlo por el interior a pesar de que su capacidad de cobertura tampoco es que brille mucho.

La pregunta que se plantea es, ¿qué podemos esperar en el draft? Creo que nadie tiene dudas. Habrá un OLB seleccionado en el draft porque el año pasado nos postulamos como el segundo peor equipo a la hora de presionar al QB, por la marcha de Doom y porque aunque hay que dar oportunidades a los jugadores que hay en el equipo, nunca está de más meter más calidad y mala leche en la línea. Hay muchas opciones en el draft desde Derek Barnett, un Taco Charlton que a mí no me emociona especialmente, hasta un Carl Lawson (versión más evolucionada que Courtney Upshaw) o un Tim Williams que aunque tiene muchas Red Flags diría que su espíritu es Raven. Pero también hay otras opciones interesantes como Derek Rivers o Hunter Dimick que aunque son DEs podrían ser reconvertidos a la posición.

Inside Linebacker

Fuente: Ravens

En el ILB se busca pareja para C.J. Mosley, un Mosley que este año ha estado inconmensurable, recordando, y mucho, al Mosley de sus primeros años, mostrando en su repertorio algo que no esperaba y es una capacidad sorprendente para la cobertura, quizá provocada en su momento por el bajo estado de forma que apuntaba Daryl Smith antes de marcharse del equipo, dejando las riendas a un desconocido Zachary Orr que se convirtió en imprescindible, con actuaciones impresionantes al corte y que nos ha creado un hueco tremendo por el interior por su triste retiro debido a una lesión congénita. Lo dicho, se busca pareja para Mosley y el que más papeletas tiene para ello es Kamalei Correa, que ya se disputó la posición con Orr la temporada pasada, pero que una mala asimilación de cambio de posición y del entendimiento del sistema defensivo de Dean Pees, unido a algunos problemas con algunas vacas sagradas de la plantilla y terminando por las lesiones, no solo le apartaron del ILB sino que también lo hicieron del OLB y del roster.

Año nuevo, vida nueva y todos esperamos con ganas ver que Kamalei Correa ha aprovechado el tiempo para ser un relevo de garantías de Orr. Debe superar esa deficiencia en cuanto a la técnica de manos que se decía que tenía y comprender mejor lo que se le pide en el campo, si lo logra sería importante en defensa por sus condiciones físicas indiscutibles. Si por el contrario, no logra adaptarse, no solo perderá el puesto en el que parte como el primero si no que su valor como segunda ronda seguirá cayendo más de lo que lo ha hecho ya. Para intentar aprovechar la posible ineficacia de Correa en el ILB estarán Patrick Onwuasor y Cavellis Luckett.

A Onwuasor se le podría clasificar como un jugador más en el safety por su físico ya que sería conveniente que aumentara más su volumen y peso para afrontar el ILB. A pesar de eso, no hay duda de que su agresividad y empuje en el juego son notorios y si no pierde las ganas es un jugador bastante aprovechable. Del segundo hemos visto poco, es fácil adivinar el por qué, ya que el motivo es el de siempre; las malditas lesiones. Luckett no suele ser considerado por los medios como una opción, pero si vemos su paso por College y su capacidad física es un ILB que cumple con todos los patrones para llegar a ser interesante y quién sabe si más. Bueno contra la carrera, rápido y capaz en cobertura y si no se lesiona una opción fuerte para disputar la posición.

En último lugar hay dos opciones que no han sido probadas pero que tampoco podemos descartar viendo lo que ha sido Orr para nosotros y el daño de su retirada. Éstas son Boseko Lokombo, que viene de la liga canadiense y todo hace indicar que ha venido por su tremenda capacidad en equipos especiales pero que deberá aportar más para permanecer en el roster, y Lamar Louis un jugador que no me avergüenza afirmar del que no conozco nada y que para mí es un interrogante. En el draft no descartaría alguna opción para el ILB dependiendo de los informes que manejen en la FO y en el equipo técnico. Si Reuben Foster cae al pick 16 veo difícil a Ozzie resistirse a seleccionarlo a pesar de su carácter, su lesión de hombros, su problema con las drogas o su historial de conmociones. Demasiadas red flags, pero ver a Foster junto a Mosley, y más con la mejoría de este último en cobertura, no sería nada desdeñable. Una opción de primera ronda que podría ir bien con el equipo es Haason Reddick, un OLB que en College ha jugado de DE pero que por características podría jugar mejor en NFL por el interior. Todo dependerá de lo que vean en Kamalei Correa para descubrir si hay elección en el draft y de que ronda hablaríamos.

