Cam Newton, por Alejandro Montoro

Supongo que las despedidas nunca son fáciles. Más aún si son como ha sido esta, la verdad. Es difícil decir adiós a uno de los jugadores que ha marcado mi paso de la adolescencia a la adultez. Llevo siguiendo la NFL desde 2012, el segundo año de Cam Newton como QB titular en la NFL. Por si alguno no sabe mi historia, yo me enganché al football por el Madden 11 de la PSP (bendita PSP) y elegía siempre a los Carolina Panthers. Su logo me parecía el más chulo de todos los que había y su QB titular tenía unas stats rarisimas para ser QB. No solo podía pasar como el resto, si no que corría y tenía un físico tres mil veces mejor que los demás. 

Así, de los videojuegos, pasé a la NFL y a disfrutar y entender semana tras semana un poquito más de la idiosincrasia del juego. Vi a Cam Newton crecer como QB y como persona, dejando atrás muchas de sus actitudes chulescas iniciales (es hasta entendible el odio que ha generado a muchos) para convertirse en un QB ejemplar, no solo en el campo, si no fuera de él, ayudando en la comunidad de Charlotte y siendo un ejemplo para muchísimos niños que le han imitado hasta la saciedad.

Cam Newton ha sido el jugador de football con el que más he disfrutado. Su temporada 2015 quedará en mi retina para siempre, así como los partidos en New Orleans, Atlanta, el partido contra Patriots, su primera victoria de PO… muchos recuerdos del que empezó a verle siendo un niño de 16 años y se despide de él ya graduado en la universidad con casi 24 años. Gracias por ser mi escape cuando no podía más. Gracias por ser alguien a quien tener como ejemplo. Pero sobre todo, gracias por la huella que has dejado, no solo en mi vida, si no en la de muchos aficionados más.

Siempre serás uno de los nuestros y espero que lo sepas. Keep Pounding, Cameron Jerrell Newton.

@MontoroRR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *