Draft recap de los Atlanta Falcons

Después de una larga espera, los Atlanta Falcons nominaron a su primer pick en el NFL Draft de 2020. Atendiendo a sus principales necesidades, los Falcons salen de un draft con nuevas piezas para complementar su proyecto. Asimismo, es importante analizar cada uno de los picks que han terminado recayendo en el equipo de Georgia. La versatilidad y la velocidad, son algunos de los aspectos que los Atlanta Falcons han dado prioridad a la hora de elegir sus nuevos jugadores en un draft diferente.

 

Ronda 1, pick 16: A.J. Terrell, CB, Clemson

Con su primer pick en el NFL Draft de 2020, los Atlanta Falcons seleccionaron a A.J. Terrell, cornerback de la Universidad de Clemson. Un pick que a muchos sorprendió en un primer momento dados los análisis que se hacían del jugador. Bajo un halo de incertidumbre tras su último partido disputado, A.J. Terrell entraba en este draft con un cartel de late first round pick en la cabeza. Aun así, los Atlanta Falcons decidieron adquirir al jugador a pesar del descontento posterior de la bancada Falcona.

Pero A.J. Terrell no es para nada un mal pick, de hecho, es para Atlanta un fit perfecto que da más pólvora a una secundaria joven y renovada. Se trata de un jugador potente, fuerte y constante, atributos que al máximo nivel premian mucho. Hay que tener en cuenta también, que a pesar de las perspectivas de algunos analistas, muchos equipos tenían a A.J. Terrell en sus Big Boards, como indica Dane Brugler, analista de la NFL para TheAthletic. No digo que sea un steal ni mucho menos, pero quién sabe, sus actos en el campo lo decidirán.

Algo que podemos esperar de A.J. según el mismo jugador es que está “preparado para competir”. Terrell es un press-corner que se mantiene siempre cerca de su receptor en todo momento. Una característica que complementa con una gran variedad de habilidades y que según CBS Sports, puede terminar de explotar gracias a un “alto potencial” de mejoría y un gran talento aún por descubrir. Por otro lado, tiene una muy buena longitud de brazos, un aspecto físico que no se puede entrenar y que le permite medirse contra cualquier receptor. Bajo mi punto de vista, A.J. Terrell podría dar más de una sorpresa.

 

Ronda 2, pick 47: Marlon Davidson, DT/DE, Auburn

En la segunda ronda del draft, los Atlanta Falcons decidieron draftear a Marlon Davidson, defensive end/tackle de la Universidad de Auburn. Al igual que en la primera ronda, Atlanta utilizó su pick en solventar necesidades posicionales, una tónica que vimos reflejada a lo largo de las elecciones de Quinn y Dimitroff. Por otro lado, la adquisición de Davidson cubre a la vez que aporta talento, las posiciones de defensive end y defensive tackle

Marlon es, muy probablemente, uno de los jugadores más versátiles en cuanto a su posición se refiere en este draft (no se acerca pero a la de Isaiah Simmons). En Auburn, Davidson ha jugado cómo end prácticamente toda su carrera, aún así, su capacidad de situarse en el interior de la línea defensiva lo hace un jugador para el sistema cambiante de Atlanta. Con la marcha de Vic Beasley, y la revocación del último año del contrato rookie de Takk McKinley, la posición de defensive end se ha vuelto una desesperada necesidad.

Marlon Davidson és, desde un punto de vista más personal, un jugador al que se le debería dar más importancia. Teniendo en cuenta que jugó junto a Derrick Brown, es entendible la falta de atención que puede haberse mostrado al jugador. Aun así, sus actuaciones en college fueron decisivas en muchos momentos y su talento es innegable. El hecho de juntarlo con Grady Jarrett podría hacer de esta defensa, una de las más fieras en lo que a desbaratar el juego de carrera se refiere. Su falta de explosividad lo compensan unas manos fuertes, y una actitud decidida a ganar y anteponerse ante todo.

 

Imagen extraída de la cuenta de twitter de Marlon Davidson

Ronda 3, pick 78: Matt Hennessy, C, Temple

En Atlanta corre el rumor de que los Falcons tienen al mejor center de la liga como titular. No sólo es un líder, Alex Mack es un gran compañero, evidencias que se reafirmaron tras sus declaraciones en ESPN sobre Hennessy y su carrera. Según el veterano capitán rojinegro, la presencia de Hennessy no le incomoda para nada, a pesar de que el plan de futuro pueda ser que Matt lo sustituya cómo center. Además, asegura que hará todo lo que pueda para enseñarle, y hace énfasis en que la posibilidad de poder entrenar y jugar le hace ser muy afortunado. 

Me remito a esa entrevista porque según el mismo Hennessy, su juego parte de lo que ha aprendido viendo jugar a Alex Mack. Un aspecto que puede decirnos mucho del tipo de jugador que es. El tape del jugador pero, no engaña, Hennessy tiene la habilidad y versatilidad para jugar de center y guard, un factor que podría darle minutos en su primera temporada en la liga. Sus capacidades encajan en el esquema ofensivo de Koeter, y tanto para Dimitroff como Quinn su incorporación ha sido todo un logro.

Según su head coach en la Universidad de Temple, Matt Hennessy es para él, “el mejor center del draft”. A pesar de la subjetividad que pueden llevar estas declaraciones, es evidente que el talento de Hennessy sigue en efervescencia. Un talento que sobresale sobre todo a la hora de hacer pulls, además de moverse por la línea ofensiva y acceder al segundo nivel con sus bloqueos. Junto a estas cualidades, se le suma una rapidez lateral que lo hace mortífero en los bloqueos, que compensa su falta de peso y envergadura. 

 

Ronda 4, pick 119: Mykal Walker, LB, Fresno State

El talento en la posición de linebacker en esta edición del NFL Draft, era mayúsculo. Situado entre las dos primeras rondas, algunos creíamos que el supuesto “reach” que se especulaba que podía hacer Atlanta sería por Isaiah Simmons. Pero al final no se hizo, y Atlanta esperó hasta la cuarta ronda para hacerse con los servicios de un linebacker. Mykal Walker fue el nombre del elegido para aportar profundidad a un cuerpo de linebackers falto de componentes. 

Sus cualidades las resume Chris Trapasso, de CBS Sports, con las siguientes palabras: “Mykal es un jugador explosivo off the ball que cuenta con capacidad y experiencia en el pass rush”. Además, esta explosividad le permite a Walker tener un rango más que respetable de lado a lado del campo. El mismo jugador se califica como alguien que lo sabe hacer todo, y que le pongan dónde le pongan, él encontrará una forma de ejecutar su juego.

Su selección le permite a Atlanta cubrir la marcha de De’vondre Campbell, además de añadir talento a la posición y dar descanso a otros jugadores. Mykal es por así decirlo, un jugador para todo, que puede ayudar en equipos especiales desde el minuto 1 y que dependiendo de cómo progrese, podría llegar a ser un outside linebacker respetado en la liga. Por parte del jugador, las ganas no faltan y asegura que va a trabajar duro y sin cesar.

 

Imagen extraída de cuenta de twitter de la Universidad de Temple

 

 

Ronda 4, pick 134: Jaylinn Hawkins, S, California

Los Falcons precisan profundidad en la posición de safety desde que Keanu Neal ha sufrido dos lesiones que lo han dejado fuera de los terrenos de juego dos años seguidos. Es por eso, que en Atlanta no se lo pensaron dos veces al draftear a un jugador como Jaylinn Hawkins, safety de la Universidad de California. Su adquisición aporta una profundidad a una posición que se encuentra en una situación crítica desde hace dos temporadas.

Hablemos de Jaylinn Hawkins pues. Con  el pick 134 de la cuarta ronda, los Atlanta Falcons seleccionaron a un jugador alto y fuerte para su posición. Lento y falto de habilidad para cubrir en zona, Hawkins tiene otro tipo de capacidades como para convertirse en un muy buen box safety. Con unos instintos innatos para atrapar balones y percibir el juego de pase, Jaylinn Hawkins es, sin lugar a dudas, un pick trascendental para complementar el cuerpo de db’s de los Atlanta Falcons.

Este jugador, según Chad Reuter, analista y investigador para la prensa de la NFL, tiene todas las papeletas para ser una pieza importante en los equipos especiales. No sólo eso, también puede tener un impacto inmediato en el equipo gracias a su potencia física. Lo más importante pero, y algo que remarca mucho otro analista como Trapasso, es que Hawkins es un playmaker, una cualidad de la que Atlanta no va ni mucho menos holgada.

 

Ronda 7, pick 228: Sterling Hofrichter, P, Syracuse

Como último pick de la edición del NFL Draft 2020, los Atlanta Falcons seleccionaron a Sterling Hofrichter, punter de la Universidad de Syracuse. Tras la marcha de Matt Bosher y la posterior salida de Irwin-Hill, los Atlanta Falcons precisaban de un jugador que pudiera darle competición a Ryan Allen. He ahí, la razón por la que Atlanta decidió hacerse con los servicios de un punter que tiene uno de las mejores chutes en todo el draft, en cuanto a elevación del balón se refiere.

Sterling Hofrichter es, sin lugar a dudas, un jugador que a pesar de no cubrir una posición de altísima necesidad en Atlanta, puede ayudar a la competición de la misma. Es verdad que Atlanta necesita de otro tipo de talento, y nunca se sabe si en la séptima ronda, se puede encontrar un diamante en bruto que está aún por pulir. 

También cabe decir que los Falcons podrían haber elegido a alguien que solventara la urgencia de profundidad en otras posiciones. A pesar de todo, la importancia de mantener una posición como la de punter activa y atenta a cambios, puede generar competición y aportar las mejores versiones tanto de Ryan Allen como de Sterling Hofrichter.

 

Un pequeño resumen

El draft de los Atlanta Falcons no ha sido ni el mejor ni el peor. A pesar de que los rumores no se vieran realizados, el draft de Atlanta no ha decepcionado. Ni Quinn ni Dimitroff han querido arriesgarse a realizar un pick que terminará siendo un bust, sobre todo sabiendo que ambos se encuentran in the hot seats. Una decisión entendible, pero que a muchos aficionados ha decepcionado, teniendo en cuenta la situación del equipo y las grandes expectativas que la prensa del entorno NFL había dado a un posible trade-up.

Una cosa es clara y parece que tanto analistas como aficionados se encuentran de acuerdo en este aspecto: los Atlanta Falcons han salido mejor parados del draft que cuando entraron. El pick de Terrell está levantando los ánimos de los más escépticos, después de haber visto algún que otro partido. Marlon Davidson ha tenido una gran acogida gracias a su particular carácter y sus ganas de hacer de “bully” a los linieros ofensivos rivales. 

Matt Hennessy parece ser el sucesor de un legendario Alex Mack que a sus 35 años, ya empieza a plantearse un discurso que finalice con un “Mamba Out”. Tanto Maykal Walker como Jaylin Hawkins son jugadores que aportan rotaciones a sus debidas posiciones, y que pueden tener un impacto inmediato en los equipos especiales. Por último pero no menos importante, Sterling Hofrichter aportará competición a una posición que la precisa. 

Ahora tan sólo nos falta saber con certeza cuándo podremos disfrutar del football al que tanto amamos. 

 

Por Santi Dommel Méndez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *