¿Qué fue de aquel 54-51?

El 19 de Noviembre de 2018 se disputó aquel partido que tuvo que jugarse en México y terminó por disputarse en Los Angeles. Aquel partido que se convirtió al momento en un clásico en la historia de la NFL. Por el marcador, por el juego, por el espectáculo…

Aquel 19 de Noviembre se enfrentaron en el coliseo de L.A. dos grandes equipos, con buenas expectativas, y que se convirtieron, al instante, en dos equipos enormes que presentaban su candidatura no solo a la Super Bowl, si no a varios años de grandeza. 

 

PRIMER ANIVERSARIO

Hace muy poco se cumplió un año de aquel memorable espectáculo de football. Y toca hacer balance. Balance de si todo aquello que imaginamos al apagar el televisor, aquello que nos parecieron verdades absolutas irrefutables se ven ahora de la misma manera. 

Más allá de las afirmaciones a nivel global sobre el viraje del juego hacia un juego de pase descarado, la tendencia hacia marcadores descomunales o la poca importancia de la defensa sobre el juego global, que luego resultó ser falso, todos hicimos aseveraciones sobre ambos equipos. Equipos que hoy, lejos de ser una mentira, si que nos están ofreciendo serias dudas sobre su rendimiento. Y que lo que es seguro es que no están siendo esos conjuntos dominantes que imaginamos al término del encuentro. 

En realidad, aunque Kansas City se encuentra como líder de división y con muchas opciones a todo, y Rams se ha complicado mucho la existencia, la verdad es que ambos conjuntos están en momentos similares. 

Wilson y sus Seahawks, uno de los problemas de los Rams en su division / sharpfootballanalisys.com
Wilson y sus Seahawks, uno de los problemas de los Rams en su division / sharpfootballanalisys.com

El récord de ambos es prácticamente el mismo 8-4 para los de Missouri y 7-5  para los angelinos. El problema para Rams es que se encuentra en una división con los Seahawks del presumiblemente MVP de la competición Russell Wilson, y los sorprendentes 49ers con su 10-2. 

Pero lo cierto es que tan solo les separa una victoria. Una victoria…

Pero es la misma situación? 

Pues seguramente no! 

COMO CAMBIA TODO…

Es una verdadera lástima para Rams encontrarse en esa división, cierto, porque en cualquier otra, podrían ser, seguramente líderes con un récord parecido, y no tendrían tantos partidos de tanto nivel de exigencia. Imaginemos, por un momento, a Rams en la este de la AFC… o de la propia NFC…

Y podríamos hacer la inversa con los jefes de Kansas City! Si los cambiamos de conferencia y los colocamos por un instante en la oeste, pero de la NFC… podría haber una hecatombe con estos irregulares y poco fiables hombres de Andy Reid. 

Pero no están! Ni unos, ni otros! Más allá de la rabia que puede provocar,como aficionado, el verte envuelto en según que situaciones en función del nivel de los rivales, lo cierto, es que como franquicia no tienes más remedio que remar contra las aguas en las que navegas, sin poder imaginar demasiado, y volver a remar. Y remar más fuerte aún. 

Y en ese proceso estamos. 

Kansas City, con el ataque más que solucionado, apostó esta preseason, por hacer una fuerte inversión en la faceta defensiva. Y lo tiraron todo por la ventana. En el draft y en la agencia libre. Y aunque no es una calamidad, tampoco rinde ésta unidad acorde al esfuerzo invertido. 

Pero hay un detalle importante: aunque no se consiga el objetivo del campeonato, da la sensación que en un par de años más, entrarás en la siguiente campaña siendo competitivo. Por la edad de sus estrellas ofensivas, sus contratos y la calidad de una base de la defensiva que “necesita” un tiempo aún para ensamblarse. Pero con lo invertido puedes vivir aún 3 o 4 años.

En mi opinión es la gran diferencia con Rams. 

El récord parecido, las sensaciones parecidas, el talento global parecido, pero el futuro se lo han complicado algo más los angelinos. 

Gurley, Goff, y Donald. El eje de Rams / sportstalkline.com

La situación contractual de Goff, Gurley y Donald deja prácticamente maniatado al equipo. Y además de no poder deshacerse de ellos por temas económicos, tampoco nadie apostaría a su madre a que son el futuro de la franquicia. 

Donald si!! Pueden vivir con él toda la vida, y pagarle lo que desee, y será bien invertido. Pero Gurley y su lesión degenerativa ponen en jaque el juego de carrera y parte del CAP Space. Y respecto a Goff…

Podría ser perfectamente el QB franquicia de los carneros los próximos 10 años, claro!! Le hemos visto cosas como para serlo! Pero también podría no resultar… nadie puede asegurarlo, nadie puede negar las muchas dudas que planean sobre él continuamente. 

Los Rams, tienen más del 60% de su CAP en 7 jugadores. Y además no poseen primera ronda de draft ni para éste año, ni para el siguiente. Ni una gran acumulación de otras rondas interesantes. 

 

CONCLUSIÓN

Aquel 54-51 nos dejó grandes expectativas, nos dejó admirados. Aquel partido nos hizo hacer cábalas de las que no se han cumplido casi ninguna… Así que probablemente tampoco se cumplan las de éste artículo.

Porque en una liga tan y tan competitiva como ésta, y con tanta importancia por los detalles, puedes ir prácticamente igualado en récord y optar a todo o estar con el agua al cuello. Y puedes tener un futuro aún esperanzador, o estar a punto de entrar en un túnel muy oscuro. 

Eso si, ni siquiera esos futuros distintos te garantizan nada. Porque en ésta NFL, excepto que Patriots estará arriba y que Fitzpatrick seguirá jugando aunque sea suplente, lo demás, todo es imposible de asegurar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *