Las señas de identidad de los Carolina Panthers

Tomando como base este articulazo de nuestros compañeros de los Seahawks, vamos a hablar de las señas de identidad de nuestro equipo, los Carolina Panthers.

Introducción: Nacimiento de la franquicia

En 1987, Jerry Richardson decidió apostar por la creación de un equipo de NFL en las Carolinas. Richardson tiene una historia que da para un artículo por sí solo. Fue receptor y ganador de la NFL con los Baltimore Colts, y con la prima por ganar compró su primer restaurante Hardees, y poco a poco amansó una gran fortuna.

Estatua de Jerry Richardson enfrente del estadio (Paclo imágenes)

A diferencia de lo que sucede en otros equipos, Richardson eligió el nombre de Panthers desde el principio, incluso usando PNTHRS en la matrícula de su coche. Tras un largo proceso, en 1993 se concedió plaza en la liga a los Carolina Panthers, que debutarían en la liga en 1995 junto con los Jacksonville Jaguars tras un draft de expansión.

El logo y su evolución

Primer logo (sportslogohistory.com)

1995 – 2011: El logo original tenía la pantera en negro, con los bordes en azul y los rasgos de la cara en plateado.

Segundo logo (sportslogohistory.com)

2012 – Actualidad: El nuevo logo es una versión modernizada del original, un poquito más depurada y tridimensional.

El Bank of America Stadium, los tailgates y el Sweet Caroline

Durante su primera temporada en la liga, y al no estar terminado el estadio, los Carolina Panthers jugaron sus partidos en el Memorial Stadium de la Universidad de Clemson, en Carolina del Sur. Los seguidores tuvieron que hacer las dos horas en coche por trayecto para poder ver jugar a su equipo cada domingo. En 1996 fue el primer año en el que pudieron jugar por fin en Charlotte, y durante sus primeros años el nombre del estadio fue Ericsson Stadium. En 2004 se cambió el nombre por el de Bank of America, el que tiene actualmente, algo lógico teniendo en cuenta que Charlotte es una de las capitales financieras del país.

El día perfecto para un seguidor es de la siguiente manera: la mayoría de partidos en el estadio comienzan a la 1. Lo ideal es sobre las 10 de la mañana aparcar cerca del estadio, y hacer lo que se llama tailgating, beber cerveza y comer barbacoa (pulled pork, por ejemplo). Incluso puedes hacer unos pases para pasar el tiempo. Después vas para el estadio, sigues bebiendo cerveza, ves a tu equipo ganar y cuando llega la victoria suena por los altavoces el «Sweet Caroline» de Neil Diamond, con todo el estadio coreando. Luego tu amigo el que no ha bebido te lleva a casa y a ver el resto de partidos.

Sir Purr, TopCats, PurrCussion y el Keep Pounding Drum

La mascota del equipo es el simpático gato Sir Purr, con el número 00 a la espalda. Tiene una gran rivalidad con Jaxson de Ville, mascota de los Jaguars. Tiene un gran movimiento de barriga, mi baile favorito de los que hace.

Sir Purr (chrishullphotography)

Las animadoras del equipo son las TopCats, de un nivel bastante mejorable. Meh. Hay un grupo de percusión llamado PurrCussion, en honor a Sir Purr, que da buen ambiente en los partidos.

Antes de cada partido existe la tradición de que alguien toque el tambor gigante de Keep Pounding para dar inicio. Suelen ser fans famosos del equipo, como Steph Curry o John Isner, o antiguos jugadores como Jake DelHomme.

Keep Pounding

Si entras a las redes sociales con seguidores de nuestro equipo, es muy común que veas el mensaje «Keep Pounding«, nuestro lema.

Lo expliqué en este artículo con detenimiento, pero en resumen viene de un discurso que dio Sam Mills, que había sido diagnosticado con cáncer y era uno de los entrenadores y ex jugadores a todo el equipo antes de un partido de playoff contra Dallas Cowboys.

Estatua de Sam Mills (Paclo Pics)

«Cuando descubrí que tenía cáncer, había dos cosas que podía hacer: rendirme o seguir golpeando. Soy un luchador. Seguí golpeando. ¡Vosotros también sois luchadores, seguid golpeando!»

Black Friday, trabajo en la comunidad

Cada viernes durante la temporada, es tradición que toda la ciudad vista con una camiseta de los Panthers, normalmente la negra. Esta tradición se acentúa si son fechas de playoffs, con las escuelas y empresas de la ciudad, incluyendo a los banqueros, vistiendo con camiseta del equipo.

Estudiantes de Collinswood en Charlotte (Paclo fotos)

El equipo está totalmente involucrado en la comunidad y ayudan de muchas maneras a que las cosas sean algo mejores. Yo he vivido en primera persona una visita a la escuela en la que trabajaba de Cam Newton, horas después de un durísimo partido contra los Patriots, para anunciar una donación de 75000 dólares a repartir entre tres escuelas de las menos favorecidas, y la manera de comportarse de Cam en primera persona es increíble. Cam, Thomas Davis, Greg Olsen, por citar algunas de las fundaciones más visibles, están muy involucrados y hacen que se sienta mucho orgullo de ser fan del equipo.

Lo dicho. Keep Pounding.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.