El Fin de la Novela de Terrance Williams

El Fin de la Novela de Terrance Williams

Sporting News

¿Se acuerdan de Terrance Williams? El hombre que no sabía cuando salir del campo de juego para frenar el reloj, el que no sabía atrapar los pases sin usar el pecho. Pero también el que atrapó el pase de TD de Romo en el partido divisional de la temporada 2014 contra Detroit, y el que atrapó ese magnífico pase de TD que Romo le lanzó luego de escaparse de JJ Watt.

Como sea, ha llegado la hora de tomar una decisión acerca de Terrance Williams.

Antes que nada, hay que aclarar algo. Cuando los Cowboys adquirieron a Amari Cooper, necesitaban cortar a un jugador de los 53, y el elegido no fue Terrance Williams porque no estaba en el roster activo en ese momento. Estaba en IR, recuperándose de una operación en el pie. Esta situación lo protegió de ser cortado, pero parece que esto puede cambiar en esta off-season.

 

El principio del fin

Pero, ¿cuándo se volvió Terrance Williams un objetivo para ser cortado? Antes era un jugador más que decente y bastante regular. Bueno, tenemos que remontarnos a Marzo de 2018.

En The Star, Frisco, los Cowboys seguían lastimados por terminar la temporada 2017 con un récord 9-7. Especialmente por quedar eliminados de Playoffs en la Semana 16 en esa horrible derrota contra Seattle. Jerry Jones decidió renovar casi completamente el cuerpo de receptores, quedando Terrance Williams y Cole Beasley como los más importantes. Williams, siendo un jugador muy cumplidor, con un mínimo historial de lesiones, tenía el camino libre para demostrar que podía ser un WR1 a partir de ahora. Pero en vez de esto, se rompió el pie.

Unas semanas más tarde, en mayo, Williams se mostraba activo en las redes sociales, diciendo que iba a taparle la boca a todos los haters y a la gente que dudó de él. Se mostraba muy seguro de ser el receptor principal de los Cowboys de ahora en más.  Pero el 24 de mayo fue arrestado por conducir ebrio y por ebriedad en público.

Fuente: Fox 4 News.

Los Cowboys llevaron a cabo la remodelación de su cuerpo de receptores en el tiempo entre la lesión y el arresto de Williams. Cortaron al Pro-Bowler y All-Pro Dez Bryant, contrataron a Deonte Thompson y Allen Hurns en la agencia libre, y seleccionaron a Michael Gallup en la tercera ronda del Draft. Estas nuevas caras tenían grandes expectativas junto a Cole Beasley, haciendo que muchos se pregunten cuál iba a ser el rol de Williams. Luego de perderse gran parte de los OTAs, se suponía que Terrance iba a volver en buena forma para el training camp para así poder estar en la consideración de los coaches. Pero esto nunca pasó.

 

Suspensión y números

Inside The Star

Jerry Jones declaró que no creía que la NFL iría a suspender a Williams por su incidente en mayo, pero lo mismo dijo en 2017 sobre Zeke y ya sabemos como terminó eso. La cuestión es que Williams seguía enfrentando una posible suspensión. Esta suspensión finalmente terminó llegando en forma de 3 juegos, pero fue bastante inútil ya que se encontraba en IR. Esta suspensión le dio a los Cowboys la opción de cortar a Williams sin pagarle ni un céntimo de su dinero garantizado. Pero no lo hicieron ya que consideraron que cortar a un jugador que está en IR y sin pagarle nada, sería una actitud bastante fea.

Al no cortar a Terrance Williams (luego de su suspensión), los Cowboys no tuvieron otra opción mas que conservarlo por el resto de la temporada. ¿Por qué? Bueno, porque la dead money que hubiese dejado ($4.75M) hubiese sido más que el dinero gastado en su salario por el resto del año ($4.16M).

No importa desde que punto de vista veas la situación de Williams en 2018. Si temporada estuvo llena de nada y los Cowboys estuvieron forzados a conservarlo. A pesar de que el receptor tuvo que devolver $200.000 del bono que recibió, le pagaron millones de dólares por no hacer nada. Básicamente, cada una de sus 18 yardas por aire costaron $216.000 dólares.

Entonces, ¿qué sigue ahora?

Los Cowboys entonces tenían ahora dos opciones para deshacerse de Williams. La primera, cortarlo antes del que comience el mes de junio. En este caso los Cowboys tendrían $2.5M en dead money, y $2.25M en ganancias. La segunda opción, es cortarlo luego del primero de junio. Así el dead money solo sería de $1.25M y las ganancias de $3.5M. La segunda opción sonaba más conveniente, pero los Cowboys decidieron separarse de Williams en mediados de febrero.

Las chances de que Williams siguiera jugando en Dallas esta temporada eran nulas. Los Cowboys necesitan ese dinero para mantener en el equipo al resto de los jugadores. Dak va a tener un buen contrato, también Demarcus Lawrence y por supuesto en un futuro no muy lejano, Byron Jones y Ezekiel Elliott. Definitivamente darle $5.25M a un jugador cuya producción no es necesaria para nada, no era una opción.

 

Martín Cosso de @Argencowboys

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.