Cornerback

Fuente: Ravens

 

Llegamos a las esquinas, nuestra posición más débil en los últimos años, la que provocó que nos eliminasen los Patriots en PO en la época de Kubiak o que no pudiésemos detener a Antonio Brown para lograr el primer puesto en la división por la baja de Jimmy Smith. Jimmy Smith es nuestro máximo exponente en el cornerback. A veces peca de ser demasiado complaciente pero por lo general es un CB de bastante calidad. Su mayor problema viene en el plano físico, peleando constantemente con sus lesiones y no teniendo la continuidad adecuada. Por primera vez en años, Jimmy Smith se encuentra lo suficientemente sano para afrontar la pretemporada en plenitud – tocaré madera -. De mantenerse sano Smith nos da la calidad suficiente en esquina que otros ansían. Es capaz de secar a cualquier receptor, ya lo ha demostrado con Antonio Brown u Odell Beckham Jr. El problema el año pasado era que al otro lado teníamos un agujero de máximas proporciones, y salvo en un partido, la actuación de Shareece Wright fue poco menos que lamentable y más si no estaba Smith. Este año Jimmy tendrá una nueva pareja de baile y aunque no es un CB que emocione mucho si es una mejora con respecto a Wright.

Brandon Carr deberá aportar veteranía a la posición para que los jóvenes se aprovechen siendo un referente en el vestuario y como digo es una mejora con respecto a la temporada pasada además de ser un CB muy resistente. Tavon Young ya brilló la temporada pasada con actuaciones memorables, dando bastante guerra a WRs superiores a él físicamente y haciendo lo posible por cubrir las bajas de las esquinas principales. La llegada de Carr debería desplazar a Young al Nickel que es donde va a brillar más y ser todo un dolor de estómago, solo hay que ver cómo ha jugado por el exterior para saber, con sus características, como debería hacerlo por el interior. Se espera mucho de Young, otra grata sorpresa del draft anterior. Después de estos tres CBs viene la disputa por el puesto del resto de jugadores, como CB de nickel tenemos a Kyle Arrington que en esa posición siempre ha brillado, su mayor problema es que por el exterior ha sido un desastre y que es uno de los mayores candidatos para ser cortado tras el draft junto con Watson para liberar espacio salarial, supongo que de él dependerá no serlo, pero si es el caso la vuelta de Lardarius Webb será positiva. Aunque en su mayor parte será un backup del safety, también podría en caso de necesidad ocupar el nickle.

Tras los CBs “starter” o titulares hay dos nombres que sobresalen: Maurice Canady y Sheldon Price. Jugadores que no han sido tomados muy en cuenta a la hora de analizar la plantilla de los Ravens pero que tienen el físico y las capacidades adecuadas para ser de la partida en la rotación y quién sabe si más importantes en el futuro. Ambos aquejados de las malditas lesiones no han aportado mucho de momento en el equipo, pero empezarán la temporada al menos  estando sanos. Canady ha sido usado como CB y en algún momento como Safety, con un físico que recuerda en algunos momentos a Richard Sherman, aunque no digo que juegue igual, se le ven maneras suficientes técnicas y físicas para ser dominante en la posición. Su mayor problema es que se diluye mentalmente y pierde atención, pero cuando está centrado tiene mucho juego. Sheldon Price es similar en cuanto a constitución y juego a Canady, más alto que este lo cual es un plus en la disputa por el puesto y con lo poco que mostró un jugador con posibilidades, ambos deberán demostrar que su cabeza es capaz de hacer frente a la situación, sacando el mayor partido a unas capacidades que ambos poseen. En el equipo también se encuentra Robertson Daniel, un jugador que no conozco bien, aunque su 6-1 de altura a priori no es mal dato. Habrá que ver en juego por qué se mantuvo en el equipo de prácticas y que vieron en él.

Otra de las cosas claras es que habrá elección de draft en la posición de CB, una posición que este año viene muy poblada y que por ello es difícil definir en que ronda aparecerá ese CB de futuro. Diría que en las tres primeras rondas puede llegar alguno, para CB exterior e interior si se marcha Arrington y habría que evitar a CBs “lentos” como Teez Tabor.

Al ser una clase tan profunda tampoco debería extrañarnos alguna selección en rondas finales aunque la gente ya espera que se tenga en cuenta la posición de manera más seria, diría que los pasos tomados en agencia libre encaminan a la franquicia a esa seriedad que se espera en la posición, una elección que no fuese entre las tres primeras rondas volvería a imponer la duda a la espera de la evolución de Canady, Price o Daniel ya que la lesión de Carr o Smith volvería a dejar la esquina con muchos interrogantes, así que no sería mala opción buscar un jugador como acompañante de Jimmy Smith aunque relegue a Brandon Carr a la banca.

Safety

Fuente: ESPN

 

Que decir del puesto de Safety que con Dean Pees y nuestros jugadores se ha “diluido” hasta el punto de no discernir al Strong Safety del Free Safety, por un motivo claro. Tanto Eric Weedle como Tony Jefferson son dos SS que pueden hacer labores de FS y que jugarán emparejados para manejar esa defensa de engaños de Dean Pees en la que el QB rival no sabrá cuál de ellos se mantendrá en cobertura o cual bajará a la caja si no lo hacen ambos. Eric Weddle es sin duda el espíritu de esta secundaria, la mejora de la misma llegó con Leslie Frazier pero sobre todo con Weddle, el QB de la defensa, después de una actuación más que destacable al lado de Lardarius Webb la última temporada. Esta temporada debemos esperar lo mismo o incluso una mejora, aunque para ello deberá superar algunos errores en la cobertura del año pasado provocados por el hecho de confundir al QB o prever la jugada. Si arriesgas puedes ganar o perder y eso es lo que aporta Weddle, más ganancias que pérdidas puntuales.

