Firmar o no firmar a Cousins, ese es el dilema

Mucho se ha hablado del contrato de Kirk Cousins y sus dos años seguidos siendo etiquetado como jugador franquicia. Dándole en total cerca de 44 millones de dólares en ingresos; nada mal para un jugador de 4ta ronda. Y es que ese ingreso le ha pesado más de lo que le ha ayudado con la afición. Ha sido el jugador con el sueldo más alto en los últimos dos años del equipo y se le exige mucho, quizás más de lo que pudiera dar. Pero, ¿y las circunstancias que le han rodeado? Lo analizamos.


Demasiadas lesiones

Hablamos siempre de la importancia de tener un roster de 53 jugadores competitivos, pero conseguirlo no es tan fácil como decirlo. Y claro, hay que sumar las lesiones. Pues el equipo está plagado de ellas, somos un hospital. De las 11 posiciones defensivas hemos perdido ya a 5 titulares que están en IR (Jonathan Allen, Phil Taylor, Trent Murphy, Su’a Cravens y Mason Foster). Lesiones menores han pasado en otros cuatro jugadores, haciéndoles perder al menos un juego (Josh Norman, Bashaud Breeland, Montae Nicholson). A pesar de todo, la defensiva ha peleado los juegos.

En el lado ofensivo las lesiones se han centrado en Jordan Reed y la línea ofensiva. Esta semana, por tercer día consecutivo, sólo Morgan Moses entrenó con el equipo de los lineros titulares. Es muy difícil hacer que una línea funcione bien cuando durante la semana tienes a 3 jugadores nuevos en la unidad. A pesar de las lesiones, el trabajo del coach Callahan se hizo notar. Orlando Franklin y Arie Kouandjio, se unieron al equipo en la semana y junto con Tyler Catalina, TJ Clemmings, Chase Roullier hicieron lo que pudieron. Sólo Morgan Moses y Shawn Lauvao estuvieron sanos de los titulares. El resultado fue la derrota contra Cowboys, pero era muy complicado que la ofensiva funcionara así.

La línea más que ofensiva es horizontal, lesionada sobre el campo (Imagen de James Lang,US PRESSWIRE)

 

Los receptores no atrapan los pases

Josh Doctson, Ryan Grant, Terrelle Pryor se cansaron de tirar balones que Kirk les lanzó el domingo pasado. Sí, era un juego con lluvia, pero algunas de las jugadas eran clave. Con las lesiones de la línea y esta situación es imposible tener éxito. A pesar de ello Kirk lanzó para 263 yardas y un 66% de efectividad. En lo que va de la temporada es 9º en yardas totales, 7º en TDs, 3º en porcentaje de completos y 3º en rating.

¿Aun creen que es un QB del montón?

 

Pero es que no gana partidos importantes…

Bueno, no ha ganado ningún Monday Night Football, ni en playoffs. Pero volvemos al principio, ¿los juegos los ganan los jugadores o los equipos? Mi respuesta es «los equipos», con ayuda de jugadores individuales clave. El QB es sin duda un jugador importante dentro de cualquier equipo, el más importante. Pero creo que se le carga demasiado la mano a Kirk Cousins. Es un buen QB, que ha mejorado año con año en muchas de sus habilidades. Que tiene mucho por aprender, sí. Pero que sigue siendo la mejor opción que tiene el equipo. Ya que el mercado actual…

 

Pues eso, el mercado actual

No existen 32 QBs confiables para cada uno de los equipos. PUNTO. Para mi gusto hay cuatro o cinco élite. Unos seis o siete cerca de serlo. Diez medianos que no terminan de convencer y otros 10 que sólo son titulares porque simplemente no hay más disponibles.

Creo que Cousins está en estos momentos en el segundo bloque, en esos siete que están abajo de los grandes (Brady, Brees, Big Ben, Wilson, Rodgers). Y por ello es otra razón para retenerlo y firmarlo con un contrato a largo plazo. Aún cuando existen muchos equipos que lo tienen como…

¿Un QB decente? ¡Me lo pido! (Imagen de Geoff Burke, USA TODAY Sports)

 

El objeto de deseo

El pasado 31 de octubre los 49s hicieron un cambio por Jimmy Garoppolo (nuestro compañero Borja Saso habló de ello aquí). Eso tachó de la lista al equipo que más había sonado como destino de Cousins en 2018. Pero eso no descarta que pueda acabar saliendo del equipo. Browns, Jets, Bills y quizás Jaguars puedan estar buscando en agencia libre un QB. Además, los probables retiros de Big Ben en Steelers y de Carson Palmer en Cardinals abren la posibilidad de que busquen un buen reemplazo en Kirk Cousins para el 2018. Incluso Chargers o Giants podrían estar buscando sustituto para Rivers y Manning respectivamente.

¿Y en el draft? La generación 2018 de QBs parece estar llena de talento con Josh Allen, Sam Darnold, Josh Rosen y Lamar Jackson, pero un QB novato siempre es una apuesta complicada y arriesgada. En cuanto a la agencia libre del 2018, Kirk se suma a Drew Brees (muy veterano), Sam Bradford (muy delicado) y Jay Cutler (muy pecho frio) para entrar en una disputa de varios equipos en búsqueda de QB y pocas opciones confiables disponibles para ser titular.

Por ello, a pesar de que quizás se tenga que pagar entre 25 y 27 millones por año a Cousins, creo que deben de firmarlo a largo plazo. Al menos por 3 años. Una tercera etiqueta costaría 35 millones de dólares y si bien no es Tom Brady, Aaron Rodgers o Drew Brees es la mejor opción que tiene el equipo. Conoce el sistema, mejora año con año, tiene el liderazgo que se necesita y está comprometido consigo mismo. Sólo falta que el equipo lo haga con él en términos monetarios.


Cualquier comentario, queja, argumento o agradecimiento no duden en contactarme por medio de mi cuenta de Twitter en @imaisterrena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.