Offseason tranquila o ‘cómo acabar cual película de Tarantino’

Bonito momento del año, ¿no creéis? Hace 2 semanas que fue la Super Bowl, lo cual nos dice que nada más nos quedan unas… 28 semanas para que nuestro amado football regrese. Reconfortante, ¿no?

Por suerte estos americanos, que son unos loquillos, nos prometen un buen espectáculo hasta cuando no hay ningún TD acrobático ni ninguna final ganada tirada por la borda que ver.

En cambio, nos presentan una offseason que para algunos puede ser tranquila, como los Patriots o los Steelers, o puede ser muy movida, como los Browns o los Steelers.

De nosotros mismos depende el hacer de esta primavera lo que dicha estación sugiere, un bonito campo de flores, o hacer que todo esto acabe como cualquier película de Tarantino; una sangría sin piedad que avoque a ese odiado periodo: el de la reconstrucción.

Pero vayamos por partes.

El caso Bell y el Franchise tag

Muy simple, vaya. De hecho lo he resumido en las 2 expresiones del título.

Pónganle el Franchise Tag a ese hombre. Cuanto antes. Ya.

Jason Bridge-USA TODAY Sports

Las negociaciones para retener a Le´Veon, para muchos (para mí) mejor Running Back de la liga, no parecen a priori cosa de niños. Él mismo sabe su situación y la falta que hace al equipo, y lo mejor es tomarse un tiempo. Concretamente hasta julio, donde hay tiempo de sobra para poder negociar un contrato que satisfaga a ambas partes. No debería ser algo complicado, pero ya se sabe, esos egos tan malos que aparecen de vez en cuando pueden ser letales para cualquier proyecto. Sólo esperemos que se solucione de la mejor manera posible.

Eso sí, olvidémonos entonces de la Agencia Libre, pues hay mas temas económicos que tocar, y aquí somos mucho más de Draft que de FA.

 

El caso Brown y la mejora prometida

Ayy Antoñito, qué bueno eres y qué mal nos lo haces pasar…

Hace muy poco Kevin Colbert, GM de los de Pensilvania, ha dicho que quiere a Brown como Steeler «de aquí al fin de su carrera». Él sabrá lo que dice…

El caso es que a Antonio hace tiempo que se le viene prometiendo una mejora de contrato. Y es que actualmente el de Florida está saliendo a razón de 8 kilos al año, lo cual para alguien de su calidad y desequilibrio es realmente bajo. Recordemos que al WR le queda 1 año de contrato, por lo cual esa renovación ya no es cuestión de querer mejorar el salario ni nada por estilo, ya es cuestión de que tengamos que decir adiós a tan trascendental jugador. Y no se vosotros, pero yo no pienso dejar al loquillo de Martavis Bryant como #1 receptor.

He oído hablar incluso de, en un alarde de locura, buscar su traspaso este año y al menos sacar algo por él evitando que se marche la siguiente temporada sin dejar nada a cambio.

Discrepo completamente, pues aunque reconozco que el esfuerzo económico que supone mantener a las 2 «Killer B´s» (Brown-Bell) es tremendo, bien merece la pena. Vaya si la merece.

Justin K. Aller/Getty Images

Con el espacio salarial actual de unos 15M $ y con algún sacrificio -del que hablaremos en breves-, considero que el Art(e) de Rooney sea capaz de hacer el ejercicio de ingeniería económica suficiente para seguir contando con nuestros referentes sin que ello se convierta en una victoria pírrica y nos desarbolemos.

 

El caso Villanueva y un (ojalá) no egoísta equipo

 Curioso caso el de nuestro compatriota Alejandro, pues el OT no es un agente libre cualquiera. Ali es un agente libre de derechos exclusivos al llevar únicamente 2 años en la Liga, y su contrato se resume en un «o lo tomas o lo dejas».

Depende de los Steelers lo que ocurra, pues están en la posibilidad de ofrecerle el contrato por el salario mínimo, y el ex-militar se vería obligado a aceptarlo si no quiere directamente retirarse del football. Sí, esa es la situación.

Por fortuna, en los últimos días se ha dicho que la franquicia de Pittsburgh piensa ofrecerle un contrato de larga duración, lo cual considero beneficioso para ambas partes. Por el lado del jugador, que tiene ya una edad y para el que el próximo año sería solamente el 3º como Pro; y para el equipo, pues recordemos que Alejandro ha jugado LA TOTALIDAD de los snaps de esta temporada. Sí, como suena. Además de haber sido elegido como el mejor jugador de los Steelers en los Playoffs y el jugador más mejorado de la plantilla este pasado año. Podría añadir más datos, como que en los últimos 10 partidos solo ha permitido un sack… y así un rato. Pero vaya, creo que ya se ha entendido.

En resumidas cuentas, confío plenamente en esta directiva, por lo general agradecida con quien lo merece, y espero que se le ofrezca a Villanueva un contrato de una duración y salario a su nivel de merecimiento, a la vez que asequible para las cuentas del equipo.

De todos modos, Ali es de esos tipos que van de frente: Si no le es ofrecido algo decente, no dudará en dejarlo. Queda en manos de PIT.

 

Momento Coach Homer Simpson: Exclusiones

 Escena mítica de los Simpson, llegan los sacrificios para cuadrar las cuentas: Empieza el baile de nombres.

Acabo de decir baile, por lo cual no prometo nada en cuanto a mis probabilidades de acierto. Yo hablo de las más posibles rupturas, pero lógicamente esto no es ninguna ciencia cierta y depende del equipo lo que hagan y cómo pretendan hacer que las cuentas salgan.

Empezamos por el receptor Sammie Coates. Ciertamente es imposible no quererlo. Un tipo que siempre está ahí, trabajador… pero que empieza a cargarse fuerte de lesiones.

Hace poco ha sido operado de una hernia y ha habido una fuerte controversia en cuanto a cirugías y su mano. He oído hablar primero de que su operación de mano había sido satisfactoria, días después que nunca existió dicha cirugía… y finalmente a un periodista del equipo decir que había visto sus dedos y que estaban destrozados como si de los de un lineman se tratase. Malo, muy malo, si recordamos que estamos hablando de un Wide Receiver.

Continuamos por Ladarius Green. El reconocido TE, aunque ha cumplido cuando se le vio, ha tenido un año en cuanto a lesiones, si no raro, muy controvertido. Varios meses en protocolo de conmoción, no llegó a Playoffs… Aunque en principio el equipo afirma que piensa dejarlo en la plantilla para este año, su salario y el amor que me hizo infundir en él Jesse James en PO me hacen dudar seriamente si cortar por lo sano (véase el humor) y deshacerse de él.

Suenan muchos nombres más. El RB DeAngelo Williams, que a pesar de su más que decente papel como secundario (véase el cap. «Desastre en Foxboro» tras la lesión de Bell) le pesa la edad y sería una buena manera de hacer espacio; el receptor Heyward-Bell -que si ya contaba con un papel oculto la vuelta de Martavis lo terminaría por hundir-, nuestro gran amigo Landry Jones y sus más que decepcionantes actuaciones…

 

En fin, me redundo en que hablamos de una ciencia nada exacta, y que será el tiempo (y la directiva, vaya) el que acabe por decidir el destino de éstos jugadores.

 

El Draft: Las prioridades

 Y acabamos este artículo con esta lotería/juego de estrategia/locura… al que llamamos Draft, donde como de costumbre muchos equipos echan el resto para confeccionar sus proyectos.

Especial caso es el de Pittsburgh, pues es un equipo que no suele pescar demasiado en la Agencia Libre -aún menos este año en el que no hay dinero para ello- y decide dirigir sus esfuerzos en sacar el máximo partido posible a las elecciones del Draft.

En primer lugar, pongámonos en posición: Tenemos el Pick #30, lo que no nos deja en buen lugar. Sin embargo no corremos ninguna urgencia en ningún puesto concretamente. Si bien es importante apuntalar algunas posiciones con algún novato interesante, tampoco va a ser ningún drama el no poder taparlo.

Nuestras prioridades, porque al fin y al cabo todo el mundo las tiene, se basan en la defensa, y concretamente en la secundaria. Es con diferencia donde más se ha sufrido este último año. Es una zona aún en reconstrucción, y aunque no vendría mal algún veterano que ofrezca experiencia entre tanto novato que puebla ese lugar, más vital aún es seguir recabando más rookies para terminar el proyecto.

Nuestras elecciones del draft se resumen en:

1º- OLB, puesto que podría quedar cojo si recordamos que Timmons, Deebo… son Agentes Libres este año. Se habla de Haason Reddick, procedente de Temple, y Tim Williams -Alabama- como principales nombres.

Getty Images

2º- Cornerback, nuestra segunda prioridad. Suena Adoree Jackson (USC), como un jugador tremendamente versátil y con muy buen físico.

3º- Cualquier refuerzo defensivo o Running Back. Esta tercera prioridad queda a cargo del equipo. Se puede optar bien por seguir echando el resto con la defensa o dar un buen apoyo a Le´Veon en caso de que se decida cortar a DeAngelo Williams. Tampoco puedo contar mucho más sobre eso.

 

 

Y hasta aquí toda la información que puedo aportar en cuanto al final y principio de temporada de estos Pittsburgh Steelers. Sólo el tiempo, el ego y el normalmente buen trabajo en los despachos pueden decidir si, como dije al principio, el año que viene finalmente puede ser el del 7º Lombardi o si, como el genio Quentin Tarantino acostumbra a mostrarnos, un equipo que en principio destilaba paz y sosiego puede acabar con un baño de sangre bastante desagradable.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.