Pittsburgh Steelers: Análisis temporada 2019

Ya solo falta una semana para el inicio de la agencia libre, y con ello el inicio de la temporada 2020.

Así que antes de todo eso, aquí llega el articulo que todos los acereros estaban esperando, un resumen de lo que fue la temporada 2019 para los Pittsburgh Steelers.

 

Un récord engañoso de los Pittsburgh Steelers

Los Pittsburgh Steelers acabaron la temporada con un récord de 8-8, segundos de su división, la AFC Norte.

Es la 16ª temporada consecutiva que el equipo tiene un record positivo, la 19ª en las últimas 20. 

Palabras mayores tratándose de la NFL, la competición más cruel que he conocido jamás. Y por supuesto una hazaña al alcance de muy pocas franquicias.

Los Steelers han conseguido instaurar una auténtica dinastía en la Liga, quizá no con todos los anillos que uno quisiera pero sí en cuanto a tendencia positiva y cultura ganadora.

Pero dejando de lado todo esto, ¿que ha supuesto para Steelers lograr un 8-8 esta temporada?

Para mi, personalmente, ha sido la temporada que más he disfrutado con el equipo desde que sigo la NFL (cierto es que solo la sigo desde 2016, hace relativamente poco), pero he visto al equipo meterse en Playoffs en un par de ocasiones y estar casi siempre en todas las quinielas para lograr el anillo, y en cambio jamás vi a un EQUIPO como el que he visto este año.

EQUIPO, en mayúsculas, si, porque el 2019 será recordado como el año donde los Steelers tuvieron a una defensa élite (por fin) y donde jugaron sin su QB1 desde la segunda semana de competición, lo que por supuesto signifcaría más derrotas que victorias para casi cualquier equipo de la liga. Pero no solo eso, es sabido por todos que durante la temporada, hemos llegado a jugar hasta con nuestro QB3, y también con jugadores sacados del Practice Squad, a los que a mi me gusta llamar de forma cariñosa: cajeros del Wallmart y/o vendedores de Neumáticos, dada su poca experiencia en NFL y el nulo conocimiento de los aficionados de la existencia de dichos jugadores.

 

 

Tomlin dimisión o Tomlin COY

La afición acerera se divide en dos partes a la hora de evaluar al entrenador en 2019.

  • Por una parte tenemos a los que piden su cabeza por desperdiciar tanto talento en defensa y ser incapaz de buscar soluciones más efectivas al penoso ataque que hemos tenido este año, obviamente esa parte de la afición omite que el culpable realmente en esa faceta del juego ha sido Randy Fichtner, o al menos así lo pienso yo.
  • La otra parte de la afición es la que durante muchas semanas pedían que Tomlin merecía ser el COY, sus argumentos eran principalmente la baja de Big Ben, jugar con receptores de 2º año, rookies y jugadores sacados del practice squad, junto a unos running backs que también corrían sus primeras yardas como aquel que dice en esta Liga. 

Y la verdad es que ambas partes tienen su parte de razón, pero yo prefiero situarme en una posición intermedia.

2020 será un buen año para decantarme por una opinión u otra. Se espera que vuelva Big Ben y con ello el número de victorias debería verse incrementado. Si eso ocurre, los Playoffs como mínimo deberían estar asegurados, siempre y cuando la defensa mantenga el nivel y el roster esté sano, claro.

Habrá que ver si en los momentos calientes de los partidos Tomlin da la cara y es capaz de encontrar las debilidades del rival o de saber cerrar los partidos con el reloj corriendo a nuestro favor.

Fuente: 247 Sports

 

Victorias y derrotas

Por poner las cosas en contexto, vamos a recordar contra que equipos ganó y perdió Pittsburgh en 2019:

Victorias: Bengals x2, Chargers, Dolphins, Colts, Rams, Browns, Cardinals

Derrotas: Ravens x2, Patriots, Seahawks, 49ers, Browns, Bills, Jets

De nuestras 8 victorias, ninguna fue ante un equipo que clasificó a postemporada.

De nuestras 8 derrotas, 6 fueron ante equipos que si clasificaron a postemporada.

Esto lo que nos dice de manera cruda y fría, es que el equipo simplemente ganó a quien tenía que ganar y perdió contra quien tenía que perder. Ni más ni menos.

 

Ataque – Randy Fichtner

La unidad ofensiva ha sido sin ninguna duda el eslabón más débil de nuestro equipo.

Según football outsiders, los Steelers fueron el 32º ataque de la Liga, es decir: el peor.

Si además separamos al ataque en juego de pase y carrera, en ambas categorías ocupamos el puesto número 30.

Para mi, como he dicho más arriba el culpable de dar tanta pena ha sido Randy Fichtner, que para algo es el coordinador ofensivo del equipo, pero es lógico que la responsabilidad deba ir hacia Tomlin que es el Head Coach. En cualquier caso, entre ambos han sido incapaces de crear un ataque fluido que anotara puntos, y puede que la lesión de Big Ben haya influido mucho en todo esto, o las bajas de Bell y Brown en la off-season, pero en ningún caso debe ser una excusa para justificar la imagen que el equipo ha dado.

El play call ha sido pobre en muchos partidos, falto de ideas, y en ocasiones sobrado de creatividad para jugadores que lo único que pedían era hacer las cosas de manera simple y eficaz.

 

Defensa – Keith Butler

La unidad por la que el 100% de la afición acerera se ha levantado de la grada en el estadio, o del sofá de casa cada vez que había partido.

Han demostrado ser Elite. La verdad es que es una pena que el ataque no haya acompañado ni un mínimo, porque creo que se podrían haber conseguido grandes cosas.

.

Todo empezó con el trade por Minkah Fitzpatrick, en el que Steelers ofreció a cambio la 1ª ronda del Draft 2020. Para muchos fue un error de Pittsburgh, el equipo iba por aquel entonces con un récord de 0-2 y mucha gente veía muy arriesgado entregar esa 1ª ronda que apuntaba a ser un pick muy alto pues además recordemos Big Ben se había lesionado para toda la temporada y el futuro a corto plazo de Steelers era una incógnita pero con altas probabilidades de acabar como uno de los peores equipos de la liga. Pero el tiempo puso las cosas en su sitio, como siempre. Minkah Fitzpatrick empezó a ser determinante en el equipo desde el día 1. Es de esos jugadores que te cambian las defensas por completo o que simplemente le dan ese puntito extra que le faltaba.

En Pittsburgh ha habido muchos problemas en la posición de safety en los últimos años, y la llegada de Minkah no solo ha solucionado ese problema sino que además ha hecho que el resto de la secundaria se contagie, este año hemos tenido dos CB top en la posición, ya sea porque les han lanzado poco o porque simplemente han cumplido cuando han tenido que sudar la camiseta.

Digamos que para los rivales no ha sido fácil lanzar a esa zona del campo con Minkah y compañía acumulando intercepciones, fumbles recuperados, etc.

También es justo recordar que en el apartado de sacks hemos acabado como el mejor equipo de la liga. Sumando 54, y ya es el 3º año consecutivo que ocupamos el 1º puesto del ranking en esa faceta.

 

 

Los Pittsburgh Steelers MVPs

En defensa podríamos mencionar a más de un MVP, porque todos como bloque han jugado de manera extraordinaria, pero para ser justos, quiero dar uno de ataque y uno de defensa.

 

Empezando por el ataque, para mi el MVP ha sido David DeCastro.

En una temporada en la que ningun skill player ha destacado por encima del resto, no encuentro mejor momento para premiar a un “gordito”, y DeCastro es sin duda el mejor de nuestra OL.

Por primera vez en su carrera no ha permitido ni un solo sack en los 16 partidos que ha jugado, además solo ha cometido 4 penalizaciones que le han costado a su equipo 30 yardas, estamos hablando de números completamente elite y por tanto se lleva mi MVP de ataque en la temporada 2019.

Fuente: Post Gazzette
.

Y en la defensa, el debate estaría entre TJ Watt y Minkah Fitzpatrick, ambos jugadores fueron seleccionados en el 1º equipo de los All-Pro, y yo me voy a quedar con el safety.

Cierto es que nuestro Edge Rusher ha estado a un nivel DPOY, y de hecho recibió algún voto, sus sacks, sus fumbles forzados, la técnica con las manos, en fin, nada que no sepamos, le han hecho un jugador temible para todo ataque rival y más de un QB habrá tenido pesadillas con él pensando que el legado de los Watt había acabado en JJ.

Pero para mi, el jugador que cambia esta defensa es Minkah Fitzpatrick, está claro que no ha salido en tantos highlights pero esto va más allá de números o jugadas espectaculares, hablamos de sensaciones, de contagiar al resto del equipo, de estar en esa zona secundaria y liderar a toda una unidad, ese ha sido Minkah Fitzpatrick.

El safety acabó con:

 

  • 68 tackles
  • 1 TFL
  • 1 QB hit
  • 9 PDef
  • 5 INTs
  • 2 FF (1 con MIA)
  • 3 FR (1 con MIA)
  • 2 TD

 

 

Pero como decía su logro no son estos números, sino haber cambiado a toda una defensa.

Fuente: NY Times

 

 

Special Teams – Danny Smith

Por último y no por ello menos importante, hablaremos un poco de los equipos especiales.

Lo positivo ha sido sin ninguna duda la recuperación de Boswell para la causa. 2018 fue un año horrible para él, se rumoreó incluso con que podía ser cortado. Por suerte para el equipo se quedó, y se quedó para mostrar su mejor nivel.

Ha sido 1 de los 4 kickers de toda la Liga que no ha fallado un solo Extra Point (28/28). Es la 2ª vez que lo logra en su carrera, la anterior fue en 2016 (36/36).

Además ha convertido un 93.5% de sus FGs (récord de su carrera), solo Josh Lambo y la leyenda Justin Tucker han logrado mejor porcentaje en 2019.

La parte negativa de los equipos especiales ha sido nuestro punter, Jordan Berry, que ha tenido errores graves en el snap. Llama más la atención por ser jugadas muy vistosas, es como cuando un portero en futbol falla, se ve mucho.

En cualquier caso, yo seguiría con él la temporada que viene, en mi opinión merece una segunda oportunidad, y cualquiera que haya visto todos los partidos de Steelers este año, sabe que algún error de Berry no ha sido 100% culpa suya. A todos nos viene la cabeza, aquel desconcierto general en el que supuestamente Tomlin había ordenado un fake punt que a última hora se canceló, y en el que todos los jugadores se habían enterado excepto Berry, en fin, improvisaciones que en un partido son única y exclusivamente responsabilidad del entrenador.

 

2020

Y para cerrar el artículo, quiero simplemente decir a todos los aficionados de Pittsburgh Steelers que en 2020 grandes cosas nos esperan si mantenemos el bloque en defensa, si conseguimos que Big Ben se mantenga sano, y nuestro ataque alcanza un nivel decente (top-15), no creo sinceramente que nos haga falta mucho más, para meternos en Playoffs.

Y por supuesto será un placer ver como nuestros jóvenes jugadores (Devin Bush, Diontae Johnson, James Washington, etc.) siguen creciendo y haciéndose un hueco en esta Liga.

Aquí estaremos para vivirlo todos juntos.

 

HERE WE GO! 

Pittsburgh Steelers

@cednfl

Pittsburgh Steelers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *