Robert Griffin III: El que la sigue la consigue

Si piensas en España te vienen a la cabeza un montón de cosas. A mas de uno le vendrá a la cabeza un jamón Cinco Jotas. Otros solo pensarán en la fiesta. Muy posiblemente si eres extranjero estés pensando en el flamenco y los toros. España es un país de tópicos, eso es así, pero también de refranes. Y tirando del amplio refranero castellano voy a hablaros de Robert Griffin III y su reciente fichaje por los Baltimore Ravens. Porque el que la sigue, la consigue.


Al tema

Efectivamente, cuando todos pensábamos que el periplo de Robert Griffin III  en la NFL se había acabado tras su desafortunado paso por los Cleveland Browns., los Ravens sorprendían a muchos anunciando el fichaje del mediático QB. Y digo muchos porque para algunos no nos pilla tan de sorpresa.

Si eres fan de Ravens este fichaje no debería sorprenderte. Los dirigentes y el staff técnico de la franquicia córvida se vieron envueltos en una difícil situación la temporada pasada debido a una inafortunada lesión en la espalda de su QB titular, Joe Flacco, que le iba a dejar fuera toda la preseason pasada y quién sabía por aquel entonces si también parte de la temporada regular.

El caso es que los Ravens no se quedaron de brazos cruzados y pusieron la maquinaria a funcionar. Una maquinaria que tenía como objetivo traer un backup de garantías. Los nombres que sonaban por aquel entonces eran el de Colin Kaepernick (un asunto que luego iba a traer cola porque la NFL ha decidido investigar a los Ravens tras el fichaje de RGIII por lo que entienden como un posible boicot a Kaepernick en una ridícula persecución a los de Baltimore) y el de Robert Griffin III. Si, señores, los Ravens ya contactaron con RGIII hace un año. Así que podemos decir que el famoso refrán de el que la sigue la consigue también podría aplicarse a Ozzie Newsome, quien finalmente se hizo con su backup deseado tras un primer intento fallido.


Antecedentes de RGIII en la NFL

En un movimiento muy criticado por muchos fans, los Redskins se hicieron con el pick 2 del draft de 2012 para seleccionar al que pensaban que iba a ser su QB franquicia por muchos años, el heisman Robert Griffin III procedente de la Universidad de Baylor.

El comienzo de Robert Griffin III en la NFL fue el soñado por muchos otros jugadores. En su primera temporada en 2012, casualmente la temporada en la que ganamos la Superbowl en Nueva Orleans frente a los San Francisco 49ers, fue nombrado como ‘Rookie ofensivo del año’. Así que los Ravens ahora mismo cuentan con el MVP de la Superbowl de 2012 y el Rookie ofensivo de esa misma temporada.

La siguiente temporada también fue buena para el, superando de nuevo las 3000 yardas de pase. Pero al final de esa temporada empezó lo que le iba a condenar al jugador para el resto de su carrera: las lesiones. Desafortunadamente para el jugador una serie de graves lesiones iban a acabar con su prometedora carrera e iban a frenar su progresión por lo que finalmente fue cortado por los Redskins en 2015 tras una serie de actuaciones bastante malas.

Cuando todo parecía acabado para el por las lesiones, los Cleveland Browns le dieron una oportunidad mas en 2016 pero una vez mas una inoportuna lesión y un staff tecnico que no acompañaba frustraron su vuelta a la NFL.

Fuente: Gridiron Magazine

A caballo regalado, no le mires el diente

Y es que, como he dicho antes, el refranero español es muy sabio pero Ozzie Newsome también. El contrato que ha firmado Robert Griffin III con los Ravens es un excelente contrato para la franquicia córvida porque tienen mucho que ganar y muy poco que perder. Y cuando digo muy poco que perder lo digo de verdad porque el contrato que ha firmado RGIII con los Ravens es de 1 millón por un año. Y teniendo en cuenta lo caro que está hoy en día tener un QB backup con experiencia en la NFL pues eso, que «A caballo regalado, no le mires el diente».


Del árbol caído todos hacen leña

Eso esperan los Ravens. Que puedan sacar algo de provecho de RGIII. Siendo realistas las opciones de que vuelva a triunfar o que juegue no son muy altas, pues esta claro que el QB titular de Baltimore es Joe Flacco pero por lo menos el bueno de Robert va a tener la oportunidad de demostrar su valía en el training camp donde se tendrá que enfrentrar a Josh Woodrum por el puesto de QB suplente.

Si finalmente se hace con el puesto no se espera que dispute muchos snaps pero siempre esta bien que haya alguien que le de un toque de atención a Flacco, un Flacco que se ve muy asentado en el puesto y que se ha dormido en los laureles. El caso es que ademas de Flacco y Woodrum, RGIII posiblemente tenga que competir también con un QB joven, porque a priori los Ravens quieren draftear este año a un QB para ir desarrollándolo poco a poco.

Fuente: Sinclair
Continua

Pero no todo está en contra de RGIII, también hay motivos para la esperanza. A pesar de las lesiones y de la dura competencia a la que se va a enfrentar, si echamos la vista atrás a los últimos partidos que jugo como profesional en la NFL podemos encontrar buenas actuaciones ante equipos a los que nos vamos a enfrentar al menos dos veces al año como los Bengals y los Steelers. Y por lo que parece John Harbaugh esta encantado con lo que vio de el durante el entrenamiento privado que tuvieron antes de la firma ya que declaro que sintió que firmar a RGIII por ese precio fue un autentico robo.

Además el estilo de juego de RGIII puede jugar una baza en su favor. Si ya tenemos con Joe Flacco la exacta definición de QB clasico. El típico que no sale del Pocket ni para ir al baño, con RGIII los Ravens tienen un QB de esos que tanto se llevan ahora, un QB bastante móvil.


Cría cuervos y te sacarán los ojos.

Y por supuesto no podía acabar este articulo sobre RGIII y el refranero español con este mítico refrán sobre los cuervos. Porque así somos, que a pesar de estar en horas bajas nos estamos preparando para que cuando menos se lo esperen nuestros rivales, volver a ser los de antes y ser una de las franquicias mas temidas de la NFL.

Fuente: Oakville United

#ProudToBeARaven

@Nayonssen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.