Entrevista Mario Marset

Hoy, en Marcaje al hombre, tenemos la oportunidad de entrevistar a un grandísimo jugador. Muchos conocerán su historia pero muchos otros no. Mario es uno de los jugadores más exitosos de la historia del football nacional, habiendo jugado en varios países y logrando el sueño de muchos: llegar a jugar en América. Desde SpanishBowl hemos intentado que conozcáis un poco mejor la historia de Mario y las claves que le han ayudado a lograr su sueño. Sin más dilación, ¡os dejamos con la entrevista!
Mario Marset Tennessee Tech Offensive Lineman 77 9 años 1’93 m 130kg
Bienvenido a Spanish Bowl Mario, para nosotros es un placer poder entrevistar a un jugador con una trayectoria como la tuya. Muchas gracias por acceder a ser entrevistado por nosotros.
Gracias a vosotros por tomaros el tiempo e interés en entrevistarme.
Como es costumbre en las entrevistas que hemos realizado a otros jugadores, primero empezaremos hablando un poco de tus inicios en el deporte. ¿Cómo te aficionaste a este deporte? ¿Con qué edad empezaste a practicarlo?
Vi una película en la tele. La típica película americana de instituto donde los protagonistas jugaban al football. Ahí fue cuando pensé: “¿Se pegan y es legal? Que alguien me apunte a esto”. Creo que tenía 13 años cuando empecé con los Sevilla Linces.
Eres el prototipo ideal de jugador. Has jugado en distintas posiciones, ya sea la línea ofensiva, la línea defensiva o incluso de Tight End. Para ti, ¿Cuál es la posición más divertida de todas?
Center, sin duda alguna. Eres el capitán de la línea de ataque, la esencia del football. Diriges la asignación de bloqueos. La técnica del snap, poder hacer pull… Tener la altura, anchura, peso, fuerza y velocidad para hacerlo todo. De hecho, en el highschool llegué a jugar de FB pesando 140kgs.
Supongo que seguirás mucho el football. ¿Prefieres la NFL o la NCAA? ¿Algún equipo del que seas seguidor? ¿Algún jugador en especial que te haya marcado en tu forma de juego?
Prefiero la liga universitaria NCAA. No sigo la NFL, poseen habilidades difíciles de imitar a no ser que estés en ese nivel. Además en la liga universitaria hay menos politiqueo y poder de dinero que en la NFL. Mi jugador favorito es Brandon Scherff, OL de Redskins. Se forjó como OL en la universidad de Iowa, “La fábrica de OL” como bien se le conoce por aquí.
A ti nadie te ha regalado nada, el esfuerzo y la dedicación están en tu ADN. ¿Qué consejos les darías a todos esos jugadores que ven tus logros como un sueño?
Pregúntate cuánto te importa el football y se coherente con tus metas. Si quieres pasar el rato con tus amigos, perfecto, pero entonces no te quejes de que no juegas en USA. Si quieres ser el mejor en esto, perfecto, espabila. La mañana en que te despiertes y sientas dentro de ti que esto es lo que tú quieres hacer, persigue tu sueño. Tu ambición te llevará a una obsesión con estudiar partidos, horas infinitas de acondicionamiento físico, repetir los mismos pasos una y otra vez.
El trabajo en el gimnasio es importante ¿Tú cómo compaginabas los entrenamientos en el terreno de juego y en el gimnasio?
Fácil, la memoria muscular y el conocimiento de football está muy bien, pero si tu máquina de trabajo (tu cuerpo) no está a la altura te va a costar. El entrenamiento de verdad es el que haces fuera de los entrenamientos de tu equipo.
Por lo que tengo entendido, has llegado a jugar al football en tres ligas distintas. La española, la británica y la estadounidense. ¿Cuáles son las mayores diferencias entre unas y otras? ¿Con cuál de ellas te quedarías?
En España hay mucho personalismo que crea un ambiente muy tóxico, pero hay mucho corazón. En Inglaterra hay un gran nivel, pero les falta amor por el deporte y sus compañeros. En USA hay lo mejor de todo pero nada viene sólo, tienes que vivir por y para el football.
Entre tus éxitos personales está el haber sido convocado para el World U19, que es un partido que enfrenta a los mejores jugadores del mundo menores de 19 años frente a un combinado de jugadores procedentes de USA, casi nada. ¿Qué nos puedes contar de esta experiencia? ¿Qué se siente al haber jugado en el AT&T Stadium de los Dallas Cowboys?
El partido en sí no lo jugué pero la experiencia fue increíble. Sigo en contacto con varios de los chicos del equipo e hice un gran amigo de por vida, Nano Ruiz. El estadio es alucinante, lo mejor es que la directiva del AT&T Stadium deja a toda la organización usar sus instalaciones. No es como los clubes de fútbol en España que no se hace casi nunca nada excepto en fútbol.
Otros de tus éxitos ha sido haber sido convocado por la selección nacional. ¿Qué anécdotas puedes contar sobre estas concentraciones? ¿Cuál es la rutina que seguís en los centros de altos rendimiento para la selección nacional?
Posiblemente la mejor experiencia de mi vida. La rutina que se organizó fue perfecta, para mi gusto. Es vivir el día a día de un profesional durante una semana. Una anécdota fue la forma en la que conocí a mi amigo Carlos Carrasco. Llegué a la concentración desde Inglaterra jugando como TE y estuve seleccionado como cadete para jugar como TE pero no se me dio tan bien porque no tenía buenas manos. Hice el cambio a DT y allí estaba Carlos, que jugaba de DE. De la fiesta de después del partido también tengo buenos recuerdos pero eso mejor nos los guardamos (Risas).
¿Cuál es el mejor partido que has jugado?
El último partido de instituto. Jugamos contra Upper Sandusky High School, un instituto de 1a división y todos los periódicos nos tacharon que íbamos a perder el último partido de la temporada. Fue un viaje largo de autobús, era el homecoming de los estudiantes de último año de ese highschool y estaban celebrando ellos un evento anual en su casa. Teóricamente iba a ser imposible ganarles, miles de fans, todo ese pueblo gritando y celebrando desde que llegamos, policia, seguridad por todas partes, los altavoces del estadio se oían antes de entrar en el pueblo y había un ambiente increíble. En la foto estoy con mi amigo Wyatt McInturff (actualmente NoseGuard en 1a division). Y nosotros 2 jugamos de fullback en una formación que hizo mi head Coach Hildebrand llamada «toro”. Finalmente acabamos ganando el partido con un Pick6 de nuestro MLB Sam Becker (actualmente LB en Kenyon College) Durante ese tiempo mi amigo y yo estábamos pasando por una etapa dura en nuestras vidas personales y recuerdo el momento más feliz de mi vida, quitándome el casco, corriendo hacia mi amigo llorando, riendo, saltando, bailando de alegría. Siempre recordaré el olor a césped, un viernes por la noche, todos callados mirando a la bandera, el himno América sonando, justo antes del comienzo del partido y oír mi nombre por los altavoces cada vez que hacia un placaje
Para los que no lo sepan. Actualmente estás viviendo en USA y has estado jugando allí varias temporadas. ¿Quién ha sido tu ‘padrino’ en esta aventura? ¿Cómo te llegó la oportunidad de cruzar el charco?
La oportunidad la creé yo. No se puede contar todos los cientos de emails, cartas, llamadas que mandé a entrenadores por todo el país para conseguir becas de instituto (Y después universitarias). Mis mentores han sido tres personas. El primero fue el Coach Hildebrand, mi head coach. Mr Saucier, fue mi guía espiritual y por último el Coach Holden, capitán de artillería de US Army y ex jugador de baseball además de ser un gran RB. Mi head coach ha sido mi figura de padre en USA mientras que Coach Holden me enseñó las entrañas del football y esfuerzo y actitud en la vida.
¿Qué consejos les darías a todos aquellos jugadores que quieren jugar en Estados Unidos? Imagino que a la hora de reclutamiento, el ser un jugador europeo está ligado a una serie de dificultades o marginamiento por parte de los reclutadores. ¿Qué has podido experimentar en todo este proceso?
Si no tienes buenas notas ya puedes ir estudiando. No es fácil traer a internacionales a USA, así que muy excelente tiene que ser el niño en todo para que valga la pena. Lo más importante, por encima de lo logístico, es tu actitud. La actitud es difícil de explicar, pero o tienes la actitud correcta o no.
Vives en Hudson, Ohio, el estado que es la cuna del football. ¿Está tan presente el football en el día a día como creemos en España o no tanto?
Más de lo que crees. Sobre todo en el sur de USA, como en Tennessee (Donde está mi hermano) el football es como una religión. Todo chico juega al football, toda la ciudad va a todos los partidos (Hablo de miles de personas para ver un partido de instituto), las chicas aman el football… es un nivel muy competitivo.
¿Las jornadas de entrenamiento en España son muy distintas a las americanas?
Depende. En España entrenos organizados hay dos o tres según el equipo. En USA hay entrenamientos todos los días por lo menos una vez. Pero personalmente yo he entrenado (En el campo y fuera de él) la misma cantidad de horas en España que en USA, porque siempre he hecho todo lo que he podido.
Llegaste muy lejos en tu aventura en el football, es más, llegaste a fichar por una universidad, si no me equivoco fue por Tennessee Tech. ¿Cómo fue el proceso de selección? ¿Notaste alguna diferencia al ser extranjero?
Tienes que tenerlo todo listo (Notas, highlights, medidas físicas, otras becas) cuando hables con un entrenador. Es un negocio, el entrenador universitario con cada beca que da, pone trabajo en juego, así que las amistades son difíciles.
¿Cómo compaginan los jugadores de football universitarios los entrenamientos, partidos y los estudios? ¿Qué opinas del sistema de jugadores ‘redshirts’?
La mayoría de jugadores son redshirts en su primer año. Lo compaginan considerando football su tiempo libre. O sea, quien necesita tiempo libre de estudios si puedes jugar al football. Así que por lo general tu vida social es el football.
Por desgracia, actualmente has tenido que dejar los terrenos de juego de lado pero no el football. Estás ayudando a tu hermano es su progresión como jugador ¿Qué entrenamiento seguís? ¿Cómo es su rutina?
Mi hermano es ya mejor jugador que yo y tiene 16 años. Mide 1.80 y pesa 90kgs y es rapidísimo. Actualmente juega de MLB en el segundo mejor instituto del estado de Tennessee. Yo me encargo de su reclutamiento para que a él no le mareen la cabeza. Alberto, mi hermano, cuando no está en temporada de football, entrena pesas a las 6 de la mañana, es muy buen estudiante, hace lucha libre (Wrestling) después de las clases, vuelve a entrenar por la tarde, pero esta vez el juego de pies compaginando con sprints. También come muchísimo para aguantar tanto entrenamiento físico e intenta dormir todo lo que puede.
Tu hermano jugó anteriormente al rugby, ¿Crees que le ha venido bien haber jugado a ese deporte antes de lanzarse a probar suerte en el football?
Mucho, porque el rugby te ayuda a quitarte la mala influencia de actitud del fútbol (Soccer).
El futuro nunca se sabe lo que deparará, pero si vuelves a España, ¿Te gustaría ejercer de entrenador en algún equipo?
Si, de hecho, actualmente me estoy formando como entrenador.
Para ir cerrando la entrevista, ¿Qué opinas de Spanish Bowl como proyecto?
Todo sea por el football en España. ¡Mucha suerte!
Mario, para nosotros es un auténtico placer que hayas accedido a contestar nuestras preguntas y haber conocido un poco más tu historia. Te deseamos toda la suerte del mundo en tu nueva etapa.
Muchas gracias a vosotros por vuestro interés. ¡Un fuerte abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.