Querido Papá Noel

Las calles de Londres llevan ya unas semanas decoradas con todo tipo de detalle navideño. Pero hoy, 10 de diciembre, la ciudad ha amanecido bajo una inmensa capa de nieve. Así pues, puedo dar por empezada la Navidad oficialmente.

Hay gente a la que no le gusta, pero a mí personalmente me trae buenos recuerdos. De comidas exageradamente largas, acompañadas de un buen vino y turrón para ayudar a bajar el homenaje que nos acabamos de meter. Reuniones con amigos, las calles decoradas… Pero también regalos. Y como todo niño en Navidad voy a escribir la carta a Papá Noel pidiendo los regalos. Yo siempre he sido de los Reyes Magos pero este año me urge un poco más la cosa.


Nos merecemos unas alegrías

Querido Papá Noel, ya sabes que no somos muy buenos. Somos los Ravens, esa franquicia de Baltimore, en el este de los Estados Unidos. Una franquicia que no tiene fama de ser querida por el resto de aficionados de la NFL y que tiene una defensa que machaca a los quarterbacks rivales allá por donde va. Además, no soy el niño mimado de la NFL puesto que no acaparamos portadas y apenas jugamos en primetime. Pero este año creo que nos merecemos algo más.

Empezamos el año con una plaga de lesiones que nos dificultó mucho competir, pero hemos llegado a diciembre con un 7-5 y aspiraciones a playoffs. Además tenemos un QB que se considera élite pero lo único que hay de élite alrededor de su nombre es un contrato con varios 0 de más. Y no sé si será primo tuyo por eso de la barriga, aunque él suele vestir de negro y morado, pero en nuestro equipo también tenemos un impedimento que no nos deja competir a gran nivel. Él es uno de los grandes culpables de que te estemos escribiendo esta carta. Sí, nuestro OC Marty Mornhinweg.

 

Una victoria hoy en Pittsburgh

Hoy jugamos contra nuestro eterno rival, los Pittsburgh Steelers. En los últimos años hemos sido los favoritos y hemos ganado esta clase de partidos pero hemos entrado en una dinámica negativa contra ellos. Ya perdimos esta temporada en Baltimore, donde se aprovecharon de la baja de nuestro gran hombre, Brandon Williams. Y el año pasado el destino quiso que nos quedásemos a las puertas de los playoffs con una gran jugada de Antonio Brown.

Fuente: Baltimore Sun

Es por eso que te pedimos una victoria en el partido de esta noche frente a los Steelers. Nos ayudaría mucho para entrar a playoffs. Además, sería un impulso psicológico tremendo para que los jugadores afrontasen de la mejor manera posible este final de temporada. Es el partido más difícil de los que restan y una victoria hoy nos pondría las cosas muy cara. Además de que ganar en Pittsburgh siempre sienta bien, hombre.

 

Que Flacco vuelva a ser el de 2012

Sí, lo sé. Aquí nos hemos pasado pero… ¿para eso estás tú no? Ya sabes todo lo que hemos estado sufriendo viendo jugar estos años a nuestro quarterback Joe Flacco. Desde que firmó el contrato multimillonario sólo ha ido a peor y no ha habido rastro de ese gran jugador que mostró ser en los playoffs de 2012.

Además, ya sabes que estamos en Navidad. Es el momento ideal para pedírtelo porque cuando mejor juega Joe es a final de temporada y en la ronda de playoffs, así que venga, un empujoncito a nuestro QB no estaría de más.

 

Un nuevo OC

Este regalo puede esperar. Que no se demore mucho porque lo queremos con todas las ganas del mundo, pero también porque lo necesitamos como agua de mayo. Marty Mornhinweg ha demostrado ser inútil para seguir teniendo ese rol en el equipo. No pido un gran nombre tampoco, darle la oportunidad a un joven talento de la NCAA no estaría mal. Alguien que haga este ataque más dinámico y que sepa sacar partido de las piezas que tenemos en ataque.

Fuente: Pro Football Rumours

Ya nos hemos cansado de ver a Maclin, Wallace, Ben Watson y compañía merodeando por el campo a la par que Joe Flacco lanza melones que no tienen ningún sentido. O esos pases en checkdown cuando estamos en 3&10. Así que por favor, enrróllate un poco y tráenos en febrero o por ahí a un gurú ofensivo. Pero uno de verdad, no como Marc Trestman o el que tienen nuestros vecinos de Cleveland.

 

Y para acabar, unos playoffs

Acabo la lista de regalos con el regalo que más ilusión nos haría a todos los aficionados de Ravens. Una clasificación para los playoffs. Llevamos desde 2014 sin post-temporada y eso que solíamos ser un equipo fijo allí. No estábamos preparados para este divorcio y creemos que nos merecemos una segunda oportunidad. El equipo está compitiendo a pesar de todos los contratiempos que han surgido esta temporada y tenemos una defensa capaz de ganar un campeonato.

Además, ya sabes que en playoffs somos un equipo que muestra otra cara y que ningún rival nos quiere ver por allí, así que no nos van a poner las cosas fáciles. Por favor, danos una alegría para acabar este año tan duro.


Ya sé que no somos el prototipo de ciudadano ejemplar, que saca buenas notas en el colegio y que en casa se comporta tal y cómo dicen sus padres (o, en este caso, la NFL). Pero somos un equipo con el coraje necesario para dar guerra en playoffs y ofrecer partidos disputados. Así que ya nos tenemos que encomendar a ti para que la suerte nos sonría un poquito a final de temporada y se cumplan todas estas cosas que te hemos pedido.

¡Feliz navidad a ti y a todos los aficionados de Baltimore Ravens!

@Nayonssen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.