La ‘Steel Curtain 2019’ fueron 10 hombres de acero y 1 cortina llamada Minkah Fitzpatrick.

Minkah Fitzpatrick se ha convertido por méritos propios en un referente defensivo de la Steel Curtain de 2019… pero todo empezó en lo que os contamos a continuación

 

El traspaso

17 de septiembre de 2019, 04:09 de la madrugada. Adam Schefter anunciaba en su cuenta de Twitter que los Miami Dolphins y los Pittsburgh Steelers habían llegado a un acuerdo por Minkah Fitzpatrick.

Los Dolphins recibían una 1ª y una 5ª ronda de 2020 + una 6ª ronda de 2021. 

Los Steelers recibían una 4ª ronda de 2020 + una 7ª ronda de 2021, además del jugador claro, que iba a cambiar a posteriori toda esa defensa ‘acerera.

 

 

El momento

Los Pittsburgh Steelers llevaban un récord de 0-2 por entonces, habían recibido una soberana paliza en la semana 1 frente a los New England Patriots en el Gillette Stadium: 33-3. Y en la semana 2, perdieron también, esta vez frente a los Seattle Seahawks por 28-26 en el que era el debut del equipo en casa. Un partido en el que además perderían a Ben Roethlisberger para toda la temporada.

Así que la situación en Pittsburgh no era nada favorable: sin victorias y con el QB1 lesionado, muchos ya empezaron a hablar de temporada perdida, pero el staff decidió no tirar la toalla y remar contra toda marea haciendo ese trade por Minkah Fitzpatrick, quien apuntaba maneras en Miami como un muy buen safety que podía mejorar sustancialmente la secundaria de Pittsburgh (y así lo demostraría durante la temporada), falto de calidad desde la marcha de Polamalu. 

 

 

La temporada

La temporada de Minkah Fitzpatrick fue mejor de lo esperado, creo que con el traspaso todos nos alegramos porque conocíamos de su potencial y de su calidad para rendir desde ya, pero honestamente, ¿al nivel All-Pro?

Y es que quitando a Jamal Adams que es un extraterrestre, Minkah Fitzpatrick fue el mejor safety de la Liga, sin discusión. Y uno de los defensive backs más determinantes de toda la temporada pasada.

Sus estadísticas con Steelers fueron las siguientes:

 

  • 14 partidos
  • 885 snaps
  • 57 tackles
  • 1 tackle for loss
  • 10.9% broken + missed tackles
  • 1 forced fumble
  • 2 fumbles recovered
  • 5 INTs
  • 5 PBU
  • 2 TDs defensivos anotados
  • En cobertura: 6/13 pases, 77 yds, 0 TDs

 

 

Su debut fue el 22 de septiembre en el Levi’s Stadium de los San Francisco 49ers. Ese partido se perdió, pero la imagen de Steelers fue totalmente distinta a la mostrada en los dos partidos anteriores. De hecho los Steelers ganaban 20-17 a falta de 1:30 para el final del partido, ante unos 49ers que se mostraron como un equipo intratable durante toda la temporada y que llegaron a la Superbowl, aunque sin final feliz. 

Minkah Fitzpatrick logró 1 INT y 1 FF en ese partido y empezó a mostrar destellos de lo que sería su presencia en el emparrillado. 

 

En sus siguientes 6 partidos, lograría hasta 4 INTs y 4 PBU más. Se afianzaría además como un seguro de vida en la secundaria de Steelers, ocupando prácticamente, él solo, toda esa parte del campo, y permitiendo a Edmunds, el strong safety, tener más libertad y ayudar en “la caja” a los LBs en tareas de placaje.

 

 

Minkah haciendo de las suyas… / Pittsburgh Post-Gazette

 

Así pues, a medida que iba avanzando la temporada, Minkah Fitzpatrick pasaba a ser la cortina, el muro, la barrera, de una defensa con hombres de acero como TJ Watt, Heyward o Dupree, que acabarían acumulando a lo largo de la temporada 35 sacks y 168 pressures entre los tres!

 

Influencia en el juego

Bien es sabido que en las últimas semanas si Minkah Fitzpatrick no sumó más intercepciones o pases defendidos fue porque simplemente los rivales dejaron de pasar cerca de él, y eso es realmente la estadística más importante de todas y una de las que mejor hablan de ti.

Más allá de los números, las sensaciones con Minkah Fitzpatrick son que el equipo tiene por fin un líder en la secundaria. Alguien en quien los demás compañeros puedan fijarse, aprender e intentar emular.

Y es que pese a ser solo el 2º año en la NFL del Safety procedente de Alabama, su temporada 2019 ya es una de las mejores de un defensive back en la historia de la franquicia.

Solo 3 jugadores lograron en una temporada: 5 INTs + 1 INT retornada para TD + 1 FR retornado para TD:

    • Dwayne Woodruff en 1984
    • Rod Woodson en 1996

 

  • Minkah Fitzpatrick en 2019

 

 

Y solo 2 jugadores lograron ser All-Pro 1st Team en algunas de sus 2 primeras temporadas:

    • Troy Polamalu en 2004

 

  • Minkah Fitzpatrick en 2019

 

 

Hablamos, repito, de jugadores de la secundaria en la historia de Steelers.

 

 

El antes y el después

 

Si aun hay, quien se pregunta si todos esos números y todas esas buenas sensaciones mostradas por el jugador de forma individual, se han visto reflejadas en el rendimiento general del equipo (que al final es lo más importante) la respuesta es sí.

Un si tan rotundo, como los números mostrados en la imagen de arriba.

La relevancia y la mejoría de Minkah Fitzpatrick en la defensa de los Steelers es innegable.

Con su llegada, de pronto todo a su alrededor empezó a brillar, la secundaria liderada por él comenzó a ser una auténtica ‘cortina de acero’ en la que los equipos se veían negros para poder atravesar, solo 176.7 yardas de pase permitidas, en una Liga donde cada vez se lanza más, es una auténtica salvajada.

 

 

Minkah Fitzpatrick / thephinsider

 

 

Minkah Fitzpatrick, la cortina

Creo que tras muchos años (2014 exactamente y coincidiendo con la retirada de Polamalu), podemos afirmar que, por fin, en Pittsburgh hemos encontrado al líder que nuestra secundaria necesitaba.

Y es que pese a ser jugadores distintos, con un físico y unas cualidades diferentes, sí podemos apreciar que comparten ese dominio, ese liderazgo, ese factor que te cambia los partidos y que te hacen aparecer en momentos concretos para desequilibrar la balanza a favor de tu equipo. 

 

Él ha sido la última pieza de un puzzle defensivo lleno de jugadores tan duros como el acero, jugadores que llegan al QB más que ningún otro equipo, ya sea en sacks, en pressures o en hits, jugadores que paran la carrera también y que ahora además ven como la parte de atrás de toda esa defensa está bien cubierta, cerrada con una cortina llamada Minkah Fitzpatrick.

 

Cedric Molina Gomez

@cednfl

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *