Analizando la llegada de Jimmy Garoppolo

Ayer, 31 de octubre, fue el último día para realizar traspasos en la NFL. Como cabía esperar, ha sido un día movido. Los aficionados de todos los equipos de la NFL (al este del Atlántico) despertaban esta mañana con ganas de saber si sus equipos se habían reforzado. Y, en esta tesitura, los aficionados de los 49ers en España amanecíamos con una noticia sorprendente. Sí, tenemos nuevo QB en la franquicia.

Jimmy Garoppolo aterriza en la bahía desde New England a cambio de una de nuestras segundas rondas del draft 2018. El joven QB llega a San Francisco después de haber sido uno de los caramelos más apetecibles de la pasada offseason. Y es que varios equipos ofrecieron elecciones de primera ronda por el (todas ellas rechazadas por el equipo de Foxboro). Analicemos todo lo que rodea a este, a priori, ilusionante y beneficioso traspaso.

¡Todos sonrientes! (Imagen de Stan Szeto-USA TODAY Sports)

Desde el punto de vista de Patriots

Parece claro que con este movimiento, unido al que mandó a Jacoby Brissett a los Colts, los Patriots mandan un mensaje contundente. Hay Tom Brady para rato. Mucho se ha especulado durante lo que llevamos de temporada acerca de si era el último año del veterano QB californiano. Con la decisión de rechazar ofertas por Garoppolo en verano y el traspaso de Brissett, los Patriots parecían dar a entender que JimmyG era su QB de futuro. Que lo renovarían por una buena cantidad en vista de que posiblemente fuera el último año de Brady en el equipo y en la liga. Pero parece ser que no. Que lo que en offseason era blanco, ahora es negro. Y finalmente, han traspasado a su QB suplente por menos de lo que pedían en verano.

¿Por qué? Mi opinión es que quisieron renovarle, pero no pudieron. Y antes que dejarlo escapar gratis en la agencia libre, prefirieron traspasarlo y sacar algo. ¿Es acertado que los Patriots no tengan backup en caso de que Brady se lesione? El tiempo lo dirá.

 

Desde el punto de vista de 49ers

Todos los aficionados de los 49ers tenemos claro que Jimmy Garoppolo no es Aaron Rodgers ni Joe Montana. Pero sí parece un QB con hechuras como para construir un proyecto ganador a su alrededor. Viene avalado por un notable desempeño en lo poco que ha jugado, y sobre todo por haber crecido bajo el ala de la dupla Belichick-BradyEl precio pagado por él no parece excesivo si establecemos un benévolo ratio riesgo-recompensa. Es interesante el cortoplacismo de verle vestido de corto lo antes posible, sin duda. Pero creo que es más interesante aún cómo cambian las perspectivas de la franquicia respecto al draft 2018:

  • «Solucionado» el problema del QB, la elección de primera ronda de los 49ers es más que golosa: Podemos aprovechar la urgencia por un QB en otras franquicias e intentar sacar un jugoso trade por nuestra elección de primera ronda (seguramente un top 3).
  • Deja más margen para elegir talento en posiciones muy necesitadas: El equipo necesita refuerzos sobre todo en dos parcelas: OL y secundaria. Ahora, podemos tradear nuestra primera ronda por más elecciones en rondas algo más bajas. Esto nos daría opciones para reforzar con garantías esas dos unidades.
  • Podemos emplear nuestra primera ronda en elegir una superestrella universitaria en otra posición: El primer nombre que se me viene a la cabeza es el magnífico corredor de Penn State, Saquon Barkley. Su llegada tendría un impacto más que importante en el equipo. Y dado que seguramente elijamos en el top 3 sería bastante factible conseguirle.

 

Desde el punto de vista de Garoppolo

Garoppolo por fin consigue lo que lleva tiempo persiguiendo: ser titular en un equipo NFL. Además, en la bahía se encuentra con una serie de condicionantes inmejorables. Circunstancias que pueden ser muy determinantes para llevar una larga y exitosa carrera vestido de rojo y dorado:

  • Estará bajo el mando de un reconocido gurú ofensivo: Shanahan demostró en Falcons lo que es capaz de hacer, hasta dónde puede llevar a un ataque.
  • El salary cap de los 49ers de cara a 2018 es bestial: Resulta bastante seductor para un QB franquicia recién llegado saber que el equipo tiene espacio salarial. Una capacidad económica que permita acometer operaciones importantes en la agencia libre.
  • El proyecto está plagado de talento joven: La reconstrucción de los niners se ha hecho como mandan los cánones: en el draft. Kittle, Thomas, Buckner, Foster… Jugadores todos ellos llamados a ser estrellas en no muchos años.
  • Llega a una franquicia histórica con urgencia por ganar cuanto antes: Los 49ers son el segundo equipo (junto a los Patriots y por debajo de los Steelers) con más títulos en la Super Bowl era (5). Esto supone que hay más urgencia por ganar que en otras franquicias. Y ello convierte a San Francisco en un escenario idóneo para ganar a corto plazo.

Con todo, ha sido uno de los trades más interesantes (si no el que más) del día. Y, de seguro, muy ilusionante para los aficionados de San Francisco 49ers.

Podéis seguirme y debatir conmigo sobre éste, y otros tema,s en mi cuenta personal de Twitter (@sasobor). También podéis seguirnos en nuestra cuenta (@49ers_Spain). Y por supuesto estad pendientes, si no lo hacéis ya, a @TheSpanishBowl para la mejor información de NFL en español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.