Carta de San Valentín

14 de Febrero de 2017

 

Hola, mi vida:

 

Hoy es día de San Valentín y más que solo saludarte y regalarte mi compañía y apoyo quise darte algo más profundo, algo que puedas guardar con cariño y que te recuerde una y otra vez cuánto te amo. Sé cuánto te gusta que me quedé hasta altas horas de la madrugada para estar contigo y por eso me animo hoy a plasmar una vez más mis sentimientos por ti en estas líneas que espero toquen tu corazón. Desde que nos conocimos no pude sacarte de mi cabeza ni evitar  hablar de ti con todo el mundo.
Echo la vista atrás y no me imagino poder vivir sin conocerte ni poder disfrutar contigo… pero ahora soy el hombre más feliz del mundo porque me encanta pasar horas y horas contigo y porque podemos celebrar un vez más un San Valentín que espero sea inolvidable.

 

Solo tú logras hacerme trasnochar, hacerme hablar de lo que siento, de lo que sueño, de los jugadores que quiero en la vida. Mientras otros creen que soy un loco que ve gente dándose golpes hasta la madrugada, solo tú sabes quién soy en realidad, que te amo y que por ti lo daría casi todo. Los siguientes meses en nuestra relación serán difíciles mi amor pero juntos lo superaremos. Ya no podrás regalarme esas tardes de júbilo sentados en mi sofá, ni esas largas noches de cerveza y Skype, aunque como tienes un grandísimo corazón, me regalas 7 meses de ilusión en los que viajo por la FA y el Draft imaginando como será tu vuelta.

 

Como puedes observar, me tienes loco y eres capaz de dejarme sin palabras y a la vez no encontrar suficientes para describirte. Llega a tal mi obsesión por ti que te quiero en cada una de las formas que tienes (NFL , NCAA…) y es que en nuestro álbum de fotos hay un montón de recuerdos imborrables: desde Joe Montana liderando a los 49ers a TB 12 haciendo lo mismo con sus Pats pasando por Tomlinson batiendo el record de Td, los Titans quedándose a una yarda de la gloria, El Helmet Catch, ver jugar a Beast Mode, el retorno de Hester en la SB, el one handed catch de OBJ y muchos muchos muchos más que no entrarían en ningún libro de historia.

 

Han pasado muchos años desde la primera vez que nos vimos y has hecho tantas por mí que sólo quiero darte las gracias. Gracias por acompañarme en la salud y en la enfermedad, por hacer que me ilusionara como un niño en la noche de reyes y hacer que me decepcionara, por quitarme horas de estudio y sueño, por hacerme vibrar, por hacerme reír y llorar, por regalarme partidos fantásticos, por encaminarme en otra aventura, por sentir que formo parte de algo muy grande y en resumen por hacerme feliz.  Sólo me queda decirte en este día tan señalado que te amo con locura y nunca dejaré de hacerlo. Gracias por hacerme sonreír cada mañana, gracias por existir FÚTBOL AMERICANO.

 

Diego Luaces (@ChargersEsp)

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.