Este año el compañero de Weddle será Tony Jefferson, un demonio para los TEs y un placador deslumbrante que ha mejorado y mucho en cobertura, diríamos que Tony Jefferson ha nacido para jugar en este equipo y aunque se le menosprecie por el hecho de que en su momento afirmó que ver lo bien que le sentaba el uniforme fue uno de los motivos por los que eligió a los Ravens, solo hace falta escucharle en una entrevista y conocer su historia para darte cuenta que eso solo fue una anécdota graciosa y que en realidad tiene la cabeza muy bien amueblada. Con Weddle y Jefferson tenemos una pareja de safeties que van a disputar y mucho el primer puesto de mejor pareja de safeties de la NFL.

Después de estos dos grandes safeties tenemos a Lardarius Webb, que hizo una primera parte de temporada regular muy mala pero que su segunda parte fue notable, supongo que debido a una adaptación ya plena a la posición. La vuelta de Webb será importante porque dará profundidad a la posición y porque ya es veterano y conoce el sistema además de que su juego terminó dejando muy buen sabor de boca y puede jugar a ese despiste en el juego de safeties.

Otro jugador importante tanto para la posición como para los equipos especiales será Anthony Levine Sr. que en la sombra realizó muy buen trabajo cuando Webb el año pasado pasó su etapa gris y que debería ser un valor en alza, de ahí su vuelta. Incluso hay locos que piensan, como yo, que podría ser una opción más que interesante en el ILB si las otras posibilidades no funcionan. Para terminar con la defensa y la posición tenemos a Otha Foster un jugador que no debería pasar de ser backup tanto del safety como de CB y que veremos cómo evoluciona en el equipo y si es capaz de encontrar su sitio dentro.

En lo referente al draft, sería extraño que no se inyectase sabia nueva en la posición por un hecho claro, la veteranía de Weddle y Webb te obliga a ir formando jugadores jóvenes bajo su ala para que vayan creciendo y terminar siendo pareja de Jefferson en el caso de una retirada o bajo rendimiento en el futuro. No parece muy probable que los Ravens usen rondas muy tempranas en el puesto a no ser que Malik Hooker milagrosamente se pusiese a tiro. Deberíamos pensar en jugadores del tercer día o en alguna opción sorpresa; Eddie Jackson, el ya conocido Tedric Thompson o Jordan Stern podrían ser algunas selecciones pero todo eso lo sabremos en unos días.

Special Teams

Kicker, Punter y Long Snapper

 

 

Fuente: hookem

Para la posición de kicker, punter y long snapper no hay muchas dudas, tenemos al mejor kicker de la NFL en la persona de Justin Tucker con su descaro y chulería a veces, que reconozcamos que a todos nos encanta. Tucker solo puede ir más hacia arriba en su juego con la confianza obtenida la última temporada y continuará manteniendo la sangre fría en sus pateos así como en la opera. Por otro lado, qué decir de Sam Koch, uno de los punters más precisos de la liga y que va a continuar como siempre, con su juego y precisión. Para terminar mencionar la labor del mejor Long Snaper de la NFL; Morgan Cox, que hace un trabajo sucio poco valorado pero muy importante para que brillen sus compañeros. Es cierto que un pequeño fallo suyo provocó una mala patada de Tucker la temporada pasada pero es precisamente su seguridad y buen hacer lo que hacen de Cox un long snapper fiable por lo que esos fallos los veremos de manera muy escasa.

Esto es todo, un análisis de lo que tenemos ahora mismo en el equipo y lo que podemos esperar. Aunque serán el tiempo y el juego los encargados de poner a cada jugador en su sitio y para ello el HC, el OC y el DC deberá ayudar y mucho con sistemas ofensivos y defensivos que se adapten a las características de los jugadores que hay, olvidando la defensa prevent que nos hizo tanto daño la última temporada y con un gameplan adecuado a cada rival apoyado en un playbook sólido y equilibrado.

Al que llegase hasta esta parte le felicito por el aguante y me disculpo si he resultado muy pesado, debo advertir que esto es un análisis subjetivo de lo que veo del equipo y que cada uno tendrá su opinión tan válida o más que la mía, opinión que espero ver reflejada en los comentarios, pero como mínimo deseo que este extenso escrito haya servido para dar a conocer a aficionados aún sin equipo lo que hay en el roster de los Ravens actualmente e intentar traerlos a nuestra bandada y a los que ya tenemos el corazón púrpura pensar y analizar las virtudes y defectos del actual roster y lo que está por llegar.

Gracias por leerme y un saludejo.

Córvido

2 comentarios sobre “El vuelo de los Ravens hacia el Draft: Parte II

    1. Bueno, he intentado ponerlo de la manera más resumida posible…..lo he intentado……casi lo logro, ;-))), menos mal que no he escrito todo lo que pienso de cada jugador. Gracias por leerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.