Sufrir en el draft

Hemos venido al draft a sufrir

Ser fan de un equipo deportivo, excepto si eres de los Patriots, es un ejercicio de masoquismo. Sufrir es lo que más nos acerca a nuestros colores. Y cuanto más sufrimiento y más drama, más enganchados estamos. Por eso nos gusta tanto ser de los Seahawks. Sufrimos en los partidos por el juego del equipo, sufrimos en la agencia libre por la gestión de Schneider, sufrimos porque nunca tenemos salary cap y sufrimos, no podía ser de otra manera, en el draft. Sufrir en azul y verde, ese es nuestro destino.

En este peregrinaje, el draft es uno de los momentos álgidos de sufrimiento. La estrategia se Schneider es imprevisibles salvo en una cosa, va a molestar a la mitad de los fans de Seattle. La otra mitad ya se habrá dado a la bebida antes de que llegue el jueves. Como no se por cual de las dos mitades me decantare en los próximos días, voy a escribir una líneas sobre el camino que creo deberían seguir los Seahawks en el próximo draft.


Primera ronda

Cualquier cosa que suponga elegir en nuestro pick original (el 27) sería toda una sorpresa. La historia nos dice que Seattle lleva desde el 2011 sin seleccionar en su el puesto que le corresponde en primera ronda. Las tradiciones están para cumplirlas. Nos tocará sufrir hasta altas horas de la madrugada para nada.

Vaya por delante que escribo este articulo cuando Clowney sigue sin renovar y tampoco se ha traído a nadie para cubrir el puesto de defensive end. También creo que aunque se contratará a un jugador para cubrir esa posición antes del draft, la estrategia general no variaría en gran medida. La presión al quarterback fue el principal problema el año pasado y se debe reforzar como primera necesidad del equipo.

Dicho esto, lo más lógico es pensar que seleccionaremos al principio del 2º día. La única razón para no hacer esto sería que algún edge rusher o tackle ofensivo top llegase a ese puesto. También lo entendería, aunque menos, por un cornerback.


Segundo día

Dando por hecho que salimos del primer día sin elecciones, empezaremos a sufrir por las elecciones incomprensibles. Nuestro primer pick debería ser un rusher si o si. La mayoría de expertos dicen que la clase no es especialmente buena en cuanto a DE así que lo más probable es que seleccionemos un OLB que pueda doblar la esquina y presionar por el exterior a la vez que caer en cobertura si es necesario. Nombres como Gross-Matos, Uche, o Okwara son los que yo seleccionaría en ese pick. Zack Baun es otro hombre que no me extrañaría ver ahí.

Una vez que tengamos el rusher asegurado, mis ojos se centrarían en buscar un offensive tackle que pueda ocupar la posición de right tackle en sustitución de Ifedi y/o sustituir a Duane Brown cuando este se retire. La otra opción que no me haría sufrir sería un jugador del otro lado de las trinchera. Un tackle defensivo que pueda acompañar a Reed y presionar por el centro de la línea también sería una opción.

 

Tercera ronda

A finales de tercera ronda, con el pick compensatorio obtenido por la marcha de Earl Thomas, sería el momento de escoger un nuevo cornerback. Aunque el mejor movimiento de la offseason de Seahawks ha sido traer a Dunbar desde Washington por una 5ª ronda, tanto él como Shaquill Griffin terminan contrato y tengo dudas de que los dos sean renovados. Añadir un jugador que pueda jugar en esquemas zonales y añadir versatilidad a la secundaria será una buena opción. Tampoco vería con malos ojos la opción de añadir un wide receiver que pueda acompañar a Lockett y Metcalf. En una clase de tanta calidad como la de este año yo me decantaría por un gran corredor de rutas como es Van Jefferson. Creo que es un perfil que echamos en falta desde la marcha de Baldwin.


Sufrir hasta el final

Rondas cuarta y quinta

En el principio del tercer día es donde normalmente dejamos de sufrir. Las selección de jugadores empiezan a seguir una cierta lógica cuando se convierten más en apuestas de futuro y jugadores a desarrollar que en jugadores que tienen que rendir desde la primera temporada.

Con estos picks (2 en cuarta ronda y los posibles de quinta obtenidos en trades down) intentaría reforzar el backfield. Un equipo tan corredor como es Seattle se vio con verdaderos problemas de lesiones al final de la temporada pasada. Si a eso sumamos el último año de contrato de Carson y la marcha (¡por fin!) de Prosise, parece claro que se debe seleccionar un corredor. Teniendo a Homer y Penny que pueden hacer labores de RB receptor, yo intentaría seleccionar un RB norte-sur que pueda desempeñar una tarea similar a Carson.

Tampoco vería mal si se selecciona algún otro jugador de línea defensiva, ya sea tackle o end, o un safety. El merecido corte de Tedric Thompson deja a la unidad con únicamente 3 miembros y es necesario añadir profundidad. A ser posible buscaría un perfil más de free que de strong.

 

Rondas finales.

En las sexta y séptima ronda solo disponemos de 1 pick, pero lo normal es que se consigan recopilar algunos más a lo largo de los tres días del draft. Sea como fuera, estos picks deben ir a jugadores que puedan sorprender por su versatilidad. Aquí el puesto es lo de menos, así que no me extrañaría ver más línea, defensiva u ofensiva, un linebacker (yo no lo haría) o incluso un quarterback (solo tenemos Wilson en el roster).

#TeamTuszka. Michael Vosburg / Forum Photo Editor (inforum.com)

 

La gran alegría nos la llevaremos si los Seahawks seleccionan al defensive end de North Dakota State, Derrek Tuszka. Aunque poco conocido por venir de una universidad de la FCS se ha convertido en el ojo derecho de la afición en España gracias a los chicos de @coollege2019


No tocar

Schneider y compañía pueden hacernos sufrir todavía más seleccionando jugadores que realmente no necesitamos. Las posiciones mejor cubiertas y que no deberían reforzarse con elecciones son, en mi opinión, tight end (Dissly, Hollister y Olsen parecen asegurados en el roster final), MLB y equipos especiales, pero no descarten nada.


Sufrir y sufrir y volver a sufrir

Y si pensáis que el domingo acabará el sufrimiento, os equivocáis. Empezaremos a analizar lo hecho en los tres días anteriores y nada tendrá sentido. Cada nuevo jugador nos hará sufrir por una razón o por otra. Es del destino de todos los Seahawkers. Y así es como nos sentimos más cerca de nuestro equipo.

Y la rueda vuelve a girar.

 

Go Hawks!!

 

David Terrón Robles (@DTerronRobles)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *