Decepcionante final para Cardinals. Mucho trabajo por hacer

Esta temporada en el desierto hemos visto dos equipos completamente diferentes. El primero nos hizo ver que podíamos ser un equipo con aspiraciones a llegar lejos, un conjunto con el que nadie quería cruzarse. En la segunda mitad de la temporada vimos a un equipo inconsistente, previsible y que a la hora de la verdad no supo dar ese paso que le permitiese estar presente en los partidos de enero.

 

Llegamos al Bye en la semana 8 con un récord de 5-2 tras un partido frenético vs Seahawks, un duelo divisional que como cada año no decepcionó. 

Tras el Bye el equipo siguió mostrando que era un rival a tener en cuenta, pese a la derrota en casa contra un Dolphins que llegaban en un momento muy bueno de forma. Y llegó el partido contra Bills, uno de los equipos llamados a llegar lejos en la AFC, incluso contendiente al Super Bowl. El equipo mostró carácter sin salirse del partido y llegando a remontar una desventaja de 15 puntos (23-9), pero a falta de 34 segundos y tras un gran drive Allen ponía por delante a los Bills (30-26), todo estaba visto para sentencia. Y llegó el momento, la jugada que a la postre sería la mejor de la temporada. Con el tiempo casi acabado Murray ponía el ovoide en la end zone desde la yarda 50 para que Hopkins se elevara entre 3 defensores, el HAIL MURRAY.

 

Hail Murray / defector.com

 

Con un 6-3, un equipo que deba destellos del gran talento y que tenía un gran carácter frente a la adversidad. Éramos líderes de la división más potente de la liga y se nos empezaba a poner como contendientes a todo, incluso con Kyler Murray como MVP. Fue el principio del fin.

En Seattle empezó a verse un equipo que parecía venirse abajo. El ataque mostraba muy poco con el talento que teníamos, muy previsible y sin ideas. Pero bueno un mal partido lo tiene cualquiera ¿no?

Llegamos a Foxboro en la semana 12 y dimos uno de los peores partidos de la temporada, podría ser incluso el peor, aunque la imagen de las últimas dos semanas pueda ponerse como las peores actuaciones del equipo por lo que nos jugábamos. Con un juego de carrera nulo y un gameplan en ataque que no solo era muy simple, sino que carecía de cualquier capacidad de ajuste o reacción cuando las cosas no iban a nuestro favor.

La mala imagen del equipo continuó contra Rams en un partido (38-28) que debió acabar en paliza por haber sido superados en todos y cada uno de los aspectos del juego de manera sustancial.

Los dos partidos contra rivales de la NFC East (Giants e Eagles) parecían una buena medicina tras la mala imagen de las semanas anteriores con 3 derrotas consecutivas. La realidad es que el equipo mejoró y ganó sin demasiado sufrimiento ambos partidos.

Llegaba la hora de la verdad. Pese a todo llegábamos a las dos últimas semanas dependiendo de nosotros mismos para estar en playoffs, pero el equipo se derrumbó.

Caímos frente a unos 49ers que llegaban en algodones, con el tercer QB y el tercer RB entre otras muchas bajas. La facilidad con la que nos ganó un equipo que ya no se jugaba nada y con media plantilla en la enfermería fue casi insultante.

Con mas dudas que certezas nos enfrentábamos a unos Rams sin Goff en la última semana, con la obligación de ganar y esperar que Chicago perdiese en casa vs Packers. Si bien comentaba antes que el equipo en ataque tenía un gameplan muy simple, con un play calling horrible e incapacidad para ajustar, esto se acrecentó con la lesión de Murray nada mas empezar. Streveler (QB suplente) se vio muy mal, más por la falta de un plan B desde la banda que por culpa suya. En el último cuarto se decidió sacar a un Kyler lesionado para que intentase obrar el milagro, pero ya era tarde.

¿Y ahora qué? Creo que la segunda mitad de la temporada deja claro que aún falta mucho trabajo por hacer. Si bien puede haber mucho pesimismo en el desierto, creo que no hay que tirar por tierra todo el trabajo hecho en los últimos años. Seguimos teniendo un proyecto ilusionante, pero hay que aprender de los errores.

Murray tuvo buenos partidos, pero nunca debió estar en la terna por el MVP, ni siquiera en los primeros partidos de temporada, debe seguir progresando porque es nuestro QB franquicia para los próximos años. 

En ataque dependimos demasiado de un Hopkins que hizo una grandísima temporada, pero un Kirk que es irregular, Isabella acabó desaparecido en combate y un Fitzgerald que bastante hace con su edad, veremos si vuelve un año más o finalmente ha sido su último año.

El juego de carrera ha sido infame toda la temporada. Si bien tenemos un buen RB 2 en Edmonds, creo que lo mostrado por Drake debe ser suficiente para dejarle ir en esta agencia libre y buscar otras opciones. Apostaría por el draft. 

 

Drake… ¿A la agencia libre? / cbssports.com

 

En defensa hemos visto una mejora muy notoria con respecto al año pasado y la vuelta para el próximo año para el año que viene debería dar un gran salto para la temporada que viene. Al lado opuesto de Jones parece que habrá que decidir entre Markus Golden y Hasoon Reddick, que hizo una gran temporada tras las dudas dejadas en sus primeras tres campañas.

 En el puesto de CB es donde tenemos problemas y habrá que trabajar, pues con excepción de Byron Murphy en el nickel, ha sido la peor unidad dentro de la defensa. Creo que sería el momento de decir adiós a Patrick Peterson, jugador que ha sido clave tanto en el campo como en el vestuario pero que está muy lejos de ser el jugador que fue.

Y llegamos al Staff. Primero Vance Joseph, Defensive Cordinator, ha hecho un trabajo notable. Al finalizar la pasada temporada dijo que necesitaba piezas en defensa para poder progresar y ha puesto a la defensa en el puesto 10º en la liga, después de haber sida la peor «rankeada» la temporada anterior.

Kliff Kingsbury, nuestro Head Coach y nuestro Offensive Cordinator. Parece que ocuparse ambos cargos le ha sobrepasado, lo que ha quedado demostrado en la segunda mitad de temporada. El play calling debe mejorar y para ello creo que necesitamos un nuevo Offensive Cordinator experimentado, que además sea capaz de hacer ajustes durante el partido si el plan A no sale bien, y que Kingsbury  se encargue exclusivamente de ser el Head Coach.

 

 

Zona Arída (@CardinalsEsp)

 

 

decepcionante decepcionante decepcionante decepcionante decepcionante decepcionante decepcionante decepcionante decepcionante decepcionante decepcionante decepcionante decepcionante decepcionante 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *