La Offensive Line, ¿un agujero negro?

Whitworth

¿Es la Offensive Line de los Rams un agujero negro?

Esa es la pregunta que yo me hago hoy. Después de cuatro partidos las dudas que se crearon desde el inicio de la temporada no han hecho sino aumentar.

Basándonos en los datos que nos proporciona PFF (Pro Football Focus) y junto a las sensaciones que me han producido los Rams ordenaré de peor a mejor rendimiento en estos 4 partidos de temporada a los seis miembros de la Offensive Line que han jugado en esta temporada.

El peor

Jamil Demby, Right Guard

Ha sido el peor jugador de la Offensive Line y por mucho. Después de ver la pretemporada que hizo cuando entró en la semana dos por la lesión de Austin Blythe los aficionados de los Rams nos temimos lo peor.

Bien, las estadísticas que tenemos de Jamil Demby son las siguientes:

En la semana 2, ante Nueva Orleans, entró como suplente y jugó 40 snaps (19 de pase y 21 de carrera) como Right Guard. Se le han contabilizado 2 hits permitidos (golpes al QB) y 3 hurries permitiendo así un total de 5 presiones a Jared Goff en los dos tercios del partido que jugó. Para destacar, PFF le dio un 0.0 en sus grades, concretamente en el de bloqueo para el juego de pase. Bloqueando para la carrera Demby tuvo un 48,3 en este partido.

La semana 3, en la visita a Cleveland para jugar contra los Browns tuvo 64 snaps al igual que el resto de miembros de la OL. En este partido sin embargo permitió dos sacks a Jared Goff además de otras 3 hurries lo que elevó su total en el partido a 5 presiones permitidas a Goff. Durante este segundo partido elevó su  grade en bloqueo contra el pase hasta un paupérrimo 28.8 (que a pesar de ser un muy mal número es mejor que su partido anterior) y el de bloqueo de carrera lo mantuvo estable con un 45.5.

En 104 snaps que jugó Demby ha permitido 10 presiones a Goff, siendo dos de ellas sacks permitiendo una presión cada 10 jugadas totales (cada 6 jugadas de pase únicamente). Los aficionados de los Rams están rezando para que no tenga que volver a ver el campo de juego.

Rob Havenstein, Right Tackle

El veterano RT de los Rams lleva jugando desde su llegada al equipo. Su primer año estuvo muy bien pero después bajó el nivel. El año pasado tuvo un gran año, el mejor de su carrera según PFF, y este año ha empezado bastante mal.

De los cuatro partidos que ha jugado, sin duda su mejor partido fue ante los Cleveland Browns cuando consiguió una valoración de 70.2. En este partido no permitió una sola presión (un hurry).

Sin embargo en el partido ante Carolina jugó bastante mal, permitiendo un hit y 4 hurries a lo que habría que sumar una penalización que también cometió.

Havenstein
Jordon Kelly/Icon Sportswire via Getty Images

Sus dos peores partidos vinieron en las semanas pares, la 2 ante Nueva Orleans y la 4 ante los Tampa Bay Buccaneers.

En estos dos partidos concedió 3 sacks (dos vs Nueva Orleans y uno vs Bucs), 1 golpe al QB y 4 hurries (tres en su último partido vs Tampa Bay). Además habría que sumarle cuatro penalizaciones entre ambos partidos (dos en cada uno).

Su total de snaps jugados han sido 296, con 202 en jugadas de pase y 94 únicamente en jugadas de carrera. 14 presiones ha permitido Havenstein, una presión cada 21 snaps jugados (y cada 14 jugadas de pase), muy mala media.

Muy mal comienzo de temporada para el ya veterano Right Tackle.

Austin Blyte, Right Guard

Blythe podría perfectamente superar a Rob Havenstein en esta lista si hubiese jugado los cuatro partidos. Al haber jugado un partido y medio menos lo pongo como el tercer peor jugador en cuanto a rendimiento de la Offensive Line de los Rams.

Blythe ahora mismo no se parece en nada al jugador que maravilló a propios y extraños a comienzos de la temporada 2018.

Su partido ante los Carolina Panthers fue bastante bueno, con un grade de 77,5 en los bloqueos para el pase, aunque un pobre 51,8 es su marca cuando debe bloquear en favor de la carrera. Aquí solo permitió un hurry a Jared Goff.

Sin embargo en menos de medio partido ante los New Orleans Saints permitió hasta tres presiones a Goff (en los 27 snaps que jugó, siendo 19 de ellos jugadas en las que tenía que proteger para el pase).

Su peor partido ha llegado ante los Tampa Bay Buccaneers. 9, sí, ¡9! presiones permitió Blythe en este partido. Bien es cierto que los Buccaneers tienen una poderosa línea defensiva pero no es de recibo que, aunque vuelvas de lesión, hagas un partido tan malo. Concedió un sack, permitió dos golpes al QB y 6 hurries. Además tuvo una penalización.

Sus números totales son 192 snaps (141 en jugadas de pase)

Ya puede espabilar si no quiere que McVay y Kromer lo sienten.

Joseph Noteboom, Left Guard

Si en una OL con dos jugadores prácticamente rookies (técnicamente son jugadores de segundo año pero no jugaron casi en 2018) el primero de ellos es el cuarto en tu lista de los miembros de la OL es que algo está haciendo bien. O, como es el caso, el resto de los miembros lo están haciendo muy mal.

El caso es que con Noteboom tenía peores sensaciones de lo que las estadísticas reflejan.

En los 296 snaps que ha jugado no ha permitido aún ni un solo sack, algo bastante increíble.

Sin embargo sí que ha permitido presiones constantes al QB, ya que en sus dos primeros partidos permitió 3 presiones (3 hurries contra Panthers mientras que contra Saints permitió 1 hit y 2 hurries).

En los dos últimos partidos ha permitido cuatro presiones en cada uno de ellos (ante los Browns fueron 4 hurries mientras que ante los Bucs permitió un hit y 3 hurries).

También es importante destacar que sólo ha cometido una penalización y fue ante los Saints.

En cuanto a los grades que pone PFF, su grade en el bloqueo para las jugadas de pase ronda el 60% en 3 de sus cuatro aprtidos aunque bajó hasta el 40 en el partido ante Browns. Su gran asignatura pendiente es involucrarse más y mejorar para el juego de carrera, algo que lleva arrastrando desde su salida de college.

De los 296 snaps jugados por Noteboom, ha permitido 14 presiones a Goff, una presión cada 21 snaps, y si hablamos únicamente de la protección de pase sería una presión permitida cada 14 jugadas.

Debe mejorar, aunque no está mal si le comparamos con los miembros del lado derecho de la Offensive Line.

Brian Allen, Center

No os voy a mentir, para mí es la sorpresa para bien de esta línea ofensiva.

Comenzó mal el año, yo tenía muchas dudas sobre todo por el tamaño que tiene (6’2″) para jugar de Center aunque lo compensa con una buena técnica.

El segundo jugador prácticamente rookie de esta Offensive Line ya que en 2018 jugó 37 snaps en un único partido.

Es cierto que promedia 4 presiones permitidas por partido pero se combina en partidos «decentes» (en los que permite 4 presiones) con un partido increíble ante los Browns en el que no permite ni una presión a Jared Goff en las 42 jugadas de pase que realizaron los Rams en Cleveland.

Brian Allen
Kirby Lee-USA TODAY Sports

Lo que más permite Allen son los hurries, con 10 permitidos (2 ante los Panthers en su primer partido como titular, 4 ante Saints y ante Buccaneers).

Ante los Panthers permitió también dos hits a Goff, a lo que puede añadirse uno más ante los Buccaneers.

Sí que es cierto que a diferencia de Noteboom él ha cometido dos penalizaciones.

Ha permitido una presión a Goff por cada 23 jugadas de ataque, reduciéndose este número hasta 15,5 si hablamos únicamente de jugadas de pase.

Destacar su buen partido bloqueando para la carrera ante los New Orleans Saints con un grade de 86, mientras que ante los Browns rozó el 80 de valoración en protección de pase.

El mejor

Andrew Withworth, Left Tackle

El veteranísimo jugador de los Rams está siendo el mejor de la Offensive Line cosa que por otro lado no sorprende.

Sin embargo es cierto que esta temporada ha bajado el nivel al que nos tenía acostumbrados este gran hombre.

De momento su media de grade  se sitúa en 64.6 (el peor de su carrera de momento), con un 71,6 en la protección de pase (el segundo peor de su carrera) y un muy bajo 54.0 en los bloqueos para la carrera (también el peor de su carrera).

¿Puede que le empiecen a pesar los años a Big Whit? Al fin y al cabo en diciembre cumplirá 38 años…

Bien es cierto que Whitworth no ha permitido aún un sack en los cuatro primeros partidos y tan solo ha concedido un hit (en el partido ante New Orleans Saints).

Sin embargo ha permitido hasta 9 hurries (la mayoría ante New Orleans y Cleveland) en estos cuatro primeros partidos.

Parece no estar a su mejor nivel aunque si el resto de la línea mejora… ¿puede suponer en una mejora también para él? Teniendo en cuenta que es el líder de esta joven línea hemos de suponer que sí.

Mencionar también que Whitworth ha cometido en estos 4 partidos 4 penalizaciones. Una ante los Saints y tres ante los Buccaneers (una de ellas fue eliminada), siendo ya la mitad de las que cometió durante todo el año pasado.

 

Una pequeña conclusión

La Offensive Line no lo ha estado haciendo bien, es algo más que obvio para cualquiera que esté viendo los partidos de Rams. En el esquema de McVay y para Jared Goff es vital una OL que mantenga un buen nivel durante todo el partido y toda la temporada ya que nuestro QB no es demasiado móvil.

El jueves los Rams tendrán una gran prueba de fuego ante una poderosa Defensive Line de Seattle Seahawks que pondrá a prueba la OL, ¿habrá mejorado algo desde el partido del domingo?

Lo veremos.

@RamsSpain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *