Esto no es una previa…. Cleveland Browns 10 Baltimore Ravens 24

Segundo partido de la temporada y segunda derrota. Esta vez, la imagen del equipo no fue tan brillante como en la primera jornada, pero, bajo mi punto de vista, no todo fue tan malo como puede parecer.

Lo primero de todo, hay que tener en cuenta que los dos primeros partidos, han sido contra dos de los mejores equipos a los que nos enfrentaremos este año. Dos equipos muy “hechos” y que nos han llegado un poco pronto, teniendo en cuenta la gran cantidad de jugadores que estamos acoplando en el equipo.

Y en segundo lugar, hemos sido nosotros quien ha marcado la diferencia, pero en este caso en nuestra contra, ya que los tournovers y las penalizaciones, nos han costado muy caros.

Lo bueno, es que tendremos el partido de vuelta para vengarnos. Cuervos, nos vemos en Cleveland.

IMPRESIONES

QB: Si bien, Kizer realizó un partido muy destacable contra Pittsburgh, en esta ocasión, tuvo más sombras que luces. Cierto es que hizo algún pase meritorio, pero el balance general, fue bastante gris. Aquejado de unas extrañas migrañas, que incluso, hicieron que tuviera que salir del terreno de juego, estuvo muy inseguro, incluso diría que temeroso. Realizó varios delays of game  y una intercepción en red zone donde le fallo la puntería. Aunque más allá de todos estos fallos, hay que tener en cuenta que es solo su segundo partido en la liga donde se enfrentaba a una defensa temible. El primer año de un QB en la liga, no suele ser sencillo, y Kizer tendrá que pagar el peaje del novato. Pero algunos lanzamientos demuestran que tiene un brazo capaz de hacer pases “NFL”, por lo que hay que tener paciencia.

Cuando Kizer se ausentó del juego, entro Hogan, al que apodamos cariñosamente “la cucaracha”, porque fue un tío que llegó para ser un “camp arm” y ahora mismo es el QB2 del equipo. Hogan entró al campo con un par de buenos drives, uno de ellos culminado con un touchdown de Njoku. De

Photo by Rob Carr/Getty Images

spués, lanzó una intercepción en uno de los peores pases que he visto en mucho tiempo, para terminar con un drive que nos llevó a anotar un FG. Hogan nunca será un QB titular, o eso creo, pero está postulando para ser un buen backup durante muchos años.

WR: En este apartado tenemos una noticia devastadora, Corey Coleman se ha vuelto a romper la mano y será baja alrededor de ocho semanas. Coleman estaba siendo nuestro mejor receptor, por lo que el cuerpo de receptores se queda huérfano de nombres importantes, más allá de un Kenny Britt, al que no se le ve que de ese paso adelante que todos esperábamos.

En lo positivo, Rashard Higgins hizo un partidazo, rozando las 100 yardas, con recepciones muy buenas, y dando al equipo la posibilidad de llevar algún ataque sostenido.

Ni frio ni calor, tenemos a Coates, ese hombre que campa sin rumbo fijo, totalmente perdido por el terreno de juego. Esperemos que se aprenda el árbol de rutas pronto, porque si no, será otro jugador para desechar en breve.

RB: Seguimos esperando a Crowell, en quien teníamos muchas esperanzas. Cierto es que no le está ayudando nada el jugar constantemente en shotgun, pero le cuesta mucho leer los huecos que abre la línea. Por su parte, Duke Johnson, fue el mejor jugador de la unidad, pero más recibiendo que corriendo. De hecho, nos dejó una espectacular recepción a una mano que levanto a la gente de sus asientos. A Matt Dayes seguimos sin verle. Tras la gran pretemporada que realizó el novato, no está recibiendo jugadas, algo que no entiendo, pero es que Hue nos está dejando algo sorprendidos con algunas decisiones este año.

TE: Devalve y Njoku hicieron buenas jugadas los pocos targets que recibieron. Incluso, el novato se estrenó en la NFL con su primer TD. Es difícil de entender por qué no se les da más jugadas, algo que nos permitiría controlar mejor el reloj y ganar una fiabilidad que no te puede dar tanto pase en largo.

OL: Solo voy a decir una cosa aquí, Joe Thomas ha superado los 10.000 snaps consecutivos en su carrera, todos los posibles desde que fue drafteado y todos con los Cleveland Browns. Este tío tan grande, es parte de nuestra historia, sombrerazo para él. Los seguidores Browns, debemos aprovechar cada snap que juegue esta leyenda.

Photo by Rob Carr/Getty Images

F7: Para mí, el front seven hizo un buen trabajo, pero con una pega, los LB no fueron capaces de controlar a los TE. El ataque de los Ravens, interpretaron bien nuestra defensa agresiva, y jugaron muchos pases cortos con los TE, y aquí no supimos romperles el ritmo. No obstante, no se le puede pedir mucho más a una defensa tan joven y que está tanto tiempo en el campo, 7 minutos más que la de los Ravens. Aun así, mantuvieron el tipo mientras les duró la gasolina.

SECUNDARIA: Solo quiero hacer mención a dos nombres en este apartado, Kindred y McCourty. El primero, parece ser el strong safety que llevamos esperando muchos años, el segundo, está asumiendo el rol de veterano y líder que Joe Haden nunca fue capaz de asumir.

Muy contento en ambos casos.

Próximo partido, Indianapolis Colts. Otro equipo con un record 0-2, y nuestra primera final. Aunque parezca pronto para decir esto, este partido puede ser el más importante de la temporada, y el que de crédito o ponga a Hue en entredicho. Esperemos que caiga la primera victoria de esta temporada, esa victoria que permita al equipo creerse capaz de todo y la primera de muchas este curso.

GO BROWNS!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.