Draft efectivo para los Cardinals

Los Arizona Cardinals afrontaban un draft en el que debían cubrir ciertas necesidades, tras una agencia libre con escasos movimientos. Finalizado este draft 2022 podemos ver como la mayoría de ellas si han sido cubiertas.

Era necesario un WR que diese profundidad a la posición y mas armas a Kyler Murray. Bien, este refuerzo llegó vía trade con los Baltimore Ravens con el intercambio del número 23 de primera ronda por el receptor Marquise Brown y el pick 100 de tercera ronda.

Hollywood Brown tiene 3 años como profesional en la liga y procede de la universidad de Oklahoma, donde compartió vestuario con su amigo Kyler Murray. Brown viene de una temporada con de 91 recepciones, mas de 1.000 yardas y 6 TDs. Ya se vio en la universidad la gran conexión de Murray con Brown y será un arma en profundo con un rol similar al de Christian Kirk, es decir le veremos bastante en el slot.

 

Kyler Murray con el nuevo receptor Marquise Brown / oudaily.com

 

Ha habido discrepancia en las opiniones sobre este traspaso, ya que para muchos fue una mala decisión de los Cardinals. Parecía bastante probable que el equipo de Arizona escogiese un WR con su primera selección. En un momento dado se produjo una fiebre por los mejores receptores de la clase y Steve Keim al ver esto decidió que era buena opción apostar por un jugador que ya está en la liga. ¿Dieron mucho por este jugador? Solo el tiempo lo dirá según el rendimiento del propio Brown como de ese pick 100. Es innegable que la situación con Murray y su buena relación con el receptor han tenido peso en esta decisión y, por supuesto, la reciente sanción del receptor estrella DeAndre Hopkins para las primeras 6 semanas por consumo de sustancias no permitidas.

En segunda ronda podíamos prever que la franquicia del desierto buscase un Edge, un CB o algo de trincheras, pero se encontraron la oportunidad de escoger al mejor TE de la clase y no lo dejaron escapar. Trey McBride, de Colorado State es un jugador que ha demostrado tener muy buenas manos y será una arma mas para el ataque de Cardinals y Kyler Murray. Se suma a un cuerpo de TE formado por la estrella Zach Ertz y Maxx Williams, que parece no estar al 100%. Esto también abre la posibilidad a empezar a utilizar formaciones mas pesadas y dar mas opciones al ataque, sobre todo las primeras semanas sin Hopkins.

 

Ver las imágenes de origen
Trey McBride, segunda elección de los Cardinals / denverpost.com

 

En tercera ronda tuvimos dos selecciones. La primera fue la de Cameron Thomas, DE de San Diego State un jugador que físicamente puede parecerse a JJ Watt y por ello parecería que puede ser utilizado por el interior de la línea en la defensa 3-4 de Vance Joseph pero parece que el DC prefiere pensar en el como OLB y el propio jugador asegura sentirse mas cómodo en esa posición. Es un jugador muy poderoso físicamente, que además hace perfecto el arco desde fuera. Ha tenido una temporada muy productiva con 12 sacks y parece preparado para sumar desde el primer día.

Con el pick 100, traspasado por Ravens, elegimos otro OLB, Myjai Sanders de la universidad de Cincinnati. Este jugador si que parece necesitar un mayor desarrollo que Thomas. Un jugador de gran velocidad pero que solo pesa 112 kg, que cierto que puede ser gran virtud pero en la NFL con ciertos OT puede hacer que se vea fácilmente superado. Bastante potencial que tendrá que ser bien desarrollado.

Para las siguientes elecciones nos fuimos a sexta ronda con las elecciones de Keaontay Ingram, RB de Shoutern California y Lecitus Smith, OL de Virginia Tech. El primero es un RB que competirá de con Benjamin y Ward por el puesto de RB2. Por su físico pared preparado para jugar en zona, pero parte con desventaja frente a sus dos competidores por el puesto tras James Conner.

 

Keaontay Ingram / ocregister.com

 

Por otra parte Smith es un G que muestra cualidades tanto en defensa de pase como de carrera y por tanto puede ser desarrollado para ser un titular estable en la liga, aunque en inicio parece un poco verde.

Tres elecciones serían en tercera ronda con Christian Matthew, CB de Valdosta State. Jugador de una universidad menor que será difícil si quiera que haga roster, pues si bien es cierto que es una posición que necesita refuerzo, también es cierto que se reforzará en lo que queda de agencia libre. Jesse Luketa es un LB de Penn State que puede jugar tanto por dentro como por fuera y buena capacidad para placar y parar la carrera, aunque en inicio parece que lo veremos principalmente en equipos especiales.

Por último Marquise Hayes es un G de físico abrumador que cae hasta séptima ronda. Gran capacidad para el juego de carrera y jugador que bien desarrollado será un titular fijo en la NFL.

En definitiva ha sido un draft en el que los Cardinals sacan a Hollywood Brown, Trey McBride y Cameron Thomas para sumar desde el primer día mientras en rondas mas tardías tiene jugadores con potencial físico como Hayes. Buen draft que ha ataja algunas necesidades, veremos como funciona todo en septiembre.

 

Zona Árida

¡No os olvidéis de escuchar también su podcast!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.