Las notas de fin de curso

Ha finalizado el curso Footballístico 2016/2017.

Llega, por tanto,  ese momento que provoca en cada estudiante la misma sensación que ver a Donald Trumpo con la mano encima del “botón nuclear” mientras se atusa el flequillo: ¡¡¡Las notas!!!

Reunido el “claustro Charger” formado por un servidor, en este año para olvidar, dejando aparte los inevitables y eternos suspensos de la familia Spanos por motivos más que obvios: Cambio de ciudad a Los Ángeles, escoger jugar los 2 próximos años en un estadio de soccer de unos 30.000 espectadores de capacidad, crear un logo que hace más grande si cabe al diseñador de “naranjito”, la mascota del Mundial de Fútbol de España de 1982, toca analizar los sobresalientes y las matrículas de honor:

 

  • Sobresaliente: Sin duda alguna, los aficionados de los Bolts, que resignados, han optado por seguir en este nuevo “via crucis”  a su equipo allá donde vaya, a pesar de las quejas populares negándose al traslado a Los Ángeles. Una vez más han demostrado que el “ADN Charger” es más fuerte que cualquiera de las muchas decisiones que los Spanos han tomado en contra del clamor popular.

Fuente: http://www.dailynews.com

Aficionados de los Chargers manifestándose en contra del traslado a L.A.

  • Matrículas de Honor: Aquí es donde quiero poner el énfasis. No es fácil otorgar Matrículas de Honor en una temporada para el olvido. Pero es que estos chavales se lo merecen. Sí, chavales. Los cachorrillos de la franquicia. Nuestro Rookies. A ellos les otorgo mi Matrícula de Honor, porque, para empezar, no es fácil hacerte un hueco en la preseason, donde gracias a la serie de HBO: “HARD KNOCKS” vemos año a año como grandes prospects son cortados y forzados a buscarse la vida como agente libre, o enviados a la practice squad, con todo lo que esto último conlleva: Expectativas de no jugar, diferencia salarial abismal respecto de pertenecer al roster, pérdida de confianza como jugador en muchos casos, búsqueda de otras franquicias que pudieran estar interesadas en él, etc…

 

Después viene la adaptación. Playbook. Sesiones interminables de videos con más flechas  y garabatos que los borradores del que diseñó el nuevo logo de los L.A.Chargers en minuto y medio, etc…

A continuación toca transformar el físico de un jugador NCAA por el de uno NFL en muy pocos meses. Es decir, gimnasio y nutrición siempre a base de métodos naturales: Copos de avena, pan integral, fruta, tortitas de arroz, Cereales “de los del Súper de toda la vida”,  batidos de fresa y vainilla, claras de huevo, arroz cocido, pechuguita de pollo y pavo, etc…

 

Imagen: http://www.sportraining.es

 

Una vez sacamos del taller de “BricoRookie” a nuestro jugador de primer año inflado como un Zeppelin, ya lo tenemos listo para el siguiente paso. Ahora toca lo más importante:

¡Enseñarle el banquillo!. Su hábitat natural. Es vital no saltarse bajo ningún concepto este paso. Tiene que comprobar si todo está a su gusto: Si el banco es mullidito, el respaldo se ajusta bien, si hay siempre a mano bebidas isotónicas fresquitas, toallitas de sobra, ventiladores en la nuca, calefactores, plumíferos, fotos de jugadas en las que él nunca estará, etc… Es la parte sin duda, más importante, porque allí van a pasar, a priori, gran parte de la temporada. En la mayoría de los casos, toda la temporada, y en los más extremos, hasta la post-temporada.

Aquellos que, ya sea por méritos más que propios o por circunstancias ajenas a ellos consiguen llegar al Valhalla vikingo o alcanzar el estado shramánico del Nirvana, osea,  una titularidad temprana, pasan a la fase final de “BricoRookie”: Plantarles delante de jugadores NFL, auténticas bestias de jugar a football y tratar de que no mueran en el intento, cuyo resultado en muchas ocasiones es la lesión. Como ejemplo Charger más claro: El inicio de temporada de Joey Bosa, que, tras recuperarse de las lesiones (¡Gracias a Dios y al equipo de médicos y fisios!) nada tuvo que ver con el resto de temporada del sencillamente sublime número 99 de los Bolts..

Una vez relatado el camino ¡Tan “fácil”! que tiene un Rookie en la NFL, y aún más en un equipo como los Chargers, que a principios de temporada tanto en defensa, como en ataque y equipos especiales tenía más agujeros que el desagüe del fregadero del Titanic, no puedo por más que otorgar la Matrícula de Honor del curso Footballístico 2016/2017 de los Chargers a…. (redoble de tambores): ¡Sus Rookies!

Me quito el sombrero y doy la máxima nota posbile del año a los 3 Rookies deChargers que han conseguido entre otros hitos, ser nombrados miembros del “Pro Football Writers of America All-Rookie Team”:

  1. Hunter Henry  (TE, Arkansas).
  2. Jatavis Brown (ILB, Akron).
  3. Joey Bosa (DE, Ohio State).

Este último, Joey Bosa, con especial mérito: A pesar de las lesiones, a pesar de jugar en una defensa al que le faltaba un líder nato, a pesar de que por poco no firma con los Chargers en la preseason…. Es decir, a pesar de sufrir más que Nemo buscando a Dory, no sólo ha recibido de manos de “Pro Football Writers” el: “2016 PFWA DEFENSIVE ROOKIE OF THE YEAR”, sino también el premio: “2016 AP DEFENSIVE ROOKIE OF THE YEAR”  por parte de Associated Press. Menciones todas ellas a las cuales me sumo y me quito el sombrero que no llevo.

 

Fuente: http://newsok.com

(Joey Bosa recibiendo el premio: 2016 AP DEFENSIVE ROOKIE OF THE YEAR).

Pero no acaban aquí todos los galardones. Queda, el que yo considero más importante de todos:

–  Matrícula de Honor “cum laude” , Doctor Honoris Causa por la “L.A.ChargersBoltSpanosforever University” y Medalla al Mérito Charger: ¡El sastre de Joey Bosa!

Sin duda alguna, el sastre de Joey Bosa ha sido el tipo que más trabajo ha tenido esta temporada, además de ser el que más ha sobresalido en los Bolts. Porque… ¿Acaso existe alguien en todo el planeta tierra que sea consciente del trabajo que lleva hacer los cuellos de las camisas de Joey Bosa, sin que se junten con la comisura de los hombros?

¿¿¿Y  las corbatas??? ¿Alguien me puede explicar cómo se anuda una corbata de Joey Bosa sin ser capitán de barco ni dominar bien todas las lazadas de los cabos de un buque-fragata?

Aparte de todo eso, el sastre de Joey Bosa, cuyo nombre siempre se mantiene en el  anonimato porque bastante trabajo tiene ya el hombre con los cuellos de las camisas del #99 de los Bolts, como para aceptar más encargos de nadie, tiene un mérito extraordinario e inigualable: ¡No ha renunciado nunca a coser el último botón de las camisas de Joey Bosa! Y lo que es más increible aún: ¡Joey se las abrocha y le aguantan hasta ceremonias enteras!  (aún cuando se le hincha le vena yugular y todo) ¡Increible, pero cierto!.

¡¡¡Bravo por el sastre de los cuellos de las camisas de Joey Bosa!!! ¡¡¡A sus pies, Maestro!!! (me rompo las manos a aplaudir y me arrodillo ante él, os lo juro).

Algún día espero ferviente que el sastre de Joey Bosa nos cuente todos sus secretos: De dónde saca tanta tela para hacer un cuello de camisa a Joey, qué tipo de acero ultragalvanizado utiliza para coser el último botón de la camisa, cuántos metros recorre mientras da una vuelta entera a Joey Bosa para medirle el cuello, cómo hace para que no se junte la costura del cuello con la de los hombros, si alguna de las corbatas de Bosa mide menos de 10 metros de largo, si  el nudo de la camisa es simplemente de atrezzo…

Mucho me temo que, al igual que los grandes genios y mejores magos del mundo, al final nos quedaremos sin saber los trucos que utiliza para poder hacer los cuellos de las camisas de Joey Bosa y si estos cuellos y corbatas existen de verdad o son una mera leyenda urbana.

Sin duda, para mí, el sastre que hace los cuellos de la camisa de Joey Bosa es el gran triunfador de la temporada Charger 2016/17 y espero que siga siéndolo muchos años más, porque eso supondría que tanto él como el fantástico ex-DE de Ohio State, continuarán con nosotros mucho, mucho, mucho tiempo. Algo que queremos y deseamos con fervor toda la comunidad Bolt.

Imagen: www.chargers.com

Detalle del cuello de Joey Bosa, con el último botón de la camisa desatado

Aitor Merino (@AitorChargers)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.