Lo mejor y lo peor de la XFL semana 2

La XFL llega ya a la semana 2 con muchas luces y alguna sombra. A pesar de las dudas generadas por el inicio de la liga, la XFL ha conseguido asentarse y en su segunda semana se han vuelto a ver cosas positivas. Por ello, ahora analizaré las partes más positivas de la liga (y de la jornada) y aquellas que de momento no acaban de funcionar. Aunque, hay que decir que esta liga no se parece en nada a la de 2001, y eso se agradece.

 

Partes positivas.

Público:

En solo dos semanas, la XFL ha superado con creces todo lo que se esperaba y habíamos visto en la AAF. A pesar de una ligera bajada en Washington (donde se siguió llegando a los 17.500 espectadores) los resultados invitan al optimismo. En Seattle, se vendieron todas las entradas, las cuales fueron 30,000, las imágenes de Los Ángeles fueron positivas y Houston de momento parece contenta con su equipo. Lo más interesante es el duelo en St. Louis de la próxima semana. A falta de 7 días, todas las entradas no VIP (es decir, palcos), han sido vendidas. Hay que entender que los estadios no usan la parte superior, por lo que no llegan a los niveles de la NFL, pero de momento, ya van varios llenos. Similar en las audiencias, con buenas cifras del debut.

Además de los datos tradicionales, la realidad es que la liga está aprovechando a la perfección la influencia de las redes sociales. La liga se ha convertido en una experiencia multimedia maravillosa, con constante contenido por Twitter, aprovechando además memes y otros objetos para enganchar al público más joven. La fortuna también ha ayudado, todo sea dicho. Las audiencias de anoche posiblemente no sufran una bajada excesiva gracias a que Daytona (carrera de NASCAR que siempre está en el top 50 anual de audiencia) no pudo celebrarse debido a la lluvia.

Houston Roughnecks-St. Louis Battlehawks:

Tenemos favoritos para la liga y candidato al MVP. PJ Walker ha sorprendido a propios y extraños con un nivel muy superior al resto de los QBs de la liga (excepción hecha de Cardale Jones y Jordan Ta´Amu). El equipo de Texas lleva dos victorias, mostrando en ambas a un Walker que parece Mahomes, con una maravillosa conexión con Cam Phillips. La defensa es funcional y da la sensación de que en el momento que Sammy Coates se centre, Houston será absolutamente imparable. Y aún con esos fallos, el domingo fueron capaces de maniatar al equipo más duro de lo que llevamos de liga.

St. Louis por otro lado usa una ofensiva que podría parecer desfasada pero que funciona a la perfección, utilizando el juego de carrera y explotando las virtudes de Ta´Amu, el único QB que no ha estado a nivel profesional de la liga. Unido a una defensa sólida, ambos equipos nos dieron el partido de la jornada, con mucha emoción y buen fútbol. La derrota de los Battlehawks tuvo polémica debido a un offside no pitado, pero el equipo de Missouri está despertando la ilusión de los fans de la ciudad. La próxima semana debutan en su casa y hay muchas opciones de que la ciudad se vuelque tras la marcha de los Rams con el equipo y con su flamante nuevo QB.

DC Defenders:

Posiblemente la mejor cuenta de Twitter de toda la XFL. Manejan la cuenta casi tan bien como Pep Hamilton utiliza las normas de la XFL en su beneficio. Primer entrenador que usó la norma del doble pase adelantado y que ha potenciado a Cardale Jones a límites insospechados. De Jones se esperaba mucho y ha sido capaz hasta de completar pases largos, algo que siempre se le había achacado. En los dos partidos que han jugado, los Defenders han dominado en todas las facetas del juego a sus rivales. Frente a Dragons, es cierto que se aprovecharon de los equipos especiales y la defensa, pero eso únicamente muestra su nivel a todos los niveles.

DC Defenders / XFL.com

El partido de Guardians fue por otro lado su candidatura al título. Con ambos equipos habiendo ganado su primer partido de forma decisiva, los fans de NY estaban ilusionados con poder ser el equipo competitivo. La realidad es que la defensa de DC hizo lo que quiso con Matt McGloin, provocando que el QB acabase fuera del partido y enfrentándose a compañeros y a su propio staff. El equipo de Washington además tiene una segunda afición local, con la gente de Ohio apoyando al equipo debido a la presencia de Cardale Jones, el QB de Ohio State. Irónicamente, Jones aún no ha perdido un solo partido en el que ha jugado como titular.

 

Partes negativas.

Tampa Bay Vipers:

Es complicado ver un ataque peor llevado que el de Marc Trestman. 8 cuartos en la liga, tres QBs ya han jugado más de 10 snaps y ahora mismo 0 TDs de ataque. En la primera semana todos (yo el primero) culpamos a Aaron Murray del partido horrendo frente a los Guardians. El equipo movía cadenas pero dentro de la redzone, eran absolutamente incapaces. Ahora, con Murray lesionado, la respuesta de Trestman fue elegir a Taylor Cornelius como titular para luego sustituirle por Quinton Flowers en el segundo drive. ¿Lo gracioso? Fue firmado y catalogado como RB.

Si esto fuese malo, la realidad es que el playcalling no ayuda. Con Murray se buscaba constantemente la big play, la cual perjudicaba a alguien que quería huir del pocket cada vez que salía. Con Flowers no hay opción de pase y se le cierra sin mayor problema, mientras que con Cornelius se le vio desquiciado y sin saber exactamente qué era lo que tenía que hacer. Más allá de los memes de que han aprendido de Jameis Winston a lanzar intercepciones, la realidad es que el equipo de Florida es el peor de toda la liga. Y de momento, pocas opciones tienen de mejorar si no se estabilizan.

Elijah Hood:

Y tenemos que hablar del primer jugador que está haciendo un trabajo horrendo, el RB de los LA Wildcats Elijah Hood. El motivo de este puesto negativo es su incapacidad absoluta para sostener el balón en sus manos a pesar de ser un RB. En las dos mejores ocasiones de los de LA para anotar, Hood la pifió. El primer fumble fue más o menos lógico, con una buena actuación del defensa. El segundo fue incapaz de agarrar un handoff que le daba su QB, permitiendo perder la oportunidad de anotar al menos 12 puntos para su equipo.

Habia esperanzas en este RB… / touchdownwire.usatoday.com

Hood se vio molesto por las entrevistas de la prensa después de su fumble y eso me parece totalmente lógico. Aún así, su labor provocó una derrota en un partido donde su equipo incluso anotó una conversión de 3 puntos. El equipo ha tenido que cambiar de QB por la lesión de Josh Johnson en la primera semana y de momento se le ha visto en la parte inferior de la liga. Hood tiene tiempo para remontar con tan solo 23 años, pero necesitará subir su nivel si quiere volver a la NFL en algún momento de su carrera.

Matt McGloin:

Y aquí está el primer jugador que ha conseguido enfadar a todos los fans, staff y compañeros de su equipo. Matt McGloin cumplió uno de los peores partidos que se le recuerda a un QB en los últimos años. Pero más allá de las cifras, las cuales luego comentaré, lo peor fue su relación con compañeros y staff. Al jugador se le vio quejándose ostensiblemente de las decisiones de jugadas y llegó a criticar a su propia línea ofensiva. El culmen llegó antes del descanso, cuando aseguró que había que tirar el playbook a la basura y que el partido había sido mal planteado.

Y a pesar de ello, Kevin Gilbride decidió darle confianza al QB y ponerle de titular en la segunda parte, lo cual no acabó saliendo bien. 44 yardas en 19 intentos de pase es malo. Que completes 8 pases y seas interceptado en dos, es peor. Pero que Marquisse Williams salga y en 4 pases (de 8 intentos) consiga más yardas que tú, demuestran que tu partido ha sido sencillamente desastroso. Veremos cuál es la decisión que toma Gilbride pero Luis Pérez es una de las opciones que más han sonado para la posición.

 

Y el fin de semana próximo más.

De momento y para alegría de la mayoría de fans, la liga sigue con buena salud y de momento está consiguiendo cumplir con los objetivos a los que la AAF no llegó, tanto de nivel como de audiencias. Las nuevas normas por otro lado han sido un absoluto éxito, especialmente en todo lo relacionado con los árbitros y el kickoff. Habrá que seguir con pies de plomo, debido a la cantidad de ligas primaverales que han fracasado, pero de momento la XFL parece tener más vida que el resto de intentos de la última década.

Santiago Tomasi Sánchez (@ElBoxDeTomasi) para Spanish Bowl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *