Victoria trabajada en el regreso del hijo pródigo

Trabajada segunda victoria de los Philadelphia Eagles de la temporada, en el regreso del héroe local Carson Wentz, después de superar su lesión de rodilla.

Ap Photo

Desde hacía semanas estaba marcada en el calendario la jornada tres para ver el regreso de Carson Wentz a los terrenos de juego.

La visita de los Colts del viejo conocido Frank Reich, parecía el escenario ideal para el regreso del fenómeno de North Dakota.

Finalmente el partido resulto ser una dura prueba para los de Philadelphia, que bajo una lluvia torrencial consiguieron la segunda victoria de la temporada gracias a dos factores, el control del reloj y la defensa en la redzone.

Control del reloj

Los Eagles plantearon un partido basado en el control del reloj a través de dos “comités”, uno formado por sus dos Tight ends  Zack Ertz y el novato Dallas Goedert, y otro formado por sus dos Running BacksCorey Clement y Wendell Smallwood.

Como podemos ver en la tabla estadísticas el “comité” de TE’s sumo 146 yardas de pase, y el de RB’s 112 de carrera, repartidas al 50% EXACTO (73+73 y 56+56) en ambos casos.

De los 60 minutos del partido, los Eagles tuvieron la posesión del balón la friolera de 40 minutos y 20 segundos, desechando prácticamente la intervención de sus WR’s , incluido al magnífico Nelson Agoholor.

El partido se empieza a decantar con un drive eterno de 11:18 de los Eagles, que puso el 20-16 en el marcador que a la postre resulto definitivo.

A pesar de ello, la victoria definitiva la debió rubricar su defensa con otra actuación estelar protegiendo su zona de anotación.

 


Defensa en la zona roja

De los 5 viajes que Andrew Luck y los suyos a la zona roja, solo consiguieron el TD en una sola ocasión.

La defensa de Philadelphia aparte de caracterizarse por su oportunismo para provocar grandes jugadas, se está mostrando como una unidad infranqueable cuando se trata de proteger su End Zone.

Como ya sucedió en la primera jornada frente Atlanta, cerro el partido montando una fortaleza, y negando una y otra vez la entrada a los Colts.

El golpe definitivo lo dio el cada vez mas importante Derek Barnett cazando a Andrew Luck en su 4º intento de anotación desde la yarda 4.

Mitchell Leff/Getty Images North America

 


Wentz y la falta de efectivos

La mejor noticia del partido para los Eagles, fue ver a Wentz con absoluta confianza en sus movimientos y sin ningún miedo en sus acciones.

Se volvió a ver al Wentz escurridizo e imprevisible que otorga a los Eagles una nueva dimensión a su juego.

Hasta que los Eagles no recuperen a todo su arsenal (principalmente Jeffery) no podrán desplegar todo su potencial.

Mientras tanto, deben conseguir acumular victorias en estos partidos tan trabajados.

Estas victorias demuestran que este grupo no ha perdido un ápice de competitividad, a pesar de lucir el anillo de campeones.

Próxima estación Tennessee , antes de que se endurezca “la carretera” con Vikings, Giants, Panthers y Jaguars.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.