The Saints… are coming?

Pasado el BYE, y tras reflexionar sobre el 2-2, íbamos a analizar el primer cuarto de temporada y los feelings que teníamos sobre el equipo. Pero entonces llegó el partido contra Lions, y la lesión de Aaron Rodgers, y el hype «saintsero» ha subido hasta cotas insospechadas hace apenas un mes. Nos preguntamos si ese subidón es «for real», o simplemente casualidad. Analicemos por partes.


El equipo

Empezaremos el análisis por lo que depende de nosotros mismos. Esto es, el equipo. Y lo haremos por unidades y, dentro de cada unidad, por líneas.

 

Ataque

Línea ofensiva:

La OL empezó el año con muchas dudas por el lastre de las lesiones. Un rápido repaso: perdimos a Max Unger hasta la Week 1, a Terron Armstead hasta la 6 y las dos bajas de Zach Strief. Pero ya en el partido de Detroit juntamos lo que vendrá a ser la base de una futura línea, formada por:

Terron Armstead (26) – Andrus Peat (23) – Max Unger (31) – Larry Warford (26) – Ryan Ramzcyk (23)

La vuelta de Arsmtead ha sido básica, porque a parte de su aportación ha multiplicado las prestaciones de Peat. Éste, junto con Ramzcyk, fueron los mejores del partido contra los Lions, y eso es una buena noticia para el presente y el futuro. Si ojeamos las estadísticas avanzadas de Football Outsiders vemos que nuestra línea se sitúa 2ª en protección de carrera (lógico si sumamos el buen hacer de los RB) y 1ª en protección del pase (también lógico por la rapidez con que Drew Brees ha estado lanzando el balón).

 

Backfield:

También esta línea comenzó dubitativa la temporada, seguramente encorsetada por la presencia de Adrian Peterson. Pero está claro que el reparto de snaps entre los tres running backs no funcionó. Mark Ingram, por su capacidad de bloqueo y su buen momento de forma, fue cogiendo el lógico protagonismo que se ha ganado en los años que lleva en NO. Por otro lado, fue explotando el potencial Alvin Kamara (22), con lo que se hizo inevitable el traspaso de Adrian «All Day» Peterson. Y parece que el movimiento fue un WIN-WIN para ambos lados: esta semana vimos a los mejores Ingram, Kamara y, ya en Arizona, Peterson.

Intercambio de impresiones: ADvsSP (Imagen de Sports Illustrated)

El sistema que utilizan los Saints es bastante pass friendly, por lo que limita los intentos de carrera (este año el equipo va el #22 de la liga, con 120 intentos). En lo que va de temporada vemos que casi la mitad de las carreras (47%) son por el centro, ganando unas 4.93 yardas por intento (#1 en NFL). Es por eso que tanto Ingram como Kamara han brillado, porque han sido capaces de avanzar por el centro. A parte ambos tienen un buen porcentaje de éxito en recepciones (74% y 75% respectivamente). Puedes verlo todo aquí.

 

Receptores (WRs y TEs):

Aquí hemos tenido altos y bajos. La baja de Willie Snead hasta la semana pasada ha lastrado el juego de pase, tanto en recepciones desde el slot como en bloqueos. Pero se han buscado alternativas interesantes. Por ejemplo, pasar a Mike Thomas al slot con un receptor abierto rápido (Tommylee Lewis o el mismo Alvin Kamara) que destrozó a Carolina. También es destacable la aportación del veterano Ted Ginn en cuanto a versatilidad para ir en largo y crear jugada desde el backfield al mismo tiempo. Ha ido mejorando en recepciones después de un mal partido en casa contra New England.

Según Pro Football Focus, el mejor receptor ha sido Thomas (78.1), a pesar del lastre que supone el partido contra los Lions (y la no-intercepción contada como tal). A continuación está Coby Fleener (72.0), que va bajando en targets. Brandon Coleman ha estado bien (69.8) y Ted Ginn Jr (59.2) no tanto pero va subiendo (84.2 de rating vs Lions y 2 TDs en los últimos 3 partidos). En general, se ha repartido más el juego entre los jugadores, así como entre pase y juego de carrera.

 

Quarterback:

Tras toda esta ofensiva, un líder, Drew Brees. Salvo la 2ª parte contra Detroit, donde suponemos que la distancia en el marcador alteró el play call, está haciendo en cada momento lo que se necesita para ganar partidos. Lleva camino de superar las 4200 yardas de pase y los 32 TDs. Quizás no sean los números espectaculares de otros años, pero no es por falta de condición física. Más bien es por lo que se ha ido encontrando estos partidos. Y eso es lo más relevante. Nos vamos a encontrar el Drew Brees que necesitemos en cada momento, y eso ya es garantía de mucho.

 

Defensa

La defensa empezó los dos primeros partidos pareciendo la calamidad de los últimos años. Pero un gran partido en Carolina, un shutdown en Londres y un buen partido contra un gran ataque (Lions) han hecho que escalen en los rankings hasta el #15 de la liga (#31 antes de Londres).

Línea defensiva:

A pesar de la dolorosa baja de Nick Fairley en offseason es la línea que más estable durante este cuarto de temporada. Cameron Jordan está a un nivel espectacular, y liderando cada vez más una joven defensa que va ganando peso y reconocimiento. La línea tipo ha sido:

Cameron Jordan (28) – Sheldon Rankins (23) – Tyler Davison (25) – Alex Okafor (26).

Entre los cuatro, la nota media acumulada por Pro Football Focus es de 83.67. Ha estado mejor protegiendo el pase (16 sacks, 10 en los últimos 3 partidos) que parando la carrera (permitiendo 4.19 yardas por intento). Pero muchas de estas estadísticas vienen lastradas por el pobre desempeño de la secundaria y los LB en las dos primeras jornadas.

 

Linebackers:

De mano contamos con la tripleta Manti Te’o – AJ Klein – Alex Anzalone  que parecía ir algo tarde en ocasiones. Tras la lesión del rookie, Anzalone, que se estaba convirtiendo en el mejor en esta parcela, el sistema ha mutado. Ahora, jugamos bastante con 2LBs y 3 safeties, con Kenny Vaccaro haciendo las veces de SS. Esto ha hecho que la pareja más común detrás de la línea sea la formada por los veteranos AJ Klein – Craig Robertson. El trabajo de Klein como playcaller ha sido muy importante para el desarrollo de esta defensa, y clave en su futura evolución, en especial de su secundaria.

 

Secundaria:

Y es precisamente aquí donde se ha cimentado la mejora del equipo. Una secundaria que empezó de forma calamitosa, pero que sigue siendo muy joven y debe crecer mucho. Y esa mejora se centra en un nombre: Marshon Lattimore (21). El joven cornerback ha sido el auténtico abanderado en la revolución de la secundaria. Junto a Ken Crawley (24), que apareció frente a los Panthers para no salir más del campo, arreglaron la mala imagen. Eso, y los números que PJ Williams y Da’Vante Harris habían dejado en los dos primeros partidos de la temporada. Y a ellos se le ha sumado el pack de 3 safeties favoritos en el sistema de Dennis Allen: Marcus Williams (21), Von Bell (22) y Kenny Vaccaro (26).

La secundaria de los Saints: Williams, Lattimore, Vaccaro, Crawley, Bell (Imagen de USA TODAY Sports)

Hay muchas cosas por pulir, sobretodo en placaje donde todavía somos muy «madres». También la protección del slot es preocupante. Tenemos un punto débil con Vaccaro defendiendo a gente más ágil como Golden Tate. Pero la base es buena. Hay juventud, buena química y un líder natural que será top de la liga. Tiempo de seguir creciendo.

 

El Calendario

Siempre defendimos que salir 2-2 antes del BYE era muy buena noticia para las aspiraciones de playoffs. Y a pesar de un inicio desesperante, salimos de Londres con ese 2-2. Analizar más allá del segundo cuarto sería ciencia ficción, por lo que vamos a centrarnos en estos 4 partidos (de los que ya hemos ganado uno).

Calendario de los New Orleans Saints (Imagen de canalstreetchronicles.com)

Lions

W 52-38

 

@Packers

No me fío de los de Green Bay, a pesar de que no esté Aaron Rodgers. Yo no daría el W por hecho, aunque es cierto que sin el brillantísimo QB tenemos una puerta abierta para subir nuestro record en Lambeau a 2-5. Pronóstico incierto. Lo mejor es que no vamos con la necesidad de ganar sí o sí. Aunque por el espíritu de Louisiana puede ser contraproducente por relajación. Ante la duda, mejor no contar con la victoria (preocupante el duelo Vaccaro vs Randall Cobb).

L

 

Bears

Primer rookie QB contra el que nos enfrentamos. La suerte es que llevará tres partidos en el tape y los scouts tendrán más elementos de juicio. Tienen una gran defensa, especialmente el front seven. Sin embargo, nuestra OL estará más conjuntada y Drew, si hace falta, sacará la escopeta. En casa, no hay otra que la victoria.

W

 

Buccaneers

Me tienen muy despistado los de Tampa Bay. No creo que estén tan mal como muchos dicen (que ya los entierran). Y es un equipo que históricamente ha ido a más en las segundas mitades de temporada. Pero el Dome tiene que valer para llevarse una victoria que será muy ajustada. Esperamos un gran Crawley frente a Evans.

W

 

Por lo tanto, iríamos a Buffalo con 5-3 en el balance, que es el objetivo que debemos marcarnos. Y sería más que aceptable.

Para los amantes de la ciencia ficción: os dejamos una previsión que nos ha proporcionado via Twitter @NKSPlays. Pero mantened el hype bajo…

Imagen de @NKSPlays, via ESPN NFL FPI

 

La división

Vamos a finalizar nuestro análisis viendo cómo nos jugaremos la clasificación para playoffs. Y, como es habitual, nos la vamos a jugar en el tramo final de temporada versus nuestros rivales divisionales. Estamos todos a «tiro de piedra». Todos dependemos de nosotros mismos, incluidos los Buccaneers. Así que ojo.

 

Panthers (4-2)

No han tenido un calendario fácil, y lo que les viene tampoco lo es. Van a Chicago, van a Tampa y reciben a Atlanta. Habrán jugado 3 divisionales en los primeros 8 partidos. Importante para ellos ganar los dos, porque el primero ya lo perdieron. Pasado este periplo, se verá realmente si son los de la cal (victorias en New England o Detroit) o los de la arena (derrotas en casa contra Saints y Eagles). Y veremos cómo está Luke Kuechly, básico en su majestuosa defensa.

 

Falcons (3-2)

Tampoco ha sido fácil su calendario por el matchup strength, pero incluso en las victorias han dejado malas sensaciones. Perder contra Dolphins (con remontada en contra incluida) aún hace mayor su interrogante. Siguen con ese problema de cerrar los partidos, y un ataque tan vertical y agresivo que desgasta demasiado a su defensa en el campo. Van a New England, van a New York contra los Jets y van a Carolina. Tres visitas en tres semanas. Si no pueden sacar alguna victoria en estos tres partidos son los que lo tienen más complicado, a pesar de ser el equipo más completo.

 

Buccaneers (2-3)

Los de Tampa tienen el hándicap de jugar 16 partidos seguidos. Eso al final puede pasarles factura. Pero si llegan con opciones la adrenalina puede compensar el cansancio. Los Bucs dan la sensación que están buscando su equilibrio, y juegan partidos que al final siempre son ajustados. Van a Buffalo, reciben a Carolina y vienen a la Crescent City. Deben hacer al menos dos victorias en este periplo para no desengancharse. A partir de su NO-BYE ojo, que tienen un calendario con muchos partidos en casa, donde son muy peligrosos.


Y hasta aquí, espero que os haya gustado. Como siempre, comments are welcome!

Salud y #WhoDat

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.