ESPN COOLEST – WEEK 2 by Spanish Bowl & Coollege Nation

ESPN College

Antes de empezar este artículo, recordamos que para poder ver los partidos a través de ESPN Player, os podéis suscribir AQUÍ

 

 

APPALACHIAN STATE MOUNTAINEERS at MIAMI HURRICANES

#AppNation 🏔🟡⚫️ Vs. #ItsAllAboutTheU 🙌

📅 12/09/21

⏳01:00 / 📺 ESPN PLAYER

🏟 HARD ROCK STADIUM, MIAMI GARDENS (FLORIDA)

 

El pasado 1 de septiembre se cumplieron 14 años de una de las gestas y upsets más importantes, no solo del College Football, sino de todo el deporte en general. Appalachian State, un ignoto y recóndito programa procedente de la FCS, la -muchas veces denostada, desconocida e incomprendida- competición hermana de la afamada FBS, ponía el 1 de septiembre de 2007 una pica en… Ann Arbor y conquistaba -contra todo pronóstico- el mítico Michigan Stadium. Esta victoria -auténtico símbolo del poder del trabajo, de la importancia del esfuerzo colectivo y de la creencia firme en las propias posibilidades- ha servido -desde entonces- como sedimento para las esperanzas de multitud de programas -mal llamados menores- que aspiran a reeditar lo conseguido por aquellos indómitos montañeros y poner el acento sobre aspectos como el esfuerzo, el tesón, la ardua preparación y, sobre todo, lo colectivo, siempre por encima de la calidad y el talento individual. 

 

APPALACHIAN STATE – @AppState_FB

14 años después, Shawn Clark y su horda de salvajes montañeros espera y desea volver a conseguir esa antaña hazaña. El head coach vivió una decepcionante temporada de debut, en la que no pudo volver a conquistar el título de la Sun Belt Conference, dejando un regusto amargo a los malacostumbrados aficionados mountaineers. Clark pretendía reforzar la porosa y débil línea ofensiva -no olvidemos que es especialista en la posición-, reflotar el juego aéreo y consolidar un potente juego de carrera. Todos estos aspectos brillaron por su ausencia en 2020. Sin embargo, los esbozos apuntados ante East Carolina Pirates dejan paso a la más iridiscente esperanza. 

La offensive line estuvo a un nivel excelso, concediendo el tiempo necesario para que Chase Brice martirizara snap tras snap a la zaga pirate. Brice buscaba en Boone un nuevo comienzo, tras su desastrosa campaña en Duke. Pocos confiaban en que Brice volviera a ser ese mariscal de campo brillante que llegara, hace unos años, como prospecto a Clemson. Aunque sea cierto que fue solo un partido, Brice rayó a un nivel estratosférico, no solo asegurando cada ovoide y afianzando una conectividad y química asombrosa con sus dos receptores estrella -Hennigan y Sutton-, sino también dando sensación de que es el “hombre”, el líder que necesitaba Appalachian State. Su demostración ante East Carolina fue total, asegurando 259 yardas en 27 intentos de pase, con 2 touchdowns y 1 interceptación. El plus ahora es enorme, pues se enfrenta ante uno de los mejores programas de las Power Five Conferences. La defensa de Miami no hace amigos y tanto la OL como Brice deberán dar su mejor versión si quieren que los Mountaineers salgan vivos de Miami Gardens. 

 

Chase Brice, martilleó continuamente a los Pirates / theappalachianonline.com

 

El juego aéreo ha sido el caballo de batalla de App State en las últimas temporadas. A pesar de los logros conseguidos y los récords batidos, Zack Thomas nunca fue nada más que un útil -a veces- game manager. Si App State quería crecer era necesario una implementación en las trincheras ofensivas y la irrupción de un quarterback que explotara, al máximo, las posibilidades por aire. Appalachian State cuenta en sus filas con tres excepcionales receptores senior -Thomas Hennigan, Corey Sutton y Jalen Virgil-, que pueden poner contra las cuerdas a cualquier secundaria.

Las acometidas terrestres volverán a tener dos protagonistas claros: el sophomore Nate Noel y el junior Camerun Peoples. Ambos se entienden a la perfección, ejerciendo de una perfecta águila bicéfala que asegura una cantidad ingente de yardas. La potencia y efectividad en red zone de Peoples se combina con ese manejo de las manos y explosividad de Noel. Miami tendrá que trabajar mucho si desea que esta pareja sea inoperante la madrugada del domingo. 

El veterano defensive coordinator Dale Jones continuará su gran labor, haciendo temible a la zaga montañera. El indiscutible líder seguirá siendo el linebacker D’Marco Jackson, que ya la jornada anterior totalizó 8 tackles totales, 1 TFL y 1 presión a Holton Ahlers. Junto a él, sobresalen los linebackers Brendan Harrington y Nick Hampton. Jackson, sus compañeros linebackers y el nose tackle Earle Jordon tendrán la difícil misión de minimizar las yardas de D’Eriq King y el productivo juego terrestre cane. Para ejercer presión, Jones confía en Dematrius Taylor y Caleb Spurlin. Por último, los hombres más importantes en la secundaria montañera serán Shaun Jolly, Nick Ross y Steven Jones Jr. 

 

 

MIAMI – @CanesFootball

Superar las secuelas que ha dejado la dolorosa derrota frente a Alabama debe ser el objetivo principal del conjunto de Díaz en el estreno ante su público en el Hard Rock Stadium. La afición que acuda el próximo sábado al estadio espera ver unos Hurricanes recuperados, agresivos y dominantes frente a los Montañeros de Appalachian State.

Los cambios deben empezar a apreciarse desde la banda. Manny Díaz y Rhett Lashlee fueron ampliamente superados por Saban en la jornada inaugural y, en diversas ocasiones, su elección de jugadas (tanto ofensivas como defensivas) fue cuestionable y controvertida. El liderazgo se demuestra con el ejemplo y debe comenzar con una mejoría de las decisiones  y elecciones que realizan ambos coordinadores (Díaz es -además de el head coach de Miami- el responsable de elegir las jugadas y estrategia defensiva).

D’Eriq King (178 yardas, 1 touchdown, 2 interceptaciones frente a Alabama) será el líder ofensivo de unos Hurricanes que esperan que Appalachian State no ofrezca la misma dificultad y resistencia que la marea carmesí. El quarterback de Miami supone una doble amenaza (aérea y terrestre) para la zaga visitante.

Cam’Ron Harris (37 yardas terrestres en la jornada inaugural) llevará el peso del juego por tierra de Miami y espera mejorar el rendimiento exhibido la semana pasada; para ello, tendrá que superar al extraordinario linebacker y líder de la defensa visitante D’Marco Jackson. Donald Chaney Jr. y Jaylan Knighton deberían aparecer y ayudar en esta labor de perforar por tierra la defensa de los montañeros de Boone.

 

Harris llevará el peso de la ofensiva terrestre / saturdayblitz.com

 

Una de las escasas alegrías ofensivas de los Hurricanes en la jornada inaugural fue la irrupción de Xavier Restrepo (55 yardas, 1 touchdown) y Key’Shawn Smith (40 yardas) en el ataque aéreo del equipo. Dos jóvenes receptores en los que la afición de Miami ha depositado grandes esperanzas. Junto a Charleston Rambo y Mike Harley deben establecerse como los objetivos favoritos de King.

Will Mallory, por calidad y experiencia, tiene que dar un paso adelante. Sin Brevin Jordan, el tight end debe asumir el liderazgo ofensivo del equipo y generar superioridad en las inmediaciones de la end zone.

La defensa necesita una mejora urgente. Presionar a Chise Brice, que ofreció una versión muy mejorada con respecto a sus actuaciones en Duke, debería ser un objetivo prioritario de la zaga local. La línea ofensiva de Appalachian State no tiene el nivel excelso de la de Alabama y debería ser una tarea más sencilla para Zach McCloud, Deandre Johnson y Chantz Williams acercarse y capturar al quarterback de los montañeros. El juego terrestre de Appalachian State es intimidante. Noel y Peoples son un dúo peligrosísimo y complementario de corredores, que puede hacer mucho daño a la defensa de los Hurricanes. Nesta Silvera, Ford y Harrison-Hunte desde el centro de la línea defensiva deberán estar muy atentos para minimizar el juego terrestre del rival. Jennings, Corey Flagg y Keontra Smith se encargarán de detener el avance terrestre rival si supera la primera línea defensiva.

La secundaria de Miami no puede relajarse. Detener a Thomas Hennigan y Corey Sutton se antoja vital si Miami quiere tener esperanzas de victoria. Ambos receptores demostraron haber adquirido una buena sintonía con Brice en la primera jornada de competición. Tyrique Stevenson y DJ Ivey serán los encargados de vigilar de cerca a los objetivos aéreos del renacido quarterback visitante. Los safeties Gurvan Hall y Bubba Bolden (líder defensivo del equipo) deben hacerse notar e intimidar con su experiencia y calidad a los visitantes del Hard Rock Stadium para evitar una nueva derrota que encendería todas las alarmas en el programa deportivo de Miami.

 

 

 

UTAH UTES at BYU COUGARS

#GoUtes 🙌 Vs. #GoCougs 😼

📅 12/09/21

⏳04:15 / 📺 ESPN PLAYER

🏟 LEVELL EDWARDS STADIUM, PROVO (UTAH) 

 

En numerosas ocasiones, hemos escuchado y leído sobre las innumerables ‘Guerras Santas’ que han tenido lugar a lo largo de la historia de la humanidad. Pues bien, el próximo domingo asistiremos en Provo, a una de las ’Guerras Santas’ más alargadas en la historia, ya que lleva celebrándose desde 1896. Se denomina ‘Guerra Santa’ o ‘The Holly War’, en términos deportivos, de College Football, al partido de rivalidad entre Utah Utes y BYU Cougars, dos equipos procedentes del mismo Estado y con diferencias muy notables, ya que BYU es una universidad privada y religiosa, concretamente de la iglesia mormona, y los Utes son una universidad pública del Estado de Utah.

La Guerra Santa se retransmitirá por la ESPN, se celebrará en esta ocasión en el campo de los mormones, en donde cerca de 65.000 personas vibrarán con el juego de ambos contendientes, y en donde el Tang de uva será la bebida preferida por el populacho mormón, como marca la tradición. Los equipos se presentan a la guerra con sendas victorias en la semana 1, donde los mormones ganaron a Arizona 24-16, en un partido bien controlado por los Cougars; mientras que los Utes hacían lo mismo contra la universidad FCS de Weber State, que fue un mero trámite para los jugadores de Whittingham, como bien indica el 40-17 final.

 

UTAH – @Utah_Football

El HC Kyle Whittingham cumple su 17 temporada al mando del equipo, además, puede batir un récord de los Utes: conseguir ser el HC con más victorias de la historia de la universidad, ya que está a tan solo 7 victorias de lograrlo, y qué mejor manera, que una de ellas sea contra su eterno rival.

 

Kyle Wittingham, leyenda de los UTES / espn.com

 

En la ofensiva, los jugadores a seguir serán el QB Charlie Brewer, que tendrá que demostrar si se desenvuelve bien frente a una defensa rival de mayor calidad que la de la semana pasada; y el corredor Tavion Thomas, que parece haber ganado la disputa por el puesto de RB1 del equipo, consiguiendo la semana pasada 107 yardas terrestres y 2 TDs.

En defensa, el mariscal de campo es el LB Devin Lloyd, que ya dejó su impronta la semana pasada, consiguiendo 12 placajes, 2 de ellos para pérdida de yardas, y 1 sack. Deberá trabajar bastante y ser apoyado por sus compañeros, ya que el ataque mormón tiene muy buena calidad tanto en el medio terrestre como en el aéreo. Una de las claves para la defensa ute será ganar la batalla de las trincheras, aprovechando que los dos OT titulares de BYU son nuevos, el papel de los DEs Mika Tafua y el freshman Xavier Carlton, se antoja decisivo.

 

BYU – @BYUfootball

La reciente renovación de su HC Kalani Sitake, hace justicia a la encomiable labor que está realizando en la universidad desde su llegada, donde es un auténtico emblema para todos, transmitiendo la alegría que le caracteriza. Sería una auténtica bendición si llegara acompañada de una victoria contra los Utes.

El ataque cougar se caracteriza por ser un ataque equilibrado, en el que el peligro por tierra vendrá, sobre todo, de la mano de Tyler Allgeier, que ya la semana pasada frente a Arizona consiguió 94 yardas y 1 TD. Mientras, el peligro aéreo vendrá al cargo del imponente WR Neil Pau’u, que la pasada semana consiguió 8 recepciones para 126 yardas y 2 TDs, también se espera el estreno del WR Puka Nacua, transfer 4 estrellas procedente de la universidad de Washington, que se perdió el primer partido por lesión.  Las dudas vienen en el puesto de QB, ya que Jaren Hall tiene la difícil papeleta de sustituir al QB estrella de los últimos años, Zach Wilson, y que tendrá una presión extra por todo lo que conlleva. Además, la pérdida de varios miembros de la OL del año pasado, hace que se tenga que perder cierto tiempo para que se ajusten los jugadores nuevos, por lo que puede ser aprovechado por el rival.

 

Jaren Hall, difícil papeleta. / sltrib.com

 

La defensa mormona estará comandada por dos líderes importantes, los LBs Keenan Pili (17 placajes, 1 para pérdida de yardas y 1 sack en el anterior partido) y Payton Wilgar (9 placajes, 2 para pérdida de yardas y 1 sack), que ya la semana pasada se vieron a gran nivel. Les puede pasar factura las pérdidas por lesión de 4 titulares en el anterior partido, el LB Ben Bywater, el S Chaz Ah You, y el CB Jakob Robinson, que dicen adiós a la temporada, y el DE freshman Tyler Batty, que también se perderá el enfrentamiento del próximo domingo, todas estas bajas harán que los Utes traten de aprovecharlo por todos los medios posibles.

 

¿Quién será el ganador de la Guerra Santa en el 2021? Os emplazamos a la madrugada del domingo en España, a través de las cámaras de la ESPN, para que podáis ser testigos del desenlace de tremenda guerra de rivalidad histórica.

 

 

 

TEXAS LONGHORNS at ARKANSAS RAZORBACKS

#HookEm 🤘🟠 Vs. #WooPigSooie 🐗

📅 12/09/21

⏳01:00 / 📺 ESPN PLAYER

🏟 RAZORBACK STADIUM, FAYETTEVILLE (ARKANSAS) 

 

El 29 de noviembre de 1894 tuvo lugar el nacimiento de esta histórica rivalidad entre Razorbacks y Longhorns, con una contundente victoria de Texas por 54-0. Desde entonces, los programas de Austin y Fayetteville se han visto las caras en 78 ocasiones, con un claro dominio de los tejanos por 56 triunfos y 22 derrotas. El último enfrentamiento aconteció el 29 de diciembre de 2014 y se saldó con un histórico triunfo de los Razorbacks por 31-7. La madrugada del sábado al domingo asistiremos, con las cámaras de ESPN como testigos directos, a una nueva edición de este apasionante duelo sureño. 

 

TEXAS – @TexasFootball

ILUSIÓN, con mayúsculas, es lo que siente el sufrido aficionado longhorn, tras visionar el partido pasado ante Louisiana. La llegada de Steve Sarkisian, tras el regusto amargo dejado en la pretérita era Tom Herman, ha generado un horizonte de expectativas en este gigantesco programa, que está ávido de reverdecer viejos laureles. Esta contratación, unida a la futura marcha -junto al enconado rival Oklahoma- del equipo a la Southeastern Conference, genera un porvenir apasionante para los de Austin. Bajo el liderazgo del ex offensive coordinator de Alabama, Texas espera y desea dejar atrás ese “oscuro” récord de 7-3 de la pasada temporada y presentarse como alternativa al dominio sooner en la Big 12 Conference.

El envite ante los Ragin’ Cajuns significó el despertar de un jovenzuelo, el freshman Hudson Card, que lejos de amilanarse, lució magnífico en el debut de su carrera universitaria. Card, bien apoyado en el corredor Bijan Robinson y el receptor Jordan Whittington, movió las cadenas de manera espectacular, obviando su previsible bisoñez, actuando como un auténtico veterano y dejando patente una sorprendente madurez sobre el emparrillado. Card logró completar 14 de 21 pases, alcanzando 224 yardas y 2 touchdowns, añadiendo una anotación más por tierra. La secundaria de Arkansas ejercerá de agente hostil contra Card, pues la pasada semana logró interceptar en dos ocasiones a Luke McCaffrey, QB de Rice, siendo ambos turnovers decisivos en el devenir del encuentro.  

 

Atención a Hudson Card… / longhornswire.usatoday.com

 

El juego de carrera longhorn lució sensacional, merced a ese estratosférico talento llamado Bijan Robinson. El corredor sophomore acumuló 20 carreras, logrando 103 yardas (con un promedio de 5’3 yardas por acarreo) y sumando 1 anotación. Lo complementaron a la perfección Keila Robinson y Roschon Johnson. Por aire, el indiscutible protagonista fue el wide receiver sophomore Jordan Whittington, que se lució con 7 recepciones para 113 yardas y 1 TD. La estrella Bijan Robinson también demostró su gran dominio de las manos, asegurando 4 recepciones para 73 yardas y 1 TD. 

Sarkisian tenía claro que el despertar tejano pasaba por devolver la fiereza y contundencia a su defensiva. Para ello, optó, entre la múltiple alternativa de candidatos, por Pete Kwiatkowski, antiguo preparador de Washington Huskies. La zaga ejerció un partido interesante ante la peligrosidad de Louisiana y las posibilidades infinitas ofensivas que otorgan los esquemas de Billy Napier. Los tres grandes ases del encuentro ante los Ragin’ Cajuns fueron los linebackers Demarvion Overshown (13 tackles totales, 0’5 sacks y 0’5 TFL), Luke Brockermeyer (10 tackles totales, 0’5 sacks y 1’5 TFLs) y Ovie Oghoufo (7 tackles totales, 1 sack y 1’5 TFLs). En la secundaria, deberán prestar especial atención a Treylon Burks, los CBs Josh Thompson y D’Shawn Jamison. Por último, será necesaria la ayuda, a la hora de frenar la carrera razorback, de los safeties BJ Foster y Brenden Schooler.  

 

ARKANSAS – @RazorbackFB

La llegada del coach Sam Pittman ha generado gran expectación entre la fanaticada razorback. A pesar de un récord 3-7, se vieron atisbos de mejora en Arkansas, que ejerció un dominio ofensivo espectacular -algo a lo que no estaban acostumbrados ni los más viejos del lugar-, unido a una agresividad defensiva, que constituye el pilar básico para la creación de una gran zaga. Arkansas promedió 25’7 puntos y casi 400 yardas por partido en 2020. Este debe ser el camino para devolver a Arkansas al lugar que históricamente le corresponde. 

Los Razorbacks inauguraron la incipiente temporada con una sufrida victoria 38-17, en el Razorback Stadium, ante una correosa Rice. A pesar de lo que dicta el marcador, el partido fue muy complejo para las huestes aleccionadas por Pittman, iniciándose el último cuarto con un empate a 17 en el marcador. La secundaria de Arkansas fue la clave en ese momento álgido, interceptando -de manera decisiva- en dos ocasiones a Luke McCaffrey y dejando el camino expedito para que el ataque cerrara el encuentro. El QB KJ Jefferson intentó hacer olvidar al -a veces, denostado Felipe Franks- y se mostró como un interesante dual threat. Sus evidentes problemas aéreos (solo completó 12 de 21 pases para 128 yardas, 1 TD y 1 interceptación) trató de suplirlos con una aptitud innata para correr (89 yardas, 2 anotaciones). El examen contra la correosa defensa longhorn será muy duro para KJ Jefferson. 

Trelon Smith fue el protagonista de un juego de carrera, que acumuló 245 yardas ante unos duros Owls. El junior fue responsable de 22 acarreos para 102 yardas y 1 TD. Se espera un apasionante duelo entre esa dupla terrestre Smith-Jefferson y el espectacular y poderoso cuerpo de linebackers de Texas. En el ataque por aire, la estrella razorback Treylon Burks estuvo con problemas físicos ante Rice, aunque pudo sumar 5 recepciones y 42 yardas. Contra Texas, se espera que Burks esté totalmente recuperado y sea la daga que martirice la secundaria rival. Su mejor compañero es el WR senior Tyson Morris, que acumuló 42 yardas y 1 TD frente a los Owls. 

 

Grant Morgan y Bumper Pool, bajas muy sensibles en la defensiva / arkansasrazorbacks.com

 

Coach Pittman sufrirá la baja, durante la primera mitad, de las dos piezas claves de su defensiva. Efectivamente, los linebackers Bumper Pool y Grant Morgan fueron expulsados por targeting frente a Rice y se perderían parte del encuentro ante los Longhorns. Dos bajas muy sensibles, pues ambos son los adalides defensivos del entramado urdido por el coordinador defensivo Barry Odom. Pool se lució ante Rice con 14 tackles totales y 1’5 TFLs. Ante estas bajas en los dos primeros cuartos, se espera que Zach Williams, Andrew Parker y Hayden Henry den un paso al frente y puedan minimizar las acometidas terrestres de Bijan Robinson. A pesar de los dos grandes turnovers, la secundaria de Arkansas permitió a Rice 227 yardas por aire. El safety Jalen Catalon y el nickelback Greg Brooks Jr. son las figuras determinantes de esta unidad.  

Ya sabéis que para poder ver los partidos a través de ESPN Player, os podéis suscribir AQUÍ

 

 

 

@CoollegeNation

@HugoManero1 – @LuisMa_80 – @EduVall82

#CoollegeNation – #BeTheCoolest

ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN ESPN 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *