Ranking de la Offseason de los Bills

Cada vez son más los piropos a la temporada baja de los Bills. Esto es bueno, pues es reconocer el trabajo bien hecho de Brandon Beane, el sargento McDermott y su equipo, pero también aumenta las expectativas y la presión, e incluso Gil Brandt ha dicho que si no alcanzamos los playoffs será un fracaso.
Es un hecho que hemos tenido una gran agencia libre y un gran Draft, pues es una opinión consensuada entre todos los medios en mayor o menor medida, pero hay que ratificar ese gran trabajo en la competición, porque sino no servirá de nada. Optimismo, pero también prudencia.

A continuación ranqueo los diez mejores movimientos en la offseason de los Bills:

 

1º. LÍNEA OFENSIVA

Ha sido claramente la prioridad número uno de los Bills en la temporada baja. Era fundamental darle una buena protección a Josh Allen mejorando drásticamente la lamentable línea de 2018, además de darle la oportunidad a los corredores de ofrecer todo su talento.

Lo primero fue contratar a un nuevo coach: Bobby Johnson, el cual en 2018 fue asistente del reputadísimo Dave DeGuglielmo en los Colts en una de las mejores líneas de la liga. Lo siguiente fue firmar en la agencia libre a seis líneas: los guards Spencer Long, Quinton Spain y Jon Feliciano, los tackles LaAdrian Waddle y Ty Nsekhe, y el center Mitch Morse, cuatro de ellos con estatus de titular. Y para rematar se seleccionó al Cody Ford en segunda ronda del pasado Draft, el cual puede jugar tanto de tackle como de guard.

Junto con los anteriores el center Russell Bodine, los guards Ike Boettger, Vlad Ducasse, Garret McGhin y Wyatt Teller, y los tackles Dion Dawkins, Blake Hance, Conor McDermott y Jeremiah Sirles, no solo llenan de calidad la línea, sino que le dan mucha profundidad, convirtiéndose realmente en muy caro ser titular y acabar formando parte del roster de #53.

 

2º. ED OLIVER

Los problemas defensivos de los Bills en 2018 fueron a la hora de parar la carrera. A ello hay que sumarle la retirada del gran capitán Kyle Williams. La solución era sencilla: seleccionar con el pick #9 global al tackle defensivo Ed Oliver.

 

3º. COLE BEASLEY Y JOHN BROWN

Cole Beasley / sportdfw.com

El cuerpo de receptores abiertos de los Bills dejó mucho que desear en 2018. Tan sólo Robert Foster en Diciembre y Zay Jones tuvieron un concurso positivo.
Los Bills no se volvieron locos con Antonio Brown o Odell Beckham y contrataron al productivo de exquisitas manos Cole Beasley y al veloz John Brown, dos wide receivers que se ajustan a la perfección a lo que necesitan los Bills. Beasley será un seguro de vida para Josh Allen, mientras que Brown ofrece las yardas after catch que no tenían los Bills en su cuerpo de receptores, además de ser por su velocidad un arma profunda para el cañón de Allen.

 

4º. KEN DORSEY

El reputado, y alabado por Cam Newton, gurú de quarterbacks ha sido contratado por los Bills como coach de QBs y para que sea el mentor de Josh Allen, sobre todo ahora que el veterano QB Derek Anderson se ha retirado. Es fundamental que el que lleve la batuta en la formación de un QB sepa lo que se lleva entre manos, pues estamos acostumbrados a ver cómo un paso en falso manda al garete la carrera entera de un pasador, y a Dorsey le precede una reputación de saber muy bien criar a sus muchachos.

 

5º. ANDRE ROBERTS

Los Bills vienen de una temporada catastrófica retornando. Nos costó nada menos que dos partidos los fumbles de los retornadores. No hace falta que el encargado de recepcionar el ovoide anote o llegue hasta mitad de campo, simplemente no entregar la posesión al rival cerca de la zona de anotación es suficiente, pero le pones mucho más fácil las cosas a tu ofensiva si cuentas con alguien como Andre Roberts, el cual fue el mejor retornador de la pasada campaña, liderando la liga en promedio de yardas tanto en retornos de kick como de punt, y con dos TDs anotados.

 

6º. JORDAN PHILLIPS

Jordan Phillips / usatbillswire.com

Al Sargento le gusta mucho rotar a sus jugadores en defensa, repartiendo muy bien los snaps para no cargar en exceso el trabajo de los titulares, y es ahí donde los backups como el DT Jordan Phillips cobran mucha importancia. Phillips tuvo una muy buena temporada con los Bills en 2018 cuando se le firmó en la semana #5 tras haber sido cortado por los Dolphins, y era prioritario renovarle para tenerlo en 2019.

 

7º. KEVIN JOHNSON Y E.J. GAINES

Levi Wallace, novato no drafteado, fue subido de la escuadra de prácticas de los Bills para darle la titularidad en los últimos seis partidos de la temporada pasada, teniendo un sorprendente muy sólido concurso. Es un claro candidato a ser el CB#2 tras el número uno del equipo: Tremendous White, pero además los Bills han firmado Kevin Johnson y E.J. Gaines, dos legítimos cornerbacks titulares, para darle una excelente profundidad y calidad a la rotación. Además, los Bills contamos con slot corner Taron Johnson, el cual hasta lesionarse el año pasado en su temporada de novato en la semana #11 para lo que quedaba de campaña, estaba rindiendo a un nivel All Pro.

 

8º. TIGHT ENDS

Tan sólo Jason Croom sobrevive del cuerpo de TEs de los Bills 2018, el cual rindió a muy bajo salvo precisamente Croom. Se han firmado en la agencia libre a Tyler Kroft y al primordialmente bloqueador Lee Smith, se seleccionó en el Draft a Dawson Knox en tercera ronda y a Tommy Sweeney en séptima, y se ha firmado también al novato no drafteado Moral Stephens. Entre los seis forman una buena competencia para que los tres o muy posiblemente cuatro que se queden en el roster eleven bastante el nivel ofrecido en la campaña pasada y hagan más fácil el trabajo de los running backs y Josh Allen.

***ÚLTIMA HORA: Tyler Kroft se ha roto el pie, y es el mismo que se rompió el año pasado en los Bengals. Habiendo buena competencia en la posición huele a corte. Gran oportunidad para los novatos Tommy Sweeney y Moral Stephens para quedarse en el roster.

 

9º. FRANK GORE, T.J. YELDON Y DEVIN SINGLETARY

Gore & Singletary / Newyotkupstate.com

La mala línea ofensiva y una mala selección de jugadas fueron los principales culpables de que LeSean McCoy tuviera su peor temporada como profesional, pero seguramente su frustración también hizo mella en su esfuerzo y contribuyó a que muchos piensen que el declive ya ha llamado a su puerta. Pero soy de los que creo que Shady todavía tiene mucho que decir, aunque los movimientos de los Bills en la offseason hacen pensar no solamente que no se le renovará en 2020 al finalizar contrato, sino que incluso podría ser cortado en esta temporada baja.

En cualquier caso, los Bills pueden presumir de un backfield muy sólido con los agregados del buen backup T.J. Yeldon, del veteranísimo Frank Gore, un hall of famer garantizado, cuya producción en sus catorce temporadas en la NFL es casi tan increíble como su sorprendente durabilidad: ha jugado 210 partidos sobre 224 posibles (la friolera del 94%), y la selección en tercera ronda del pasado Draft del maestro de la elusividad Devin Singletary, un LeSean McCoy bis, el cual está en una posición de privilegio para aprender de dos superveteranos.

 

10º. VOSEAN JOSEPH

Este talentoso linebacker externo de gran potencial seleccionado en quinta ronda del pasado Draft, aunque está muy verde y es muy inmaduro tanto en el campo como fuera de él, no ha podido caer en mejores manos, pues en los Bills el veteranísimo LB Lorenzo Alexander, un auténtico pilar de la comunidad, y el Sargento serán sus dos grandes mentores. Todo depende de él para que llegue a ser un jugador élite o un talento desaprovechado más.

 

 

@LOS_BBSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *