TRADICIONES Y MASCOTAS: STANFORD CARDINAL

Esta semana, desde Coollege y Spanish Bowl, os traemos una controvertida y peculiar mascota -que no deja indiferente a nadie-, pero también una de las más curiosas y polémicas marching band del College Football. Completamos contenido repasando la que es considerada la “jugada” en la historia del football universitario. Toca leer y disfrutar…

 

Stanford Band

La Leland Stanford Junior University Marching Band (LSJUMB, para los amigos) es la banda de estudiantes que representa a la Universidad de Stanford y a sus equipos deportivos. Los miembros de este grupo se definen a sí mismo como “La mejor banda de Rock and Roll del mundo”. La Stanford Band -a secas- participa no solo en eventos deportivos, sino también en actividades estudiantiles y en espectáculos de todo tipo. 

LSJUMB siempre creando tendencia en la moda / mercurynews.com

La Stanford Band se formó en 1893; sin embargo, su actividad fundamental se inició en 1963, gracias a la elección como director del peculiar, a la par que polémico, Arthur P. Barnes -toda una personalidad-. Barnes se caracterizó por conceder a la banda una gran autonomía, teniendo muy en cuenta la opinión -en repertorios, vestimenta y acciones- de los propios estudiantes miembros de la misma. 

La banda tiene un amplio repertorio que incluye temas clásicos y conservadores propios de la tradición musical o de las marchas militares, pero también toca temas mucho más modernos y relacionados con el rock n´roll. La vestimenta oficial de los integrantes de la Stanford Band es muy peculiar, incluyendo un sombrero blanco de pescador con ribetes escarlatas, chaqueta roja, pantalones negros y “la corbata más fea que puedas conseguir”. Adecuan su atavío a la época del año, así se visten de Halloween en fechas pertinentes o celebran el día de Star Wars como si de un grupo de extras salidos de una película de George Lucas se tratase. 

 

“THE PLAY” 

Hablar de la Stanford Band supone hablar de “The Play”, una de las jugadas más memorables en la historia del College y quizá de todos los deportes americanos. “The Play” fue una jugada de retorno de un kick off en el último segundo del partido entre Stanford Cardinal y California Golden Bears, celebrado el 20 de noviembre de 1982. 

«The Play» en estado puro / sfchronicle.com

Stanford se ponía por delante 20-19, en el California Memorial Stadium, gracias a un FG, cuando restaban cuatro segundos en el marcador. Tras el pateo del kick off, los Golden Bears -con John Elway, QB de Stanford, como testigo de excepción en la banda- encadenaron cinco pases laterales, destrozando a los equipos especiales del Cardinal, y anotando un TD que daba una victoria 20-25 a los Golden Bears. Miembros de la Stanford Band pensaron que el encuentro había terminado. En medio de la jugada del retorno de kick off ya festejaban la victoria en el centro del campo. Pero Kevin Moen sorteaba integrantes de la banda y anotaba el TD ganador ante el desconcierto de jugadores, espectadores y la propia banda. 

Desde aquel 20 de noviembre de 1982, cada anual “Big Game” (partido entre Stanford y California) supone el recuerdo de “The Play” y la realización de las actuaciones más controvertidas y peculiares de la Stanford Band. 

 

Stanford Tree

Stanford Tree es la mascota de la Stanford Band y es considerada la mascota oficiosa de la propia Universidad de Stanford. “The Tree” -como también se conoce a nuestro peculiar héroe- no deja indiferente a nadie -fascina a unos, repugna a otros- y es considerada una de las mascotas colegiales más peculiares y controvertidas. 

Entre 1930 y 1972, los equipos deportivos de Stanford fueron conocidos con el nombre de Indians, y Prince Lightfoot (un reconocido miembro de la tribu de los Yurok) fue la mascota oficial. Los estudiantes nativos americanos y otros miembros del staff expresaron su malestar por este nombre y el presidente de la universidad -Richard Lyman- decidió abolir este apelativo, adoptando el sobrenombre actual de “Cardinal”, por el color que representó a la universidad antes de 1930. 

En 1975 se sometió a votación nuevamente el sobrenombre de los equipos deportivos. El elegido fue “Robber Barons”, nombre polémico que, metafóricamente, aludía a un hombre de negocios americano que no tenía escrúpulos en acumular riqueza a costa de quien fuera. Finalmente, el nombre de “Cardinal” se mantuvo. 

«Nuestra secuoya no deja indiferente a nadie» / pinterest.com

Desde 1975, la Stanford Band realizaba espectáculos y “performance”, en los descansos de los partidos, en los que aparecían diferentes mascotas, entre ellas, “The Tree”. Poco a poco, la peculiar secuoya se ganó el corazón de los aficionados de Stanford merced a sus contoneos y rítmicos bailes, que acompañaban las peculiares marchas de la Stanford Band. 

EL NACIMIENTO DE STANFORD TREE

El Stanford Tree original fue concebido y diseñado por Christine Hutson. En Palo Alto (California), la localidad más cercana a la universidad, las secuoyas tienen mucha importancia, apareciendo incluso en el escudo de la ciudad. Esta pudo ser la inspiración de Christine. 

Desde el primer “The Tree”, cada año se realiza un concurso para elegir el Stanford Tree de esa temporada. Todo se permite en el concurso, siendo el único requisito que “The Tree” sea eso… un árbol. Cada mes de febrero, tiene lugar la “Tree Week”, en la que los estudiantes se someten -ataviados de su peculiar visión de “The Tree”– a las más variadas y arduas pruebas para ser elegidos como la mascota oficial de ese año. 

 

Desde Spanish Bowl y Coollege, nos declaramos fans incondicionales del Stanford Tree y lo nombramos -sin duda alguna- mascota oficial del proyecto. 

#GoStanford🌲#Let’sGoCardinal🌲#WeLoveStanfordTree🌲

 

@EduVall82

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *