Resacón en Los Ángeles (Day 1)

Ya ha pasado una semana del draft (como corre el tiempo). Todo seguidor de la NFL ahora está sufriendo ese sentimiento de intranquilidad y desazón post draft que le acompañará hasta pretemporada. En ChargersEsp no íbamos a ser menos así que os invitamos a compartir con nosotros esta resaca en forma de tres artículos (uno por día del draft). Allá vamos:

Así que sí eh Telesco, siempre al despiste, siempre dejándonos con cara de tontos a todos. Fue una opción desde el principio pero cuanto más se acercaba el tiempo más la olvidábamos. Nos has llevado a todos por dónde has querido, c*****.  Pues al final ni Hooker, ni QB ni nada de nada. La sorpresa venía en forma de WR de Clemson, también conocida como la fábrica de receptores de los EEUU. Pues allí estaba yo, delante del ordenador a las tantas de la mañana con galletas del Carrefour que había por casa porque me había olvidado de comprar algo más para comer. Momentos de tensión y nervios. Camiseta de Allen puesta con gorra y calcetines incluidos también en el pack que formaba mi vestimenta propia para la ocasión. Sale Goodell a la palestra y un escalofrío me recorre. De pronto salta el nombre. MIKE WILLIAMS, WR CLEMSON. Mis sentimientos como saben los que estábamos comentando el Draft en el grupo fue un “bueno está bien, supongo”. No me lo esperaba. Con Mike me pasó como con esas canciones que escuchas la primera vez y piensas que no te gustan pero que después se te quedan en la cabeza y no hay quién te las saque. Ese es Mike Williams para mí. Un amor el cual me costó querer pero que ese tira y afloja hizo que ahora sea muy fuerte. Me encanta el pick, lo adoro y me parece de lo más acertado. Nos curamos en salud ante otra lesión de KA13 y firmamos un cuerpo de receptores que sobre el papel asusta. Cuanto más tiempo pasa más lo quiero y ansío verlo jugar. Pero no he venido aquí a ponerme moñas sobre el pick de primera ronda si no a explicar porque estoy enamorado de Mike Williams.

 

nflmocks.com

 

Es un ganador, y no por ganar un título nacional (que también) ni nada por el estilo. Lo es porque los ganadores sacan lo mejor de sí en esos momentos. Da igual el escenario, da igual que sea el rival que te ganó el año pasado, da igual que vayan a por ti y no te dejen ni respirar. Apareció en el momento adecuado en el lugar adecuado para realizar no uno ni dos sino TRES recepciones en los momentos en los que a otros se les cae el balón o ni siquiera llegan. Una de TD en el 4Q de un partido camino de la derrota para comenzar la remontada y dos recepciones de genio, de jugador tocado con la varita en el momento caliente. Un tipo que se queda después de los entrenamientos a recibir pelotas de tenis  y 100 balones diarios por la máquina no puede ser un WR más. Espectacular su capacidad de ir profundo, da igual lo largo que sea el pase. Capaz es de estar jugando en el StubHub y recibirlo en el Memorial Coliseum. Y es que ese 6′ 4″ de altura ayudan y mucho. 11 TD y 1361 yardas totales de recepción en su última temporada dan una idea de lo que es capaz. Este hombre es un imán, un bajamelones. Buena parte del crédito de Watson es debida a su inseparable amigo Mike “Sherlock” Williams. Sigue la bola hasta el final como Holmes la pista para resolver el caso. Tiene la habilidad de bajar de todo: si hace falta te baja una piedra, un melón, una lavadora, un anillo de Saturno, los humos de alguno, incluso ha sido capaz de bajar el paro en este país. Es sin duda el mejor aliado para cualquier QB. A mí me genera una duda y es que quién va a ser el WR3 porque Tyrell Williams con sus 1000 yardas de recepción la campaña pasada ha hecho méritos para serlo, pero también está Travis Benjamin en la pelea y un Dontrelle Inman que siempre aparece cuando se le necesita. Aunque mirándolo por otro lado, bendito problema. Contamos con un grupo de receptores que sumado a Hunter Henry forman un ataque aéreo de lujo. Hemos adquirido al WR más completo de la clase, que va a ser un compañero de Keenan Allen (y sobretodo de Rivers) fantástico. Sabemos que en los momentos importantes no le tiemblan las manos ni se borra ni le importa caer, porque siempre se levanta. Quizá no sea lo que más necesitábamos ni lo que más queríamos algunos ni tan siquiera lo que nos esperábamos en primera ronda pero hay que reconocer que es un pedazo de jugador como la copa de un pino. Desde aquí mi aplauso a Telesco porque una vez más creo que ha llevado a cabo un draft excelente.

¡¡¡BIENVENIDO A LOS CHARGERS MIKE WILLIAMS!!!

Diego Luaces (@diego_luaces21)

@ChargersEsp

Un comentario sobre “Resacón en Los Ángeles (Day 1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.