Aloha Tua!

En la cultura hawaiana la palabra aloha tiene un significado mucho más profundo que un simple saludo de bienvenida. Un carácter místico que no se descubre leyendo las diferentes acepciones que pueden encontrarse en un diccionario. Trasciende el plano meramente lingüístico y adquiere connotaciones filosóficas y espirituales para los habitantes del idílico archipiélago.

Proviene de “alo” que significa presencia y de “ha” que puede entenderse como respiración o aliento divino. La “presencia de la respiración” o “ la respiración de la vida” sería su traducción literal. No es únicamente un saludo formal, es una invitación a compartir la felicidad cargado de ancestral sabiduría hawaiana.

 

La afición de Miami espera que Tua Tagovailoa, quarterback elegido en primera ronda del último draft, insufle “respiración de vida” al conjunto deportivo del sur de Florida. Los Dolphins vuelven a ilusionarse con un dorsal número 13. En esta ocasión, no llega desde la ciudad del acero. La esperanza renace con un jugador cuyo apellido rememora paradisíacas notas de ukelele. Veinte años después de la retirada de Dan Marino, se intuye que al fin ha llegado a Miami un digno sucesor.

Tua debe iniciar ahora su propio camino. Alejarse del fantasma de Marino, y dar sus primeros pasos en la NFL con su convaleciente cadera y el dorsal número uno grabado en su espalda. La profecía que su abuelo Seu le hizo un día de su infancia se ha cumplido. El optimismo se ha instalado en una afición demasiado acostumbrada a la decepción y al fracaso en las últimas décadas.

 

 

ANÁLISIS DEL DRAFT DE LOS MIAMI DOLPHINS

Miami se presentaba al novedoso y obligado draft virtual de la NFL con trece elecciones para ejecutar un proceso de reconstrucción iniciado con la llegada de Brian Flores. Una plantilla huérfana de talento, con acuciantes necesidades en diversas posiciones prioritarias, que esperaba salir renovada del mágico fin de semana.

Después de tres intensos días de llamadas, de lágrimas derramadas y de sueños infantiles convertidos en realidad, la plantilla de Miami cuenta con once nuevos integrantes. 

Hay sensaciones encontradas con respecto al draft entre los aficionados de los Dolphins. Por una lado, impera un sentimiento de “oportunidad desperdiciada”, de ver cómo mucho talento se volatilizaba delante de nuestras narices . Muchos hinchas de Miami esperaban una mayor “agresividad” del general manager por conseguir jugadores de impacto inmediato. Por otro lado, el paso de los días permite evaluar lo ejecutado por Grier y compañía con otra perspectiva.

Se percibe un prometedor plan a largo plazo. Se han puesto los cimientos para edificar resistentes líneas ofensivas y defensivas. Los jugadores seleccionados aúnan condiciones atléticas y capacidad de sacrificio. Muchos destilan potencial de estrella con duro entrenamiento y perfeccionamiento. Fuera de los terrenos de juego son jóvenes sencillos, de comportamiento intachable que encajan como piezas de un puzzle en la filosofía “ put the team first” (pon al equipo primero) que predica Flores.

 

 

ROUND 1 PICK 5 TUA TAGOVAILOA, QB ALABAMA.

22 años . 6’0 (1,82m), 217 lbs (98 kgs).

No hubo sorpresas en la primera elección del conjunto de Flores. Roger Goodell leía en su tarjeta el nombre y apellido deseado por miles de aficionados de Miami. Los Dolphins convertían a Tua en la imagen de futuro de la franquicia. 

Deportivamente hay pocas dudas sobre la calidad del joven hawaiano. Tua es un lanzador terroríficamente preciso en las zonas cortas y medias del campo. Ejecuta los pases a las rutas slants con pulso firme digno del mejor cirujano. Gran lector de lo que pasa a su alrededor acostumbra a tomar casi siempre la mejor de las decisiones. No se esconde bajo presión, es un líder nato con capacidad para salir del pocket, mantener la cabeza alta y buscar siempre un plan alternativo, sin cometer errores ni costosas pérdidas de balón.

La gran preocupación gira en torno a su estado físico. Múltiples lesiones en sus extremidades inferiores y una delicada intervención la temporada previa por una luxación de cadera ensombrecen su futuro en la NFL.

 

 

ROUND 1 PICK 18 AUSTIN JACKSON, OT USC.

20 años. 6’5 (1,96 m) 322 lbs (146 kg).

La salida de Laremy Tunsil con destino a Houston dejó un “agujero” en el lado izquierdo de la línea ofensiva de Miami mayor que el cráter del hawaiano volcán Kilauea. Los Dolphins llegaban a la noche del draft con Julien Davenport como único left tackle del equipo. Austin Jackson llega para cubrir ese enorme vacío. 

Jugador de tan solo veinte años de edad, el línea ofensivo de los Trojans destaca por la agilidad que demuestra en sus desplazamientos y por la longitud de sus brazos. Debe mejorar técnicamente en la utilización y colocación de sus manos para soportar las embestidas de los defensas rivales.

Muchos ojeadores auguran un gran porvenir a Jackson si consigue pulir las deficiencias técnicas que posee. Miami decidió apostar por su brillante futuro más que por su incompleto presente. 

Austin sabe de primera mano lo que es sacrificarse por los demás. Jackson donó médula ósea a su hermana para ayudarle a superar una grave enfermedad antes del comienzo de la última temporada. Flores confía en que Austin sea capaz de trasladar ese espíritu solidario al terreno de juego cada domingo.

 

 

ROUND 1 PICK 30 NOAH IGBINOGHENE, CB AUBURN.

20 años. 5’11 (1,80 m) 200 lbs (91 kg)

Posiblemente esta elección es la más sorprendente para los aficionados de los Dolphins. Después de acometer el fichaje de Byron Jones en la agencia libre, Miami cuenta en su plantilla con los dos cornerbacks mejor pagados de la liga. Parecía sensato pensar que el cuerpo técnico de los Dolphins se centraría en reforzar otras unidades.

“ Nunca puedes decir que tienes suficientes cornerbacks de nivel en tu plantilla”. Con esta  rotunda oración justificaba el staff de Miami la elección de Noah ante los medios de comunicación.

Igbinoghene destaca por su velocidad y explosividad. Se percibe en su juego que ha heredado de sus progenitores el ADN de velocista nigeriano. Noah se desenvuelve como pez en el agua jugando en press y no rehuye el contacto inicial con el receptor para intentar desvirtuar sus rutas. Debe profundizar en los aspectos técnicos de la posición, evidencia sobre el césped su bisoñez jugando como cornerback.

Sus  excelentes condiciones atléticas unidas a su experiencia previa jugando como receptor le convierten en un jugador muy peligroso efectuando labores de retornador. 

 

 

 

ROUND 2 PICK 39 ROBERT HUNT, OT LOUISIANA LAFAYETTE.

23 años. 6,5 (1,95 m) 323 lbs (146 kg)

Los Dolphins comenzaban el segundo día del draft focalizándose nuevamente en la línea ofensiva. Proteger el lado ciego de tu quarterback es vital. Tua es un lanzador zurdo, por ¨imposición paterna¨,  por lo que el lado derecho de la línea se convierte en su mejor barricada para protegerse de la presión rival.

Hunt parece destinado a ejercer tan importante misión en Miami. Robert en un jugador duro y correoso que utiliza sus manos para castigar a los defensas rivales. Excelente en el juego de carrera, muchos analistas consideran que su posición ideal en la NFL debería ser la de offensive guard. Preocupa su movilidad lateral para enfrentarse cada fin de semana a los poderosos edge rushers que pueblan la NFL.

 

 

 

ROUND 2 PICK 56 RAEKWON DAVIS, DT ALABAMA.

22 años. 6,6 (1,98 m) 311 lbs (141 kg) 

Si terminas la temporada NFL coronado como el equipo que menos sacks ha obtenido de la liga, tienes que potenciar tu línea defensiva. El pupilo de Saban en Alabama es un jugador físicamente imponente, que ha destacado en la marea carmesí como un excepcional muro infranqueable frente al juego de carrera. 

Su producción universitaria ha caído las dos últimas temporadas tras un año sophomore en el que brilló con luz propia. Se hablaba de Davis como un talento top 15 del draft al finalizar aquella campaña. Debe mejorar y ampliar su repertorio de movimientos como pass rusher si quiere jugar todos los snaps en la NFL. Un diamante en bruto para el eje de la zaga comandada por Flores desde la banda.

 

 

 

ROUND 3 PICK 70 BRANDON JONES, S TEXAS.

22 años. 5’11 ( 1,80 m) 198 lbs ( 89 kg)

Con Minkah Fitzpatrick cómodamente instalado en Pittsburgh, era previsible que Miami intentara encontrar un sustituto de garantías en el draft. Los Dolphins decidieron esperar hasta la elección número setenta para dicho menester. El nombre elegido no entusiasmó a la hinchada de Miami. Fitzpatrick y Jones son jugadores antagónicos sobre el terreno de juego. 

Brandon Jones es un jugador con dotes de liderazgo innatas. Muy Inteligente y estudioso del juego. Para impresionar a las franquicias, los meses previos al draft se dedicó a estudiar las coberturas defensivas utilizadas por los treinta y dos equipos NFL en cada snap de la temporada regular. Buen placador, se siente muy seguro defendiendo el juego de carrera. Se desenvuelve como pez en el agua jugando en “la caja”. Rendirse no va con él. Sufre en las coberturas de pase, aunque debido a su carácter competitivo, nunca se da por vencido. La última temporada en los Longhorns jugó mermado por unas molestias en el hombro que le han obligado a pasar por el quirófano en esta postemporada.

 

 

 

ÚLTIMO DÍA AJETREADO.

El último día del draft, Chris Grier no pudo alejarse del teléfono. Llamadas, mensajes y duras negociaciones fructificaron para captar más talento con el que configurar una plantilla competitiva. El ansiado corredor llegaba desde San Francisco a cambio de una elección de quinta ronda. Matt Breida era el jugador elegido para acompañar a Jordan Howard en el ataque terrestre de los Dolphins. Después de sellar diversos acuerdos, Grier consiguió acercar cinco nuevos miembros al Hard Rock Stadium

 

ROUND 4 PICK 111 SOLOMON KINDLEY, OG GEORGIA.

22 años. 6,3 (1,91m) 337 lbs (153 kg)

Tercer hombre de línea ofensiva elegido por Miami en este draft. Kindley es un poderoso jugador de 153 kilogramos de peso que resulta muy difícil de movilizar por los líneas defensivos rivales. Utiliza muy bien sus manos al contactar con los defensas y brilla especialmente en los bloqueos al hombre en las jugadas de carrera. 

No es un prodigio atlético, le cuesta mover ese cuerpo serrano en desplazamientos laterales o cuándo sube a bloquear al segundo nivel.

Kilos de poder para el centro de la muralla de contención que los Dolphins pretenden construir para proteger a su nuevo número uno.

 

 

 

ROUND 5 PICK 154 JASON STROWBRIDGE, DL NORTH CAROLINA.

23 años. 6,4 (1,95 m) 275 lbs ( 125 kg)

Davon Godchaux fue una de las sorpresas más agradables del draft de 2017 celebrado en Filadelfia. Un jugador elegido en quinta ronda que ha conseguido afianzarse en la alineación titular.

Esperando repetir dicho éxito, Grier decidió invertir sus dos selecciones de quinta ronda en jugadores para completar la primera línea defensiva.

Strowbridge es un jugador versátil que ha ocupado diversas posiciones en el defensive front de los Tar Heels. Su gran actuación en la Senior Bowl consiguió arquear las cejas de muchos de los ojeadores allí presentes. A pesar de no ser un refinado edge rusher consigue penetrar en territorio enemigo con facilidad gracias a su inteligencia e intuición.

La gran utilización que realiza de sus manos y un motor incombustible que no se agota hasta que escucha el pitido del árbitro son dos de sus principales virtudes.

 

 

 

ROUND 5 PICK 164 CURTIS WEAVER,  DE/OLB BOISE STATE

21 años. 6,2 ( 1,88 m) 265 lbs (129 kg)

La carta de presentación de Weaver es inmejorable. Líder histórico de la conferencia Mountain West en sacks obtenidos con 34.  Ganador del 2019 Mountain West Defensive Player of the year. Curtis ha tenido una prolífica carrera en Idaho.

Posee un instinto natural para llegar al quarterback rival. Desarrolla un plan de ataque que ejecuta con variados movimientos de sus manos. Maneja un arsenal técnico (bull rush, spin move , rip move…) que combina para alcanzar su objetivo. Ha mostrado versatilidad en el frente defensivo de los Broncos y poderío defendiendo el ataque terrestre rival .

¿Qué hizo caer a Weaver hasta la quinta ronda del draft?. Su falta de velocidad, explosividad y agilidad. Curtis rehusó correr la prueba de las 40 yardas en la combine. Conocía que el resultado iba a ser desalentador.

Un talento señalado por su capacidad atlética que espera seguir demostrando en la NFL todo su potencial.

Weaver tiene, por la calidad exhibida en la universidad, muchas papeletas para convertirse en uno de los mejores jugadores salidos de este draft para los intereses de Miami.

 

 

 

ROUND 6 PICK 185 BLAKE FERGUSON LS , LSU

23 años. 6,3 (1,91 m) 227 lbs ( 103 Kg)

¿ Un long snapper ?. Sin ningún género de duda este pick causó incredulidad y estupefacción entre los aficionados de Miami. No parece la mejor forma de invertir una elección de draft. Los Dolphins aspiran encontrar estabilidad en la posición tras la marcha del incombustible John Denney.

Hermano de Reid Ferguson, long snapper de los Bills, Blake era considerado por todos los expertos como el mejor jugador del país en su posición. Ferguson ha disputado 52 partidos en LSU , siendo capitán del equipo las dos últimas temporadas. Excepcional compañero y una de las voces autorizadas del vestuario de los campeones de Baton Rouge.

 

 

 

ROUND 7 PICK 246 MALCOLM PERRY QB/RB/WR NAVY

22 años. 5,9 (1,79 m) 186 lbs (84 Kg) 

Miami se despedía del draft con uno de sus picks más intrigantes. Perry ha sido un jugador “multiusos” durante su estancia con los Midshipmen. Tiene experiencia como quarterback, ha jugado como receptor y ha brillado en el ataque terrestre de la academia naval. Sus 2017 yardas de carrera y 21 touchdowns obtenidos con sus piernas le hicieron merecedor del galardón al  2019 AAC Offensive player of the year.

Polivalente pieza ofensiva para utilizar en jugadas de engaño y despistar a las defensas rivales. Descifrar el plan que Flores tiene diseñado para él va a ser uno de los alicientes de la nueva ofensiva de Miami.

 

 

 

REFLEXIÓN FINAL

 

Las maratonianas jornadas del draft llegaban a su fin. Los teléfonos de jugadores y managers dejaban de sonar. El paso del tiempo será el implacable juez que determinará el acierto o el error de lo ejecutado. Miami ha apostado fuerte en este draft. Ha asumido riesgos. El proceso denota confianza en Flores para desarrollar y pulir, como si de un orfebre artesano se tratara, el talento de muchos jugadores seleccionados.

Recuperar la grandeza perdida es el anhelo de la franquicia. Tua el jugador elegido para encabezar esta titánica misión. El número uno que lucirá en su camiseta es toda una declaración de intenciones. Parece preparado para asumir este reto. El recuerdo de su abuelo es la luz que guía su camino. Quiere honrar la memoria del hombre que pronosticó su grandeza actual.

A los aficionados de Miami solo nos queda desearle suerte e imbuidos de espíritu hawaiano, proclamar a los cuatro vientos: ¡Aloha Tua!.

 

Hugo Manero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *