Necesidades en Carolina

En una temporada, Carolina ha pasado de ser un equipo casi invicto a ostentar la octava posición en el draft que comenzará en apenas unas semanas. Todavía creo, sin embargo, que el equipo sigue siendo el mismo que hace dos años deslumbró al mundo, con una defensa fantástica y un ataque imparable liderado por Cam Newton.  Muchas cosas deben cambiar respecto al año pasado, comenzando por la motivación y la filosofía del cuerpo técnico, pero eso es harina de otro costal. Hoy veremos las posiciones que con más urgencia deberíamos reforzar para volver a ser uno de los favoritos la temporada que comienza.

 

  • Offensive tackle

En la parte ofensiva tenemos lo que en mi opinión es el principal agujero de este equipo. Los pass rushers están convirtiéndose día a día en la posición más preciada en la NFL, por lo que a su sombra los tackles ofensivos han cobrado esa misma importancia. Tras el quarterback, probablemente la posición más importante en un ataque ahora mismo es la de OT.

 

Scott Cunningham/Getty

En nuestro caso, el tackle que el año pasado comenzaba la temporada como favorito en el lado izquierdo, el lado ciego del quarterback, era Michael Oher. Ya había muchas dudas sobre su posible desempeño aquí, ya que su nivel había ido bajando progresivamente aunque seguía siendo un OT servicial. Durante la temporada, tuvo la desgracia de sufrir una importante conmoción, de la que meses después todavía no ha logrado recuperarse por completo. Aprecio mucho a Michael Oher como persona y jugador, y por ello digo que deseo no volver a verle en el terreno de juego, la salud es lo primero.

Por otro lado, el tackle derecho titular era Mike Remmers, al que es todavía más complicado añadirle el cartel de “servicial”, y es, probablemente, poco más que un buen suplente. También tenemos en el roster a Daryl Williams, OT que fue drafteado hace dos años y que parece que no termina de explotar, y a día de hoy se encuentra en un nivel similar al de Mike Remmers.

Tras un año plagado de lesiones, el año pasado Trai Turner terminó como como RT, aunque su verdadera posición es la de guard donde realmente es un fuera de serie, por lo que no creo que volvamos a verle. Es difícil conjeturar qué va a pasar, aunque a día de hoy creo que lo más probable es que Remmers sea el LT y Williams el RT.

 

Nos encontramos por tanto en una situación complicada, ya que en una de las posiciones más cotizadas en la liga no contamos con ningún titular de garantías, y se añade el problema de que este año existe una “hornada” de tackles muy floja en el draft, donde nadie tiene garantías de poder convertirse en un LT titular en la NFL, y los agentes libres en dicha posición tampoco son para tirar cohetes.

Dado lo precario de la situación, podemos dar por hecho que Dave Gettleman, GM de los Panthers, traerá a algún LT barato en la agencia libre y es posible que se draftee a alguno más, pero no estoy convencido de ello. Cuento con que Cam va a tener otro año complicado cuando nos enfrentemos a pass rushers rápidos.

 

Jugadores a tener en cuenta:

Agentes libres:

  • Matt Kalil: Hermano de Ryan y ex de los Vikings. Comenzó el año pasado con bastantes dudas a su alrededor y tras sufrir una lesión tras otra, su desempeño fue bastante mediocre, por lo que podría venir por un precio asequible. Tiene sólo 27 años, por lo que quizá su carrera se podría reconducir un poco. Es el nombre que más suena en los medios de Charlotte.
  • Andrew Whitworth: LT de gran nivel de los Bengals. Hace unas semanas dejó caer que quizá sería interesante para él cambiar de equipo ahora que se acerca el final de su carrera para ir a un equipo aspirante al título. Personalmente creo que no se moverá de Cincinatti, pero en caso de que lo hiciese, no creo que buscase mucho dinero (tiene ya 35 años) y podría considerar a Carolina como dicho aspirante.

Draft:

  • Ryan Ramcyzk (Wisconsin): Considerado como el OT#1 en esta promoción, saldrá elegido en primera ronda, pero en el puesto 8 probablemente sería un reach, por lo que dudo que Gettleman le considere (aunque un trade-down es posible)
  • Garret Bolles (Utah): Ronda 2
  • Antonio Garcia (Troy): Ronda 3
Brace Hemmelgarn-USA TODAY Sports

 

  • Safety

Tras la marcha de Roman Harper, a pesar del gran año que Coleman tuvo como free safety, las circunstancias obligaron a utilizarle como SS y a Tre Boston como FS. Si bien Boston ha tenido jugadas espectaculares en esta posición, también ha tenido errores abismales, y si hay una posición en la que quieres algo de regularidad, esa es la posición de safety. El futuro de Boston en Charlotte pasa por ser suplente.

Se abre por tanto la opción de mover a Coleman de nuevo a la posición de FS donde tanto brilló hace dos años y buscar una solución a la posición de SS. Si bien los safeties disponibles este año en la agencia libre no son de mucho renombre (obviando a Eric Berry, que se ha convertido en el safety mejor pagado en la liga tras su renovación con Kansas City), el draft de este año parece ser uno de los más cargados de defensive backs de calidad.

Pese a ello, no descarto que llegue de todos modos un FS y Coleman siga en el puesto de SS, ya que tampoco ha tenido un papel malo. Dado que nuestros cornerbacks titulares estarán en su segundo año (Bradberry y Worley), creo que Gettleman tratará de traer también aquí un veterano con experiencia para el vestuario, aunque sinceramente no tengo ni idea de quién podría ser el candidato.

 

Jugadores a tener en cuenta:

Agentes libres:

  • Barry Church (SS): Creo que el ex de Dallas sería una de las opciones más interesantes. Con 29 años, podría traer algo de experiencia y ser un factor importante en el vestuario.
  • John Cyprien (SS): Ex de los Jaguars, con apenas 26 años nunca terminó de alcanzar las expectativas que tenían en Jacksonville.

Draft:

  • Jamal Adams (LSU, strong safety): Uno de los favoritos de la afición. Es un jugador con buenísimos instintos y un líder total en el vestuario de LSU. Hay quien dice que tiene un poco de Dawkins dentro de él, y yo también lo creo. No me termina de convencer su velocidad y su juego de manos a la hora de desprenderse de bloqueos, pero no tengo duda de que será titular allá donde vaya. Tampoco sé si caerá hasta la elección #8 de Carolina.
  • Malik Hooker (Ohio St, free safety): Otro de los favoritos de la afición, y personalmente mi safety favorito de este año. Hooker cuenta con una velocidad, unos instintos y unas manos de escándalo, un ball-hawk total. Al igual que con Jamal, tengo dudas sobre si llegará hasta el #8.

 

 

 

  • Defensive end.

Uno de los datos más engañosos de la temporada pasada es el siguiente: Carolina lideró el ranking de sacks conseguidos.

USA Today Sports Images.

La presión del front-7 fue durante la mayor parte de la temporada, en el mejor de los casos, mediocre y solo un elevado porcentaje de jugadas de blitz permitió presionar al quarterback rival. Si bien la rotación en el interior de la DL fue bastante buena (Lotulelei, Short, Love, Butler), por el exterior fue terrible. Kony Ealy nunca volvió a mostrar un nivel ni siquiera cercano al que vimos en la Super Bowl y empieza a haber dudas sobre si alguna vez explotará. Charles Johnson va cosechando cada vez años peores, y este año cumplirá los 31.

Mario Addison, al contrario, parece que va ganando galones como DE, mejoró notablemente en la defensa contra la carrera (su kryptonita) y se le empieza a considerar como un DE de tres downs, y no sólo especialista en el pass rush. Los 7 millones anuales con los que Carolina le ha premiado dan fe de ello.

De todos modos, se hace necesario traer a alguien capaz de marcar las diferencias. Al igual que en el caso de los safeties, en la agencia libre no hay ningún nombre destacado. Jason Pierre-Paul, de los Giants, ha recibido el franchise-tag, y otros nombres como Mario Williams parecen demasiado arriesgados ya que costarían mucho dinero para un rendimiento incógnita. Sin embargo, el draft también viene cargado de defensive end de calidad y sin duda alguno será seleccionado por Carolina.

 

Jugadores a tener en cuenta:

Draft:

  • Myles Garret  (DE, Texas A&M): será seleccionado con el #1, no soñemos.
  • Solomon Thomas (DE, Standford): Uno de los DE más completos de este año, tendría un impacto inmediato aunque hay dudas sobre su techo.
  • Derek Barnett (DE, Tennessee): Caso similar al de Thomas.
  • Taco Charlton (DE, Michigan): Físicamente es un monstruo, aunque técnicamente tiene mucho que pulir. Uno de los DE con más techo que deste draft, aunque su elección implica más riesgos que en los jugadores ya mencionados ya que aún tiene mucho que pulir.
  • Tanoh Kpassagnon (DE, Villanueva): En la Senior Bowl Dave Gettleman tuvo buenas palabras para Kpassagnon, cuyas habilidades físicas son sorprendentes. Su stock parece estar subiendo semana tras semana, y tras el combine no me extrañaría empezar a ver su nombre mencionado en la segunda ronda

 

  • Running back

Pese a que la salida de Jonathan Stewart supondría un ahorro de unos 3 millones de euros frente al cap, dudo mucho que nos desprendamos de él. Sin embargo, Stewart es un jugador que ha sufrido numerosas lesiones en su carrera y en unos días cumplirá los 30. Tras él, Cameron Artis-Payne y Fozzy Whittaker son los nombres que ahora mismo hay en plantilla, por lo que seguro que algún nuevo RB será seleccionado por Carolina en el draft.

En su tiempo como GM en Carolina, Dave Gettleman no ha traído a ningún RB veterano, y nada hace suponer que eso vaya a cambiar este año, en parte debido a que la clase de este año en el draft también es de gran calidad. Leonard Fournette es el nombre que más se está escuchando, y es el principal favorito de gran parte de la afición. Rivera ha dicho en incontables ocasiones que quiere que seamos un equipo que se centre en la carrera, y Fournette sería una excelente elección para ello (si bien es cierto que este último año ha tenido problemas arrastrando una lesión en su tobillo).

 

 

 

  • Otras posiciones:

 Los problemas no se limitan a esas cuatro posiciones, aunque sí son los más acuciantes. Tras 2015, parecía que el ataque podía funcionar de maravilla aún sin contar con receptores de garantías, pero el año pasado fue un verdadero problema. Kelvin Benjamin empieza a ser considerado como una mala elección, Devin Funchess incapaz de hacerse un hueco en el equipo y Ted Ginn cumplirá 32 años en unas semanas.

En la posición de tight end, Greg Olsen tiene ya 32 años y es hora de buscar un sustituto para el futuro. Además, incluir más formaciones con dos tight ends permitiría añadir más opciones al playbook y facilitar el juego de carrera. Ha sonado mucho el nombre de O.J. Howard de Alabama en primera ronda, y personalmente me encanta Jake Butt, de Michigan, aunque sufrió una rotura de ACL en su último partido, por lo que puede haber dudas y podría caer a la cuarta ronda o incluso más allá.

 

 

Si bien es cierto que hay muchos agujeros, hay que destacar que esta plantilla es casi la misma que deslumbró a la NFL hace dos años, por lo que la exigencia debe ser máxima. Como ha debido quedar claro, apenas sigo el college, por lo que no conozco mucho a los jugadores que este año entrarán con los profesionales.

Si queréis conocer bien a los prospects de este año, os recomiendo encarecidamente que visitéis a nuestros compañeros de Route Running o Cachorros NCAA que son los que de verdad saben del tema.

 

Iker Galietero, PanthersSpain.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.