Philadelphia Eagles draft – La incógnita del pick 25

A estas alturas de la temporada llega el mejor momento de la NFL para muchos de los aficionados, el draft. Nuestros Eagles lo afrontan desde una perspectiva tan extraña como interesante. En este artículo desentrañamos las claves para resolver la incógnita del pick 25.

Después de algún tiempo fuera de juego, volvemos a la carga para comentar uno de los momentos más interesantes de la temporada, el draft. Éste es sin duda una de las mayores pasiones del que escribe estas líneas y no podía quedarme sin hacer un pequeño análisis previo a lo que puede suponer el draft de la temporada 2019 para los Philadelphia Eagles. Parece ser que todos ven tan bien nuestro roster que adivinar qué necesitamos en el pick 25 es una incógnita. En este artículo explicaremos que no es oro todo lo que reluce y que nos vemos afectados por un mal puesto, pero sí hay muchas opciones que necesitamos.

Profundidad de plantilla

Antes de hacer hipótesis sobre qué escogerán los Eagles este año hay que valorar la situación de la plantilla. El equipo llega al draft con los deberes bastante bien hechos en todas las líneas tras la agencia libre. Si analizamos el roster, no hay grandes huecos a destacar.

Quizás habría que tener en cuenta la posición de linebackers en este aspecto pero creo que el staff técnico tiene su plan de actuación bien trazado, optando por jugadores sin tanto nombre como ya hicieron el año pasado con Kamu Grugier-Hill o Nate Gerry en paquetes de jugadas diferentes. La marcha de Jordan Hicks hacía presagiar una fuerte apuesta por alguno de los grandes nombres de esta agencia libre (CJ Mosley, Kwon Alexander, Anthony Barr o KJ Wright) pero se acabó contratando a TJ Ford, procedente de unos Steelers con grandes carencias en el mismo puesto.

Sin embargo, la clase de LB de 2019 es bastante floja y los dos que podrían ser una buena opción no se presume que puedan caer hasta el pick 25. Devin White y Devin Bush son jugadores muy a tener en cuenta por Packers y Steelers en sus picks y seguramente no nos llegarán.

Las demás líneas, si bien alguna está algo envejecida (como la OL y la DL), todas cuentan con jugadores de garantías y en agencia libre se ha fichado bien para rellenar. Véase Malik Jackson en el interior de la línea ofensiva, DeSean Jackson como receptor profundo y Jordan Howard como running back titular para dar garantías a nuestro eterno running back comitee.

¿Necesidades inmediatas? Ninguna

La llegada del draft nos deja en la siguiente situación: ¿Qué tomarán los Eagles en el pick 25? No se puede decir que seamos un equipo predecible en ese aspecto este año. Hay algunos donde está bastante claro que deben tomar OL o un edge rusher por la falta de calidad en esas posiciones, pero los Eagles llegamos con una gran variedad de opiniones en los mocks de los analistas expertos de la NFL.

Algunos nos han dado mucho tiempo a Josh Jacobs para optar por fin con un runnning back de garantías, pero esa opción parece haber perdido peso tras el trade por Jordan Howard con los Bears de Chicado.

Últimamente suena mucho Marquise «Hollywood» Brown, receptor de Oklahoma Sooners en nuestro pick, pero nada más allá de la realidad. Tenemos el puesto bien cubierto y no parece que optar por un receptor en primera ronda vaya a ser nuestra elección en un draft donde, aunque quizás no haya un WR1 absoluto (aparte de DK Metcalf), hay muchísimo talento específico en la posición (amenazas profundas, receptores de slot y receptores de anotación, como es el caso de nuestro querido JJ Arcega-Whiteside). Sin duda, elegir a alguien de slot para estar preparados ante una posible marcha de Nelson Agholor el año que viene es un buen plan, pero no en primera ronda. Nos sorprendería mucho, pero hemos contactado con AJ Brown y N’Keal Harry en las 30 visitas permitidas con jugadores así que es posible que acabase pasando.

¿Qué elegiremos?

Elijamos lo que elijamos, que lo haga David Akers / Philly.com

Vayamos pues, al escenario más factible. Nuestro staff es de tener muy contento a Jim Schwartz con sus fichajes y todo apunta a que «iremos a por trincheras», como se suele decir en el argot de nuestro deporte. Es decir, nuestro primer pick es fácil que sea el mejor jugador disponible de línea que haya disponible cuando llegue el momento de nuestra elección.

Ya sea para la ofensiva como para la defensiva, tenemos jugadores muy veteranos como titulares a los que hay que ir pensando en buscar sustituto.

Primera opción: Línea ofensiva

En lo que afecta a la línea ofensiva hay muchas opciones a tener en cuenta por diversos motivos:

  • Jason Peters necesita un sustituto de garantías y el plan de Vaitai/Mailata aún está verde para lo inmediato que parece tener que reemplazarle.
  • Kelce también está más cerca de retirarse que de seguir rindiendo a alto nivel.
  • La lesión de Brooks nos deja muy flojos en el puesto de guard, Seumalo cumple pero hay que mejorar ese punto de la línea para no sufrir y abrir huecos para un backfield que hace tiempo que no nos da un juego de carrera sólido.

Optar por el mejor OL que nos caiga sin duda será un buen plan. Jawaan Taylor y Jonah Williams no nos van a llegar, pero si caen Lillard, Lindstrom, Bradbury o Cody Ford, podéis tener sus nombres preparados para que sean mostrados en pantalla cuando se anuncie el pick 25 del draft.

Segunda opción: Línea defensiva

Como comentaba en las lineas anteriores, Schwartz y su esquema son pilares básicos de nuestro equipo. Se necesita tener a los jugadores de línea defensiva frescos para ir a menudo «al blitz» y los rushers que tenemos son o demasiado mayores o demasiado novatos. La adquisición de Barnett hace dos años fue importante pero el cuerpo de rushers cuenta con una media de edad elevadísima también (como la OL). Chris Long, Vinny Curry (que ha vuelto) y Brandon Graham pueden ser buenos mentores para Barnett, Josh Sweat y…para quien venga. Porque puede que venga alguien en primera ronda si cae su stock a última hora.

De Nick Bosa o Josh Allen ya ni hablo porque sería utópico que llegasen al 25. Eso sí, es muy difícil que Brian Burns, Clelin Ferrell, Rashan Gary o Montez Sweat caigan tanto también. Así que no es descartable un trade down para elegir a Winovich (el séptimo mejor rusher de esta clase según nuestros queridos Route Running – No os perdáis su guía, si es que aún no la tenéis) sin perder valor posicional. Un pick 25 quizás sea demasiado alto para él, pero hay que recordar que también hemos perdido a Michael Bennett que se ha marchado a Patriots. Así que todo es posible, porque bajar un poco nos puede dar un pick de 3ª ronda en la que este año ya no tenemos elección por el trade de Golden Tate.

Será más fácil que nos llegue algún defensive tackle por la gran desesperación que hay en la liga por los edge rushers últimamente (y lo caros que van en agencia libre), así que un buen DT para que entre en la rotación y vaya aprendiendo de Fletcher Cox no es para nada una opción descartable.

Aquí habría que tener en cuenta a Jerry Tillery de Notre Dame, a Charles Omenihu de Texas o a Dexter Lawrence de Clemson (cuyos «problemillas» ya le han bajado su stock).

Tercera opción: Safety

El tercer cuerpo envejecido es el de safeties. Jenkins y McLeod son muy buenos titulares pero ya se venía pensando en buscar alguien para formar detrás de ellos desde el año pasado cuando sonaba Justin Reid en nuestro pick 31 de 2018. Se ha fichado a Sendejo en agencia libre pero el puesto de safety también es vital ir pensando en dotarlo de talento para el futuro.

La posición está demasiado devaluada para elegir en el 25, dicen. Sinceramente, si llega un jugador como Chauncey Garner-Johnson o alguien que pueda leer el backfield tan bien como Amani Hooker, no descarto que se lo escojan a Schwartz si dice que es el ideal para su sistema.

Rondas posteriores…

https://www.phillyvoice.com/philadelphia-eagles-2019-draft-picks/

En consonancia con lo comentado más arriba, las líneas en las que buscaremos talento en nuestros otros picks puede que sean: OL/DL en uno de los dos picks de 2ª ronda (la otra opción no escogida, dependiendo de lo que hayamos elegido en primera), safety o linebacker en el otro pick de 2ª y running back posiblemente a partir de 4ª ronda (para complementar a Howard en el juego de pase). A partir del segundo pick de 4ª ronda se me hace muy difícil saber que elegirá nuestro staff,  imagino que jugadores a los que Joe Douglas vea potencial para desarrollar en algún aspecto concreto.

Conclusión

Lo que esperamos en el pick 25 de este draft es un jugador que aunque posiblemente no rinda desde ya, acabará siendo un gran miembro de la línea defensiva bajo las órdenes de Schwartz o un futuro protector de nuestro líder Carson Wentz. Para las demás elecciones, el mismo criterio. Así que confiemos en que tenemos un gran roster y venga quien venga, démosle tiempo para desarrollarse, porque eso es lo único que tenemos claro… Nuestro staff va a elegir pensando en el futuro, no en ganar ya. Para eso están los titulares que tenemos a día de hoy. Con la edad que tienen la mayoría, o ganan ya otra Super Bowl o se quedarán con las ganas.

Fly Eagles Fly, on the road to Tennessee… para el DRAFT 2019!

Raka Eagle, @wentzylraka en twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *