The Saints Are Changing

Hace poco más de una semana fue 20 de abril, el día que volvimos a mostrar nuestra sonrisa al mundo por el fin parcial de la obligatoriedad de llevar mascarilla. Los 20 de abril siempre son especiales, porque uno no puede obviar el tema de Celtas Cortos con el que ha crecido. Y eso “los que hay, han cambiado” siempre me da espacio a la reflexión. El fin simbólico de la pandemia con el desnudo facial de mascarilla, me hizo pensar en los New Orleans Saints. En cómo estos poco más de dos años han traído el fin de un ciclo glorioso de la franquicia de la Crescent City. Vamos a ver como ha quedado todo porque, por primera vez en años, los Saints me tienen algo desorientado. Vamos a ver si encontramos algo que nos ilumine para intentar.

Nuevo Staff: el adiós de Sean Payton

La temporada baja de los Saints llegó con una bomba: el anuncio del adiós de Sean Payton como Head Coach. Como un torbellino, lo que parecía el típico rumor que venía cada año desde Dallas, se fue generalizando hasta que fue realidad. Aún duele ver a Sean subido en la tarima de la sala de prensa de Metairie dando una master class de lo que ha sido su paso por los Saints. La rueda de prensa es para verla entera. Y estudiarla. En ella da muchas de las claves o feelings que le habían llevado a tomar la decisión.

 

Sean Payton en su despedida – Fuente AP

 

Empezó un fake casting donde se acabó nombrando al que todos pensábamos que sería el sucesor de Sean Payton: Dennis Allen. El exitoso coordinador defensivo en los Saints cogería las riendas del equipo. En cierto modo, ese relevo ya lo habíamos visto en el campo durante la temporada regular. Un Sean Payton mucho menos enérgico que de costumbre, tras pasar el Covid, veía desde la distancia, como Allen y sus chicos celebraban cada tackle, turnover y big play que los Saints provocaban esa semana 17 en casa ante los Atlanta Falcons.

 

 

Defensa

A partir de allí la idea era completar el staff. La primera se centraba quien cogería las riendas de la defensa y del ataque. Y, en ambos casos, las decisiones nos dejan muchísimas dudas. En defensa no se supo decidir entre Ryan Nielsen y Kriss Richards. Ambos entrenadores han demostrado su valía y entiendo que es una decisión difícil. Pero quedarse en medio camino nunca ha sido un buen lugar en el que iniciar nada.

El puesto de ambos es de Co-Defensive Coordinator. Nielsen se va a encargar de la caja y Richards de la secundaria, así resumiendo. El resto de staff se mantiene con un par de promociones internas.

 

 

Ataque

Así que con el monstruo de dos cabezas defensivo de Allen, quien supuestamente seguirá cantando las jugadas, viene la otra parte: el ataque. El ataque no ha funcionado con Sean Payton. Repito: con Sean Payton no ha funcionado en 2021. A pesar de ello, se apuesta por la continuidad y por ello se le da la oportunidad a Pete Carmichael como OC. Carmichael ha sido el asistente de Sean Payton durante 14 años.

También siguen con él 8 de los 11 coordinadores ofensivos. Tenemos tres llegadas: Bob Bicknell (asistente ofensivo), Doug Marrone (sí, él mismo, como entrenador de OL) y Kodi Burns (entrenador de receptores). Apuntad este último nombre porque según nos llega es EL HOMBRE. De todas las llegadas en el staff, Burns es el que me genera más ilusión y esperanza. Veremos si luego se cumple en el campo.

 

 

Equipos Especiales y preparación física

En equipos especiales sigue Darren Rizzi, que de hecho fue uno de los candidatos a HC. Y su unidad ha funcionado como un reloj suizo las últimas temporadas y es buena noticia su continuidad. No hay problema con eso.

Donde sí que ha habido un cambio substancial es en el staff de preparadores físicos con la llegada de Matt Clapp (8 años de experiencia en Alabama) y la creación de la figura de Sports Science de la mano de otro Matt de Alabama: Matt Rhea. Tras un par de años con muchos problemas con lesiones y, sobretodo, de recuperaciones (recordad el extraño caso de Mike Thomas), un aire fresco quizás era necesario.

 

 

El roster

Tras la primera y segunda oleada de agentes libres, así es como queda el roster antes del draft de la NFL.

 

Ataque

Roster de ataque de los Saints – Fuente @whodatspain

 

A simple vista vemos hay posiciones a relativamente cubiertas (quarterback y tight end), mejorables (running backs) y auténticos dramas (toda la OL entera y el cuerpo de receptores).

La línea ofensiva de los Saints

Una línea con Hurst-Peat-McCoy-Ruiz-Ramzcyk no suena, en principio mal. Pero si vamos contando cada caso es para preocuparse:

Hurst es un buen backup, veterano, cumplidor, pero dista mucho de marcar la diferencia. Peat es Peat, parecía que iba a tener un buen año, pero de nuevo las lesiones le lastraron. McCoy y Ramzcyk son hoy en día los valores más seguros del roster en ataque. No hay duda allí. Ruiz es el caso diametralmente opuesto. Parecía que era un robo cuando se le drafteó en 2020 pero se va deshinchando en paralelo a su autoconfianza.

La OL va a ser un reto para Marrone, que va a intentar engranar todas las piezas del puzzle. Y es más que probable que sea una de las posiciones que los Saints tengan muy en cuenta en el draft. Si nada se mueve, o no llega alguien que sea un plug&play, se podría cubrir la marcha de Armstead pasando a Peat al tackle, lo que daría entrada a Throckmorton por dentro.  El ex de los Ducks es el mejor backup que tenemos y, con minutos, no descartamos que fuera el mejor Guard de esta OL.

 

Los receptores

Una cosa que tenemos clara es que, si Burns es la nueva estrella en el staff, habrá que traerle un juguetito para que pueda brillar. A eso se le añade que es un juguete necesario. Porque más allá de Mike Thomas, quien vuelve de lesión, y destellos puntuales de Deonte Harty y Marquez Callaway, el cuerpo de receptores es para echarse a llorar.

Profundidad hay en la clase, la clave va a ser acertar en el perfil: otro buen corredor de rutas como Chris Olave (perfil duplicado con Thomas y Callaway), un jugador físico fiable en los 50-50 como Treylon Burks o Drake London o alguien explosivo como Jameson Williams. Y no descartemos un double dip en la posición, que 7 elecciones son muchas.

No descartamos para nada la llegada de WR después del draft. Si a este cuerpo de receptores le añades un Jarvis Landry, quien estuvo de visita en NOLA la semana pasada, se ve muy distinta la posición.

 

El curioso caso del RB

He estado defendiendo en los últimos tiempos que los Saints necesitan un norte-sur. Y puede que un prospect top pueda caer en una buena ronda en este draft. Y es que sin el lápiz de Sean Payton y el más que probable vuelco hacia la defensa, los Saints tienen una necesidad imperiosa de, en ataque, mover las cadenas y dejar descansar la defensa. Así que esperamos un ataque de mucha carrera, check down y alguna jugada explosiva de forma puntual a partir del play action.

Más allá del fantasma de la suspensión, Alvin Kamara no puede estar corriendo entre tackles durante 3 downs. Puede hacerlo, y muy bien, pero lo desgastas para otros aspectos del juego donde marca, aún más, la diferencia. No nos sorprendamos si la de corredor es una posición donde los Saints gasten buena parte de su capital en el draft.

 

¿Subir a por QB?

Muchos cantos de sirena tras el trade con Eagles, donde compramos una primera ronda extra para este 2022. Normalmente, y puede que sea este el caso, eso significa o suele significar que en el draft day el equipo con esas dos rondas quiera subir a por una posición premium. Dadas las necesidades, Edge como veremos no lo es y la de QB no debería serlo. ¿Por qué?

Primero, no hay sobre el papel un prospect que sea lo suficientemente bueno para gastar dos rondas en él. Hay proyectos de QB con un upside alto, pero miedo me da ese tipo de QB sin Sean Payton. ¿Quién lo desarrollará? Tiene todos los números para que, si eso sucede, sea un buen fail.

Segundo, la posición está teóricamente cubierta, con titular (Jameis Winston), QB backup (Andy Dalton) y QB a desarrollar (Ian Book). Si no hay enamoramiento, casi descartaríamos esta opción. Pero los Saints nos tienen desorientados y, deseando que aguanten esos dos picks, vayan BPA de las posiciones de necesidad, y hagan ese upgrade que permita a este roster competir por todo.

 

 

Defensa

Roster defensivo de los Saints – @whodatspain

 

La defensa que tenemos es una auténtica pasada. Un lujo. Muy compensada y que se ha mantenido en su gran mayoría. Vemos posiciones cubiertas totalmente (toda la línea, tanto en ends como en tackles es una maravilla), posiciones con titulares contrastados a falta de backup y elevar el suelo (corners) y dos minidramas (el puesto de LB y el de S).

 

Más carne en el asador

Demario Davis es top. Pete Werner ha demostrado que es capaz. Pero ya está, allí termina la fiabilidad en el puesto de linebacker de los Saints. Veteranía aparte, estamos a una lesión de Davis de apestar. No entiendo como no se ha firmado de vuelta a Kwon Alexander, era el complemento ideal a Davis-Werner. Y ése es el perfil que debemos buscar. Versatilidad y rango. De manera urgente. Y no tengo dudas que va a ser una de las posiciones que vamos a reforzar en el draft. Es una clase muy profunda también de apoyadores y alguno tendremos calado.

Por otro lado, tenemos la posición de safety. Es casi improbable que volvamos a ver un single high en nuestra defensa sin Marcus Williams, era muy bueno en eso. Su baja la hemos suplido de forma notable con Marcus Maye. Por otro lado, el retiro de Malcolm Jenkins nos deja cojo el strong safety. Si bien es cierto que entre Justin Evans y Daniel Sorensen pueden más o menos arreglaro pero… Maye y Evans vienen de lesión y su rendimiento es una incógnita. Tiene que venir un safety sí o sí.

Pasa un poco como en el puesto de receptor, si no cae el prospect que quieran desde el front office, aún está disponible Tyrann Mathieu y eso cambiaría, y mucho, la fotografía.

Conclusión

En resumen, se vienen uno días apasionantes por la incertidumbre que genera la dirección que va a tomar la franquicia. Dirección que vamos a empezar a descubrir durante estos mismo días y nos irán despejando incógnitas de hasta qué punto estos Saints han cambiado, han cambiado siiiiiii.

 

 

Salud y WhoDat

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.