Temporada 2017: Un pequeño análisis a los números

Con la semana 16 ya en los libros, sólo resta la última jornada para que la temporada regular del NFL llegue a su fin. Y llega esa hermosa época del año donde nadie sabía cómo vencer a Peyton Manning y LaDanian Tomilson no paraba de anotar TDs. Pero estos meses del año en los que tanto nos encanta olvidarnos de todo y mirar este maravilloso deporte tienen un final. Sólo restarán diez partidos para que se conozca quiénes participaran en la quincuagésima segunda edición del Super Bowl. Por ello, vemos ahora el momento indicado para comenzar a analizar los números que nos ha dado esta temporada 2017.


Una temporada con menos puntos

En lo transcurrido de la temporada de la NFL se han anotado 10 432 puntos. Esto estaría representando un leve descenso del 4,1% en relación al año pasado. De no anotarse en la última semana 1169 puntos (cada equipo debería anotar 36 puntos para lograr esto) caería por segunda temporada consecutiva el total de puntos anotados. Agregando a esto, hay que destacar que en promedio los equipos vencedores en cada partido han anotado 27,8 puntos. Esto es levemente menor al promedio del 2016. Por otro lado, los cuadros que han sido derrotados han podido anotar en promedio 15,9 puntos, haciendo que el margen promedio de victoria sea de 11,9 puntos. Lo anterior representaría un aumento por segundo año consecutivo del margen de victoria en la liga, lo cual iremos analizando más adelante.

Fuente: Pro Football Reference

 

Muchos motivos se pueden encontrar para hablar de una segunda caída consecutiva en el total de puntos. Por ello, analizaremos alguna de las principales variables tanto ofensivas como defensivas para ver su variación y cómo ha sido su evolución esta temporada.

 

Menos yardas por pase

Si, no están leyendo mal. Cuando todo parece indicar que en la NFL el ataque aéreo es más importante, las yardas por pase registran una caída por segundo año consecutivo. Hasta el momento, las yardas aéreas han caído un 6,9% en comparación al año 2016. Ésta es su mayor caída en términos porcentuales en lo que va del milenio. Para tener una idea, si se buscara igualar el total de yardas por pase del año pasado, esta última semana cada QB debería pasar para 476 yardas. Esta marca ha sido alcanzada o superada únicamente en 26 ocasiones desde 1970.

Fuente: Yahoo Sports

 

La mejora de las defensas, la clave para entender la temporada

En defensa la búsqueda de generar secundarias más rápidas y especializadas en la cobertura, así como líneas defensivas que cada vez se componen de DT y DE más fuertes y rápidos ha traído un aumento del total de sacks e INTs. Este año se llevan registrados 1122 capturas a mariscales, un 7,3% más en relación a la temporada pasada. También ha habido un aumento de las intercepciones, este año ya se han registrado 403. Esto nuevamente supera la marca registrada la pasada temporada hasta esta altura.

Los buenos números defensivos han ido en constante aumento desde el 2015. Mientras, las yardas aéreas han descendido año tras año. Esto se demuestra en la siguiente tabla. En ella, se presentan todas las variables antes mencionadas y su evolución en los últimos 3 años.

Fuente: Pro Football Reference

 

Podemos hacer un análisis más profundo para comprender esta mejora en las defensas. Este año en las 16 semanas transcurridas de la temporada, 5 equipos han permitido menos de 200 yardas por pase por partido. Éstos han sido Jaguars, Vikings, Chargers, Broncos y Steelers. Para encontrar la última vez que 5 equipos lograron esta proeza hay que irse hasta el 2012. En aquel entonces lo consiguieron Steelers, Jets, Cardinals, 49ers y Seahawks. En 2016, 2015 y 2014 únicamente un equipo pudo lograr conseguir que le pasen para menos de 200 yardas por partido.

 

Pasar o correr – ¿El nacimiento de una nueva tendencia? 

Para cerrar este tema, se puede atribuir también la mayor especialización de las defensas a una disminución en el total de jugadas de pase que se intentan. Este año se han realizado 769 jugadas de pase menos que en 2016, una caída del 4,4%. Así, se ha logrado que el 56,05% del total de jugadas esta temporada sean de pase. La temporada pasada el porcentaje fue del 57,98%.

Fuente: USA Today

 

Estos leves cambios en la tendencia se vienen dando desde el año 2015, donde hubo un quiebre. Éste no solo fue en la relación de jugadas, sino que también a las yardas que permitían las defensas. Para comprender esto analicemos la siguiente situación: desde 2014, 31 equipos han permitido más de 3800 yardas vía aérea en los primeros 15 juegos de la temporada. Por otro lado, únicamente 4 defensas de este año pertenecen a esa lista que ninguno quiere formar parte: Tampa Bay, New England, Indianapolis y los Giants. Esto es muestra de la mejoría que ha habido en las defensas en este año, así que aquellos que disfrutan de las buenas defensas han tenido con qué deleitarse este año.


Un breve análisis de los resultados

Como se mencionó anteriormente el resultado promedio de esta temporada fue de 27,8 a 15,9 para un margen de victoria de 11,9. Analicemos esta frase un poco más en profundidad: de los 240 partidos disputados hasta el momento, 99 se han definido por 12 o más puntos. Ésta es la segunda mayor cantidad de partidos definidos por esta suma desde el 2010, sólo superado por la temporada 2014. En ella, 110 encuentros terminaron con un margen de 12 o más puntos. Mientras tanto, en 2016 tan sólo 82 partidos terminaron por esta suma de puntos.

A continuación, se presenta un gráfico donde cada punto representa un partido de los 240 de esta temporada. En el eje horizontal se pone el margen de victoria del equipo ganador. Mientras, en el vertical va el margen de yardas aéreas y terrestres que tuvo el equipo vencedor en relación a su rival.

Fuente: Pro Football Reference

 

Esto muestra cómo las diferencias de yardas no siempre es necesaria para ganar partidos. Por ejemplo, el partido que se enfrentaron Jets y Browns el pasado 8 de octubre. En él, los Jets salieron vencedores por 17 a 14. Sin embargo, los Browns tuvieron un diferencial de 207 yardas a favor más que el equipo neoyorquino. Otro caso también puede ser el partido disputado entre Ravens y Lions el 3 de diciembre. Ahí, la escuadra de Baltimore terminó ganando por 24 puntos, pero Detroit tendría un saldo favorable de yardas.

 

¿Y qué hay del QB de moda?

Un caso más que transgrede los limites de la razón es el partido donde debutó Jimmy Garoppolo como QB titular de San Francisco. Fue una gélida tarde en la ciudad de los vientos, Chicago. El partido terminaría con un engañoso 15-14 a favor de los de la Bahía. Pero los 49ers ganaron el duelo de yardas con un saldo positivo superior a las 240 yardas totales. Siendo éste el mayor margen de yardas para un equipo esta temporada, aunque ganase por menos de 7 puntos.

Jimmy Garoppolo (Fuente: Sports illustrated)

Si bien el margen de yardas es creciente con el margen de victoria, no siempre es sinónimo de triunfo. En el 30% de los partidos el cuadro que ganó en el duelo de yardas terminó perdiendo el partido.

 

Y para terminar…

Para aquellos seguidores del Scorigami, en este año se han dado 8 nuevos resultados que nunca habían ocurrido en la historia. El más reciente fue el partido entre 49ers y Jaguars que terminó 44-33.

Si no sabéis lo que es el Scorigami os recomiendo ver el siguiente vídeo:

https://scorigami.herokuapp.com/


Este tipo de análisis es sólo una herramienta que ayude a comprender y resumir lo que ha ido ocurriendo. Eso que sucedió en el hermoso mundo de la NFL este año. Ayuda a comprender cuales han sido los puntos positivos y mejoras en esta temporada. Nos invita a apreciar lo que año a año el deporte nos brinda.

Gracias por leer y si son de su agrado próximamente habrán más análisis.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.