Análisis de los Carolina Panthers

Ron Rivera y Steve Wilks (David T. Foster III/Charlotte Observer | Getty Images)

En esta entrada procedemos a explicar cómo están las cosas en los Carolina Panthers a estas alturas en el cuerpo técnico, el ataque y la defensa.

Cuerpo técnico

Tras una temporada para el olvido, existía la sensación de que podría haber cambios en el cuerpo técnico. Y los ha habido, solo que no de la manera que los aficionados esperaban. Mike Shula, el coordinador de ataque del equipo, va a lograr mantener su puesto a pesar de que no ha logrado encontrar la manera de que el ataque funcione este año.

Ron Rivera con Steve Wilks (www.panthers.com)

Ron Rivera va a continuar como entrenador principal, ya que se considera que al haber entrado tres años seguidos en playoffs le da algo de margen, pero la sensación es que ha agotado bastante parte del crédito que tenía. Cuando el rival hace algo diferente, da la impresión que somos incapaces de encontrar alternativas. Y lo peor es el no darse cuenta de todo esto.

En cambio, hemos perdido al coordinador de la defensa, Sean McDermott, que se va como entrenador principal a Buffalo. McDermott ha hecho un excelente trabajo con la defensa, y su sustituto, Steve Wilks, anterior entrenador de la secundaria, probablemente siga una línea continuista, con toda la lógica del mundo.

 

El ataque

Tras una temporada espectacular en 2015, esta temporada el ataque ha sido totalmente incapaz de conseguir un atisbo de continuidad. Parte de la culpa del desastre se la tiene que llevar Mike Shula, al que seguramente se le haya dado algún tipo de ultimatum.

Cam Newton (www.panthers.com)

Otra de las razones de las diferentes temporadas ha sido la plaga de lesiones que azotó a nuestra línea de ataque. Michael Oher, el LT titular, se perdió la mayor parte de la temporada por una conmoción cerebral, y aún no está muy claro si va a seguir jugando. Esto propició que el RT Remmers pasara a LT, donde sus carencias quedaron al descubierto. El C Kalil y su suplente Gradkowski también se perdieron varios partidos, con la nota positiva de que el tercer suplente, Larsen, hizo un papel aceptable. El RT suplente, Williams, tuvo buenos partidos y parece que será titular. Los Guards, Turner y Norwell, se vieron afectados por todo este baile. En resumen, si sigue Oher, hay que fichar o seleccionar un T en el draft, y si no sigue más de uno. Yo renovaría a Remmers como fondo de armario.

Otro de los problemas fue la pésima temporada de varios receptores. Kelvin Benjamin y Devin Funchess fueron el primer y cuarto peor receptores en cuanto a separación de sus defensores de toda la liga. De Kelvin vimos muchos penalties, apatía y alguna recepción de mérito. Funchess no mostró casi nada, y venía de un excelente training camp. Ted Ginn Jr. tuvo sus habituales drops, pero ha tenido una temporada buena. Brown fue el gran olvidado. Para la siguiente temporada necesitamos receptores para el slot y gente que consiga separación.

Greg Olsen tuvo una gran temporada y se convirtió en el primer TE en la historia con 3 temporadas consecutivas de al menos 1000 yds. No pudimos encontrar otro TE para acompañarle. En el puesto de RB, Jonathan Stewart tuvo una buena temporada teniendo en cuenta las circunstancias. Tras el, Fozzy estuvo correcto, pero Tolbert debería salir y Cameron Artis-Payne no entra en los planes. Hay rumores de que Dalvin Cook o Leonard Fournette pueden ser nuestras elecciones de primera ronda.

Esta temporada asistimos a un bajón importante en el nivel de juego de Cam Newton. Los golpes recibidos en el primer partido contra Denver parecieron tener un gran impacto psicológico en Cam, un jugador que se mueve mucho por sensaciones. Esto, unido a lo que he comentado anteriormente, hizo bajar su nivel considerablemente. Esperemos que este verano Cam y Shula puedan dar cona tecla y regresar al nivel mostrado en 2015. Los suplentes seguirán siendo Anderson y Webb.

 

La defensa

La defensa logró asentarse tras un mediocre comienzo, y se encontraron piezas importantes de cara al futuro.

James Bradberry con Julio Jones (www.panthers.com)

Nuestro mejor jugador en defensa, el LB Luke Kuechly, se perdió gran parte de la temporada tras la segunda conmoción cerebral en dos años. Su imagen llorando cuando salía del campo quedó por desgracia marcada en la retina de todos los seguidores del equipo. Thomas Davis Sr. completó otro notable curso, no parece que el tiempo pase por él. Una de las primeras misiones del nuevo coordinador de la defensa debe ser cómo utilizar mejor a Shaq Thompson, cuyas habilidades físicas siguen impresionando. Además, con David Mayo o Cash hay fondo de armario.

En el interior de la línea defensiva, la duda es qué se va a hacer con KK Short, si se le renovará a largo plazo, se usará el franchise tag o se le dejará marchar. Yo creo que se quedará y seguirá compartiendo snaps con Lotulelei y el rookie Butler. Por fuera está algo más complicado. Ealy tuvo una temporada muy decepcionante; Charles Johnson estuvo algo mejor, pero termina contrato, y a Addison, que fue el mejor, también toca renovarlo. De otros mejor no hablar, solo Lavar Edwards y Horton tuvieron detalles. Imagino que habrá varios movimientos aquí entre el draft y la agencia libre.

En la secundaria, los rookies CB Bradberry y Worley devolvieron la confianza depositada en ellos con muy buenas actuaciones y parece que ambos puestos quedan cubiertos. Johnson estuvo bien, pero podemos necesitar a alguien más de Nickel. El puesto de safety está peor cubierto, Coleman será titular en uno de los puestos pero muchos mock drafts nos dan a Adams, safety de LSU, como posible elección de primera ronda.

Para terminar, comentar que el kicker Graham Gano tuvo una temporada irregular y traerán a otros jugadores a competir por ser titulares con él.

 

Pablo Carlos, @PanthersSpain

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.